Skip to main content
Publicidad
Toukiden Kiwami

Toukiden: Kiwami

review_game
| |

Toukiden vuelve con una expansión que amplía la experiencia original y también prueba suerte en el mundo de las consolas sobremesas. Ya disponible para PS Vita y PS4.

 

Hace algo más de un año nos llegó a Europa uno de los proyectos más interesantes de la compañía Omega Force: Toukiden The Age of Demons. Se trataba de un juego que iba un paso más allá respecto a lo que nos tiene acostumbrada la compañía de los musous (Dynasty Warriors a la cabeza) y su propuesta contaba con elementos algo más profundos. A caballo entre el beat’em up masivo, el juego caza monstruos Monster Hunter y algo de Action RPG de toda la vida, Toukiden se convirtió en uno de esos juegos que encajan en el perfil de títulos que ha ido recibiendo PS Vita. Con contenido suficiente para entretener durante muchísimas horas y un sistema de combate y de progreso pensado para ir más allá de la caza indiscriminada de bestias. Ahora llega Kiwami, una revisión de ese Toukiden que expande el mundo con varias novedades a tener en cuenta.

 

Lo primero que destaca de este Toukiden: Kiwami es que es un título que no solo llega a PS Vita sino que también se publica en Playstation 4, por lo que la saga también se estrena en la nueva generación de consolas. En su momento ya analizamos la versión original del juego, texto que os recomendamos si queréis profundizar en la propuesta Toukiden ya que aquí nos centraremos algo más en las novedades y cómo funciona esta nueva versión. En todo caso, el título estas son algunas pinceladas de lo que nos espera con este juego de acción: Estamos en medio del Japón Feudal en un contexto en el que los hombres tienen que enfrentarse a los demonios, conocidos como Oni en este juego. Algunos de los héroes del título llegan a una aldea donde quieren saber si pueden contar con un nuevo efectivo más a la refriega, nosotros. Se adentran en nuestros sueños y nos hacen combatir con un demonio.

 

Toukiden Kiwami (PS4) Captura de pantalla

 

Esto, que funciona como tutorial, permite ver por donde van los tiros. Contamos con una distribución de controles clásica mediante el cual atacaremos a los enemigos con un par de acciones, un tercer botón de ataque especial y un movimiento evasivo. El sistema de combate está alejado de ser un machacabotones tipo musou, entre otras cosas porque tendremos una barra de energía que se consume con nuestros movimientos y, por lo tanto, será importante tenerla controlada. Junto a ella y nuestras habilidades también destaca la presencia de las mitamas, una especie de almas de guerreros que han caído en combate y que nos permiten modificar nuestro estilo de combate. Podremos ganar velocidad, envenenar a enemigos, hacer que ciertos ataque sean más efectivos… depende de lo que nos equipemos.

 

Aquí entra una de las grandes novedades del juego: en el título original había unas 200 mitamas, mientras que en esta expansión se sube el número hasta las 300. Esto y la gestión de cierto equipamiento -como si fuera un RPG al uso- nos permitirán avanzar como personaje. Las mitamas son una de las grandes virtudes del juego: hay una decena de tipos distintas (ataque, defensa, velocidad, curación, suerte, apoyo…), definen como vamos a luchar y se pueden subir de niveles para conseguir nuevos boosts (hay más niveles para subir en esta revisión). De diez niveles se pasa a 12 y una vez superados, tendremos potenciadores variados (más nivel de velocidad, de ataque, etc.

 

Toukiden Kiwami (PS4) Captura de pantalla

 

Pero donde también tendremos que estar pendientes es en nuestras armas, que cambian radicalmente el funcionamiento del juego. No es lo mismo la espada clásica del Toukiden original que las tres nuevas armas que se han añadido al juego y que llegan junto a tres nuevos personajes (Soma, Reki y Horo). Entre las tres armas de estreno destaca seguramente el Rifle, de grandes dimensiones y que cambia y mucho la jugabilidad de las demás. Este rifle nos permite marcar enemigos y dispararlos con diversos tipos de munición que tienen sus propias propiedades en rango, daño y otras características. Con un botón disparamos, con otro cargamos la munición que deseemos y el ataque especial es devastador cuando hay varios enemigos delante de nosotros. Eso sí, es verdad que es un arma que nos dará algún contratiempo con el sistema de apuntado y de marcar enemigos, que muchas veces nos despistará por cambios inesperados. 

 

Club es una especie de maza alargada de bastante peso y movimientos lentos pero muy poderosa cuando impacta a los enemigos. Su ataque principal se puede cargar y hacer estragos con facilidad. Por último, Nagitana es muy versátil por sus ataques a corta y media distancia y tiene como ataque especial una gran velocidad de impactos. Esta mezcla de bastón y espada es seguramente la más equilibrada de las tres armas nuevas disponibles. Naturalmente se suman a las que ya conocíamos (espada, dagas, Kusarigama, lanzas) del título original.

 

Toukiden Kiwami (PS4) Captura de pantalla

 

Este elenco de armas y objetos para progresar sirven para enfrentarse a una buena cantidad de Oni que tienen varios patrones distintos. Lo más destacado de los combates, además de ver algunos patrones distintos a medida que avanzamos, son los Oni gigantes que funcionan como jefes. Estos tienen diversas partes del cuerpo vulnerables, y por lo tanto tenemos que atacarlos centrándonos en sus extremidades para poder tener éxito. Saber jugar con cabeza (nuestra energía haciendo movimientos es finita) y no pulsar a lo loco los botones de ataque son elementos clave para avanzar en un juego que sin ser un Hack and Slash nos da algunas combinaciones de ataque distintas entre cada arma.

 

Nuevas misiones, más horas de juego
El título se desarrolla desde un pueblo central en el que tendremos nuestra casa (podremos cambiar de armas, setups y equipamiento en general) y entrar en diversas misiones que están repartidas por capítulos. Toukiden no era un juego precisamente corto, y con las nuevas misiones (aparecen a partir del capítulo 8) que se han añadido el juego se nos va tranquilamente por encima de las 30 horas. Lo bueno de Kiwami, además, no es que se haya ampliado solo la experiencia con más misiones sino que también se han añadido nuevas modalidades de desafíos a las que ya conocíamos. Las misiones de emergencia son un buen ejemplo:  Aparecen cuando hablamos con Yu, la encargada de darnos nuevas tareas, y se trata de enfrentamientos de los que no tenemos ninguna referencia y acostumbran a ser de un nivel de dificultad superior al que estamos jugando en ese momento.

 

Toukiden Kiwami (PS4) Captura de pantalla

 

El otro tipo de misiones que se han añadido son las infinitas, que nos invitan a luchar sin cesar contra hordas de enemigos. Como más monstruos venzamos más opciones tendremos de conseguir elementos únicos como mitamas poco comunes, por ejemplo. Eso sí, no esperemos superarlas en algún momento porque no pararán de aparecer onis. La gracia está en ver hasta donde aguantamos contra ellos. En general, el título funciona bien aunque tiene algunos altibajos evidentes con batallas que pueden hacerse algo pesadas y muchos escenarios en los que echaremos en falta algo más de variedad de enemigos y de desafíos a superar. Destacar que lo mejor de Toukiden es tener amigos para jugar en línea (o ad-hoc) ya que se pueden juntar hasta cuatro slayers para cooperar ante grandes Oni. En todo caso, y tal y como ya explicamos en el review original, la IA de nuestros compañeros acostumbra a funcionar bien y veremos cómo hacen acciones coherentes con lo que sucede en pantalla. Aunque esto no quita que siga siendo mucho más divertido en cooperativo.

 

Apartado técnico
Toukiden era un juego que se veía bien en PS Vita y se sigue viendo realmente bien por la cantidad de elementos que hay en pantalla. Además, el diseño artístico marcadamente japonés nos dejará algunos monstruos muy originales. También funciona de manera correcta en lo que animaciones se refiere, pero es cierto que el juego es mejorable en Playstation 4, donde veremos unos acabados de personajes con menos detalle de lo que se podría tener y varios aspectos por debajo de lo esperado: texturas planas y a baja resolución, algunos efectos que pasan sin pena ni gloria. Sí, se ve algo más fluido y mejor en ciertos efectos como la iluminación, pero es una plataforma de nueva generación. Donde sí destaca el juego es en la banda sonora de Sakamoto, capaz de identificar perfectamente el tipo de mundo que se recrea en Toukiden y acertar con las melodías en casi todo lo que vemos en pantalla. Tradición y un aroma japonés clásico desde el primer momento y un gran ritmo en los momentos de acción.

 

Toukiden Kiwami (PS4) Captura de pantalla

Conclusión: 

Toukiden Kiwami coge la base de la entrega original y la expande de manera más que notable con nuevas armas, nuevas misiones y más mitamas que recolectar y potenciar. El resultado es el de un juego de acción con toques RPG repleto de contenido. Hay cambios, como algunas armas nuevas o las mitamas, que aportan elementos de interés. Otras, como cierto tipo de misiones o desafíos, simplemente es más de lo mismo. Pero lo que queda claro es que Omega Force apuesta fuerte con un título que mantiene virtudes y defectos de su predecesor: buen sistema de progresión y un divertido combate alejado de un machacabotones al uso. Por el contrario, el juego puede hacerse repetitivo por ciertos altibajos en varias misiones y repetición de enemigos y se disfruta mucho más en compañía que no en solitario, donde el tedio acaba haciendo acto de presencia a la larga.

Lo MejorLo Peor
Las novedades alargan una propuesta ya duradera de por sí
Algo repetitivo por ciertas fases y enemigos
Todo lo relacionado con la ampliación y mejora de las mitamas
En solitario la propuesta pierde enteros
El componente táctico del sistema de combate que propone
Totalmente en inglés
La banda sonora
En PS4, podría dar más de sí a nivel visual

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Acción en la que tenemos que acabar con enormes enemigos en compañía de una IA que funciona bien.Sistema de combate divertido y con un componente táctico que se amplía por las posibilidades de personalización y subida de niveles. A pesar de ser completo en este sentido, el juego se resiente por los altibajos de sus misiones, con la sensación de repetición excesiva en varias fases y desafíos, además de falta de variedad de enemigos en momentos puntuales. En solitario puede acabar haciéndose algo más pesado.

Gráficos

El juego luce especialmente bien en PS Vita, adaptándose a sus particularidades y mostrando con acierto enemigos de grandes dimensiones. Eso sí, aunque en PS4 se mejoran algunos detalles como la iluminación, se antoja insuficiente en PS4 a nivel de texturas y varios detalles que podrían tener mejor acabado en la consola de nueva generación.

Sonido

Era una maravilla en el Toukiden original y se mantiene en esos mismos niveles, capaz de transmitir desde el primer momento todo lo que evoca el Japón Feudal en el que nos encontramos o el ritmo y frenetismo necesario para machacar grandes demonios sin caer en las melodías muchas veces genéricas de otros juegos de Omega Force.

Multijugador

El título gana enteros en cooperativo, ya sea online o vía ad-hoc. Poder jugar con hasta cuatro amigos hace mucho más divertido acabar con demonios, ya que podremos coordinarnos y trazar tácticas según cada momento.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 19.95 € Comprar >
PAL/ES 30.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Omega Force
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
Lanzamiento: 
27/03/2015
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS4
También en:
PSV
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad