Skip to main content
Publicidad
This War of Mine: The Little Ones

This War of Mine: The Little Ones, Análisis

review_game
| |

Uno de los indies más celebrados de 2014 regresa a la actualidad con una versión mejorada para PlayStation 4 y Xbox One. Descubramos las novedades de This War of Mine: The Little Ones en nuestro análisis.

Disculpe las molestias

El contenido no se encuentra disponible en estos momentos

"En la guerra moderna morirás como un perro sin ningún motivo"

Ernest Hemingway

El panorama indie representa la ocasión perfecta para multitud de pequeños desarrolladores que tratan de lanzar su obra más allá de los intereses de las grandes productoras y de las tendencias pasajeras. Buena prueba de ello fue This War of Mine a finales de 2014 para compatibles ‒a mediados de 2015 llegaba también a smartphones y tablets‒, un valiente título obra de los polacos 11 Bit Studios que causó furor entre crítica y público y que trataba el género bélico desde un nuevo punto de vista, tan atrevido como esperanzador para la industria. Y es que dejamos atrás los supersoldados y los shooters más viscerales para sumergirnos de lleno en el drama de una guerra actual, un contexto que a pesar de su dureza y crueldad no nos resulta ajeno debido a numerosos conflictos armados ocurridos durante las últimas décadas. Ahora, con el lanzamiento de This War of Mine: The Little Ones para PlayStation 4 y Xbox One, tenemos la ocasión de volver a la tragedia diaria de unos supervivientes que tratan de salir adelante gracias a nuestro tesón e inteligencia, eso sí, con un nuevo condicionante que nos llevará al límite: la presencia de niños.

Fuck the war
Lo primero que debemos tener claro con This War of Mine es que no se trata de un título para todos los públicos; y no por la dureza y brutalidad de su planteamiento −que también−, sino por una propuesta de juego que atesora lo mejor de varios géneros para ofrecer una aventura realmente original aunque de desarrollo muy particular. Así, nos veremos envueltos por elementos sacados de títulos de gestión, sigilo, supervivencia, estrategia e incluso acción, aunque este último punto de una forma tímida aunque bien ajustada. Con todo, la nuevo de los creadores de la saga Anomaly logra transmitir emociones de una forma mucho más directa que la mayoría de títulos, a la vez que aprovecha la oportunidad para abrir los ojos a los usuarios sobre las verdaderas víctimas de la guerra y las atrocidades que provoca sobre la población. Una atrevida apuesta que logra atraparnos si nos dejamos implicar por sus protagonistas, sus acciones y sus consecuencias.

This War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantalla

   This War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantallaThis War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantalla

Y es que This War of Mine va sobre civiles, aquellos que tienen que arriesgar todo por vivir un día más y proteger a los suyos; y si el título original ya resultaba especialmente despiadado, ahora debemos sumar la presencia de menores a una terrible ecuación marcada por el hambre, la violencia y la incertidumbre. Así, llegarán a nuestro refugio solos o acompañados de adultos, pidiendo ayuda y protección. Será nuestra decisión acogerlos y actuar de la forma más adecuada para asegurar su bienestar y protegerlos de la barbarie fuera de la efímera protección de nuestras paredes. En este sentido, The Little Ones podría parecer un Director's Cut de la obra original, con ciertos añadidos que enriquecen la experiencia; así, su desarrollo se mantiene intacto, con un ciclo día/noche que marcará el ritmo de juego y nos permitirá diseñar las mejores estrategias para que nuestro grupo de supervivientes siga con vida.

Durante el día podremos realizar una larga lista de tareas asociadas con la seguridad y el bienestar de nuestros sufridos civiles, gestionando los diferentes recursos a nuestra disposición, asegurando puntos comprometidos del edificio, creando herramientas, armas, comida o hasta un buen puñado de muebles y y cachivaches para que los habitantes del refugio recuperen fuerzas, tales como sillas, camas, estufas, radios y un largo etcétera. Para ello necesitaremos todo tipo de materia prima como madera, ladrillos, piezas de metal... En un primer momento puede que el número de opciones nos abrume, pero una vez tengamos bien asumidas las mecánicas, nos moveremos con bastante soltura entre menús. Eso sí, las horas pasan y debemos anticiparnos para tener todo a punto antes del anochecer, punto en el que el título cambia por completo.

This War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantalla

Será entonces cuando podamos abandonar nuestra guarida y caminar entre las sombras fuera del alcance de francotiradores y otros peligros potenciales. Aunque antes de salir al exterior tendremos que planificar la noche, decidiendo qué persona se juega la vida en una ciudad en plena guerra y las tareas del resto en su maltrecho hogar, como vigilar o dormir, entre otras. Todos nuestros supervivientes pasarán por diferentes estados de salud, lo que afectará a su rendimiento y movilidad; pueden estar enfermos, cansados, heridos, hambrientos, deprimidos... Y cada decisión tendrá una importancia capital, puesto que los errores se pagan caros en This War of Mine, con la muerte definitiva de cualquier componente de nuestro grupo, ya sea a manos de asaltantes o por enfermedad.

No debemos pasar por alto las diferentes fortalezas y debilidades de cada personaje, plasmadas todas ellas en una completa hoja biográfica que podremos desplegar en cualquier momento y que se irá actualizando con cada nuevo acontecimiento, ya sea por nuestras acciones o por las de terceros. Además, es muy recomendable tener presente las capacidades físicas o el tamaño de la mochila de cada personaje antes de salir al desamparo nocturno. Con toda esta información tendremos que planificar el día a día y tomar duras decisiones durante nuestras andanzas en el exterior, esenciales para nuestro grupo de supervivientes, puesto que podremos recoger suministros, comida, materiales, medicamentos, armas y otros objetos de interés; incluso en The Little Ones podremos recoger juguetes, fundamentales para un mejor estado de ánimo de los pequeños a nuestro cargo. Pero como decimos, una vez cae la noche, el juego cambia de forma radical, convirtiéndose en un título de infiltración y supervivencia en roda regla.

This War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantalla

Con la caída del sol tendremos que planificar nuestra ruta y escoger una localización de entre un buen número de lugares que se irán abriendo en el mapa de nuestra malograda ciudad. Una vez nos encontremos en una casa ajena, un edificio o un supermercado, entre otros, tendremos que movernos con sigilo, haciendo el mínimo ruido, ya sea para abrir puertas, tumbar barricadas o buscar entre los escombros. La típica vista lateral completa de nuestro refugio dará paso a estancias más oscuras en las que no aparecerán sus ocupantes, pero en cambio sí veremos indicios de su presencia mediante sus ruidos y voces. Para asegurarnos, siempre podremos mirar a través de las cerraduras para así tener una visión más clara de lo que nos espera al otro lado de la puerta gracias a un efecto muy conseguido, por cierto.

Será en este momento cuando entren en juego las decisiones morales que This War of Mine nos plantea de forma implacable a cada momento. ¿Nos enfrentaremos a los desconocidos para robar sus pertenencias? ¿O trataremos de entablar una relación formal para intercambiar enseres u otros objetos? Pocos títulos logran ponernos tan al límite, tomando decisiones en pocos segundos y provocando situaciones ciertamente terribles, más aún con la presencia de los citados menores. La libertad es total y será sólo nuestra decisión tomar un camino u otro, apelando a la ética del jugador para hacer de cada partida una experiencia única y totalmente diferente de la anterior.

This War of Mine: The Little Ones (PS4) Captura de pantalla

La versión que nos ocupa, en este caso para PlayStation 4, incorpora todas las novedades y actualizaciones que ha ido recibiendo la versión de PC durante 2015, como los ansiados textos localizados a nuestro idioma, el editor de escenarios y personajes ‒con el que ajustar un sinfín de parámetros para crear una aventura a medida‒, la citada presencia de los niños ‒que tienen un gran peso narrativo‒ y un nuevo esquema de control convenientemente adaptado al pad, aunque con algunas consideraciones. La sensación de control está bastante conseguida, teniendo en cuenta el elevado número de menús e iconos contextuales mostrados en pantalla; podemos cambiar entre personajes de una forma rápida gracias a los gatillos y movernos con algo menos de soltura con el joystick. Y es que algunas acciones pecan de poco precisas y nos pueden poner en aprietos en los momentos más álgidos, como en el momento de desplazarnos entre diferentes pisos por las escaleras. Por lo demás, mantiene el nivel en todos y cada uno de sus aspectos, incluido el atractivo y personal estilo gráfico que tan bien le sienta a su cruda ambientación, basado en el uso del carboncillo, técnica que le imprime gran carácter y le acerca todavía más a la peor de nuestras pesadillas.

Conclusión: 

This War of Mine: The Little Ones aborda el terror de la guerra desde un punto de vista crudo y realista, provocando en el jugador sensaciones que pocos títulos logran transmitir de una forma tan directa. A pesar de que al principio puede resultar algo duro ‒tanto por su planteamiento como por su temática‒, pronto nos sentiremos como parte de una obra interactiva que a nadie dejará indiferente. Eso sí, con cada una de las nuevas campañas que iniciemos se perderá algo de fuerza al desvanecerse el factor sorpresa, además de unas mecánicas que pronto mostrarán su faceta más reiterativa. Más allá de algún que otro contratiempo en la precisión de los controles vía pad, The Little Ones tiene mucho que ofrecer, más aún con la presencia de los niños que, más allá de parecer un simple extra, dota al conjunto de más fuerza si cabe, con un punch narrativo que nos dejará con el corazón en un puño en no pocas ocasiones. Un ejemplo más que demuestra que la industria del videojuego está más cerca del arte que de un simple pasatiempo. This War of Mine: The Little Ones llega a PlayStation 4 y Xbox One el próximo 29 de enero a un precio de 24,95 euros, tanto en formato físico como digital; una buena oportunidad para poner a prueba lo que nos define como humanos.

Lo MejorLo Peor
Apuesta madura, arriesgada y necesaria en la industria
Con el tiempo puede resultar algo reiterativo
Logra despertar emociones en los jugadores
Mínimas imprecisiones en el control de personajes
Magnífica ambientación y puesta en escena
Pierde el impacto del lanzamiento original
Versión con más contenido y el añadido de los niños

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

La base jugable se mantiene intacta y añade una serie de contenidos que han ido apareciendo con el tiempo en PC, además de la presencia de los niños que potencia su vertiente narrativa, ya de por sí más que notable. Sólo alguna que otra imprecisión a los mandos y unas mecánicas que pueden hacerse repetitivas con el tiempo empañan ligeramente una obra que todo jugador debería probar.

Gráficos

Estilo artístico muy personal basado en el carboncillo, técnica que acerca al título a su brutal contexto. Simplemente genial.

Sonido

A pesar de que su apartado sonoro puede pasar más desapercibido por la ausencia de voces, logra que el jugador se sumerja por completo en la obra, con melodías minimalistas pero muy cuidadas.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,2
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
11 Bit Studios
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
Lanzamiento: 
29/01/2016
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
XBO
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad