Skip to main content
Publicidad
Tales of Zestiria

Análisis de Tales of Zestiria

review_game
| |

20 años cumple la saga de videojuegos de Bandai Namco con un título repleto de novedades en su base jugable. Disponible desde este viernes en Playstation 4, Playstation 3 y PC.

La saga Tales of cumple 20 años y Bandai Namco lo ha querido celebrar por todo lo alto con una entrega especial: Tales of Zestiria. Especial porque apuesta por algunas novedades de peso y porque se le nota que ofrece algo que no es una entrega más dentro de la saga. El título salió hace ya algunos meses en Japón y llega por fin a nuestro territorio con una clara línea continuista en la base pero con suficientes cambios para ser atractivo tanto a los amantes de la saga en particular como a los que les gusta el género JRPG en general. Esta es la historia de Sorey, un chico que tiene que rescatar el mundo en el que vive.

El protagonista de esta nueva aventura se llama Sorey, habitante de la ciudad de Elysia que curiosamente está plagada de serafines, una especie de espíritus invisibles para los humanos pero no para el protagonista, que es capaz de comunicarse con ellos. Durante las primeras horas de juego iremos viendo por donde se mueve el argumento: Sorey descubrirá tras conocer a una misteriosa chica que tiene el objetivo de convertirse en el Pastor, un héroe que debe traer la paz al reino en el que viven. Los enemigos están representados por los infernales, que van expandiéndose por el mundo a mayor velocidad.

Tales of Zestiria (PC) Captura de pantalla

Uno de los problemas evidentes en el juego es que el argumento no cuenta con demasiadas sorpresas. Sin ánimo de querer entrar en spoilers, lo cierto es que tanto los personajes como la aventura que protagonizan no se salen de la línea marcada en ningún momento. El equipo que conformamos está repleto de estereotipos reconocibles desde el primer momento y cualquier giro argumental es esperable a poco que tengamos cierto bagaje en juegos de este género. Solo la presencia de un protagonista cambiante y que evoluciona desde las primeras horas hasta el final (sin grandes sorpresas en su transformación, pero sí algo con interés) destaca entre una plantilla que tiene buenos momentos, pero que no tiene un perfil de personaje que te marque para siempre una vez terminada la aventura.

Acción y libertad
Una de las novedades más interesantes del juego tiene que ver con un sistema de combate que se va modulando y mejorando a medida que avanzamos en la historia. El título usa una modificación del Linear Motion Battle System que permite disfrutar de enfrentamientos dinámicos en tiempo real mientras vamos dando órdenes a nuestro personaje, indicamos qué queremos que hagan nuestros compañeros y controlamos que todos estén trabajando al unísono. A los clásicos ataques cuerpo a cuerpo, combinaciones varias de acciones y a las magias de toda la vida se unen las Artes marca de la casa en la saga y las nuevas Místicas, que hacen ataques impresionantes ideales para los enemigos más duros. Todos nuestros movimientos pasan por una barra de energía que tenemos que saber gestionar para evitar ser vulnerables en defensa o saber cuándo recargarla sin realizar acciones en combate.

Tales of Zestiria (PC) Captura de pantalla

En el combate destacamos la libertad de movimiento de nuestro personaje, algo que va relacionado también con la libertad en general que se ha querido dotar al juego como veremos más adelante. Eso sí, es cierto que a veces el caos se apodera de la pantalla y cuesta seguir ciertas batallas algo multitudinarias con efectos especiales por doquier. Tales of Zestiria, en todo caso, gana enteros por este sistema de lucha ágil que ofrece múltiples variantes y posibilidades según las elecciones y la manera que tengamos de afrontar batallas y usar a nuestros personajes: Los serafines se asocian a elementos concretos, éstos se pueden fusionar con los humanos para conseguir nuevas características y, en definitiva, hay muchas opciones más allá del combate en sí que lo hacen de lo más atractivo del juego.

La libertad de movimiento en combate va relacionada también con el nuevo plano en el que se libran los combates: allá donde impactamos con un enemigo es donde lucharemos con él, sin pasar a una zona nueva como pasaba con otras entregas de la serie y con muchos otros JRPG. Esto hace que las transiciones sean más agradables y coherentes en un mundo que también crece en posibilidades: Nuestro avance a lo largo del juego será a través de escenarios de mundo abierto.

Tales of Zestiria (PC) Captura de pantalla

La sensación de libertad para poder explorar y movernos por donde nos plazca se agradece, además de aportar más horas de juego por la cantidad de caminos a recorrer a través del universo del juego, pero lo cierto es que también nos queda la duda sobre si esto que se ha implementado realmente cambia la manera de entender los Tales of anteriores o simplemente es algo más estético que presenta situaciones y enemigos de manera distinta. Seguramente la respuesta va a caballo de ambas posiciones, y es que la jugabilidad y el desarrollo cambian pero tampoco estamos ante una revolución, algo que se debe principalmente a la sensación de vacío que ofrece la gran cantidad de localizaciones que visitaremos. 

Tanto a nivel de tareas por realizar como a nivel visual, con muchos espacios desérticos, el paso al frente es importante pero todavía tiene que trabajarse más en el futuro. Eso sí, se agradece que más allá de la trama principal contemos con misiones secundarias que tienen cierto interés (también hay otros extras más de corte coleccionista) y que se desarrollan y se conocen detalles de las mismas sidequests cuando hablamos con nuestros compañeros, algo que las integra mejor en el universo en sí.

Tales of Zestiria (PC) Captura de pantalla

El diseño de las mazmorras cambia la sensación agridulce del mundo abierto. También se aplica la máxima de no hacerlo lineal y de ofrecer situaciones que varían según cada momento, y esto se agradece. Tendremos pequeños puzles por solventar, enemigos duros a los que enfrentarnos y la necesidad de pensar nuestros movimientos para no acabar perdidos (sobre todo avanzada la primera mitad del juego) sin saber muy bien qué hacer. No es difícil perderse en ellas teniendo en cuenta que muchas veces nuestra posición y la de nuestro objetivo no serán evidentes en el mapa. En total nos iremos por encima de las 60 horas a poco que trasteemos alguna secundaria y avancemos hasta el final en la historia principal.

Apartado técnico
Tales of Zestiria funciona a 1080p y 30 frames por segundo en Playstation 4. En PC se anunció que sorportaría hasta 4K de resolución y en PS3 no hemos podido analizar la propuesta concreta, pero mantiene el tipo sin llegar a los 1080p según información oficial. El problema del juego es que se queda muy corto para consola Next Gen y compatible. Lo mejor es el diseño de personajes, sobre todo algunos de los enemigos que nos iremos encontrando, y el estilo tan Tales of que desprende en pantalla. A ello se le suman secuencias de vídeo bien realizadas. Pero el resto es altamente mejorable. Escenarios demasiado vacíos, algunas texturas planas y muy mejorables y la sensación constante de que no se hizo pensando en las máquinas más potentes. El combate es fluido aunque no llegue a los 60fps de Tales of Symphonia (Gamecube) por citar un ejemplo y que sería totalmente posible con el motor del juego.

Tales of Zestiria (PC) Captura de pantalla

La banda sonora, por su parte, mantiene un nivel muy alto con algunas melodías que pasan a ser de las mejores de la franquicia y un nivel general destacado, en el que todas saben acompañar perfectamente aunque unas sean brillantes y otras, simplemente correctas. Los efectos especiales acompañan sin demasiadas florituras y podemos escoger las voces en inglés o japonés, mientras que los textos en pantalla están totalmente traducidos al castellano. Destacar como último detalle que parece ser que el juego no permite capturar con la función Share de Playstation 4, según esgrimen en la compañía, por un tema de licencias.

Conclusión: 

Tales of Zestiria mantiene señas de identidad de la saga que cumple 20 años pero también sabe añadir novedades interesantes tanto para esta entrega como para el futuro de la franquicia. El juego brilla por su sistema de combate repleto de posibilidades, combinaciones y la agilidad y dinamismo de las batallas -algo caóticas a veces- y por un diseño de mazmorras acertado que nos atrapará de manera más exigente a cada paso que avanzamos. Todo bien acompañado por una banda sonora de primera, de las mejores de la saga, y otros detalles no tan menores como un sistema de misiones secundarias más atractivo que en anteriores entregas. Pero no todo lo nuevo es bueno y hay margen de mejora. Ni la aventura ni los protagonistas saben escapar de estereotipos y tópicos, y la novedad del mundo abierto no acaba de funcionar por la sensación de vacío que tenemos a medida que pasan las horas. Además, el juego está por debajo de lo exigible en PS4 y PC a nivel visual, aunque a nivel artístico mantenga el tipo.

Lo MejorLo Peor
El sistema de combate de principio a fin: decenas de posibilidades, opciones y variantes y con un desarrollo dinámico de las batallas
Excesiva sensación de vacío debido al sistema de mundo abierto
El diseño de las mazmorras brilla a medida que avanzamos
Ni argumento ni personajes destacan en exceso
La ejecución y desarrollo de las sidequests
A nivel técnico da para mucho más en PS4 y PC
Una Banda Sonora maravillosa

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Sistema de combate repleto de posibilidades. Cuerpo a cuerpo, magias clásicas, Artes y nuevas variantes, fusiones entre personajes, combos, particularidades únicas de los Serafines... mucho donde personalizar y profundizar. El diseño de mazmorras y de sidequests es lo mejor de un juego que no tiene sorpresas en el argumento, los personajes no son los más carismáticos del mundo y que pierde enteros debido a un sistema de mundo abierto que no acaba de estar bien integrado.

Gráficos

El estilo artístico es marca de la casa y el juego va a 1080p y 30fps en PS4, pero tanto en la consola de Sony como en PC se debe exigir mucho más. Escenarios vacíos, texturas planas y la sensación que se hizo pensando en PS3 más que en otra cosa. Destacan las escenas de vídeo.

Sonido

La banda sonora tiene un gran nivel medio y algunas de las melodías son ya de las mejores de la saga. Tanto las voces en inglés como en japonés también tienen un gran acabado, mientras que los efectos especiales acompañan de manera correcta sin grandes florituras.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,2
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 33.20 € Comprar >
PAL/ES 39.99 € Comprar >
PAL/ES 40.90 € Comprar >
PAL/ES 25.09 € Comprar >
Desarrolla: 
Namco Tales Studio
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
16/10/2015
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
PC PS3
+16Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad