Skip to main content
Publicidad
Star Ocean: Integrity and Faithlessness

Análisis de Star Ocean 5

review_game
| |

Analizamos la última obra del legendario tri-Ace, en un juego que regresa a los orígenes del éxito del estudio.

Star Ocean ha tenido una especie de crisis de identidad constante, condicionada en buena parte por la larga sombra de Star Ocean: The Second Story, que la mayoría de aficionados sitúan como el cénit de la serie -en una era, la de Playstation, que fue uno de los momentos más dulces para tri-Ace-. El primer juego era un prodigio técnico concentrado en un cartucho masivo de Super Famicom que impresionó en la prolífica última etapa de la consola, con excelentes gráficos y una gran banda sonora.

Con la segunda parte en Playstation llegaría un título de una escala completamente diferente, más épico, más masivo, más ambicioso, con un sistema de crafting muy interesante y un combate más sofisticado. A partir de ahí, la serie se desarrolló en diferentes direcciones, incluyendo el anime y algunos remakes posteriores para PSP, con una tercera parte en PS2 y una cuarta en Xbox 360 primero y luego en PS3 que para muchos fue el funeral de la saga -aunque se puede discutir largo y tendido sobre si las críticas están exageradas-.

Star Ocean: Integrity and Faithlessness (PS3) Captura de pantalla

Pero el final definitivo ha sido postergado, al menos una entrega más, con esta quinta parte en la que un equipo reducido de veteranos del estudio se ha propuesto “volver a los orígenes” y recuperar el espíritu de la saga. La tercera y la cuarta parte habían ido engordando los fundamentos de la saga y buscando cierta epicidad y potencia en los giros argumentales, mientras iban añadiendo sistemas, opciones y longitud a los juegos, a veces de forma innecesaria. Y siempre luchando contra permanentes problemas con las historias y los diálogos, un elemento que nunca ha brillado especialmente en la saga y que en el mejor de los casos ha sido bueno, mientras que en el peor de los casos ha sido directamente desastroso, nivel “el JRPG ha muerto por esto”.

Ni el JRPG ha muerto nunca, ni mucho menos lo ha hecho por una muñeca diciendo “‘kay” hasta nuestras pesadillas, pero había ganas de ver si Star Ocean podía de verdad volver a los orígenes y recuperar alguna parte de esa masa de jugadores que ha ido perdiendo con el tiempo. La respuesta a la segunda pregunta es complicada de contestar ahora mismo (aunque las ventas japonesas no son espectaculares precisamente). La respuesta a la primera es un sí, aunque matizando un poco dónde están los orígenes. Lejos de ser un regreso a The Second Story, que para la mayoría de occidentales aficionados al JRPG fue su primer Star Ocean, Integrity and Faithlessness nos lleva a los inicios de verdad, a ese Star Ocean de Super Famicom.

Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness (PS3) Captura de pantalla

Resulta chocante lo que se parecen ambos juegos, desde los personajes a la escala de la aventura. Hay un esfuerzo obvios en alejarse de algunos de los elementos que han caracterizado a los dos anteriores juegos, especialmente en elementos narrativos: apenas hay escenas cinemáticas, las conversaciones suelen ser cortas y al grano y en general la historia es ligera. Al igual que el primer título, es un juego de historia sencilla (demasiado a veces), completamente alejada de grandilocuencias y con un alcance modesto y limitado en cuanto a escala, muy diferente al de otros títulos de la serie. Incluso los personajes tienen paralelismos con la joya de las 16 bits (y no, no hay ningún personaje “raro” ni molesto en esta ocasión, ni siquiera la bruja Fiore más allá de su particular estilismo).

Sobre la historia no hay mucho que decir, bastante plana en general, facilona, carente de sorpresas o de profundidad. Los personajes son agradables, pero los villanos son horribles caricaturas de opereta y el resultado final no es exactamente satisfactorio. Deja mucho sin explicar y no nos permite profundizar demasiado en el mundo en el que estamos. Un mundo por cierto muy limitado, con fases amplias conectadas por túneles y en donde estaremos constantemente dando vueltas por los mismos sitios ya que la escala es pequeña. Eso sí, es una experiencia muy concentrada que se puede completar tranquilamente en unas 30 horas, sin apenas farmeo y con algunos elementos opcionales más difíciles si se quieren abordar.

Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness (PS3) Captura de pantalla

En combate, nos ofrece un sistema en tiempo real con un grupo de hasta 7 personajes, pudiendo alternar entre ellos en cualquier momento. Uno de los elementos principales para la configuración del grupo es el de los roles, que nos permite desbloquear y mejorar diferentes funcionamientos que determinan bonus, y a veces permiten abrir accesos a nuevos roles, de forma que se hace entretenido gestionar todo el grupo para adaptarlo a nuestra estrategia favorita.

La entrada al combate desde el mapa es muy fluida, cuando tocamos a un enemigos enseguida encontramos los comandos de opciones y nos ponemos en marcha, sin interrupción. Usando un sistema que resulta rápido y divertido, aunque un tanto limitado en cuanto a opciones y desde luego no tan interesante como el de Star Ocean 3. Tiende a lo simplista y es entretenido, con diferentes grados de implicación dependiendo del tipo de jugador que seas. En general, cunde más encontrar los roles adecuados para nuestro grupo y luego elegir un personaje que nos guste su estilo para centrarnos en él, ya que el caos de todos en acción la es considerable. La dificultad en el modo normal está bastante bien ajustada, ofreciendo un reto con algunos picos considerables que nos mantendrá atentos e interesados sin desesperarnos. Si queremos sacarle más jugo, podemos encontrar un modo Nuevo Juego y dos niveles de dificultad adicionales, uno más difícil pero asequible y otro ciertamente complicado.

Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness (PS3) Captura de pantalla

Una consideración particular de Star Ocean 5 es lo obsesionado que está en parecerse a un JRPG de antaño. Por ejemplo, hablando antes de los modos de dificultad, no es posible acceder a Universe y Chaos -como se llaman los modos de dificultad superiores- sin haber pasado antes por Galaxy, que es el modo normal-. Universe, que es el tercer modo, podría ser perfectamente un modo con el que jugar nuestra primera partida si no tenemos intención de pasarlo múltiples veces para obtener trofeos, pero no podremos hacerlo, una decisión de diseño vieja que no tiene cabida hoy en día. Pero hay más: puntos de guardado específicos, a veces bastante lejanos entre si; escenas interactivas que no se pueden saltar y un diseño en general que nos recuerda al JRPG de antaño. No es un defecto ni mucho menos, pero puede resultar molesto para cierta clase de jugadores que están menos acostumbrados. Hablando de molestias, el título está con textos en inglés, un aviso para aquellos que no dominan el idioma de Shakespeare.

Visualmente es un título bastante discreto aunque estable, como corresponde a la versión PS4 de un juego obviamente pensado para PS3. No hay nada gráficamente que destaque, ni en lo técnico ni en cuanto a estilo, resultando bastante anodino. La música por otro lado es fantástica, y una nueva prueba de que Motoi Sakuraba está más inspirado cuando trabaja en “su” Star Ocean.

Star Ocean 5: Integrity and Faithlessness (PS3) Captura de pantalla

Conclusión: 

Star Ocean 5 es un JRPG de vieja escuela con todas las letras, y por lo tanto solo apto para aquellos curtidos en las particularidades del género. Está destilado y concentrado a imagen y semejanza del primer Star Ocean, un título con el que comparte mucho y en el que sin duda está inspirado. No tiene ninguno de los problemas que pudo tener Star Ocean 4, pero tampoco consigue destacar en nada particularmente, resultando en un título sólido pero que no levanta pasiones. Es un buen juego para pasarse 30 horas entretenido, siempre y cuando no esperes una historia maravillosa o unos personajes que te atrapen y sólo quieras una buena aventura, con una gran banda sonora y un sistema de combate atractivo.

Lo MejorLo Peor
Combate rápido, fluido y divertido
Gráficos mediocres
El plantel de personajes es bastante agradable
Villanos de opereta que no se pueden tomar en serio
Buen nivel de dificultad en normal, con algunos puntos para hacernos sudar
No debería ser necesario pasarlo en normal para acceder a modos más difíciles
El sistema de roles en combate es divertido y mantiene nuestro interés en el desarrollo
Demasiado backtracking en un entorno limitado
Maravillosa banda sonora de Sakuraba
Algo más de profundidad en el trasfondo del mundo, personajes y escenarios no hubiera estado de más

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

El combate es divertido, rápido y fluido y nos mantendrá bastante entretenidos durante las decenas de horas de aventura. Hubiera sido deseable que se hubiera podido acceder a todos los modos de dificultad disponibles desde el principio, ya que no es muy rejugable.

Gráficos

Bastante mediocre, incluso para un título que tiene su base en PS3. Es bastante estable, pero la relativa poca variedad de escenarios, simpleza de texturas y falta de un estilo visual menos genérico le confieren una mala impresión de partida.

Sonido

Algunos pueden argumentar que Sakuraba siempre suena parecido en Star Ocean, pero siempre consigue nuevos matices y melodías, creando composiciones que si bien tienen un fuerte sabor personal, siguen siendo fantásticas y originales. Sin duda, este espacio es donde el compositor se encuentra más inspirado.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 33.01 € Comprar >
PAL/ES 50.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Tri-Ace
Género: 
Acción, Rol
Lanzamiento: 
01/07/2016
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS4
También en:
PS3
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad