Skip to main content
Publicidad
Ratchet & Clank

Análisis de Ratchet and Clank

review_game
| |

 

Reimaginar uno de los iconos de Playstation 2 con varias novedades pero manteniendo la esencia jugable intacta. Así es el reboot de Ratchet and Clank, un juego que sabe aportar algo que no se estila ya en la actual generación de consolas.

Ratchet and Clank es uno de los iconos de la era Playstation 2. Personajes creados por Insomniac que se han ligado de siempre a las plataformas de Sony y que compartían con Jak and Daxter ese concepto de ‘mascota’ tan de los años noventa en otras plataformas y que en la primera Playstation heredó Crash Bandicoot, personaje caído en el olvido en estos últimos tiempos. Con motivo de la película basada en las aventuras de Ratchet, la compañía desarrolladora (conocidos también por juegos como Spyro, Resistance o Sunset Overdrive) decidió reimaginar como sería la primera parte de esta mítica franquicia adaptada a Playstation 4. Y el resultado es más que convincente. Se le llame remake, reboot o como se quiera. 

La propuesta de Insomniac es ofrecer lo mismo que vimos en el juego de Playstation 2 (2002) pero construyéndolo desde cero. Esto significa que no estamos ante un remaster al que se le han subido las texturas a alta resolución sino que el proyecto se basa en una tecnología nueva aprovechando el potencial de Playstation 4. Muchas de las localizaciones, la mayoría vaya, nos serán familiares porque tienen el mismo diseño y acabado que en el juego original, aunque es cierto que se han añadido nuevos planetas, nuevos enemigos, más mecánicas y algún que otro jefe final inédito.  Suficientes cambios para disfrutarlo aunque hubiéramos jugado hace poco a él (o a su remaster HD) pero manteniendo la base ya conocida y sin llegar a ser, en el fondo, un juego totalmente nuevo.

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

Reimaginar Ratchet and Clank para PS4

Este “re-imagined” Ratchet and Clank muestra su propuesta desde un primer momento.  Vemos como un peligroso prisionero sale de su celda para hablar con el gran capitán Qwark, y éste le explica los acontecimientos que se han dado recientemente. Qwark se usa como narrador de la trama de Ratchet and Clank, la que vimos en Playstation 2. De hecho, el inicio del juego en sí también difiere. A nivel jugable controlaremos a Ratchet para intentar pasar las pruebas y ser Ranger, cosa que le niegan por su historial. A continuación controlaremos –no es una cinemática- a Clank mientras intenta escapar de la fábrica de robots y se va con una nave hasta el planeta de su ya inseparable compañero. Al final, a nivel argumental todo encaja como conocíamos, pero con un desarrollo algo diferente al conocido. 

Ratchet and Clank es un juego que mezcla acción, muchísima acción, con plataformas, algunos puzles y ciertas fases de propuestas cambiantes. El objetivo principal es viajar a través de varios planetas mientras cumplimos con los objetivos –algunos secundarios- que hay en cada uno de ellos. A medida que avanzamos en los planetas se abren nuevos y tenemos más opciones para decidir hacia donde nos dirigimos. Aunque es una aventura con un desarrollo eminentemente lineal, es cierto que en varias ocasiones podremos decidir si vamos a un punto o a otro, pero siempre con un cuello de botella que nos obliga a terminar lo que tenemos antes de avanzar (por ejemplo, conseguir un artilugio para poder abrir una puerta que nos dé acceso al contenido de dicho planeta).

Cada planeta cuenta con un mapa con varios caminos –muchos solo se pueden utilizar cuando conseguimos ciertos objetos- con objetivos marcados a los que tenemos que llegar. Salvar a un personaje, acabar con ciertos enemigos, vencer un jefe final o recolectar X objetos son algunas de las propuestas más habituales. Para hacerlo contamos con un control que se adapta perfectamente a nuestras necesidades. Un botón de ataque cuerpo a cuerpo con una llave, otro de salto, un botón de apuntado que permite fijar y disparar con precisión, otro para cambiar rápidamente de arma y un último para usos habituales, como un rayo que permite colgarse de ciertos puntos y balancearnos. 

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

Armas y artilugios de Ratchet y Clank 

El juego de Insomniac basa su triunfo en dos elementos que brillan con luz propia. Por un lado, las armas y artilugios que tenemos a nuestra disposición. Algo que se hereda del buen hacer de la franquicia pero que sigue siendo digno de destacar en este reboot. Empezamos con algunas básicas como las granadas de fusión o el cañón de protones, pero a medida que vamos ganando dinero podemos comprar y potenciar las armas de muchas maneras. Y el festival pirotécnico que tendremos a nuestra disposición engancha de mala manera al juego, con muchas posibilidades que se abren mientras vamos avanzando. 

Piromátic nos permite quemar vivos con un lanzallamas a los enemigos, el lanzadepredadores es una bola que va emitiendo impactos en un radio de acción ideal para bloquear monstruos, sr. Zukon es como un dron pero más molón que dispara a diestro y siniestro  y el pixelador funciona como una escopeta de corta-media distancia que pixela los enemigos mientras se los carga rápidamente. No faltan lanzacohetes, varios tipos de granadas o una especie de francotirador entre otros. Pero lo mejor no es la variedad de armas y los usos que podemos darle a cada momento –solo debemos tener munición- sino en la combinación de todos ellos. 

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

Llegamos a un sitio con enemigos rasos que vienen a molestar, dos torretas a lo lejos y tres robots en el aire. Lanzamos el lanzadepredadores para eliminar a los bichos a ras de suelo, con el zoom de una de nuestras armas despellejamos a las torretas y con el piromátic apuntamos a los enemigos voladores para que queden marcados y las granadas de fuego van automáticamente hacia ellos. Podemos usar armas para cubrirnos las espaldas mientras freímos enemigos con una torreta, podemos bloquear un jefe final mientras limpiamos una zona… se puede hacer de todo. Y sobre todo, es divertidísimo combinar armas, guardar las más potentes para los enemigos más duros, etc. 

El otro gran acierto del juego son los enemigos. Los hay de muchos tipos pero sobre todo hay muchos. No es raro meterse en refriegas donde perderemos el sentido de lo que sucede a base de explosiones y enemigos que nos atacan por todos los flancos posibles. En este sentido, el juego es exigente y si nos quedamos vendidos sin munición o no nos cubrimos bien, moriremos (no hay vida regenerándose sino que hay que buscarla). Por desgracia, hay un elemento que le resta exigencia al juego: los checkpoints. Acostumbran a ser constantes y muy cerca de nuestra muerte, algo que hace que morir no sea ningún drama porque no hay mucho que repetir (casi nunca tiraremos demasiado atrás la verdad). Lo más duro será con jefes finales, que si nos matan debemos volver a empezar. Estos son de grandes tamaños, variados patrones y apoyados por elementos del escenario y pequeños esbirros que complican la vida más de la cuenta. 

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

Todo esto se desarrolla combinando algunas mecánicas que funcionan más o menos bien dependiendo de cada cual. Por ejemplo, tenemos zonas de plataformas no demasiado exigentes y por norma lineales que nos obligan, eso sí, a calcular bien nuestros brincos. También tenemos algunos pequeños puzles que solventar, pero son bastante discretos en términos generales. Rara vez se nos exigirá más que hacer una mecánica evidente para seguir avanzando (quitar agua de un sitio para ponerlo en la siguiente toma, coger un robot que da energía y moverlo al siguiente punto para que abra otra puerta). Es de lo menos inspirado con el juego junto a algunas fases como son las zonas en las que vamos sobre raíles (lentas y sin reto alguno) o las batallas aéreas con nave, que tampoco son demasiado ágiles ni desafiantes. 

A cambio hay otras propuestas que funcionan bien. Muchos de los planetas tienen caminos alternativos para encontrar nuevas armas o secretos, algo que aporta rejugabilidad (a veces volveremos cuando tengamos el artilugio necesario) y toques de exploración. Cuando jugamos con Clank en solitario también se desenvuelven más que bien esas fases. Son de tipo puzle, usando robots para darnos impulso, crear caminos que no existen, generar energía para abrir dispositivos, etc. Es cierto que no son puzles exigentes pero sí que el elenco de habilidades disponible y su combinación hacen que sean fases satisfactorias de realizar. 

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

El sistema para conseguir ciertos objetos para potenciar armas, comprar de nuevas y desbloquear algunos extras (con tarjetas y packs de las mismas con imágenes y algunos secretos más) hacen que no desistamos en romperlo todo, explorar cada rincón y dar alguna vuelta de más por los escenarios. Como no son excesivamente grandes y muchos tramos van ligados a los objetivos principales, no se hace pesado y aporta algo más de contenido para un juego que se va sobre las diez horas dejándonos varias tareas por completar y descubrir.

Ratchet, como en una película de animación 

A nivel audiovisual este Ratchet and Clank entra por los ojos con un gran acabado a todos niveles. Mantiene el toque colorido y desenfadado del juego original, pero todo en Playstation 4 luce mejor. Los modelados de los personajes, los originales diseños de los enemigos y escenarios que rebosan detalles por los cuatro costados. A esto se añade también un sinfín de escenas cinemáticas espectaculares que nos hacen sentir en una película de animación y que saben hacer una transición correcta al juego in-game. No es perfecto, y eso queda claro en algunos detalles como ciertas animaciones mejorables –también algunos impactos y reacciones- y el hecho de que no se hayan alcanzado los 60 frames por segundo (va a 30). La sensación es que a veces no todo encaja de manera correcta en la relación de los personajes con los escenarios, aunque son detalles menores en un conjunto más bien sólido. También hay algunas expresiones faciales y reacciones que podrían estar más pulidas en el contexto en el que las vemos.

Ratchet & Clank (PS4) Captura de pantalla

A nivel sonoro, producto cuidado con una banda sonora que acompaña perfectamente con temas orquestados que intentan emular, con éxito, como si estuviéramos dentro de la Guerra de las Galaxias pero con el universo Ratchet and Clank, voces dobladas al castellano con diálogos repletos de humor y una buena cantidad de efectos especiales que acompañan perfectamente.

Conclusión: 

¿Reboot o remake? La única verdad, semántica a un lado, es que Ratchet and Clank es capaz de ofrecer, con la base del juego de 2002, una propuesta jugable que aporta algo diferente a lo que estamos acostumbrados en pleno 2016. Sigue siendo un título con muchísima acción, frenético y divertido, pero en el que encontramos también exploración, plataformas, puzles y un elenco de armas ejemplar en variedad y originalidad. Un tipo de aventura perfectamente vigente hoy en día a la que se le han añadido algunas localizaciones, enemigos y extras que gustarán -empezando por la narrativa misma- a los fans de la franquicia. Con un acabado audiovisual sorprendente desde el primer momento y un ritmo de juego muy elevado, Ratchet and Clank justifica (mucho más que otros retornos en forma de remaster) el proyecto gracias a su acabado y lavado de cara. No es homogéneo y varias de las mecánicas que propone están por debajo del nivel esperado, pero en términos generales Insomniac ha sabido actualizar un clásico para que sea, y se sienta, actual.

Lo MejorLo Peor
La gran variedad de armas, originales y devastadoras
Chekpoints constantes que facilitan nuestro avance y despenalizan la muerte
Acción sin descanso con muchísimos enemigos por delante
Varias mecánicas jugables son mucho menos inspiradas (batallas aéreas, los raíles, algunos puzles...)
Ciertas batallas con jefes finales
Algún que otro problema técnico
Las mecánicas en fases de Clank
La banda sonora

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Jugabilidad marca de la casa con un control más preciso y mejorado, heredero de las últimas entregas de la saga. Tiene nuevos mundos, jefes y algún que otro extra como una narrativa de los acontecimientos distinta (y acertada). Mucha acción, armas brutales y otros elementos en forma de plataformas, puzles, carreras... en unas 12 horas se puede exprimir casi al 100%.

Gráficos

El juego luce especialmente bien y se nota que se ha rehecho de cero tanto en modelados como texturas e iluminación. Tiene cinemáticas espectaculares. Va a 30 frames por segundo y cuenta con algunos errores técnicos en ciertas expresiones faciales, algunas animaciones que no encajan en los escenarios y otros detalles menores.

Sonido

La banda sonora es magistral. Le da un toque de batalla intergaláctica a lo Star Wars pero con un Lombax y un robot de hojalata de protagonistas que encaja perfectamente. Voces al castellano con un buen nivel general.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,3
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 26.90 € Comprar >
PAL/ES 28.49 € Comprar >
PAL/ES 26.90 € Comprar >
PAL/ES 29.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Insomniac Games
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
20/04/2016
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
+7Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad