Skip to main content
Publicidad
PES 2016

PES 2016, Análisis

review_game
| |

PES 2016 es la confirmación que la franquicia, tras una generación de decepciones, está en buenas manos y en el buen camino. Fútbol, diversión y espectáculo se dan de la mano en una alternativa seria dentro del género del balompié.

La saga PES ya puede mirar al futuro. La entrega del año pasado confirmó que Konami había conseguido enderezar el rumbo de la franquicia. Lejos quedan los tiempos en los que se recuerda el reinado de PES 3, 5 o 6, pero el título de 2015 era un buen juego de fútbol. Seguramente no se le pedía más que eso. Con el camino marcado, PES 2016 no es nada más que la confirmación de que la industria de los videojuegos ha recuperado una de sus sagas insignia en el género deportivo. Sigue habiendo margen de mejora, pero el salto es importante. El juego que nos ocupa no es solo el mejor PES desde la sexta entrega, sino que es además una alternativa real para aquellos que estén desencantados de los juegos de fútbol, para aquellos que se sintieran huérfanos de un “Pro” a la altura o para los que quieran cambiar de aires tras años en FIFA. Mejora en muchos frentes todo lo bueno de PES 2015, y eso significa que la saga está aquí para quedarse.

Es algo que ya pudimos ver antes del verano en un First Look que nos dejó muy buenas sensaciones. PES 2016 daba un paso al frente. Cogía la base del año pasado y tocaba y pulía muchos de los elementos que todavía chirriaban por una fórmula que desde 2007 no había conseguido dar con la tecla. La pasada generación fue una travesía en el desierto para la franquicia de Konami, que no supo adaptarse a las nuevas máquinas y vio como tras años de picar piedra, su gran contrincante le pasaba la mano por delante. PES 2013 era seguramente lo máximo que el PES Team podía hacer con la base que tenían. Y llegó el gran cambio. La entrega de 2014 llegó justa a la fecha de salida y con muchos elementos por pulir. Pero la idea, el concepto, era el del cambio. Un cambio que vimos en PES 2015. Un cambio que se culmina con PES 2016, la base a partir de la cual tocará buscar la excelencia. 

PES 2016 (PS4) Captura de pantalla

La jugabilidad manda

PES siempre ha sabido triunfar o fracasar a través de la jugabilidad. Sin poder competir en modalidades de juego o en licencias con FIFA, era lo que transmitían los partidos de fútbol el motivo principal para que a la gente le diera absolutamente igual jugar con North London o Man Blue. Porque lo que se respiraba sobre el terreno de juego era fútbol... Y la gente quiere jugar a fútbol a través de sus mandos. Esto es lo que transmite PES 2016 desde un primer momento. La sensación de disfrutar del deporte rey en nuestro país. Y lo hace con mejoras evidentes que dejan atrás una lista de contratiempos conocidos por todos.  

La base de los controles es conocida por todos. Botones de pase, centro, disparo, pase al espacio, correr, control de pases-disparos manuales absoluto y posibilidad de hacer varios regates con la combinación de sticks analógicos. En defensa, una fórmula sencilla y efectiva. Entrada fuerte, marcaje al hombre pulsando un botón y entrada normal pulsándolo dos veces. Pero todo esto son solo las acciones, y lo importante es ver como se ejecutan para saber si funcionan o no sobre el terreno de juego. Y todo funciona de manera dinámica. 

PES 2016 saldrá a la venta el 17 de septiembre Captura de pantalla

Fútbol de contacto
La fluidez es uno de los puntos clave para comprender el éxito de este título respecto a sus predecesores. Todo fluye de manera realista durante los partidos. Se han añadido decenas y decenas de animaciones que hacen que por fin podamos decir adiós a movimientos robóticos, a pases de puntera poco convincentes y a ciertos movimientos del torso de los jugadores que no acababan de ser coherentes con el movimiento de piernas. Los jugadores se mueven de manera armónica sobre el terreno de juego y su relación con el balón es verosímil. El tempo de juego es el mejor que tenemos actualmente en el mercado, con movimientos y una circulación de balón realista que se asemeja al fútbol que vemos por la televisión. 

En eso tiene mucho que ver la física del balón, que como es habitual en la saga circula de manera realista. Según la altura del césped -se puede escoger- lo veremos reaccionar de una u otra manera. En general, tanto la conducción de los jugadores como los pases a ras de suelo y los centros y pases largos convencen y se entienden perfectamente con la acción y reacción de los jugadores. Pero es precisamente en las novedades e interacción entre jugadores sobre el terreno de juego donde se encajan todas las piezas. La mejora evidente en refriefas entre atacantes y defensas, en saltos a por el balón, en poner el cuerpo para seguir avanzando o en entradas a ras de suelo hacen que el título sea especialmente potente en este sentido. 

Es una auténtica gozada ver como avanzamos con Neymar, hacemos un pequeño quiebro hacia un lado y cuando nos entra un defensa, el delantero brasileño hace un pequeño saltito mientras pone su brazo para intentar apartar al defensa y proseguir con su avance. Pasa lo mismo con los duelos divididos. Ver saltar a Piqué y Ronaldo a por un balón, que los hombros choquen y ambos se medio caigan mientras el esférico pasa por alto demuestra el buen trabajo en este sentido. Es en el contacto entre jugadores, algo que está muy presente en la vida real, donde realmente vemos el gran avance del juego. La presencia de defensas cercando a jugadores con el balón, o como van al corte para presionar al receptor del mismo, es constante. El contacto está en todas las facetas del juego. Carreras por banda intentando zafarse del lateral, jugadores trastabillados cuando se emborrachan de balón entre dos o tres rivales, disparos forzados que salen desviados… Se dan tantas situaciones vistas en la vida real que la famosa aleatoriedad de situaciones gana. Hay jugadores que salen mejor de estos momentos, otros que pierden los duelos, otros que quedan nulos con el balón dividido. Fútbol en el que pocas resoluciones están predefinidas. Sentir que no sabemos si llegaremos a ese balón es lo que da emoción a cada situación de juego. 

Pases y defensas

Como dicen los entrenadores a sus jugadores, que corra el balón y no el jugador. Con esta premisa es importante destacar las bondades -y algunos contratiempos- del sistema de pases y disparos del juego. Por un lado tenemos una circulación de balón convincente por pases realistas que responderán perfectamente a la potencia que le demos con nuestro botón. Además, se ha perdido precisión y automatismos en los pases, de tal manera que si queremos enviar el balón a un jugador que tenemos a nuestras espaldas, si intentamos hacerlo de primeras acabaremos mandando el esférico al contrincante. Esto juega un papel importante porque obliga al jugador a controlar, colocarse bien y hacer el pase con garantías, lo que tiene implicaciones directas en el ritmo de partido. 

PES 2016 saldrá a la venta el 17 de septiembre Captura de pantalla

Por otro lado, el sistema de pases en profundidad tiene dos vertientes. Por un lado el pase por alto, que no es tan eficaz ni letal como antaño. Eso se debe a que las defensas saben corregir muy bien estos pases por alto. En un primer momento parece que el delantero tenga ventaja, pero son muchas las veces que vemos como el defensa recupera terreno, pone el cuerp y estorba lo suficiente o llega con ventaja para despejar de cabeza.  Por otro lado, el pase en profundidad a ras de suelo es más letal. 

En la Master League nos pasan estadísticas mensuales sobre nuestra manera de jugar. Y allí nos dimos cuenta que el pase raso que usábamos tenía un porcentaje de éxito elevado (70%). Es cierto que eso se da más con la CPU que con humanos, donde las acciones defensivas que tenemos son suficientes para cubrirlo con garantías. Tanto este sistema de pase en profundidad y los pases manuales -uno de los grandes aciertos de la saga moderna- pueden permitir que lleguemos con velocidad arriba, sobre todo cuando montamos contragolpes que probablemente estén algo más presentes que en PES 2015 en esta entrega. Lo mejor, en todo caso, es la sensación de libertad absoluta: sentir que podemos mandar el balón donde queramos, ya sea al pie o al espacio, solo con práctica y calculando bien la potencia. 

PES 2016 (PS4) Captura de pantalla

Disparar y definir
PES 2016 es un juego muy divertido. Todo fluye perfectamente en el campo y eso se nota en partidos entretenidos donde tenemos una gran cantidad de posibilidades a través de nuestros mandos. Pero es un juego en el que es algo más sencillo hacer goles por varios motivos. El primero atañe a los disparos. Por un lado tenemos un sistema de golpeo de balón convincente la mayor parte de veces. Todo lo que son disparos a media distancia o línea de 3/4 salen con virulencia y no son sencillos de conseguir superar al portero. Pero eso cambia en ciertas zonas del campo. La frontal del área, lo que sería la franja que ocupa la media luna del área grande, es demasiado letal. Desde allí los disparos salen a una gran velocidad y acaban en gol muchas veces. Sucede lo mismo si pisamos área y disparamos con potencia. Efectividad que se ve multiplicada con el disparo de calidad (R2), demasiado efectivo porque ajusta el balón a uno de los palos donde el portero no llega. Es cierto que conseguir posición de disparo franca en esta zona (tanto con un tipo de disparo como con otro) es complicado, pero cuando se tiene y no hay obstrucción de defensas el peligro es latente. 

No entran todos los disparos de calidad, pero si que todos son demasiado peligrosos. Goles ajustados, palos, porteros que dejan muerto el balón dentro del área. Seguramente no tienen el equilibrio deseado,  y dentro del área se nota porque cuando encaramos un portero, usar el tiro calidad es garantía de gol. En general, estos elementos hacen que sea sencillo batir a los porteros, que tienen una respuesta mucho más óptima en disparos lejanos y en jugadas a bocajarro. Destacar que se han mejorado las animaciones y resoluciones dentro del área, dejando ya como cosa del pasado esos remates de puntera y disparos poco ortodoxos que veíamos cada dos por tres en entregas anteriores. 

Los porteros
Y entramos en materia de guardametas, que es seguramente lo menos convincente del juego. PES 2016 se encuentra en un caso similar -no tan grave en todo caso- al de FIFA 15, con porteros que no dan seguridad. Han ganado en animaciones y responden bien en tres facetas del juego importantes: las salidas, en las que no hemos visto cosas de gravedad como en anteriores entregas y que permiten ver como cogen balones o respejan fuera del área pequeña con contundencia; los disparos de larga distancia, donde hacen auténticos paradones y saben despejar a córner balones virulentos; y jugadas a quemarropa. Remates de primeras a medio metro, remates de cabeza a bocajarro tras un rebote… allí vemos porteros felinos. Paradas con el brazo abajo y fuerte cuando se canta gol, remates de cabeza que despejan cayendo de espaldas por encima del travesaño y mano a mano en el que se enciman al delantero son grandes respuestas. 

Pero todo esto queda cojo cuando vemos la falta de efectividad de los guardametas en otras situaciones más comunes. Como decíamos, los disparos en la frontal del área, si van a un costado, acaban en gol ante porteros que se lanzan sin convencimiento. Pasa lo mismo cuando un jugador pisa área y chuta ajustado al palo, el portero se lanza tarde y es gol. Echamos en falta más decisión a la hora de achicar ángulo de visión y más opciones de detener estos disparos dentro del área. Hay demasiadas acciones que podrían ser detenidas, al menos en un porcentaje más elevado que el que vemos cuando un jugador en posición franca o de disparo potente lanza el balón a portería. Se notó en el First Look, en la demo y también en el juego final. Konami nos comentó en mayo que eran conscientes que necesitaban mejorar, por lo que veremos si es algo que se solventa vía parche.

PES 2016 (360) Captura de pantalla

Estrategia y CPU

La respuesta defensiva y las coberturas que hacen los laterales a centrales son correctas, además de tener herramientas que nos permiten entrar y presionar a los atacantes de manera eficaz. Según la disposición del partido daremos más o menos huecos. Una de las propuestas vitales del modo estrategia, de hecho, es la disposición del equipo, que puede ser dinámica y que podemos personalizarla. De inicio, cuando tenemos el balón y cuando no, permitiendo por ejemplo que el equipo se repliegue cuando pierde el balón. También podemos escoger estilos de juego que se adapten a nuestros jugadores y que cambiarán sus movimientos o posiciones en el terreno de juego, ya que no es lo mismo jugar a balones largos con delanteros descolgados arriba que en posesión, con las líneas más juntas. 

En este sentido, destacar que la CPU nos ha gustado especialmente por estos patrones que mencionamos. Es un gran punto a favor ver una Juventus o un Athletic de Bilbao que intentan tocar y mandar balones largos a su delantero centro mientras otros equipos, como puede ser el Bayern de Múnic, se dedica a tocar y a dominar con la posesión. En equipos menores pasa lo mismo, y veremos a un Vilarreal intentando llegar tocando y a un Granada que buscará balones largos. También los cambios durante los partidos de los equipos en la Liga Master son destacados. En un enfrentamiento con Las Palmas, íbamos ganando 2-0. Nos empataron 2-2 y lo primero que hizo la CPU, jugando como visitante, fue ponerse en modo defensivo. El empate le servía. Otro caso a la inversa: visita la Wolfburgo en Champions. Minuto 70, el equipo alemán pasa a jugar en ofensivo para buscar la victoria en casa. Son detalles que no se nos han dado siempre, pero que se agradecen cuando se ven. No es una CPU perfecta, y en Leyenda veremos como a veces perdemos la posesión contra equipos muy inferiores, pero en general da alegrías por los patrones que tienen diversos equipos. 

PES 2016 (360) Captura de pantalla

Liga Master y otros modos offline

La Liga Master vuelve a ser el gran referente de las modalidades offline del título de Konami. Empezando con un equipo inventado o con un conjunto oficial, seremos los encargados de gestionar el club y jugar en temporadas completas año tras año. Con un menú mejorado a nivel visual y bastante sencillo de navegar con él podremos fichar jugadores (el sistema de búsqueda para jugadores concretos o posiciones a reforzar es amplio), entrenar jugadores para que mejoren ciertos aspectos, preparar alineaciones, renovar o vender jugadores y trabajar el filial para que saque alguna que otra perla. También tendremos ofertas de otros clubs, de selecciones nacionales y objetivos a cumplir si no queremos fracasar como Director Técnico. Destacar que los jugadores tendrán roles asignados y según lo que jueguen y su importancia en el equipo eso afectará también al conjunto del equipo. Un detalle que aunque no tiene una gran incidencia en los partidos, se agradece y le da un toque distinto a nuestra planificación más allá de los nombres que buscamos para mejorar nuestro equipo.

La Master League luce por la presencia de torneos oficiales como la Supercopa de Europa, la Europa League o la Champions League en Europa y torneos como la Libertadores en Sudamérica. Viviremos los sorteos, tendremos la imagen y logos oficiales y en general, la inmersión en este sentido se agradece. Aunque hay margen de mejora a la hora de plasmar el calendario (a veces tenemos ida y vuelta de Copa sin jornada liguera de por medio, o demasiados partidos como local seguidos en liga) y veremos algunas cosas poco coherentes, como fichajes y ventas inverosímiles en ciertos equipos. 

PES 2016 (360) Captura de pantalla

Las otras modalidades offline del título se dividen en la posibilidad de jugar competiciones internacionales oficiales como la Champions, la Libertadores o la Europa League, además del clásico modo ligas y copas, entrenamiento o Ser Una Leyenda, que nos invita a jugar con un jugador y hacernos un hueco en el equipo titular que escojamos.

Licencias, ausencias y editor

Uno de los temas recurrentes es el de las licencias. PES 2016 cuenta como gran atractivo la presencia de competiciones oficiales licenciadas: Champions League, Supercopa Europea, Europa League, Libertadores, Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana y una exótica Asia Champions League con equipos de varios países de la zona, incluidos Sydney Wanderers de Australia, Beijin Guoan o Guangzhou Evergrande de China, Naft Tehran de Irán, Gamba Osaka o Uraw Red de Japón, Seoul de Corea, Al Sadd de Qatar y incluso equipos de Tailandia, Uzbekistán, Vietnam y Arabia Saudí. 32 equipos en total. En sudamérica, donde están de enhorabuena con las competiciones de dicho continente, no faltan equipos participantes en la Libertadores y la Sudamericana de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. 

PES 2016 (360) Captura de pantalla

En cuánto a ligas, destacan totalmente licenciadas la Primera y Segunda española y francesa y la primera holandesa. A ello se suma la primera italiana con 19 de 20 equipos licenciados. El resto: Primera y Segunda inglesa con equipos con nombres de jugadores reales y solo el United licenciado, Portugal con Benfica, Porto y Sporting licenciados y el resto con nombres de jugadores reales, segunda italiana con nombres reales y varios equipos individuales como Bayern, Zenit, Basilea, Olympiakos, Wolfburg o Borussia Mönchengladback. A nivel de ligas, Argentina tiene 4 de 30 equipos completamente licenciados -además de los licenciados para la Libertadores y Sudamericana- y nueve equipos de Chile con nombres reales. 

A todo esto se añade un sinfín de selecciones (más de 80) aunque licenciadas completamente en Europa están Holanda, Francia, Italia, España y Alemania y en Sudamérica, Brasil. En lo que estadios se refiere, solo 11 licenciadso (Allianz, Juventus Stadium, San Siro y Old Trafford como más destacados) más 11 ficticios. 

PES 2016 (360) Captura de pantalla

¿El resultado? La sensación de otras entregas. Se desaprovecha el hecho de tener la Champions y jugar con equipos no licenciados no es lo deseado. Que no estén City, Arsenal, clásicos como Shaktar, etc. deslucen el resultado final. Además, se echa en falta licencias europeas importantes como pueden ser los equipos ingleses o la liga alemana y a nivel de selecciones, aunque se agradece la cantidad de países, también son pocos los que tienen la licencia oficial. 

Como siempre, para compensarlo tendremos un completo editor que nos permite tocar y cambiar jugadores, escudos, nombres de equipos, vestimentas y estadios para hacerlo a nuestra manera. Se prometió que en PS4  se añadiría la función para poder compartir e importar imágenes para replicar los escudos y diseños que muchos usuaarios hacen en el que es, de siempre, un gran trabajo de usuarios que hay por el mundo y que dedican más horas al editor que a jugar. En Xbox One de momento se estaba intentando buscar una solución con Microsoft para ver cómo podían realizar algo similar. 

PES 2016 (360) Captura de pantalla

Jugar en línea
La propuesta de modos de PES 2016 a nivel online sigue la estela de lo que ha ido marcando FIFA en los últimos tiempos. El juego de EA es referente en modalidades para disfrutar online y PES no quiere quedarse atrás. Tendremos partidos amistosos y repetimos el sistema de temporadas donde tenemos que conseguir el máximo número de puntos en una tanda de diez partidos para subir de división. No falta tampoco un modo Clubes para poder disputar partidos de hasta 22 jugadores a la vez y la modalidad estrella será MyClub, la respuesta a FUT de parte de Konami. se han añadido novedades como diversos niveles de jugadores, incluidos algunos exclusivos, contamos con la posibilidad de fichar directores deportivos con sus tácticas y estrategias preferidas (que pueden encajar o no con los jugadores que tenemos), representantes de estrellas que nos ayuden a fichar ciertos jugadores y crear un equipo, en definitiva, que compita en varios modos y campeonatos (incluidos offline). Como es habitual en este tipo de modos, tenemos los GP que ganamos según nuestros resultados y por otro lado tenemos las monedas myClub que se compran con dinero real. Solo faltará ver el rendimiento online de los modos con más carga -como los 22 jugadores- cuando estén los servidores llenos de gente, algo que ya dio algún problema en los primeros meses de PES 2015.

FOX Engine

A nivel visual, está claro que PES 2016 tiene en la recreación facial de los jugadores más conocidos el gran gancho. Hay jugadores que son calcos de la vida real y lucen especialmente bien en las introducciones, celebraciones de goles y repeticiones de las mejores jugadas. A esto se le añaden las ya mencionadas mejoras en animaciones que hacen que todo fluya de manera correcta y la implicación de ciertos elementos climatológicos. Cuando hay lluvia el balón va más rápido y los jugadores son menos precisos; cuando cae un torrente de agua veremos caídas realistas de jugadores, balones que se frenan en charcos y demás. Los impactos y físicas cuando se lucha por un balón funcionan perfectamente y la ya mencionada física de balón sigue por el camino correcto de entregas anteriores.

Pero el FOX Engine podría dar más de sí. Es una versión adaptada, y PES nunca ha sido referente visual, pero eso no quita que la sensación general es que cuando estamos jugando con la cámara de partido normal y corriente se echen en falta más detalles. Ciertos campos y el césped que se recrea es irregular comparado con otros estadios, y desde la cámara de juego se omiten elementos que darían un mejor acabado a los jugadores, a sus camisetas o a elementos como las redes o el público que nos rodea. Se ve bien, pero se nota que hay margen de mejora para que la estampa más allá de repeticiones y primeros planos sea mucho más completa de lo que es actualmente. A nivel de versiones, destacar que la comparativa entre PS4 y Xbox One nos deja dos productos prácticamente iguales. Se dijo que la versión de la consola de Microsoft no sería a 1080p nativos pero con diferencias poco visibles, y es cierto que el reescalado hace un buen trabajoy salvo algunos detalles, las dos versiones lucen bastante similares.

A nivel sonoro, tanto el acompañamiento de los cánticos del público como los comentaristas acompañan sin más en inglés y se pierde otra gran ocasión con personajes como Carlos Martínez y Maldini que podrían dar mucho más de sí. En general se echa en falta más variedad de frases a la hora de narrar acontecimientos y algo más de emoción en ciertos momentos. Lo mejor es el sonido del golpeo del balón y una tracklist de música para acompañar en los menús que sin ser demasiado extensa sabe aportar variedad. Contamos, claro está, con las melodías originales de las competiciones licenciadas oficiales, como puede ser el himno de la Champions.

PES 2016 (PS4) Captura de pantalla

Conclusión: 

PES 2016 coge las buenas sensaciones que dejó su predecesor y da un paso al frente para convertirse en una verdadera alternativa dentro del género del fútbol virtual. El título deja atrás muchos de los tics del pasado para ofrecer jugadores repletos de animaciones convincentes, situaciones de contacto que se dan constantemente en un campo de fútbol recreadas perfectamente por el nuevo motor de físicas y un ritmo de partido ajustado. El juego es fluido, dinámico y divertido desde un primer momento, y muestra un repertorio de jugadas que va variando de un encuentro a otro. En definitiva, pasarlo bien gracias al tacto del balón y la respuesta de los jugadores tanto en ataque como en defensa.

La saga está enderezada y va dando saltos de calidad evidentes que se ven en la base jugable, per también en multitud de detalles que van desde cómo afecta un césped más o menos alto o el rol que juega una lluvia que crece en intensidad a lo largo de noventa minutos. Si a eso añadimos una CPU con varios patrones según el equipo al que nos enfrentamos y la presencia de licencias de competiciones internacionales de primer nivel como la Champions o la Libertadores, el resultado es el de un título sólido que, eso sí, sigue fiel a su estilo: toca ganarse a los usuarios a través de lo que sucede entre el minuto 1 y el 90 de cada partido. Y es que la ausencia de licencias importantes europeas también está presente, aunque se compense una vez más por un completo editor.

En todo caso, PES 2016 todavía tiene camino por recorrer, y no solo en licencias. Los porteros de esta entrega seguramente no están a la altura del conjunto jugable del juego. Les veremos hacer salidas creíbles, responder perfectamente a tiros lejanos y sorprender con nuevas paradas a bocajarro y en dos tiempos. Pero a cambio, son demasiado vulnerables en la mayoría de disparos desde dentro del área. A eso se le añade el hecho que los disparos de calidad son excesivamente eficaces. Dos detalles, sobre todo el primero, que impiden que jugablemente hablemos de una entrega excelente. Eso sí, está en el camino correcto.

Completa oferta en modalidades tanto offline como online, con mejoras gráficas sobre todo en la recreación de jugadores conocidos y las nuevas animaciones y con algunos cambios en modos estrella como la Liga Master o MyClub, PES 2016 celebra dos décadas de trayectoria con un nivel, el actual, que le permite mirar al futuro sin tener que andarse comparando eternamente con su glorioso pasado.

Lo MejorLo Peor
Gran cantidad de nuevas animaciones: adiós a los movimientos robóticos
Los disparos de calidad desde la frontal son demasiado peligrosos
Todo lo referente al contacto físico entre jugadores: saltos divididos, refriegas, empujones...
Los porteros no están al nivel en las acciones dentro del área
El ritmo de partido y la física del balón, una gran combinación
Ausencia de licencias importantes, sobre todo a nivel europeo
El control absoluto del pase y disparo manual
Las licencias de competiciones internacionales y su aplicación a modos como la Master League
Gran cantidad de detalles: cambios según el césped, la intensidad de la lluvia, estrategias dinámicas, estilos de los equipos de la CPU...

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

El contacto es una de las claves de PES 2016. Como reaccionan atacantes y defensas, como pugnan por un balón con una física acertada y como se estorban o se empujan... A ello se añade un buen ritmo de juego, un sistema de pases y desplazamientos realista y multitud de situaciones que nos recuerdan al fútbol de la vida real. Un título dinámico y muy divertido en el que cada partido es un mundo y donde se ha corregido la excesiva efectividad del pase elevado. Eso sí, los disparos de calidad son demasiado eficaces y los porteros deberían parar mucho más en lanzamientos dentro del área. La Liga Master se ha renovado, contamos con licencias importantes de competiciones internacionales pero hay ausencias de ligas y equipos de primer nivel, sobre todo en Europa.

Gráficos

El título avanza aunque se mantiene la sensación de que hay margen de mejora. La recreación facial de jugadores conocidos es en muchos casos impresionantes, y la gran mejoría se ve en la multitud de animaciones nuevas que hacen que todo fluya y nos olvidamos definitivamente de ciertos movimentos robóticos o de disparos y pases de puntera y otras acciones poco verosímiles del pasado. Eso sí, en el "impacto" general mientras jugamos el título puede ofrecer muchos más detalles que lo hagan completo a nivel visual tanto en el césped como en detalles de los jugadores o el público. La versión de Xbox One no soporta 1080p pero las diferencias con el reescalado respecto a la de PS4 son mínimas, por lo que el nivel visual no es algo que pueda decidir la compra de una u otra versión.

Sonido

Tracklist variada para amenizar los menús y melodías oficiales como, por ejemplo, el himno de la Champions. El golpeo de balón y sonido ambiente funciona bien, mientras que los aficionados tienen varios cánticos que acompañan sin más. Los comentaristas necesitan nuevas frases y construcciones verbales para no repetirse tanto, al menos en inglés (la versión analizada no tenía comentaristas españoles).

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Konami
Género: 
Deportes
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
17/09/2015
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PC PS3 XBO
+3Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad