Skip to main content
Publicidad
PES 2015

PES 2015, Análisis

review_game
| |

Konami pone este año toda la carne en el asador para ofrecernos el primer Pro Evolution Soccer para PS4 y Xbox One. Tras no cosechar el éxito esperado en sus últimas entregas la prestigiosa saga de simulación del balompié trata en esta ocasión de volver a las bases jugables de sus capítulos más emblemáticos, adaptándolas al motor Fox Engine y a las exsigencias de la nueva generación.

Nota: Por motivos técnicos desde Konami no hemos podido probar el multijugador, actualizaremos el análisis y la valoración sobre este apartado lo antes posible una vez que abran los servidores.

pes-2015.jpg Captura de pantallaTras una larga espera con respecto a su máximo rival llega a nuestras manos PES 2015, la apuesta de este año del simulador de fútbol de Konami en la que la compañía nipona pone toda la carne en el asador y gasta la que quizás sea su última bala, su última oportunidad para volver a conquistar los corazones futboleros de todos los aficionados que ha perdido durante la pasada generación y, sobre todo, a causa de los problemas iniciales de la entrega anterior.

Quizás sea por eso por lo que Konami haya decidido ser paciente, aguardar su momento y no sacar a la venta su juego hasta ya el tardío noviembre, con una diferencia de más de un mes y medio con respecto a la entrega anual de la saga FIFA de EA Sports, su más fiero rival en los terrenos de juego. Por suerte para nosotros esta espera ha merecido la pena y Konami nos trae un producto que esta vez está pulido, que es sólido y al que se le nota una gran cantidad de trabajo con un nuevo motor como es el Fox Engine ya dominado por parte de sus desarrolladores.


Gol de PES


world-soccer-winning-eleven-2015-s05png-2e3eaf.jpg Captura de pantallaVamos a comenzar este análisis hablando de lo más importante, de lo que realmente ha interesado históricamente al jugador de PES más allá de las diferentes licencias e incluso modos de juego, vamos a hablar del título a nivel jugable, de cómo se controla, de lo efectivos que son sus pases, sus disparos, del comportamiento de la IA y de todo o casi todo lo que sentiremos cuando el balón comience a rodar en el césped virtual.

Todas las buenas sensaciones que tuvimos con la demo están muy presentes en PES 2015. El comportamiento y las físicas del balón siguen cumpliendo con el nivel establecido hace ya muchos años por el PES TEAM que es, desde luego, difícil de superar. Sentiremos que el balón rueda como debe, que pesa lo que tiene que pesar y que reacciona a la perfección ante los diferentes impactos y situaciones a los que lo expondremos mientras disputamos nuestro partido. Da igual si se trata de su comportamiento en los pases cortos o en profundidad, en los botes que dé tras un rechace o un pase en largo o en su velocidad o comportamiento durante algunos tiros (aunque aquí sí que quizás la potencia esté exagerada un poco) lo cierto es que la pelota se siente exactamente igual que la que observamos en nuestra pantalla del televisor cuando vemos a nuestro equipo favorito o a la que tenemos en nuestros pies cuando nos encontramos jugando un partido real con nuestros amigos.

Gracias a estas físicas podemos realizar con gran precisión la acción que nos permitirá combinar con nuestros compañeros y abrir defensas: el pase. Todas las mecánicas referentes a los pases funcionan a la perfección, tanto si ejecutamos los pases rasos manuales, como con ayudas, veremos cómo la pelota se dirige allá donde queremos enviarla, aunque si tenemos la asistencia a los pases habilitada a su máxima potencia puede que el balón salga teledirigido hacia un compañero que no queramos, por lo que recomendamos encarecidamente jugar con la menor ayuda en pases posible.Aunque el balón y su comportamiento también tiene algunos fallos, ya que hemos detectado como en alguna ocasión atraviesa misteriosamente el brazo de un jugador cuando está haciendo una entrada a ras de suelo, o que choca contra alguna sin que se sancione algún tipo de sanción, además de quedarse debajo de los jugadores en varias ocasiones cuando le hacemos una entrada leve y cae derribado al suelo.

Otro de los detalles que funcionan a la perfección es el pase en profundidad, que este año sigue teniendo en su poder dos mecánicas diferentes, la básica, la cual nos permite enviar buenos pases a nuestros compañeros con mucha precisión; o la avanzada gracias a la cual tendremos un control total sobre la trayectoria de la pelota. Esta última mecánica es difícil de dominar y puede que al principio haga que fallemos gran cantidad de entregas pero a la larga, si somos pacientes y conseguimos dominarla será toda una golosina para nuestras acciones ofensivas, ya que gracias a este mayor control sobre la pelota podemos asistir a nuestros delanteros y romper las defensas rivales con unos pases dignos de Cruyff o Zidane. Esta mecánica también está presente en los pases en profundidad elevados, pudiéndole sacar todavía más provecho a la misma. También cabe destacar los pases en largo que sufren de las mismas virtudes y bondades que el de los pases a ras de césped.

PES 2015 (PS4) Captura de pantallaPES 2015 (PS4) Captura de pantalla

Pasemos ahora a los tiros o a la finalización de las jugadas. Algo muy criticado en PES 2014 eran las dificultades que tenían nuestros jugadores de rematar a portería de primeras, según les llegaba un pase o un rechace. Este problema (que también estaba presente en los pases) se ha solucionado abriéndonos un gran abanico de posibilidades en cuanto a los diferentes tiros y remates tanto con los pies mediante boleas o chilenas como de cabeza. Algo que notaremos desde un primer momento es que los tiros de media o larga distancia siguen siendo bastante potentes pero no tanto como en las entregas anteriores, además de que esta vez son menos precisos y nos será más difícil colocar un tiro entre los tres palos desde fuera del área y, para colmo, muchos de los que encuentren portería serán rechazados por el portero ya que tienen más tiempo de reacción gracias a la larga distancia.

pes-2015-no-usara-tecnologia-de-escaneo-facial-o-de-rostros..jpg Captura de pantalla

Algo que sigue sin gustarnos es la mecánica avanzada de tiro, que está disponible junto a la básica y a la manual al igual que en la entrega anterior. En el modo avanzado tendremos más precisión sobre el balón, sí, pero como ya ocurriera en PES 2014 el esférico se queda cerca de los palos o de las escuadras en demasiadas ocasiones e incluso en algunos partidos chocaremos contra la madera varias veces, demasiadas. La mecánica mejora respecto al año pasado, sí, pero aún necesita afinarse para que compense al jugador. En cuanto al modo manual sigue siendo tremendamente difícil de usar, ya que deberemos apuntar al punto preciso donde queremos que vaya el balón, algo nada fácil cuando tenemos a varios defensas presionándonos. Eso sí, su dominio, al igual que el modo avanzado en los pases en profundidad, implica aumentar drásticamente nuestras posibilidades de marcar un gol.

PES 2015 (360) Captura de pantalla

iniesta1.jpg Captura de pantallaPero para lograr chutar y marcar ese gol muchas veces deberemos de lograr esquivar al adversario con un regate o reaccionar a tiempo para ordenar a nuestro jugador realizar una determinada acción en el segundo o más bien la décima de segundo decisiva que nos va a separar de sumar un tanto, o no, a nuestro marcador. En cuanto al sistema de regate sigue siendo una de las mejores cosas que se han implementado a PES en los últimos tiempos. Como en casi todas las acciones podremos escoger entre la mecánica asistida y la manual, siendo en este caso la primera la más recomendable, ya que es tremendamente accesible y nos permite ejecutar bicicletas, amagos y quiebros combinando los dos sticks y el botón R2 de una forma bastante intuitiva.

Este gran sistema ya nos gustaba el año pasado, pero se encontraba con un grave problema que lo rastraba al igual que al resto de las mecánicas del PES, que no era otro que una latencia demasiado aguda, un retraso severo entre lo que mandábamos ejecutar en nuestro mando y el tiempo que tardaba en reaccionar el jugador para ejecutarlo. Este problema se hacía todavía más evidente cuando queríamos cambiar de jugador, provocando auténticos líos en la defensa. Por suerte, todos estos problemas se fueron solucionando el año pasado mediante actualizaciones y están corregidos de forma definitiva en PES 2015. Comprobaremos como no tendremos ningún retraso a la hora de cambiar de jugador o a la hora de que nuestros futbolistas ejecuten las acciones que les estamos ordenando, siempre que tengan la habilidad necesaria y que ningún contrario se lo impida, claro.

Gracias a esto y a los pases y tiros o remates al primer toque solucionados el juego gana muchísimo en fluidez pudiendo ejecutar paredes,  quiebros y diferentes acciones tal y como lo deseamos en cada momento, con un comportamiento muy fiel al de los futbolistas reales gracias a las diferentes animaciones que están presentes en esta nueva edición del simulador de fútbol y que además se realizan de forma muy suave gracias al dominio que ahora tiene el estudio del Fox Engine. De hecho, en los últimos años lo que más lastraba a PES eran esas animaciones robóticas que pedían un cambio hacia una nueva generación a gritos, cambio que quiso introducirse el año pasado junto a este cambio de motor sin demasiado éxito y que ahora sí se hace completamente efectivo en el juego. Gracias a ellas podremos realizar jugadas de fútbol de salón, ejecutar diferentes disparos, entradas, remates o combinaciones entre nuestros jugadores ya sea moviendo la pelota al estilo "tiki taka" o haciendo un potente contraataque al más puro estilo de Mourinho. Eso sí, algo que podemos reprocharle a Konami es que pese a que todas las animaciones incorporadas al título hasta ahora son tremendamente fluidas se extraña alguna más, sobre todo a la hora de realizar pases o tiros, ya que las posturas de los jugadores parecen en ocasiones un tanto incomodas a la hora de realizar estas acciones por culpa, precisamente, de no tener un abanico más amplio de animaciones o movimientos disponibles. No es una falta grave y es algo que fácilmente puede mejorarse en las futuras versiones de PES, pero es un detalle que debe mencionarse.

pes2015_ucl_juventus_v_athleticclub-large.jpg Captura de pantallaCon todo el espectro ofensivo prácticamente cubierto creemos que es el momento de centrarnos en la defensa, en nuestro muro, y el del equipo rival, para no encajar goles y que se nos escape de las manos el partido. El sistema defensivo sigue la misma línea que en las últimas entregas de PES, con la salvedad de que los jugadores, como en la ofensiva, reaccionan mucho mejor a todos los comandos que estamos ejecutando, lo que nos permite controlar de forma más precisa el timing para realizar una entrada, ya sea metiendo el pie o a ras de suelo, para intentar arrebatar el balón a nuestro contrincante. En estas acciones, así como en las de ataque, hemos notado grandes diferencias dependiendo de la calidad de nuestros defensores que entrarán más limpiamente si son centrales de categoría o que serán más torpes a la hora de ir al suelo, provocando más fácilmente una falta, para los que tengan unas características menores.

Un factor muy importante a nivel defensivo es el de la IA, de la cual os hablaremos en este momento centrándonos primero en este aspecto y pasando luego en cómo se comporta nuestra IA en ataque, para terminar finalmente este apartado con el comportamiento de la Inteligencia Artificial de la CPU. Lo cierto es que a nivel defensivo poco hay que reprocharle a la IA de PES, corta bien los balones, se sitúa bien, realiza bien los apoyos y reacciona bien cuando le pedimos que nos ayude en la presión con un segundo jugador. Sin embargo no está falta de carencias ya típicas en la saga, dado que a veces algún defensor falla ante un balón bastante sencillo (un fallo muy presente en anteriores entregas que ahora ocurre en contadas ocasiones pero que sigue existiendo) y que nuestra defensa suele tener dificultades para hacer caer a los rivales en la trampa del fuera de juego.

Cuando vamos a la ofensiva el resultado también es bastante satisfactorio. Realiza buenos desmarques, apoya a las jugadas presiona en las líneas más avanzadas y se coloca con inteligencia en casi todo momento, aunque en ocasiones se cruza en algún momento poco oportuno en la trayectoria de nuestro disparo (casi por accidente, todo sea dicho) y que a veces realiza un amago de desmarque que luego no realiza, perdiéndose nuestro pase a ese jugador en el limbo.

PES 2015 (PS4) Captura de pantalla

PES 2015 (PS4) Captura de pantallaPES 2015 (PS4) Captura de pantalla

neymar-face-pes-2015-pc-version.jpg Captura de pantallaRespecto a la inteligencia rival hemos de decir que se comporta también de una manera bastante efectiva, dependiendo, claro está, del nivel de dificultad al que estemos jugando a Pro Evolution Soccer, siendo bastante pasiva y dejándonos bastante libertad de movimientos en las dificultades menos exigentes y tratándose de un auténtico vendaval de inteligencia futbolística en la Leyenda, la más elevada. Todo esto sin perder el estilo de juego de cada equipo en cuestión, encontrándonos con rivales que nos esperarán más y elegirán el contraataque como principal arma u otros que optarán por marear la pelota hasta encontrar un hueco en nuestra defensa, pero tampoco seamos ingenuos, en las dificultades más elevadas la IA moverá con muy buen criterio y sin cometer demasiados fallos la pelota, sea el equipo que sea. Aunque, para nuestra sorpresa, también hemos detectado que en esta ocasión la CPU no es tan exigente en la dificultad más alta y que, esta vez por suerte, no recurre tanto a los conocidos "momentos Konami" gracias a los cuales nos marcaba un gol casi obligatoriamente cada vez que concedíamos una falta o realizaban un tiro con una posición favorable a portería.

El siguiente punto en nuestro análisis lo queremos dedicar a los porteros, esos casi siempre grandes marginados en los juegos de fútbol que ahora, por suerte, son también grandes protagonistas en PES. Ya lo dijimos unas cuantas líneas más arriba, este año es más difícil marcar desde fuera del área porque los tiros son más reales y porque los porteros reaccionan mucho mejor a los cañonazos de los jugadores, realizando auténticos paradones y despejándolos hacia la dirección correcta y no hacia el centro en la mayoría de las ocasiones. Los metas también reaccionan muy bien ante los rechaces y las segundas jugadas, pudiendo encadenar con facilidad unas cuantas buenas paradas seguidas e incluso provocando que lo alabemos y demos gracias por su existencia si se trata de nuestro portero o que intentemos destrozar nuestro mando contra el suelo si se trata de una gran acción del rival porque lo cierto es que los guardametas pueden llegar a cuajar auténticos partidazos, solo tenéis que ver las paradas que realizó Iker Casillas o algunas parada de Neuer en nuestro vídeo de Estamos Jugando de PES 2015 para daros cuenta del nuevo nivel que han alcanzado.

PES 2015 (360) Captura de pantalla

PES 2015 (PS4) Captura de pantallaPES 2015 (PS4) Captura de pantalla

Este nuevo nivel también llega a las salidas, en las cuales se comportarán de una manera muy buena, a veces quizás un tanto arriesgada, pero reaccionando y anticipándose a los delanteros de una forma bastante efectiva cuando abandonan la portería o en el uno contra uno. Eso sí, también tienen sus fallos, ya que reaccionan un tanto tarde ante algunos tiros leves pero preciosos (los que nosotros realizamos con el botón R2 en PS3 y PS4) y que en los saques de faltas, centros o saques de esquina optan demasiado por despejar el balón de puños en vez de agarrarlo con las dos manos y no provocar una segunda jugada. Otra particularidad de los porteros este año es su saque con la mano, que por fin resulta mucho más efectivo que en entregas anteriores aunque en esta edición la potencia de los mismos en muchas ocasiones es demasiado exagerada, algo que deberá calibrar Konami en las próximas fechas.

gareth-bale-face-pes-2015-pc-version.jpg Captura de pantalla

Aprovecharemos este punto para enlazar con las jugadas a balón parado, que siguen también la misma línea que las entregas anteriores, con la guía de puntos que ilumina la trayectoria que seguirá la pelota, los controles reversibles para poder escoger la dirección a nuestro gusto, la posibilidad de implicar a varios lanzadores en una falta o un saque de esquina o la posibilidad de teledirigir dichos saques usando el ya clásico sistema de pulsar L1 junto al stick analógico para escoger el jugador al que queramos que vaya la pelota. La ejecución de estos saques es buena aunque quizás echemos en falta un poco más de libertad a la hora de ejecutar los diferentes saques. Como curiosidad diremos que se ha usado la parte izquierda del panel táctil de PS4 para darnos la posibilidad de cambiar el lanzador del saque en cuestión.

Precisamente, los responsables de sancionar estas jugadas a balón parado son los árbitros, un punto en el que PES sigue teniendo problemas, sobre todo a la hora de escoger el color de las determinadas tarjetas dependiendo de las distintas acciones, encontrándonos alguna vez con alguna tarjeta roja de lo más injusta o con entradas violentas que no se castigan ni con tarjeta amarilla.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,4
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Konami
Género: 
Deportes
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
13/11/2014
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PC PS3 XBO
+3Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad