Skip to main content
Publicidad
Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

review_game
| |

El renacido MMO llega a Playstation 4 en una fantástica conversión que llevará a los usuarios de consola a disfrutar de todo lo que el juego puede ofrecer en materia técnica y jugable.

Nota: Este análisis sólo detallará las novedades respecto a la nueva version en PS4. Para un análisis más en detalle sobre el juego y lo que ofrece, puedes consultar nuestro análisis original.

Después de su exitoso lanzamiento en PC y PS3, A Realm Reborn llega finalmente a la última plataforma en la que está planeado que llegue: PS4, con el suficiente tiempo para que el equipo se haya asegurado que llegue en las mejores condiciones posibles en la nueva máquina. Con la versión en PS3 se intentó hacer el mejor trabajo posible -y un trabajo más que digno- ya que era algo necesario tanto por la oportunidad de atraer al público de consolas como por la propia promesa de que el juego iba a llegar a la consola de Sony, a pesar de todos los problemas y sinsabores que hubo en el proceso entre Final Fantasy XiV y A Realm Reborn. Pero es ahora, con la nueva consola de Sony, cuando el equipo tiene realmente el espacio para hacer brillar su MMO en una consola.
 
El juego es consciente del público que va a querer saltar a este juego y por lo tanto antes de empezar ofrece la oportunidad de transferir cuentas. A Realm Reborn es un juego con plataforma cruzada, es decir que todos los jugadores en cualquier plataforma comparten usuarios -lo que tiene mucho mérito y beneficia que la población del juego sea considerable-. Pero de cara a los usuarios de PS3 con cuenta que se hayan comprado una PS4 tienen una oportunidad de pasarse directamente al juego sin pagar un extra, simplemente descargando el cliente y transfiriendo su cuenta. Al hacerlo ya no podrán usar su cuenta en la vieja consola, pero el objetivo es hacer que los usuarios se vayan pasando a la versión superior sin complicaciones ni pagos adicionales, la mejor manera de motivar a hacer el cambio.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PS4) Captura de pantalla

Desde el punto de vista del usuario de PS3, el salto será sin duda impresionante desde un punto de vista gráfico. Sin quitarle méritos al arduo trabajo realizado para hacer esa versión posible, los gráficos de ambas versiones de los juegos son como la noche y el día. Para empezar está la resolución, con PS4 apostando por el 1080p. Luego está la calidad de imagen, con esta versión presentando un Antialising y unas texturas de tanta calidad como las que se pueden ver en las configuraciones altas de la versión en PC. Y luego están detalles importantes como tasa de frames, distancia de visionado, número de personajes que pueden aparecer en pantalla… todos estos aspectos estaban recortados por necesidad en la versión de PS3, mientras que aquí se puede disfrutar de Eorzea en toda su gloria con un gran rendimiento y de forma estable. Es un salto técnico significativo a todos los niveles.

Por otro lado, el nuevo Dual Shock 4 también aporta nuevas posibilidades al trabajado sistema de control con pad del juego. Final Fantasy XIV tiene un planteamiento clásico en cuanto a desarrollo de personaje y obtención de habilidades, por lo que frente a la tendencia de reducir el número de habilidades activas que se pueden utilizar, en este juego en cambio llegaremos a tener muchísimas, especialmente cuando vayamos subiendo a los niveles más altos y combinando diferentes clases -una de las características de este juego es que cada personaje puede desarrollar distintos Jobs, que vendrían a ser las clases tradicionales en un MMO-. Para acomodar todos estos botones contamos con un sistema 100% personalizable, cuya configuración básica se basa en el uso de L2 y R2 en combinación con el D-pad y los botones frontales. Pulsando uno de los gatillos, podremos disponer de un juego de ocho habilidades activas, mientras que pulsando el otro podremos acceder a ocho distintas, de una forma rápida, fácil e inmediata. Sin pulsar gatillos, el D-Pad nos ofrece opciones de selección rápida entre enemigos y compañeros, mientras que los botones frontales ofrecen acciones básicas como saltar o interaccionar con NPCs.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PC) Captura de pantalla

La gran novedad del Dual Shock 4 es la superficie táctil: pulsándolo podremos acceder rápidamente a los distintos menús, mientras que pasando el dedo desbloquearemos el cursor para poder moverlo por pantalla libremente, permitiéndonos libertad para interaccionar con la interfaz o para seleccionar un elemento en concreto de la pantalla -muy útil en tiendas por ejemplo-. Aparte de esto, tendremos todas las posibilidades para modificar, alterar, mover y eliminar cualquiera de los elementos que forman la interfaz así como disponer de todas las opciones disponibles para cosas como mostrar nombre,s información de daño y cualquier otro elemento configurable. A Realm Reborn fue concebido con una idea de dejar absoluta libertad al jugador para configurar la pantalla a su gusto, y la versión de PS4 no es una excepción. Tanta es la libertad, que si queremos jugar con teclado y ratón en PS4 también podemos hacerlo sin problemas conectando los dispositivos. Aunque en el pad tenemos acceso rápido a una gran cantidad de frases hechas y emoticonos para no tener que tirar del teclado virtual, lo cierto es que no es comparable a tener la opción de escribir.

Y por descontado está una de las nuevas opciones de las que el director del juego Yoshi-P está especialmente orgulloso: control remoto con Vita. El juego tiene un interfaz separado y exclusivo pensado para que se use cuando conectamos la portátil por Remote Play, lo que nos permite tener unos controles personalizados a las características del dispositivo, que hace pleno uso de la pantalla táctil y de la pantalla trasera para facilitarnos la vida. Jugar a un MMO en una portátil es una gran experiencia, el poder separarnos del televisor y realizar misiones o recolectar mientras estamos tumbados en el sofá o en la cama es algo que resulta grato. El streaming produce una ligera producción de artefactos en la imagen que Vita compensa con el radiante color que se puede visualizar a través de la pantalla OLED por lo que visualmente queda a un gran nivel. Honestamente, no creemos que nadie intente la temeridad de jugar en una mazmorra desde la consola portátil, porque entre que el control es menos idóneo que el pad o el teclado y el hecho de que el Remote Play siempre introduce algo de lag añadido, no parece una opción sabia -aunque seguramente habrá quien lo intente y lo consiga-. Pero para algo más relajado y con menos presión, es una alternativa muy recomendable si se poseen las dos máquinas.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PS4) Captura de pantalla

Conclusión: 

No hay mucho más que decir de A Realm Reborn de lo que no se haya dicho ya. Algunos lo han llamado “la mejor disculpa que una compañía ha ofrecido a sus usuarios” y es una frase muy cierta. Aunque los fans hace tiempo que están de uñas con ciertas decisiones de Square Enix, la compañía japonesa y el equipo detrás del MMO, con Yoshida a la cabeza, siguen mereciendo un aplauso por lo que han hecho con un proyecto que comenzó su andadura pública de la peor de las maneras posibles y ahora se ha convertido en una de las opciones más sólidas del género. Quizás el flamante usuario de PS4 y sin experiencia en juegos online masivos se esté preguntando ahora mismo si merece la pena este A Realm Reborn para ir llenando la todavía escasa librería de su consola. Los MMO son juegos que requieren de cierto compromiso, hay que pagar una cuota mensual -con 30 días incluidos cuando compras el juego- y requiere de grupos para poder verlo todo, aunque el contenido para el jugador solitario es más que notable. Teniendo todo eso presente, estamos hablando de un título realmente recomendable, con unos gráficos bellísimos, una banda sonora de lujo y una historia individual destacable imbuida en el espíritu clásico de Final Fantasy. Desde luego, si se es fan de la saga, esta es la mejor introducción posible al género de los masivos online. Si en cambio eres ya jugador en PS3 y estás preguntándote si merece la pena el salto, la respuesta es sí, sin duda -y más teniendo en cuenta que no supone dinero extra una vez que tengas una PS4-. 

Lo MejorLo Peor
Gran salto gráfico desde PS3
Mismas barreras que el original: inglés y cuota mensual
Poder cambiar desde la versión en PS3 sin sobrecoste
El control en Dual Shock 4 es muy bueno
La comodidad de poder jugar con Vita en Remote Play
Un MMO de mucha calidad y con un prometedor futuro por delante

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

Un MMORPG de corte clásico, que arriesga poco, pero ejecuta bien todo lo que se propone. No es revolucionario, pero Square Enix no podía permitirse otro traspiés tras el intento fallido de la primera versión.

Gráficos

Impresionante apartado visual que destaca, además de por su faceta técnica, por la belleza artística que destilan escenarios y personajes. Un mundo vivo y variado en el que sumergirse. La versión de PS4 se acerca en gran medida a la de PC.

Sonido

Fantástica banda sonora cuyas raíces están en las geniales composiciones de Nobuo Uematsu, para luego ser complementadas y enriquecidas por compositores como Ryo yamazaki o Naoshi Mizuta. Un grandísimo trabajo.

Multijugador

Un MMORPG sólido y repleto de contenido, con unas buenas bases sobre las que crecer de ahora en adelante. El sistema de clases es de los mejores que hemos visto, y el contenido que está por venir promete Final Fantasy XIV para años.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Square Enix
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Juego masivo multijugador
On-line: 
24 Jugadores
Lanzamiento: 
14/04/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS4
También en:
PC PS3
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad