Skip to main content
Publicidad
DriveClub

DriveClub

review_game
| |

Por fin llega hasta nuestras manos DriveClub, un videojuego de conducción a medio camino entre el arcade más frenético y la simulación más exigente, que sin duda se ha visto muy favorecido por el tiempo extra del que ha dispuesto para su desarrollo.

NOTA ORIGINAL: 6,5


Review actualizado a 19/12/2014

Fue hace tres semanas cuando decidimos, dada la situación, bajar la nota de Driveclub del 8 que en un principio tenía a un 6,5. Y lo hicimos bajo dos condiciones: La primera, que con la situación de la parte del multijugador Online, que es básicamente la más importante del juego, no podíamos mantener tal calificación por sus condiciones y porque esto no era ni lo que Evolution prometía ni lo que habíamos jugado en su análisis; la segunda es que no era una bajada, un ‘downgrade’ de nota definitivo, sino que cambiaría de nuevo o se quedaría tal cual en espera de ver qué hacía el estudio para solucionarlo, si conseguía repararlo o tiraba la toalla.

Pero dada la importancia que tanto para Evolution como para Sony tiene esta nueva IP, han seguido trabajando en ella y en solucionar todo lo que no debería haber pasado. Con la actualización de 1,4GB que añade al fin los deseados efectos climáticos que todos habíamos visto pero ninguno jugado hasta el momento en la versión comercial, cogimos otra vez el mando y nos hemos pasado esta semana de nuevo en DriveClub, tanto en el multiplayer jugando con vosotros y revisando el código online, como viendo los efectos visuales.

Desde el punto de vista Online, se nota una mejora con lo visto hace tres semanas. El código de red es más estable, se acabaron la mayoría de esos bugs que comentábamos antes, como coches invisibles, choques en mitad de las carreras contra elementos que no vemos, y demás. Hemos experimentado algún que otro error en las salas de espera, pero tampoco nada grave.  Buena prueba de esta mejoría es que los Desafíos están activos para dar fe de la buena situación. El código por tanto es estable, aunque el tema de que la versión PS Plus siga sin salir nos indica que no está solucionado al 100% y que Sony sigue sin querer darle de momento la apertura masiva que con esta versión para todos los suscriptores del servicio experimentaría el multijugador. Pero a la pregunta de “¿funciona el Online?”, la respuesta es que sí. Al menos, funciona como debería haber funcionado cuando salió en las tiendas.

El contenido sigue creciendo, y a modo de compensación, parte del DLC de pago previsto se ha regalado a los poseedores incluyendo pistas y coches del Pase de Temporada. Los updates también traen consigo algún vehículo extra sin coste que es de agradecer. El pack Ignition brinda nuevos extras y más estrellas por conquistar, y algunos coches como el Renault TwinRun son un desafío de velocidad extrema.  A ello le añadimos el modo Foto, en el que si nos gusta captar imágenes o apreciar la potencia visual del juego, le echaremos momentos durante las carreras a nuestra rienda creativa como inFamous Second Son o The Last of Us Remastered permitían. Y en el apartado de la jugabilidad, el estudio ha ido aplicando updates y se ha equilibrado el sistema de penalizaciones en cuanto a las colisiones en pista o a la hora de acortar camino por las esquinas.

A nivel visual es donde está más claro el cambio. DriveClub ya era desde su estreno uno de los juegos que mejor lucen de la Next Gen, pero tras el parche que activa las condiciones climatológicas se ha convertido en un puro músculo técnico de referencia, un benchmark a batir para cualquier juego de coches de nueva generación que quiera presumir en el terreno visual. Correr con lluvia, ver como sale el sol, y luego ver cómo en otro sector vuelven las nubes y sigue lloviendo es un espectáculo de lujo y fotorrealista. Y si estamos corriendo de noche con tormentas, ver la pista iluminada por los rayos es otro añadido que da fe del enorme sistema de iluminación y de efectos. Lo mejor es que esto no es meramente visual, ya que la lluvia aplica condicionantes en los trazados, nos obliga a frenar de otra manera, a fijarnos en qué sectores se está formando charcos debido a las irregularidades del terreno, si hay tierra, y a replantearnos la forma en que antes pasábamos ese trazado. En sí no es un sistema fijo, nosotros no activamos la lluvia y ya está, sino que escogemos si queremos que sea una precipitación ligera o fuerte en el momento del día que elijamos y en función del terreno. Por lo que la opción de precipitación fuerte en la India termina en lluvia sobre el terreno, pero si lo activamos en Noruega habrá que prepararse para enfrentarse a una ventisca de nieve.

Con este nuevo re-análisis queremos dejar claro que Evolution ha demostrado aprender de sus errores, y saber arreglar en estas semanas/meses desde su salida un título de una serie que quiere convertir en fija durante la vida de PS4. Tenemos un multi online no al 100%, pero sí jugable y al que podemos entrar sin pensar que no vamos a poder jugar –repetimos, a nosotros salvo unos errores usuales nos ha ido bien, como en cualquier online que se estrena con buen pie y va mejorando durante su vida útil. Seguimos sin saber cuándo saldrá la versión PS Plus, pero ahora al menos ya contamos con casi todo el contenido que se nos prometió  más algo extra de compensación, y tenemos un juego que visualmente impresiona al verlo en acción y  supone un espectáculo gráfico Next Gen con todas sus palabras. Solo hay que echar un vistazo a los foros y redes para ver que muchos usuarios están volviendo a retomar el juego. Pero aunque ahora merezca la nota original que tenía, está claro que estos fallos nunca debieron ocurrir, y que las editoras deberían aprender a estas alturas, y más con los juegos cada vez más complejos, que más vale retrasar un título que no está listo que no lanzarlo deprisa sin probarlo a fondo para cumplir con fechas y objetivos.

 

Review actualizado a 25/11/2014

 


 

Hace casi dos meses, el 10 de octubre, que analizamos Driveclub para PlayStation 4, un juego de carreras en el que su parte online es un atractivo y elemento con más peso que su parte offline. En su momento, con las copias de prensa, el análisis del juego se llevó a cabo con varios miembros de la redacción probando el apartado multijugador para testear  las opciones de formar un club y competir contra otros clubes formados también por miembros de la prensa. Dado que funcionaba bien, sin problemas y que en verdad resulta bien divertido y la parte del león de toda la experiencia Driveclub –la parte offline es como un entrenamiento continuado que superar para cogerle el truco a la jugabilidad y las reglas-, puntuamos su apartado multijugador con un 9, y esto fue lo que dijimos de él en resumen:

“La conexión a internet supone el renacer de un título lleno de opciones multijugador. Carreras con hasta 12 jugadores, sistema de desafíos instantáneo y un sistema de clubs realmente adictivo aseguran una experiencia longeva y muy divertida. Sin duda, DriveClub ha sido concebido para compartir nuestra experiencia con nuestros amigos y la versión gratuita de PlayStation Plus ayudará a crear una comunidad numerosa y participativa”.

Pero lo que no se podía esperar era que el día del estreno, con los usuarios y sus copias compradas y pagadas, la infraestructura online creada por Evolution se viniera debajo de una manera tan estrepitosa. Bugs, glitches, colas eternas… En resumen, un apartado injugable que hacía de la experiencia Driveclub algo insufrible, y que una vez se terminaban todos los desafíos offline, solo quedaba esperar a que la cosa se arreglase. Han pasado casi dos meses de ello, y hay quien lleva casi 8 semanas esperando todavía a jugar online tras pagar sus 60-70 euros religiosamente en una época en que cada vez cuesta pagar más ese dinero. Hemos estado cogiendo el pad de PS4 de nuevo en Driveclub y entrando en su Online para dar fe de primera mano de cómo está. Y lo cierto es que en general sí se han mejorado algunos de los fallos, ya que es posible entrar, ver los eventos que están a punto de comenzar, y apuntarse a ellos y empezar a correr sin esperar apenas.

Pero si algunas carreras han ido como la seda, otras sin embargo hemos visto desconexiones de rivales, glitches gráficos en los que el coche desaparece y sólo se ve un nombre de usuario botando y otros errores que afectan al desarrollo de la experiencia y a nuestra partida en curso. Esto es testimonio directo de lo que nos hemos ido encontrando entrando en días alternos hasta ayer. Aunque una vuelta por las redes y foros da testimonio de que hay gente que no ha tenido tanta suerte y sigue sin poder correr bien. Entonces, ¿funciona o no funciona el online? Digamos que ha sido mejorado, se ha estabilizado comparado con el desastre de hace 8 semanas, y hay quien os puede decir que ya se puede correr sin problemas.

Pero lo cierto es que los fallos siguen, y la mayor prueba de ellos puede ser que la edición de PS Plus aún no se ha lanzado, de hecho ha sido postpuesta. ¿Por qué motivo? Parece claro que porque el online de Driveclub sigue sin ser tan estable como nosotros vimos en el momento de analizarlo. Y estrenar dicha versión significa abrir los servidores del juego a millones de suscriptores del servicio de pago que no harán sino abarrotar los servidores más aún, lo que podría provocar una nueva caída de la infraestructura, por lo que parece claro que hasta que el multijugador no esté más asentado, no saldrá. Por descontado esto sigue siendo una hipótesis, aunque con una base comprobable. Además, el estudio y Sony lanzan esta semana varios DLCs para el juego que antes eran de pago, y ahora son gratuitos para todos los usuarios, sumando nuevos eventos con los que aumentar la duración. También es de recibo señalar que aunque ahora es cuando llega el Photo Mode, todavía, dos meses después de su salida, seguimos sin tener el parche que añade esas condiciones metereológicas como la lluvia con las que el juego fue masivamente publicitado -Evolution las promete para antes que acabe el presente año-, y que siguen siendo lo más demandado tras la reparación del online.

Es por ello que hemos decidido bajarle de momento la nota a Driveclub. Y queremos recalcar ese ‘de momento’, puesto que estamos, igual que en el caso de Halo: The Master Chief Collection, en un momento de incertidumbre y además al inicio de la vida comercial del juego, por lo que la nueva nota es susceptible de volver a la original si Evolution logra arreglar el online y brindar a todos –incluidos los de la edición PS Plus- la experiencia online tan divertida y estable que nosotros analizamos y puntuamos.

Análisis Original

La desarrolladora británica Evolution Studios es la responsable de este nuevo videojuego exclusivo para PlayStation 4. Tras más de una década dedicada al desarrollo de títulos de conducción para plataformas de Sony, con sagas tan conocidas como MotorStorm o World Rally Championship, ahora les llega la oportunidad de demostrar su valía con un título muy importante para los amantes del motor. Pese a los ya comentados retrasos en la fecha de lanzamiento que llevaron a posponer dos veces su puesta de largo, ahora todo eso queda en el pasado y es momento de descubrir las muchas bondades y algún defecto que hay en DriveClub.

ARCADE
ARCADE
VSSIMULACIÓN
SIMULACIÓN


A medio camino entre el Arcade y la Simulación

Desde su anuncio en la conferencia de presentación de PlayStation 4 en febrero del año 2013, DriveClub quiso dejar muy claro que su propuesta arcade iba a estar acompañada de un laborioso trabajo de simulación, dando como resultado una divertida y exigente jugabilidad. Lo primero que llama la atención al subirse al volante de cualquiera de los coches de DriveClub es su impresionante sensación de velocidad. Gracias a ello, el jugador deberá exhibir unos reflejos extraordinarios en sus maniobras y una finura excepcional en sus manos si no quiere acabar empotrado contra algún muro cercano.

DriveClub (PS4) Captura de pantalla

driveclub-playstation-4_182856.jpg Captura de pantallaPara llevar al límite la experiencia se ha implementando un sistema de conducción en el que los derrapes y las apuradas de frenada serán claves para conseguir la victoria. Obviamente, pese a sus toques de simulación, Evolution Studios ha querido ofrecer una experiencia radical a los mandos de cualquiera de sus vehículos. Es por ello que siempre deberemos conducir al límite y dominar al máximo los circuitos y los coches para obtener la victoria. Al más puro estilo Gran Turismo, DriveClub nos obligará a medir muy bien la aceleración a la salida de las curvas y a contravolantear de manera muy precisa si no queremos perder el control. Estas sensaciones en la carretera se acrecentarán a medida que vayamos desbloqueando coches más potentes, momento en el que tendremos que ser unos auténticos profesionales si queremos arañar centésimas al reloj.

Aunque lógicamente el volante nos permite una mayor sensibilidad a todos los niveles, el nuevo DualShock de PlayStation 4 se adapta a la perfección al sistema de conducción propuesto. La potencia paulatina de los gatillos y el preciso control con el stick nos permiten realizar un pilotaje del más alto nivel. Para los amantes de la simulación, Thrustmaster pone a disposición de los usuarios los modelos de volante T80, T300RS y T500, totalmente compatibles con PlayStation 4. Sin duda, una compra muy recomendada para los fans. Aunque la disponibilidad de estos periféricos es una gran noticia, lamentablemente PlayStation 4 no dará soporte a los "antiguos" volantes de PlayStation 3, una jugada muy desafortunada que dejará a muchos jugadores sin disfrutar plenamente de DriveClub.

DriveClub (PS4) Captura de pantallaDriveClub (PS4) Captura de pantallaDriveClub (PS4) Captura de pantalla
DriveClub (PS4) Captura de pantallaDriveClub (PS4) Captura de pantalla

Ya sea con mando o con volante, los usuarios van a descubrir en DriveClub un sistema de pilotaje divertido, frenético y muy exigente que nos obligará a depurar nuestra conducción si queremos llegar a lo más alto. Buscando equilibrar una experiencia de juego tan frenética, Evolution Studios ha decidido sancionar a los pilotos que acorten la trazada en las curvas o que choquen de manera brutal contra sus rivales. La penalización supondrá la ralentización de nuestro coche durante unos segundos según la gravedad de la infracción. Aunque sobre el papel la propuesta algo más seria de DriveClub pueda parecer favorable, una vez llevada a la práctica pierde gran parte de su efectividad.

El sistema de sanciones suele funcionar bien pero también presenta grandes e incomprensibles fisuras. En muchas ocasiones veremos como una salida de curva (con la consiguiente pérdida de tiempo) es también sancionada como un salto de curva, lo que supone un castigo excesivo. Algo parecido sucede con los impactos, aunque normalmente el sistema está muy acertado y los toques normales no tendrán sanción, también veremos cómo los rivales impactan contra nosotros sin miramientos ni castigos, mientras nosotros por lo mismo recibiremos sanciones con facilidad. Esta delgada línea entre las maniobras al límite de la legalidad y las sanciones será clave para llegar a lo más alto.

DriveClub (PS4) Captura de pantallaDriveClub (PS4) Captura de pantallaDriveClub (PS4) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 17.90 € Comprar >
PAL/ES 19.99 € Comprar >
PAL/ES 17.90 € Comprar >
PAL/ES 19.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Evolution Studios
Género: 
Conducción
On-line: 
12 Jugadores
Lanzamiento: 
08/10/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
+3Juego online

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad