Skip to main content
Publicidad
Call of Duty: Black Ops 3

Call of Duty: Black Ops 3, Análisis

review_game
| |

El Black Ops 3 que este año viene de la mano de Treyarch ofrece la mayor cantidad de añadidos y la historia más completa y adulta a nivel argumental que hemos visto hasta la fecha, además de un modo multijugador sin fisuras. Pero, ¿será suficiente con eso para competir con los títulos que se avecinan?

Aunque Call of Duty sea un producto anual al que el público acusa de no sorprender e innovar, lo cierto es que, cuando el nuevo título de Activision lleva a Treyarch detrás, los estándares de calidad están garantizados. Y es que el estudio ha demostrado que sabe hacer las cosas muy bien, prueba de ello son los dos anteriores Black Ops, cuyos modos Historia, Multijugador y Zombies siempre han ofrecido productos redondos con contenido para aguantar el tirón durante todo el año. Ahora, este Black Ops 3 viene pisando fuerte. Primero, porque promete la campaña más completa, oscura y adulta hasta la fecha. Su director creativo, Jason Blundell, nos aseguró hace unos meses que nos iba a dejar perplejos, y ahora es el turno de averiguarlo. También se ha recuperado el modo cooperativo, tan añorado y demandado desde World At War, y se han incluido muchas novedades que, ciertamente, nos han agradado sobremanera por su complejidad y guiños al aficionado a la saga.

Segundo, porque su modo multijugador es tan sólido como suele ser en los títulos de la franquicia, ofreciendo una experiencia fluida y frenética que, pese a no innovar demasiado, ofrece lo que los jugadores más fieles al título le piden: hacer las cosas bien, entretener y hacer que nos perdamos horas y horas entre tiroteos virtuales, rachas de bajas y piques con los amigos. La vertiente online del título conserva todo lo bueno que la caracteriza, lo lleva un poco más allá a nivel técnico y no se complica demasiado la vida, porque como bien se dice: si algo funciona, para qué cambiarlo. Y tercero, porque el Modo Zombies es, en esta ocasión, una auténtica pasada. Si ya alucinásteis con aquel ‘Tranzit’ y sus posteriores DLC, los más acérrimos a esta modalidad de los títulos de Treyarch vais a disfrutar de lo lindo esta vez. ‘Shadows of Evil’ es prácticamente un juego añadido al original con sus propias mecánicas, estética y estilo de juego, y nos ofrece el mundo más grande y abierto que jamás hemos podido experimentar en la  vertiente de los no muertos. Así, y sin entreteneros mucho más, vamos a profundizar en cada uno de los aspectos de este nuevo Black Ops 3 para descubrir si realmente se trata de una entrega anual más de la millonaria franquicia de Activision o Treyarch ha aprovechado la licencia para hacer las cosas bien este año.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantallaCall of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantalla

La mejor campaña en un Call of Duty, a cuatro mandos

El futuro pinta mal, y en el ámbito de lo bélico, aún peor. Así podemos resumir la campaña de este Black Ops 3, y que presenta las situaciones más brutales e impactantes hasta la fecha en un Call of Duty. Los chicos de Treyarch han querido sorprender al jugador a nivel narrativo y vaya que si lo han conseguido. No queremos ahondar excesivamente en el argumento para que podáis descubrirlo y juzgarlo por vosotros mismos, pero esta vez, podemos deciros con garantías que no estamos ante una campaña más en un Call of Duty, de esas que la mayoría de los jugadores se salta para ir directamente al jugador. Esta vez lo que nos ofrecen las cerca de 10 horas que dura la distopía radical del estudio nos han dejado muy satisfechos. Quizá, y aquí es por ser algo quisquillosos, incluso la historia es tan buena para ser un Call of Duty que no parece real. No hemos venido en estas líneas a juzgar o comparar la calidad a nivel narrativo de los anteriores juegos, simplemente, es cierto que esta campaña sorprende, y mucho, y a veces la carga argumental es tan intensa que se echa de menos un mayor frenetismo, un “esto es la campaña de un Call of Duty, así que déjate de historias y ponme a pegar tiros”. Sin embargo, los amantes de las buenas historias, encontraréis en esta un atractivo muy singular, una historia que, sobre todo, merece la pena ser jugada varias veces para ser comprendida.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantalla

Y aquí no acaba todo, porque si creíais que la Campaña de este Black Ops 3 está hecha para ser superada una vez y lanzarse al multijugador dejándola en el olvido, estáis equivocados en esta ocasión. Porque resulta que, aunque el modo cooperativo a cuatro esté implementado de manera algo tosca (muchas veces parece que se ha porteado una campaña enfocada a un jugador para convertirla en un cooperativo a cuatro), la aventura que nos ofrece Treyarch es la más jugable y rejugable, y hágase especial énfasis en ambos conceptos porque no son una mera reiteración, de la saga. Jugable por los árboles de habilidades, completos y variados y que nos harán experimentar y cambiar entre ellos, por una personalización de armas y personaje sorprendentemente profunda y unas secuencias de acción que ya son lo más característico de los Black Ops. Rejugable por la cantidad de coleccionables, el argumento, las bonificaciones al desbloquear habilidades y equipamiento, las recompensas y el cooperativo.

Además, superando la campaña principal nos aguardan muchas sorpresas, y de nuevo, sin ánimo de destriparos nada, os adelantaremos que contaréis con tres modalidades añadidas relativas a la campaña que son de lo más curiosas e interesantes, y que, sobre todo, encantarán a los amantes de la saga. Una de ellas es una campaña totalmente reimaginada y que nos cuenta una línea argumental alternativa a la original, y cuyos enemigos harán que los más fieles se lleven una sorpresa muy, muy agradable. Como punto negativo destacable en la Campaña, mencionaros que hay demasiados 'checkpoints' para nuestro gusto y que, sobre todo cuando jugamos el título con otros tres amigos, lastran la experiencia del juego con reapariciones constantes cuando nos quedamos un poco atrás y tiempos de carga injustificados.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantallaCall of Duty: Black Ops III (PC) Captura de pantalla

Pasando a comentar ahora el apartado gráfico del título, iremos directos al grano. No. Black Ops 3 no es la revolución del año en este sentido. De hecho, y como ya declaró Treyarch hace unos meses, el motor gráfico de Black Ops 3 tan solo es una versión mejorada, pero reutilizada, del motor gráfico empleado en Black Ops 2, pero adaptado a la nueva generación. La iluminación es muy sólida en la mayoría de las ocasiones, pero las texturas, los efectos atmosféricos e incluso las animaciones faciales (que, eso sí, nos dan la sensación de que están por debajo de Advanced Warfare), son simplemente correctas. El apartado gráfico nunca ha sido algo por lo que la saga de Activision se preocupe excesivamente, pero sí es cierto que una mejora en este sentido no le vendría mal. Estamos en la nueva generación y, al igual que otros títulos, Call of Duty debería plantearse si no es hora de cambiar algunas cosas en lo referente a su apartado técnico.

Ahora bien, el santo y seña de la casa, esos 60 frames por segundo que dan una sensación de fluidez y control total están de vuelta, y se agradecen, más con el frenetismo de este multijugador que apuesta por mecánicas y escenarios que requieren un control muy preciso. Los escenarios están bien diseñados, pero más habitualmente de lo que nos gustaría, pese a la limpieza y belleza que se llega a transmitir en algunos momentos, todo queda empañado por texturas a baja resolución o efectos que ya tienen unos añitos, sobre todo los de las explosiones y el agua. En definitiva, que volvemos al principal punto flojo que suele caracterizar a la saga: el apartado gráfico cumple, pero sin complicarse demasiado. Veremos si en la versión de PC sí que se nota algo más la diferencia.

Fluidez y variedad para destruir a tus amigos y enemigos

Le toca el turno al Modo Multijugador, y hablar de este apartado en un Call of Duty es garantizar que, salvo alguna que otra excepción, siempre solemos estar ante una experiencia sobresaliente. Esta vez contamos con los habituales mapas algo pasilleros pero que dan pie a disputas muy frenéticas, servidores dedicados que, al menos en nuestra experiencia, ofrecieron unas partidas realmente estables y sin ningún tipo de retardo, y sobre todo, con esa enorme cantidad de modalidades que suelen ofrecer los títulos de la franquicia, y que en este Black Ops 3 no son menos. Claramente enfocado a los e-Sports cada vez más, el título de Treyarch apuesta por modalidades que potencian los enfrentamientos rápidos y directos, y con ese objetivo están elaborados sus mapas.

Las mecánicas de propulsión en los saltos, el parkour y la apuesta por la verticalidad también son un componente fuerte, aunque sin embargo, y esto sí que nos decepcionó un poco, las mecánicas se quedan en una tímida apuesta en comparación con otros títulos, como Titanfall. Al final los enfrentamientos suelen librarse en tierra, y salvo para algún intento de flanquear al enemigo o escape de algún punto caliente puntual, no utilizaremos las paredes o cornisas para hacer uso de esa verticalidad, que, de todas formas, el título no parece potenciar con demasiada insistencia y más teniendo en cuenta esos enfrentamientos de fuego rápido por los que Treyarch apuesta en su multijugador.

Encontramos, profundizando más en esta vertiente, dos novedades fundamentales de las que os queremos hablar con mayor insistencia. La primera es la inclusión de los Especialistas, soldados con habilidades especiales únicas y que nos recuerdan mucho a las clases ofrecidas en Destiny. Cada uno de estos especialistas cuenta con dos opciones de habilidades únicas, y de hecho muchas de ellas se parecen a las del título de Bungie, como el caso de un ataque con arco, un revólver que mata de un disparo a los enemigos, un golpe en el suelo que crea una onda expansiva en el suelo que derriba a todos los enemigos en su radio de alcance o un cañón que crea trampas de enjambres de nano drones que destruyen al enemigo que se acerque a ellas. Las habilidades son de todos los tipos, yendo desde un clásico lanzagranadas a un dispositivo que nos transporta a una ubicación anterior en situaciones de peligro.

Estos especialistas se van desbloqueando por niveles y dotan de gran variedad al título. Ya no solo estamos ante las tradicionales rachas de bajas, sino que el medidor de la habilidad especial se va rellenando con el tiempo (se acelera con las muertes que hagamos) y algunas habilidades bien utilizadas son capaces de dar la vuelta a la partida. Por otro lado, cabe destacar que esta vez las listas de juego se dividen entre el tradicional competitivo y las listas personalizadas, en las que podemos acceder a todos los modos de juego pero con todo nuestro equipamiento desbloqueado, por lo que si queremos experimentar o jugar en iguales condiciones esta opción ofrece una alternativa muy completa al clásico sistema de desbloqueo por niveles en las listas igualadas. Los modos tradicionales están de vuelta y se adaptan muy bien al frenetismo de los mapas, como duelo por equipos, dominio, y en especial 'zona caliente', que nos dará los momentos más frenéticos en esta vertiente del juego.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantallaCall of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantalla

Además, los clásicos modos alternativos de Treyarch, como Juego de Armas, están de vuelta, así como a opción de jugar offline con bots controlados por la IA a modo de prácticas para el multijugador, una inclusión que siempre es un añadido de bastante valor. Finalmente, no queremos terminar de comentar este apartado sin hablaros de las opciones de personalización, en las que también se nota una mejoría que, aunque no se equipara a la de otros títulos, es bastante profunda para tratarse de un Call of Duty y eso también nos ha sorprendido gratamente. Podemos, desde personalizar nuestro sexo y la apariencia de nuestro personaje (eso sí, con unos cuantos rostros predeterminados, nada parecido a cualquier RPG), a su vestimenta, el color de la misma, camuflaje, accesorios, gestos que hará en el podio de cada partida (si quedamos entre los tres primeros), así como los añadidos relativos a la personalización de las armas que ya teníamos en las anteriores entregas. No es demasiado complejo, pero sí que llega a transmitir la sensación de que, al menos esta vez, sí que hay suficientes opciones de personalización para que podamos llamar a nuestro soldado “nuestro”.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantalla

Cine Negro y Art Decó para los no muertos

Y nos metemos de lleno en el modo que más ha llamado nuestra atención, ‘Shadows of Evil’, o lo que es lo mismo, los zombies de Black Ops 3. A no ser que hayamos reservado alguna de las ediciones especiales del título, este será el único mapa disponible; del contrario, recibiremos ‘The Giant’, una remasterización de aquel Der Riese de World at War y al que no hemos podido acceder para probarlo y transmitiros nuestras impresiones al respecto. ‘Shadows of Evil’ es, no vamos a andarnos por las ramas, el mejor mapa de este modo que hemos probado jamás en un Call of Duty. Es precioso a nivel artístico, sobrecogedor, enorme, dinámico, lleno de misterios, difícil, desafiante. Es todo lo que se le puede pedir a un Modo Zombies y más. Los protagonistas, cuatro personajes basados en clichés del Cine Negro de los años 40 están perdidos en una ciudad vivo reflejo del Art Déco y el Art Nouveau en la que, como en Tranzit, podremos desplazarnos, esta vez mediante un tren.

El espacio de juego es enorme y esconde decenas de secretos y ‘Easter Eggs’. La novedad, esta vez, reside en la utilización de ‘la bestia’. Sin entrar en demasiados destripes, os contaremos que por el mapa se encuentran repartidos varios ‘cálices’, que, una vez por ronda, un jugador puede usar para convertirse en ‘la bestia’. Este monstruoso ser es invencible y puede acabar con oleadas de zombies extremadamente rápido, pero no es ahí donde reside su principal encanto. Cuando somos la bestia, vemos secretos y posibilidades que no podemos ver como jugadores normales, y podemos acceder a zonas y desbloquear atajos que nos son inaccesibles siendo humanos. Así, amén de la tradicional exploración y ese encanto de ir descubriendo todos los secretos y rutas posibles, al enorme mapa de este ‘Shadows of Evil’ se suma la exploración paralela que ofrece la bestia, y que será indispensable para avanzar en el escenario.

Call of Duty: Black Ops III (PS4) Captura de pantallaCall of Duty: Black Ops III (PS4) Captura de pantalla

Como en los anteriores modos, al margen de los zombies hay rondas en las que deberemos acabar con enemigos especiales y jefes de nivel que, debemos admitir, son extremadamente difíciles si no estamos bien equipados. Y, eh, que lo sepáis. Esta vez la famosa ‘pistola de rayos’ es mucho más difícil de conseguir y parece que se han reducido las posibilidades de obtenerla, así como las de acceder a las armas más raras. Encontramos también una gran cantidad de nuevas máquinas de refrescos que ofrecen ventajas completamente nuevas y los chicles, la nueva mecánica de este modo, dan una perspectiva totalmente nueva a la forma de jugar a los zombies. Los podemos ir desbloqueando a medida que subamos de nivel y obtengamos determinadas recompensas, y equipar al principio de cada partida nuestro conjunto de chicles, como si de las ventajas del multijugador se tratara, y que podremos ir consiguiendo en las máquinas de chicles repartidas por todo el escenario.

Finalmente, cabe destacar que Jason Blundell, el responsable detrás de la Campaña y este Modo Zombies ya ha confirmado que habrá cuatro DLC relacionados con este modo y que todos seguirán el arco argumental de este ‘Shadows of Evil’, por lo que parece que habrá muchos secretos a nivel narrativo que ir descubriendo en este primer mapa y que nos darán pistas de por dónde pueden ir los derroteros de los siguientes mapas. Además, y como os hemos comentado antes, los jugadores que reserven las ediciones especiales del título podrán acceder a ‘The Giant’, mucho más arcade y que encantará a aquellos que disfrutaron de aquella primera incursión en este modo en aquel World At War.

Un Jack Wall que quiere ser Hans Zimmer

Aunque aquella banda sonora de Modern Warfare 2 a cargo del brillante Hans Zimmer os parezca insuperable, este Black Ops 3 deja el listón muy, muy alto con unas composiciones que han corrido a cargo de Jack Wall, un talentoso profesional que ya se ha hecho un hueco en la industria haciéndose cargo de los anteriores Black Ops y de entregas del calibre de Mass Effect 2, Jade Empire o Splinter Cell: Pandora Tomorrow. Los temas de Wall, y que brillan especialmente en los mejores momentos del Modo Campaña, son frenéticos y ágiles y se entremezclan con piezas más lentas que ofrecen en los momentos más complejos a nivel argumental una sensación apoteósica que muy pocas veces logra conseguirse en el mundo de los videojuegos. Debajo de estas líneas os dejaremos algunos ejemplos del trabajo de Jack Wall, para que juzguéis por vosotros mismos la calidad del talentoso artista.

Por otra parte, los sonidos clásicos del juego, y aquí hablamos de armas, sonidos de escenario y demás, se mantienen conservadores en cuanto a otras entregas y, aunque no son extremadamente realistas como en otros títulos tales como Battlefield o el potentísimo Battlefront, cumplen con su cometido y consiguen una buena inmersión, sobre todo en su modo multijugador. En definitiva, que Activision vuelve a poner sobre la mesa una producción audiovisual muy potente tanto en las cinemáticas como en el apartado sonoro y, aunque eso suele ser también santo y seña de los Call of Duty, esta vez destaca gratamente. Muchas cinemáticas bien elaboradas y una banda sonora de lujo consiguen darle un tono magistral a la trama de este Black Ops 3, a juego con ese argumento oscuro y adulto que pretende ofrecer Treyarch.

Call of Duty: Black Ops III (PC) Captura de pantalla

Treyarch recompensa al jugador fiel

Desde aquella consola en el primer Black Ops, siempre hemos esperado en los títulos de Treyarch una gran cantidad de Easter Eggs, contenidos ocultos y desbloqueables curiosos, y en ese sentido, Black Ops 3 no solo no defrauda, sino que deslumbra con brillo propio y hace que los fans que han disfrutado de las anteriores entregas encuentren aquí una gran cantidad de guiños y secretos que sacarán más de una sonrisa nostálgica. Y, de nuevo, no queremos destriparos nada, porque son experiencias que son muy reconfortantes de descubrir. Solo os diremos que estéis atentos a vuestro ordenador en el refugio, porque trae de vuelta un modo muy familiar que encantará a los más retros; también deberíais terminar la campaña y desbloquear, una vez hecho esto, un modo paralelo cuyos peculiares enemigos harán las delicias de los más aficionados a los Black Ops.

La campaña al completo invita a la rejugabilidad y ofrece una gran cantidad de contenidos para explotar al máximo las opciones de las armas, el refugio y los árboles de habilidades, el multijugador es completísimo en sus modos y mapas y el Modo Zombies ofrece un escenario en el que perdernos durante horas explotando todos los secretos que esconde. Y es que esto es lo mejor de Black Ops 3, que no solo encontramos un único juego, sino más bien tres opciones en una, tres títulos claramente diferentes y enfocados a formas diferentes de ser jugados.

Call of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantallaCall of Duty: Black Ops III (360) Captura de pantalla

Así, la campaña con su cooperativo ofrece una experiencia para ser jugada con nuestros amigos con el objetivo de conseguir todos los desbloqueables, habilidades y modos escondidos, el multijugador es, como siempre, la vertiente competitiva por excelencia, y los zombies constituyen un mundo propio donde la investigación, el ensayo y error y el aprendizaje de las múltiples posibilidades del escenario son la clave. Es muy probable que haya diferentes tipos de jugadores que cojan este título y nunca salgan del Multijugador, o de la Campaña, o de los Zombies, y eso es porque cada modo tiene una identidad tan fuertemente definida que es capaz de ofrecer perspectivas muy diferentes a cada tipo de jugador, y sin duda es esto, conseguir introducir tres juegos claramente diferenciados en uno, el principal activo del título.

Conclusión: 

No vamos a engañarnos. Los Call of Duty son juegos que, por lo general, no arriesgan demasiado. Pero son productos muy completos, tanto, que algunos jugadores solo juegan a los COD a lo largo de todo el año. Un producto capaz de ofrecer tantas horas en todos sus modos, demuestra, como mínimo, que es acertado en loq ue propone y sabe hacer bien las cosas. En esta ocasión, la campaña de este Black Ops 3 es muy interesante y ofrece unas opciones de rejugabilidad importantes, pero la esencia vuelve a estar tanto en su Multijugador como Zombies, que dan cientos de horas de adicción y diversión y demuestran que a veces cantidad es igual a calidad.

Más de lo mismo, pero mejor que antes. Así se resume este Black Ops 3. Porque no pierde su identidad, no innova demasiado ni incorpora mecánicas demasiado diferenciadas, pero siempre pule más y más sus opciones, da un giro de tuerca a algunos de sus modos multijugador, a su modo zombies, a su campaña. El interés por progresar e ir refinando jugabilidad y opciones jugables siempre está presente, y eso se agradece. Porque es imposible cansarse de esos piques en el multijugador, esas dos docenas de rondas en el modo zombies que acaban con ganas de empezar una partida de inmediato para superar la marca anterior y descubrir más y más secretos. Superar la campaña y descubrir la sorpresa que esta vez ha escondido con tanto mimo Treyarch, o indagar por el refugio y ese Easter Egg tan genial. Está claro que el desgaste es importante para muchos usuarios. Si no os gusta Call of Duty, si ya os habéis cansado de su fórmula, este Black Ops 3 no os va a volver a meter de lleno en la acción. Pero a los aficionados a las entregas de Activision, este título les va a gustar mucho, y sobre todo, va a hacer que se sientan recompensados de cierta manera si han jugado a las anteriores entregas.

Y porque, seamos justos esta vez. Podemos quejarnos de innovación, repetitividad, conservadurismo, y la lista sigue. Pero esta vez la Campaña es la más larga, la que más carga argumental tiene y la que más rejugable es. Su multijugador es impecable y ofrece una ingente cantidad de modos de juego, y sus Zombies son los mejores hasta la fecha. En definitiva, que este Black Ops 3 se ha esforzado por decirle al jugador que sí, que esto no deja de ser lo mismo de siempre, pero este año vamos a darte otra excusa para que vuelvas a por más, vamos a darte en Call of Duty más completo y variado al que hayas jugado nunca. Y oye, es una buena excusa. Una muy buena.

Lo MejorLo Peor
Su Modo Campaña, el más adulto y elaborado hasta la fecha y que gana enteros con su Cooperativo a cuatro…
...Aunque las mecánicas del Cooperativo no están del todo bien optimizadas y podrían haberse exprimido mucho más.
Las opciones de personalización y clases, tanto en su Campaña como en el Multijugador
Los 'checkpoint' de la Campaña, demasiado abundantes y cortan la acción más de lo que nos gustaría
Sus Zombies, los más grandes y divertidos hasta la fecha y que ofrecen toneladas de secretos por descubrir
Los gráficos siguen siendo demasiado conservadores
La gran cantidad de elementos desbloqueables y 'fan service' en su Campaña
La banda sonora de Jack Wall, imprescindible

Puntuación

Excelente
Un título referente en su género, que destaca por encima de sus competidores y que disfrutarás de principio a fin, seguramente varias veces. Un juego destinado a convertirse en clásico con el paso de los años.
Cómpralo sin pestañear.
Jugabilidad

Las nuevas mecánicas y árboles de especialización en la campaña, unidos a su cooperativo y la enorme cantidad de extras dan al título horas y horas de diversión y, esta vez de manera muy palpable, una variedad jugable que parece apuntar a una muy buena dirección. Los Zombies son un mundo aparte en el que perderse, llenos de secretos y guiños al jugador. El cóctel de habilidades y mejoras de nuestro personaje da mucho juego a la hora de afrontar cada situación en la Campaña.

Gráficos

Es el motor gráfico reciclado del Black Ops 2 y adaptado a la nueva generación. Cumplen e incluso sorprenden en muchas ocasiones, aunque se le empiezan a notar los años. Sin embargo, consigue la que siempre es santo y seña de la casa, unos gráficos más que notables con una fluidez jugable extraordinaria, sobre todo en su Modo Multijugador.

Sonido

La banda sonora de Jack Wall es una delicia que encantará a los más acérrimos a las composiciones del artista estadounidense; los efectos sonoros del juego cumplen bastante bien y consiguen una inmersión más que considerable, especialmente en su Campaña y Zombies.

Multijugador

El plato fuerte del título, como suele se habitual en la saga, funciona de manera totalmente fluída, a 60 fps y presenta un nuevo sistema de especialistas que proporciona grandes dosis de variedad y versatilidad. Los modos de juego son muy abundantes, y el cooperativo, tanto en la Campaña como en el Modo Zombies funciona sin problemas y ofrece una experiencia más que sólida.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 59.00 € Comprar >
PAL/ES 60.29 € Comprar >
PAL/ES 59.90 € Comprar >
PAL/ES 64.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Treyarch
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
16 Jugadores
Lanzamiento: 
06/11/2015
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PC PS3 XBO
+18Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad