Skip to main content
Publicidad
BlazBlue: Central Fiction

BlazBlue: Central Fiction, Análisis

review_game
| |

La saga BlazBlue, franquicia de culto en el género de la lucha, regresa al candelero con Central Fiction, entrega que expande hasta el máximo su propuesta jugable al tiempo que nos ofrece la resolución al arco argumental que se inició en el primer juego de la serie.

Ha llovido ya bastante desde que en aquel lejano 19 de noviembre de 2008 irrumpiera en los salones recreativos nipones BlazBlue: Calamity Trigger, la por entonces nueva propuesta del mítico estudio especializado en lucha versus Arc System Works. Aquel primer BlazBlue dejó maravillados a propios y extraños gracias a su alto nivel jugable, heredero directo de la franquicia Guilty Gear (de hecho, si tuvimos un primer BlazBlue en lugar de un nuevo Guilty Gear fue porque por entonces Arc System había perdido los derechos para seguir explotando la licencia), y su extraordinario apartado gráfico.

Precisamente fue su nivel visual, con personajes construidos a golpe de píxel y sprite (a 720p de resolución), escenarios tridimensionales tremendamente coloridos en los que se fusionaban polígonos y elementos 2D con perfecta maestría, y un espectáculo de ondas de energía y ataques especiales a la altura de un Marvel Vs. Capcom, lo que convirtió a BlazBlue en un juego de referencia dentro de la lucha versus. Así, aunque la inmensa mayoría de seguidores del género de las tortas por antonomasia se centraban en Street Fighter IV y no veían más allá, el juego de Arc System cosechó el suficiente éxito como para dar inicio a una saga que a lo largo de ocho años ha contado con un total de siete entregas.

El apartado gráfico de BlazBlue arrastra ocho largos años de edad a sus espaldas. Sigue luciendo bien, pero ya es necesaria una revolución como la vista en Guilty Gear Xrd.
El apartado gráfico de BlazBlue arrastra ocho largos años de edad a sus espaldas. Sigue luciendo bien, pero ya es necesaria una revolución como la vista en Guilty Gear Xrd.


Es la última de estas entregas, BlazBlue: Central Fiction, la que ahora recibimos con los brazos abiertos. Eso sí, la situación actual de la franquicia BlazBlue no es la misma que gozó en sus primeros juegos, pues ahora el ojito derecho de Daisuke Ishiwatari, cabeza visible de Arc System Works, vuelve a ser Guilty Gear. Sin embargo, ello no quita que Ishiwatari en particular y el Project BB Team en general sigan volcando todo su talento para traer a nuestros sticks el mayor y mejor BlazBlue lanzado hasta la fecha, el cual además supone el fin de una época, o al menos así nos aseguran desde Arc System. ¿Verdad o simple publicidad gratuita? Sin más dilación, respondamos a dicha pregunta.

Ha llegado la hora

Si hablamos de calidad argumental, BlazBlue gana de calle a cualquier franquicia de lucha de la actualidad. A Street Fighter por supuesto (Capcom nunca ha prestado especial atención a dicha faceta en su franquicia de lucha estrella, a pesar del potencial que se podría extraer de ella en lo que a narrativa se refiere), a The King of Fighters también (la antigua SNK aprobaba con nota alta en esta parcela, pero los largos años de travesía en el desierto de Playmore lo echaron todo a perder), a Tekken (esperemos que ese prometedor Modo Historia de Tekken 7 eleve el nivel de un guion que llevaba años dando vueltas sobre sí mismo sin llegar a ninguna parte), a Mortal Kombat (aunque aquí los muchachos de NetherRealm Studios tienen coartada, ya que el hilo argumental, como pasa en otras facetas de la saga, nunca se ha tomado muy en serio a sí mismo, algo que nos parece más que bien) y a cualquier otra franquicia de lucha que se nos venga a la cabeza. De hecho, la única saga de tortas digna de codearse con BlazBlue a nivel de guion-más-grande-que-la-vida es Guilty Gear, su prima-hermana.

Es, uno de los dos personajes exclusivos de la versión de Central Fiction destinada a consolas. Solo podra adquirirse vía DLC.
Es, uno de los dos personajes exclusivos de la versión de Central Fiction destinada a consolas. Solo podra adquirirse vía DLC.


Así, BlazBlue: Central Fiction, a pesar de encuadrarse en un género en el que el guion no necesita ni mucho menos ser uno de sus aspectos relevantes, destaca por su historia. Lo hace incluso más que en entregas precedentes, ya que aquí se nos muestra el capítulo final en el que confluyen todos los hilos narrativos que se han ido abriendo desde Calamity Trigger. La situación de la que parte Central Fiction no es otra que el día después del final de Chronophantasma. Así, la emperatriz Izanami logró invocar a la Master Unit, el corazón de la realidad misma, con la intención de destruirla y acabar con toda existencia. Ragna y sus aliados consiguieron proteger a la Master Unit, aunque a un alto precio y solo retrasando lo inevitable, puesto que la emperatriz sigue frente al corazón de la realidad, buscando un modo alternativo de destruirlo, mientras Kokonoe, Rachel y sus aliados reúnen sus últimas fuerzas para preparar un desesperado asalto final.

Ragna, tras transformarse en la Bestia Negra en mitad de la lucha que tuvo lugar en el último tramo de Chronophantasma, está desaparecido y nadie sabe si se pondrá del lado de la emperatriz o de los aliados que intentan detenerla. La situación se vuelve aún más desesperada cuando Nine, una de los legendarios Seis Héroes, regresa de la muerte sin que tampoco quede claro de qué lado está. Y si por ello no fuera suficiente, Yuki Terumi inicia el plan definitivo que le permitirá regresar a su forma original, la cual le convertirá en un enemigo imbatible con el poder suficiente como para destruir toda protección que la Master Unit tenga a su alrededor y dejarla expuesta a su completa destrucción.

Nine, miembro de los Seis Héroes que antaño derrotaron a la Bestia Negra, vuelve a la vida. Por desgracia, su regreso no parece traer nada bueno para Ragna y sus aliados.
Nine, miembro de los Seis Héroes que antaño derrotaron a la Bestia Negra, vuelve a la vida. Por desgracia, su regreso no parece traer nada bueno para Ragna y sus aliados.

 
Todo esto es solo un resumen muy por encima de los acontecimientos que llevan al punto de partida de BlazBlue: Central Fiction. El guion de la saga es extenso, denso y complejo, repleto de personajes y referencias que se entrecruzan continuamente, lo que hace que no sea precisamente fácil de seguir. Afortunadamente, Arc System es consciente de ello, así que en el juego se incluye un completísimo glosario de términos en el que podremos consultar cualquier duda que tengamos sobre la trama de BlazBlue. Así mismo, al iniciar el Modo Historia del juego se nos ofrecerá un amplio resumen de los acontecimientos que se han desarrollado desde BlazBlue: Calamity Trigger hasta Central Fiction, para que nos pongamos rápidamente al día.

Y ya que hablamos del Modo Historia, decir que de nuevo éste se nos muestra como si de una novela visual se tratara, con poca interacción por nuestra parte dado que los combates en los que podemos participar a lo largo de la narración son más que escasos. Además, las voces se nos ofrecen únicamente en japonés, así que no tendremos más remedio que leer unos subtítulos que solo se muestran en inglés. Será necesario que al menos contemos con un nivel medio de conocimiento en el idioma anglosajón, ya que muchos diálogos contienen términos complejos y palabras que van más allá de las que suelen usarse en una conversación formal.

Como de costumbre en la franquicia, el Modo Historia de BlazBlue: Central Fiction se narra al más puro estilo novela visual japonesa, con los pros y contras que ello tiene.
Como de costumbre en la franquicia, el Modo Historia de BlazBlue: Central Fiction se narra al más puro estilo novela visual japonesa, con los pros y contras que ello tiene.


Aquí el tirón de orejas a Arc System debe ser obligatorio. No porque Central Fiction no nos llegue traducido al castellano, pues es algo que ya tenemos tristemente asumido (solo las dos primeras entregas, BlazBlue: Calamity Trigger y BB: Continuum Shift, llegaron con textos en nuestro idioma), además de que somos conscientes de que en no pocas ocasiones todo esto depende de terceros más que del desarrollador original del juego. Lo que sí lamentamos es que nadie, ya sea Arc System como creadora o Aksys Games como distribuidora en Estados Unidos, se ha dignado a ofrecer un doblaje inglés, voces que sí se encontraban presentes en todos los BlazBlue anteriores a Central Fiction. De hecho, los aficionados estadounidenses, en cuanto se enteraron de que BlazBlue: Central Fiction no estaría doblado al inglés, iniciaron una recogida de firmas para pedir que las voces anglosajonas acabaran llegando al juego, aunque fuera posteriormente vía DLC. Desgraciadamente, la petición acabó cayendo en saco roto.

Una situación que fastidia, y mucho. Fastidia porque ahora incluso aquellos que sepan inglés tendrán que leer subtítulos sí o sí, por no mencionar que ya no nos enteraremos de nada cuando los personajes hablen en mitad de los combates (algo que hacen muy a menudo, y obviamente durante los combates no hay subtítulos). Pero sobre todo es una lástima porque el trabajo que los actores de doblaje ingleses llevaban a cabo en la saga BlazBlue era digno de elogio. En fin, qué se le va a hacer. Los responsables de esta situación han querido ahorrarse el dinero que conlleva doblar el juego a un idioma extra y esto es lo que hay, mucho nos tememos que de ahora en adelante en lo referente a los juegos desarrollados por Arc System Works.

Esta es la edición coleccionista de Central Fiction, bastante bien armada con su figura, libro de arte y banda sonora. A pesar de que Pqube, distribuidora del juego en España, ha asegurado que la tendremos por aquí, a fecha de redactar estas líneas aún no se encuentra disponible en las principales tiendas patrias de compra de videojuegos.
Esta es la edición coleccionista de Central Fiction, bastante bien armada con su figura, libro de arte y banda sonora. A pesar de que Pqube, distribuidora del juego en España, ha asegurado que la tendremos por aquí, a fecha de redactar estas líneas aún no se encuentra disponible en las principales tiendas patrias de compra de videojuegos.

Siguiendo con el juego no os preocupéis, ya que aunque durante el Modo Historia los combates casi brillen por su ausencia, BlazBlue: Central Fiction se encuentra más que bien armado en lo que a modos de juego se refiere y tendremos para luchar hasta hartarnos. El Modo Arcade, ese que Capcom dejó de considerar necesario para Street Fighter V, resulta ser toda una gozada que además se encuentra expandido para la ocasión. Ahora se divide en varios actos, con ocho combates para cada uno de ellos. Aquí se desarrollará aún más el ya de por sí enorme guion de BlazBlue: Central Fiction, ya que la mitad de los combates de cada acto cuentan con diálogos antes y después de los enfrentamientos, todos personalizados según el personaje que controlemos en ese momento. La IA, como viene siendo habitual en los juegos de Arc System, ha sido trabajada al máximo, y en niveles altos de dificultad incluso el mayor experto en BlazBlue tendrá que esforzarse al límite para ir abriéndose camino.

La oferta de modos offline no termina ni mucho menos ahí. En principio tendremos un completo tutorial dividido en diferentes niveles, un Modo Challenge en el que superar diez pruebas por cada uno de los 35 personajes que forman la plantilla de BlazBlue: Central Fiction, y un modo Grim of Abyss al que echar horas y horas mientras superamos innumerables retos y mejoramos a nuestro personaje mediante un completo sistema de ítems y grimorios que adquirimos conforme vamos jugando.

Hibiki y Naoto, debutantes en Central Fiction. Dos personajes excelentemente construidos, como suele ser habitual en Arc System.
Hibiki y Naoto, debutantes en Central Fiction. Dos personajes excelentemente construidos, como suele ser habitual en Arc System.


Luego podremos además echar mano del modo Score Attack, dividido en niveles de dificultad independientes al general, contando cada nivel con cuatro recorridos seleccionables. En cada recorrido nos enfrentaremos a un total de 10 personajes, compitiendo para tratar de obtener la puntuación más alta posible. Ya por último, y no por ello menos importante, tenemos el denominado Speed Star Mode que, para entendernos, es un Time Attack con una vuelta de tuerca. Aquí no solo debemos eliminar al mayor número de oponentes en un tiempo determinado, sino que tendremos que hacerlo tratando de luchar de la mejor forma posible, ya que así obtendremos tiempo extra que a su vez nos permitirá seguir adelante. Por lo tanto, si inicialmente partimos con 180 segundos disponibles, cuanta más efectiva y técnica sea nuestra lucha más tiempo podremos añadir a dicho arco temporal.
 
Por supuesto, la parcela online también se encuentra más que bien cubierta en BlazBlue: Central Fiction. La sala de espera interactiva nos permite matar el tiempo con diversas actividades y curiosidades mientras aguardamos hasta que encontramos una partida, y una vez en faena éstas transcurren con solvencia, al menos hasta donde se ha podido ver. Aún falta comprobar cómo se comportará todo cuando se abran los servidores a occidente (en el momento de redactar estas líneas, el juego únicamente se encuentra disponible en Japón), aunque como siempre jugará a favor del juego el que no tengamos que enfrentarnos a un online tan masificado y sobresaturado como el de Street Fighter V.

Izanami está dispuesta a desatar un infierno aún peor que el que tuvo lugar durante la crisis de la Bestia Negra.
Izanami está dispuesta a desatar un infierno aún peor que el que tuvo lugar durante la crisis de la Bestia Negra.


Antes de cerrar el presente apartado de BlazBlue: Central Fiction, nos detendremos en lo referente a la plantilla de personajes. Aquí se incluyen los 28 luchadores ya vistos en la anterior entrega de la franquicia, BlazBlue: Chronophantasma Extend, a los que se añaden siete nuevos personajes: Naoto Kurogane, Hibiki Kohaku, Izanami, Nine the Phantom, Susano’o, Es y Mai Natsume. Los cuatro primeros se encuentran disponibles de inicio, mientras Susano’o podrá ser desbloqueado cuando superemos (o más bien visualicemos) el Modo Historia. Respecto a Es y Mai, por desgracia la única forma que tendremos de desbloquear a estos personajes será la de pasar por caja, ya que únicamente se ofrecen vía DLC. Puede que en el caso de Es, la descarga sea gratuita en las primeras semanas tras el lanzamiento del juego; eso sí, al no estar disponible el título en PSN a la hora de redactar estas líneas, es algo que no podemos confirmar.

El arte de la lucha

El sistema de combate de BlazBlue: Central Fiction se encuentra pulido hasta el extremo. No es de extrañar, ya que en esencia hablamos de la séptima edición de un mismo título, por lo que aquí nos encontramos con el resultado de ocho años regulando, equilibrando y mejorando unas mecánicas hasta dejarlas funcionando con la precisión de un reloj suizo. Las bases son reconocibles para todo aficionado a la franquicia: cuatro botones de ataque (rápido, medio, fuerte y un cuarto botón denominado Drive, de funcionalidad distinta para cada personaje), especial atención a los juggles y el combate aéreo al más puro estilo Marvel Vs. Capcom (con saltos largos, dobles, proyecciones en el aire...), una velocidad realmente desenfrenada...

BlazBlue: Central Fiction (PS3) Captura de pantalla

Por supuesto, Central Fiction también añade en la parcela jugable novedades significativas respecto a lo visto en anteriores BlazBlue. Lo primero con lo que nos encontramos es un sistema de control, ya presente en Chronophantasma Extend, pensado para jugadores ocasionales y bautizado como Stylish Type. Si lo seleccionamos tendremos combos automáticos pulsando un solo botón repetidamente, guardia automática dejando el stick quieto, un botón extra para ejecutar ataques especiales también automáticos... Por supuesto, elegir este sistema de control también conlleva una serie de desventajas, en aras de equilibrar los combates respecto a los jugadores que apuesten por el sistema de control normal (denominado aquí como Technical Type); la más relevante es que con el Stylish Type nuestro personaje restará menos cantidad de salud al rival.

Eso sí, donde sin duda encontramos las novedades más relevantes de Central Fiction es en la barra circular de la interfaz de juego, denominada Overdrive. A lo largo de las diferentes entregas de la franquicia, este medidor ha recibido especial atención por parte de los programadores, y desde luego ahora podemos decir que lo han dejado perfecto. Es más, ahora la barra Overdrive se revela tan importante en el transcurso del combate como la clásica Heat Gauge. Así, con el medidor Overdrive lleno, solo tenemos que pulsar los cuatro botones de acción a la vez y nuestro personaje entrará en el estado que lleva la misma denominación que la barra que lo regula. Ello conlleva una serie de ventajas tanto pasivas como activas que dependerán del personaje que controlemos en ese momento.

El roster de luchadores de BlazBlue ha aumentado significativamente desde esos 10 que se encontraban disponibles en la recreativa de Calamity Trigger.
El roster de luchadores de BlazBlue ha aumentado significativamente desde esos 10 que se encontraban disponibles en la recreativa de Calamity Trigger.


Además de las citadas ventajas, en modo Overdrive contamos con la posibilidad de echar mano de dos nuevas técnicas: Exceed Accel y Active Flow. El Exceed Accel se activa pulsando de nuevo los cuatro botones de acción, y es algo así como un Distortion Drive (nombre que recibe en BlazBlue lo que en Street Fighter se conocen como Super Combos o Critical Arts) de corto alcance, ideal para contraatacar incluso cuando nos estamos cubriendo ya que nos brinda cierta invulnerabilidad al ejecutarlo. En cuanto al Active Flow, solo podremos activarlo una vez por asalto. Cuando está activo, nuestro personaje mantiene todas las ventajas del estado Overdrive, a lo que se añade la posibilidad de infligir el doble de daño normal, así como el disponer de un Exceed Accel mucho más poderoso.

Por supuesto, todo lo que ya podíamos ejecutar en anteriores BlazBlue (Break Burst, Crush Trigger, Counter Assault, Barrier Block...) sigue estando presente en Central Fiction. Desde luego, éste es un título especialmente indicado para expertos en el género que ya lleven años dando tortas, aunque con práctica todo se aprende, y los nuevos jugadores que desembarquen en la franquicia encontrarán toda la ayuda que necesiten en el completo tutorial del juego, al tiempo que aprenden sobre la marcha mientras en sus primeras partidas echan mano del Stylish Type.

Los escenarios de Central Fiction son numerosos y espectaculares. Por desgracia, la mayoría se han reciclado desde títulos anteriores de la franquicia.
Los escenarios de Central Fiction son numerosos y espectaculares. Por desgracia, la mayoría se han reciclado desde títulos anteriores de la franquicia.


Unos gráficos demasiado familiares

Aquellos que hayan tenido la suerte de vivir en primera persona la edad dorada del género de la lucha versus (desde la aparición de Street Fighter II en 1991 hasta la caída de SNK y el abandono de Capcom tras el lanzamiento de Capcom Vs. SNK 2, ya en 2001) sin duda ya habrán sufrido en sus propias carnes lo que nos encontraremos en BlazBlue: Central Fiction a nivel gráfico: reciclado a mansalva de material visual procedente de títulos anteriores de la franquicia. Así, los sprites de los luchadores mantienen la resolución del juego original (720p), los personajes que aparecieron en aquel ya lejano Calamity Trigger de 2008 siguen tal cual, y los nuevos contendientes han sido elaborados en la ya mencionada resolución para que se mantengan al mismo nivel que los veteranos. En definitiva, en BlazBlue: Central Fiction nos encontraremos con un engine que ya arrastra ocho años a sus espaldas.

El reescalado de los escenarios (estos ya poligonales) a 1080p en PS4 es bastante bueno, pero los sprites dejan notar su edad y se muestran excesivamente pixelados, sobre todo al visualizar el juego en pantallas grandes. Esperamos que en el próximo BlazBlue, que ya debería suponer un auténtico punto y aparte para la franquicia, Arc System haga de una vez borrón y cuenta nueva, ofreciéndonos un apartado gráfico similar al que goza actualmente la franquicia Guilty Gear. Eso sí, mucho nos tememos que antes de ese hipotético BlazBlue 2 tendremos un BB: Central Fiction Extend en el que todo seguirá igual.

El engine de BlazBlue: Central Fiction hunde sus raíces en la generación anterior. Se sigue viendo espectacular, pero ya va siendo hora de que Arc System lleve a cabo en la saga la revolución visual de Guilty Gear Xrd.
El engine de BlazBlue: Central Fiction hunde sus raíces en la generación anterior. Se sigue viendo espectacular, pero ya va siendo hora de que Arc System lleve a cabo en la saga la revolución visual de Guilty Gear Xrd.


En la parcela sonora tampoco encontraremos nada nuevo bajo el sol. Las composiciones musicales de los 28 personajes veteranos siguen ahí tal cual fueron escuchadas en BlazBlue: Chronophantasma Extend, añadiéndose las melodías de los siete nuevos luchadores, arreglos para los diversos menús, algún que otro corte extra para los encuentros especiales, etc. En cuanto a las voces, como ya mencionamos anteriormente, aquí Central Fiction pierde respecto a sus antecesores al brillar por su ausencia el más que competente doblaje inglés que habíamos podido disfrutar a lo largo de las diversas entregas de la franquicia. Una auténtica lástima.

Conclusión: 

BlazBlue: Central Fiction mantiene sin problemas el alto nivel al que tan bienacostumbrados nos tiene la franquicia. Eso sí, ocho años echando mano del mismo motor gráfico, con su reciclado de sprites y escenarios, además de su resolución reescalada, son muchos años, y la franquicia pide ya a gritos una completa revolución a nivel visual como la que Arc System llevó a cabo hace poco con Guilty Gear Xrd. A nivel jugable sí que no podemos poner pega alguna, pues aquí esos ocho años de recorrido de la franquicia juegan a favor de Central Fiction, ofreciéndonos unas mecánicas sobresalientes y un sistema de combate regulado y equilibrado al máximo que se convierte además en uno de los más completos del género. Entre el resto de novedades del juego destaca un Modo Historia que cumple de sobras en su condición de capítulo final del arco argumental abierto en Calamity Trigger, un Modo Arcade expandido y dividido en varios actos, siete nuevos personajes jugables (dos de ellos solo accesibles vía DLC) y un modo online que hasta donde hemos visto funciona sin muchos problemas.

La pregunta obligatoria para el aficionado a la franquicia es si merece la pena hacerse con BlazBlue: Central Fiction en el caso de que ya contemos con alguno de los títulos anteriores. Pues bien, aquí, y al contrario que en la edición Extend de Chronophantasma, las novedades sí que son lo suficientemente numerosas y relevantes como para que merezca la pena el desembolso. Además, el juego aparece a precio ajustado (50 euros en PS4 y 30 euros en el caso de PS3), así que no tendremos que rascarnos demasiado el bolsillo para adquirir el que no deja de ser uno de los mejores juegos de lucha de la actualidad.

Lo MejorLo Peor
El Modo Arcade, dividido en esta ocasión en varios actos
El apartado gráfico, que tras 8 años y 7 entregas ya va necesitando un completo lavado de cara
Las posibilidades del sistema de combate son realmente abrumadoras
Voces únicamente en japonés y textos solo en inglés
El frenético ritmo de las refriegas, mayor si cabe en esta entrega
En esta ocasión parece que nos quedamos sin versiones Vita y One
Como es habitual, los nuevos personajes ofrecen posibilidades de juego completamente distintas a lo visto anteriormente

Puntuación

Muy Bueno
Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.
Cómpralo.
Jugabilidad

BlazBlue: Central Fiction es la séptima revisión de un mismo concepto jugable, de ahí que todo esté pulido, regulado y revisado hasta el extremo. Nada sobra, nada falta, y el propio Central Fiction añade a esta perfecta mezcla nuevos ingredientes que la hacen aún más apetecible.

Gráficos

Lo que juega a favor de la jugabilidad de Central Fiction ya no lo hace tanto en lo referente a su nivel gráfico. Todo se sigue viendo igual que en el BlazBlue: Calamity Trigger de 2008. Aun así, el juego mantiene el tipo, de eso no hay duda, y sigue siendo espectacular a nivel visual. Pero ya va siendo hora de que Arc System haga borrón y cuenta nueva y nos ofrezca algo a la altura de lo visto en Guilty Gear Xrd.

Sonido

Por desgracia, Arc System ha decidido ahorrarse unos yenes, así que en Central Fiction se elimina el sensacional doblaje inglés que venía siendo santo y seña de anteriores BlazBlue. Ahora, solo los expertos en el idioma de Akihito podrán entender los abundantes diálogos que mantienen los personajes incluso cuando están luchando (y en pleno combate no hay subtítulos de los que echar mano). La música conserva el excelente nivel al que la franquicia nos tiene acostumbrados, pero de nuevo la banda sonora se compone en su mayoría de melodías recicladas de títulos anteriores. Aquí también es necesaria una completa revolución.

Multijugador

La franquicia BlazBlue siempre ha recibido una de cal y otra de arena en lo que al juego online se refiere, y no creemos que Central Fiction vaya a convertirse en una excepción a la regla. Así, no nos encontraremos aquí con la masificación de un Street Fighter, por lo que será difícil toparse con un problema de servidores saturados. Sin embargo, nos costará encontrar partida, y cuando encontremos alguna seguramente acabaremos jugando contra un japonés de habilidad “nivel inhumano” que ha dedicado los últimos ocho años de su vida en exclusiva a BlazBlue. Se agradece el detalle de la sala de espera, en la que poder pasar el tiempo mientras esperamos la llegada de nuestra siguiente ejecución.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Arc System Works
Género: 
Acción
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
04/11/2016
Voces: 
Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS4
También en:
PS3
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad