Skip to main content
Publicidad
Battlefield 4

Battlefield 4

review_game
| |

En la guerra el alma se adhiere al arma, la retícula son los ojos del enmudecido soldado. EA DICE deslumbra al horizonte apuntando hacia una significativa evolución para su simulador bélico, ahora del todo explosivo gracias al Levolution y la Amphibious War. Battlefield 4 recarga sus fusiles y los pone junto al volante de un multijugador aún más sobrecogedor en PC, PlayStation 4 y Xbox One, rugido pionero del prometedor Frostbite 3. Xbox 360 y PlayStation 3 imitan como pueden la hecatombe.

El Análisis de la versión de Xbox One lleva un embargo de publicación distinto al de todas las demás ediciones de Battlefield 4. El martes 12 de noviembre a las 18:00 podrás leerlo y verlo en movimiento en MeriStation.

Desde el impacto penetrante que fue el primer vídeo in-game de Battlefield 4, mucho se ha hablado y debatido de si este primer episodio de la llamada nueva generación de videojuegos -ya implantada en PC con joyas del calibre de Crysis 3 o el anterior BF3- supone o no el salto que la marca acostumbra a intentar entre sus entregas. No son buenos tiempos para la innovación en shooters pero sí para el perfeccionamiento de la técnica, y aquí es donde dispara esta impresionante propuesta, venida directamente desde Battlefield 3 y desarrollando cada una de sus directrices, especialmente gráficas y algunas jugables. Electronic Arts lanza esta semana el que supone junto a FIFA 14 su pico del año fiscal, un título clave que más que en ventas se transformará en confianza de los jugadores en la editora y su cada vez más respetada división sueca, EA DICE, responsables de esta serie y Mirror's Edge como principales estandartes. La guerra se lleva un poco más allá con este juego, perfecto ejemplo de lo que la next-gen va a ser capaz de poner en pie en nuevas consolas y cómo la tecnología puntera puede servir para mejorar la experiencia jugable, la inmersión, diversión y adicción de un anodadado espectador que, eso sí, en PC, PlayStation 4 y Xbox One tiene su más recomendable traslado al conflicto bélico virtual que ofrece esta obra ya histórica por los terrenos que pisa primero, antes que nadie, pero despacio como buena avanzadilla. BF4 no deja de ser la evolución lógica que cabría pedir al género y a la marca desde Battlefield 3.

Se le parece mucho, claro, es un episodio que parte de una base muy sólida que ya conquistó en 2011 a millones de nuevos soldados al mismo tiempo que volvió a alistar a los habituales de la licencia, sobre todo en ordenadores, apoteósico. El salto técnico y jugable no es abismal como sí ocurría en Battlefield 2 o incluso en Bad Company. Pero, una vez que se profundiza en la mayoría de sus mapas, árboles de armas, vehículos, modos y esquema de partidas, uno se da cuenta de que la propuesta ha evolucionado como debía, de que algo nuevo asoma la cabeza tanto en la serie Battlefield como en la formación de first person shooters en general aunque todavía no se atreve a imponerse. La nueva generación de títulos ha llegado y con ello la posibilidad de crear una nueva dinámica de juego que deje atrás los universos estáticos y la ausencia de interacciones. EA DICE se entrega como nunca en el realismo de imagen y de efecto, y todo eso sería imposible sin una prometedora completa revisión del motor gráfico de la luz y las partículas que se inauguró con BF3 y aquel fatídico Need for Speed: The Run, ahora evolucionado un nivel más allá y renombrado Frostbite 3, posible a máximo rendimiento en máquinas con soporte next-gen, es decir PS4, XBO y ordenadores a la última.

Guerra anfibia en entornos completamente destruibles y cambiantes. El Frostbite 3 lleva bastante más allá los cánones Battlefield.
Guerra anfibia en entornos completamente destruibles y cambiantes. El Frostbite 3 lleva bastante más allá los cánones Battlefield.

No obstante, no estamos ante una producción solo para sistemas punteros. Battlefield 4 también tiene versiones en PlayStation 3 y Xbox 360, consolas que ya se despiden y aquí intentan sacarse su máximo partido aunque sin alcanzar las cifras y experiencia de las ediciones superiores. Analizamos conjuntamente en este texto las dos versiones puesto que las únicas diferencias que presentan son técnicas y una sí que vital en el multijugador: 40 personas menos en las partidas, de los 64 participantes originales a 24 jugadores online. La estabilidad del Frostbite 3 en la sobremesa actual no está nada mal, especialmente en el singleplayer donde menores diferencias visuales se aprecian. La comparativa visual en este caso concreto era crucial, por eso en MeriStation hemos querido detallar los primeros pasos de la Campaña en las dos plataformas de Sony, PS3 y PS4 simultáneamente, en este vídeo totalmente In-Game.

Competir y perfeccionar

La comparación también se establece en otro ángulo. DICE se atreve con todo esto con Call of Duty presionando, su firme competidor desde una perspectiva superficial, que este otoño -tan solo una semana después- se materializará en Ghosts, una entrega para las mismas plataformas que a priori parece bastante más conservadora y sin las burradas visuales que ha buscado EA en esta superproducción. Pero seamos honestos, Battlefield no tiene ya mucho que ver con CoD; son ritmos de juego diferentes, mapas con otro diseño, modos pensados de otra manera, número de jugadores online, vehículos, progresión de jugador, amplitudes... La comparativa sí puede tener cabida en la mente del que solo vaya a comprar uno de los dos y esté absolutamente indeciso. Por eso en este Análisis y el de la semana que viene sobre la obra de Activision e Infinity Ward desgranaremos las claves de cada juego, por si todavía hay alguien que no termina de distinguirlos y no le queda claro si lanzarse hacia el realismo sosegado, amplio y exigente de Battlefield 4 o la diversión más directa y espíritu rapidísimo de Call of Duty: Ghosts. La mención era necesaria en un panorama del FPS bélico como el actual.

Jugar en equipo vuelve a ser fundamental, para el reparto de roles, de zonas o elección de conducción/ametralladora.
Jugar en equipo vuelve a ser fundamental, para el reparto de roles, de zonas o elección de conducción/ametralladora.

Eso es, realismo, amplitud, sosiego, oportunidad. EA DICE recurre a lo que mejor sabe hacer, trasladar al jugador a una batalla masiva, con su máxima fidelidad en sensación de pánico al ser apuntados por el láser de un francotirador o pertenencia al escuadrón al tener que trabajar en coordinación y diversos roles militares de ofensa y pilotaje. Y ese traslado lo hace esta vez con un nuevo concepto marcando sobremanera todos los apartados del producto, tanto la Campaña singleplayer como el Multijugador, el fenómeno Levolution. Niveles que evolucionan, que se transforman, que se derriban, que se inundan, que explotan, que son cubiertos por la arena o una tormenta tropical. Niveles siempre destruibles, ahora más que nunca y con una escenificación de físicas inusitada, con el peso de cada piedra en caída desplomada como debe suponer, capaz de llevarse por delante a un jugador que debe saber beneficiarse del entorno tanto como apuntar. Levolution es una idea brillante que mezcla aleatoriedad con destrucción y hace de cada mapa un ecosistema único y del que desconfiar, repleto de oportunidades para tender trampas al enemigo. Eso sí, no funciona en todos por igual, algunos lo tienen casi metido con calzador o de forma poco determinante.

Y para respaldarlo tecnología, un Frostbite 3 capaz de generar estampas fotorrealistas, muy sólidas en composición visual y crudas como el más contemporáneo de los conflictos. Battlefield 4 regresa a la escena actual, esta vez en una ambientación más oriental por el eje central de su argumento singleplayer, lo que también da paso a escenarios azotados por climatología extrema de China, Vietnam o Japón, con el mar como tercer protagonista en esta oda a los escenarios cambiantes y abiertos, zonas de guerra que obligan a los ejércitos a moverse por tierra, mar y aire. Esto es marca de la casa y ahora brazo aún más tendido a la presencia de los vehículos, enormemente significativa y de contraste radical con otros potentes multijugador de disparos. Una ladera, el centro de una ciudad capital, un barrio anegado, una llanura con huertos y centrales eólicas, un resort de lujo o hasta un archipiélago entero azotado por un huracán. Apertura sin sacrificio gráfico o de diseños. DICE sabe lo que maneja.

La iluminación y reflejos siguen siendo el primer impacto que genera su aspecto, pero una vez que empiezan los misiles y bombarderos el cielo se llena de acción y espectáculo.
La iluminación y reflejos siguen siendo el primer impacto que genera su aspecto, pero una vez que empiezan los misiles y bombarderos el cielo se llena de acción y espectáculo.

Amphibious War

Lo dicho, la evolución que trae consigo la idea de Levolution -más satisfactoriamente implementada e importante de lo que parecía- sería imposible sin tecnología en videojuegos que soporte esto y sin la filosofía Battlefield que desde los primeros tiempos ha apostado por la amplitud de escenarios y coprotagonismo de los vehículos junto a las armas de fuego. Sus creadores hablan de una Amphibious War, una contienda a gran a escala que lleva a los soldados a cualquier terreno sin distinción de principales superficies. El agua en BF4 es un elemento protagonista, tanto que algunos mapas, como el archipiélago de Paracel Storm, tienen más superficie marítima que de tierra, y casi mayores encontronazos en lanchas, avionetas, motos de agua o helicópteros que los que producen los soldados a pie, salvando las distancias. Precisamente este mapa, la segunda misión de la Campaña o algunos momentos puntuales de otros escenarios del Multi como Hainan Resort y Siege of Shangai esbozan la evolución del nivel hasta tal punto en relación con el agua que los tiroteos entre embarcaciones se llegan a transformar en balancines donde intercambiar disparos a diversas alturas, todo promovido por un oleaje picado que llega a volcar o arrastrar barcos.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 19.90 € Comprar >
PAL/ES 19.90 € Comprar >
PAL/ES 17.90 € Comprar >
Desarrolla: 
EA DICE
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
64 Jugadores
Lanzamiento: 
29/11/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS4
También en:
360 PC PS3 XBO
+18Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad