Skip to main content
Publicidad
Saint Seiya: Brave Soldiers

Saint Seiya: Brave Soldiers

review_game
| |

Los Caballeros del Zodíaco son una saga grabada a fuego en la infancia de miles de jugadores y por eso cada nuevo juego es seguido con una atención que no tienen otros títulos basado en anime. Enciende tu Cosmos en PS3.

Por alguna razón, parece que no es posible pedir un juego de Caballeros del Zodíaco con cierta complejidad en su planteamiento o en sus mecánicas de juego. Sería fácil culpar a Dimps, el estudio que ha realizado históricamente estos juegos -también hicieron los de PS2-, pero hay que entender que este estudio es “un mandado” que lo mismo hace esto que un Street Fighter IV; son profesionales que hacen el trabajo de campo, si no han hecho nada más con Saint Seiya es simplemente porque nadie en Namco Bandai se lo ha pedido. No parece un prólogo muy prometedor para empezar este análisis, pero hay que reconocer las cosas como lo son: Brave Soldiers es un puro fanservice dotado de un sistema de combate que no pasaría el corte de un aficionado a la lucha, un juego plano en sus mecánicas que sólo encontrará comprensión entre los aficionados a la obra de Kurumada.

El título se aleja del planteamiento Musou del anterior “La Batalla del Santuario” y regresa al planteamiento de One Vs One visto en los juegos de PS2, pero con sus propias particularidades. Algunos personajes y movimientos del anterior título de PS3 se han reutilizado aquí, así que hay cierta sensación de”esto ya lo he visto”, pero en general lo que nos encontramos es un juego de lucha simple basado en una arena 3D en donde tenemos completa libertad para movernos, acercarnos o alejarnos del enemigo. El referente cercano sería un Naruto Ultimate Ninja, con un principio similar: acumular energía de forma constante de manera que puedas usarla en golpes especiales contra el rival, intentando aplicar estrategia a tus movimietnos para evitar desperdiciar valios golpes. Es un juego más de pensar y gestionar recursos que de intercambiar golpes usando la agilidad de tus dedos en precisas combinaciones, es decir, algo alejado de cualquier título de lucha "serio".

Saint Seiya: Brave Soldiers (PS3) Captura de pantalla

La idea base del juego es ofrecer todo un Battle Royale en el que se unen los tres principales arcos argumentales de Caballeros del Zodiaco: Las 12 Casas, Poseidón y Hades. Este generoso arco argumental nos permite elegir, eventualmente, a un elenco de más de 50 luchadores, aunque muchos son variaciones de vestuario del mismo personaje - particularmente de los caballeros de bronce, con algunas variaciones de traje que no alteran apenas sus movimientos-. Como siempre sucede en un fanservice, lo primero que procede al revisar el plantel de luchadores es ver quién falta -y quejarse por ello-. El juego está bien surtido en cuanto a las 12 Casas -tampoco tendría sentido que faltara nadie del que es el gran arco de la saga por antonomasia-. Tampoco Poseidón se queda cojo, con la presencia del dios y sus 7 generales. En cambio, parece que con Hades se quedaron faltos de presupuesto o de tiempo. La mayoría de los integrantes en este arco del juego son los caballeros de oro caídos con armadura negra -que no dejan de ser clones de los caballeros de oro ya presentes- mientras que de los Espectros sólo aguantan en cartelera Radamantis, Aiacos y Minos -además de la presencia de Hades, Thanatos e Hypnos por supuesto- dejando fuera a muchos personajes que forman parte significativa de ese arco argumental.

Con todo, tampoco es necesario ponerse muy purista, hay una gran cantidad de caballeros y todos importantes. Nos hubiera encantado ver a los caballeros de Asgard (sí, es un relleno exclusivo del anime ¿y qué? en juegos de Dragon Ball o Naruto hemos visto aparecer hasta el más insignificante personaje y además ya quisieran otras series Shonen tener un "relleno" como el de la saga de Asgard), a los caballeros negros que acompañaban a Ikki en su robo del casco de sagitario y a otros ilustres que forman parte de nuestros recuerdos colectivos viendo la serie. Pero la plantilla de personajes es bastante decente. Sin embargo, lo realmente atractivo de los personajes de Brave Soldiers es su buena ejecución visual, lo bien conseguidos que están los personajes y sus armaduras, con un Cel-Shaded cuidado que les da un aspecto cercano al visto en la serie. No llega al punto de los juegos de CyberConnect 2, pero es un resultado realmente bueno en su mayor parte. Algunos detalles de las armaduras no están del todo logrados -las alas de algunas armaduras en particular- pero comparado con trabajos anteriores, estamos sin duda ante la representación más fiel en el videojuego de las míticas armaduras-. El contrapunto son los escenarios, demasiado sosos y pobremente representados en comparación con las armaduras.  

Saint Seiya: Brave Soldiers (PS3) Captura de pantalla

A la hora de entrar en combate, nos encontramos más o menos lo que esperábamos habiéndolo seguido estos meses. Como comentábamos al principio, nos encontramos en un escenario 3D con espacio para movernos en cualquier dirección. Nuestras herramientas ofensivas están bastante limitadas: movimiento de agarre, unas seis combinaciones muy simples de golpes que se pueden dominar fácilmente alternando dos botones -golpe fuerte y débil-. Luego cada personaje cuenta con dos movimientos especiales tipo Burst, que pueden ser combinados en medio de un combo y por último encontramos el Big Bang, el clásico Ouji cinemático que es el golpe más potente y espectacular. Descargar este golpe no es fácil ya que es algo lento, aunque también depende del personaje y su animación de entrada, algunos personajes son más fáciles que otros. Sobre este punto, nos hubiera gustado un poco más lustre en la representación de estos ataques, algunos míticos, ya que algunos efectos gráficos son algo flojos, pero en general cumplen bien su cometido. Por último, tenemos el clásico “Awakening” que podremos desencadenar cuando estemos en las últimas, que traducido al lenguaje de Saint Seiya recibe el nombre del “Séptimo Sentido”, tan protagonista de las aventuras de Seiya y compañía en sus duelos contra los Caballeros de Oro.

Es sumamente fácil de aprender y también fácil de dominar, este sistema de combate no tiene ningún recorrido. La base del mismo se basa en acumular cosmos y soltarlo en el momento adecuado para conseguir dañar al contrario mediante combos y ataques especiales. Las guardias pueden ser rotas con numerosos golpes y los ataques pueden ser contrarrestados con un movimiento rápido que nos pone a las espaldas del contrario. Cargar, atacar, protegerte y contraatacar pero especialmente, gestionar bien tu Cosmos, son las bases para dominar el juego. Como pasa en esta clase de títulos, al tener un planteamiento tan sencillo, a la de enfrentarte contra otros jugadores te encuentras con una mayoría cuya estrategia de combate se basa en cargar Cosmos y soltar el especial hasta que les duela el dedo, algo efectivo excepto para jugadores más experimentados -y con el personaje adecuado-. Los que lleguen de Ultimate Ninja Storm 3 se pueden hacer una idea más o menos de qué van a encontrar, aunque es un estilo distinto -más pausado y con más posibilidades de contraataque-.

Saint Seiya: Brave Soldiers (PS3) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 29.92 € Comprar >
PAL/ES 18.99 € Comprar >
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
22/11/2013
Voces: 
Japonés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad