Skip to main content
Publicidad
Publicidad

NBA Jam

On fire!
On fire!
review_game
| |
29201 visitas
NBA Jam iba a ser parte del desaparecido en combate NBA Elite 11, pero su cancelación dejó a EA la oportunidad de lanzarlo por separado. A grito de Boom ShakaLaka vuelve el baloncesto más divertido y desenfadado. Jugadores cabezones, mates imposibles y canastas ardiendo. Y además a precio reducido...

NBA Jam siempre ha sido una referencia de los arcades de deportes, con muchas horas a nuestras espaldas frente a la máquina recreativa o ante nuestras consolas de los 16 bits. Tras aquella época dora, la franquicia pasó con más pena que gloria por distintos formatos, hasta que Electronic Arts se hizo con la licencia y decidió devolverla a los altares. En una primera instancia iba a formar parte de NBA Elite 11, como forma de potenciar la salida de la nueva cara de NBA Live, pero los desarrolladores no cumplieron los plazos y el producto final dejaba mucho que desear. Así que la compañía se encontró con un gran extra terminado que nadie iba a poder ver y decidieron sacarlo como producto independiente.

nbajam_ng_legends.jpg Captura de pantalla

De esta forma tendremos NBA Jam en breve en las tiendas para Xbox 360 y PS3, acompañando a la versión de Wii lanzada hace apenas un mes. Todos los formatos son muy similares entre sí, sobre todo en el aspecto visual y en características, dado que en la consola de Nintendo se aprovecha el Wiimando. Lo primero que destaca es la fidelidad con la que han honrado a los juegos originales, y es que cualquiera que jugara con ellos en seguida se adaptará y entendenderá las mecánicas, como si el tiempo no hubiera pasado. Hasta la estética de los menús tiene cierto parecido que no se ha perdido.

nbajam_ng_magic.jpg Captura de pantalla

Bueno, ¿y qué es NBA Jam? Estamos ante un título de baloncesto dos contra dos, completamente arcade. Los jugadores son capaces de hacer piruetas increíbles, encestando mates desde más allá de la línea de tres puntos. Sus acciones, por otro lado, son más bien limitadas: hacer una finta, saltar para tirar o poner un tapón, pasar al compañero, robar la pelota y para de contar. No hay estrategias de equipo, ni jugadas ensayadas, ni nada de lo que hoy en día es más propio de lo que pretende ser un simulador, como NBA 2K o el propio NBA Elite. Aquí lo que tenemos es diversión directa, desde el primer segundo, y debes sobrevivir siendo el más fuerte sobre la cancha, aunque suponga estar empujando todo el tiempo a los rivales. No hay que concederles ni una bola, lo cual es todavía más importante teniendo en cuenta la soñada bola de fuego: cada vez que metemos tres canastas seguidas sin que el rival haya anotado entre medias de la serie, entramos "en calor" como dice el juego, con lo que nuestra bola se vuelve de fuego y, lo que es más importante, aumentan notablemente nuestras posibilidades de anotar y realizamos saltos aún más impresionantes si cabe.

nbajam_ng_peirce.jpg Captura de pantalla

Al igual que iba a ocurrir en NBA Elite, el control se puede hacer casi completamente con las dos palancas analógicas, sin prácticamente tocar los botones. De este modo, los tiros y mates se hacen elevando la palanca derecha y soltándola en el punto más elevado del salto para conseguir un lanzamiento óptimo. No obstante, también se puede retrasar el último paso para, por ejemplo, realizar un tiro en suspensión. De este mismo modo realizamos los tapones y el movimiento hacia abajo de la palanca indicará en qué momento debe bajar los brazos nuestro jugador. Llevando la palanca a derecha o izquierda mientras llevamos la bola nos permitirá hacer un reverso que esquivará las acometidas del rival, o extenderá nuestros brazos para quitarla en caso contrario. Todas estas acciones se pueden realizar igualmente con botones, por si queremos jugar de un modo más clásico.

nbajam_ng_kddunk.jpg Captura de pantalla

Lo único que requiere botones sí o sí para manejar a nuestro jugador es el pase y el turbo. Esto último, como muchos recordaréis, nos da una pequeña potencia extra mientras lo mantenemos pulsados, aunque con una barra de cansancio que se gasta temporalmente, así que debemos ir soltando para que se recargue. El uso del turbo hace las veces de modificador, de forma que la finta se convierte en un cambio de manos y el robo de balón en un utilísimo empujón que no es sólo útil para derribar al que tiene la pelota, sino también a su compañero dificultándole que reciba un pase o antes de un rebote para que no nos molesten. Hay que tener en cuenta que aquí las faltas son una utopía y las únicas reglas que se cumplen son las que marca el reloj, ya que por no haber no hay ni fueras.

nbajam_ng_jennings1.jpg Captura de pantalla

Los partidos son, en consecuencia, un toma y daca. Vamos continuamente de un extremo de la pista a otro, presenciando o protagonizando mates auténticamente increíbles y saltos imposibles. De todos modos, quizá se ha perdido ese toque de espectacularidad de las entregas originales, que impresionaban en 2D, por darle el toque cómico que tiene ahora y que igualmente le queda fantastático. Son las caras reales de los jugadores de la NBA las que aparecen en la cancha, con sus expresiones fotografiadas y plasmadas. Fotorealismo llevado a la esencia de la palabra y nos encanta. ¿Quién necesita gráficos Ultra-HD en un juego eminentemente arcade y exageradamente irreal? Si a eso le sumamos las voces del comentarista con frases como "He's heating up" ("está entrando en calor") interpretadas con un alto grado de emoción, la inmersión está más que conseguida. Casi ni notamos que esté en inglés.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
EA Canada
Género: 
Deportes
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
26/11/2010
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS3
También en:
360 Wii
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad