Skip to main content
Publicidad
Publicidad

MotorStorm Apocalypse

Pero de la música ya nos encargaremos más adelante. Regresando al Modo Festival, nos encontramos con que se encuentra dividido en tres secciones: Aprendiz, Profesional y Veterano. Las tres suman un total de 40 carreras en las que competir, y entre una y otra se nos irán narrando secciones del guión por medio de secuencias en las que vuelve a entrar en juego el cómic animado. Mash, un joven recién llegado al Festival MotorStorm que ha decidido competir al límite en lugar de convertirse en piloto de carreras homologadas, será el personaje que controlemos durante la primera sección de la historia. Como novato que es, deberá demostrar que tiene lo que hay que tener para sobrevivir, aunque por desgracia ha elegido el peor momento y lugar para hacerlo. Tyler, protagonista de la segunda sección de la historia, es ya un piloto más que curtido que se ha ganado merecidamente sus galones en anteriores festivales.

Ty es uno de los cinco miembros de la Brotherhood, el grupo de pilotos de mayor talento entre todos los MotorStormers, y como tal deberá dar ejemplo encarando los mayores riesgos sin pestañear ni pensárselo dos veces. Por desgracia, una catástrofe imprevista le hará experimentar algo que juró jamás volver a sentir: miedo. Para superar dicho miedo, deberá enfrentarse a su mayor temor, el cual tomará la forma más inesperada. El protagonista de la última sección del Modo Festival no es otro que Big Dog, un viejo y curtido motero que por avatares del destino se ha convertido en el líder de los MotorStormers. Suya es la responsabilidad de asegurarse de que cada festival sale tal y como está previsto, y no duda en entrar en acción cuando Dusklite, empeñada en obligar a los MotorStormers a abandonar la ciudad, amenace el normal desarrollo del evento.

mainline_007.jpg Captura de pantalla

Tal y como acabamos de mencionar, el guión se nos narrará por medio de cómics animados de notable factura tanto técnica como artística. Pero dichas secuencias son de corta duración (no suelen alagarse más del minuto y medio o los dos minutos), y tan solo están ahí para aquellos jugadores que quieren curiosear y saber más cosas acerca de esos locos que no dudan en arriesgar el pellejo a cambio de un subidón de adrenalina. Lo más importante del Modo Festival es lo más importante del resto de MS Apocalypse: las carreras. Por lo tanto, carreras tendremos; y no serán unas carreras cualquiera, sino las más intensas, aceleradas y movidas que hayamos podido disputar en cualquier arcade de conducción visto hasta la fecha.

mainline_002.jpg Captura de pantalla

Entre temblores y explosiones

'¡Joder tío, estoy viendo imágenes de mi vida! ¡Esto no puede ser seguro!'- Psycho Billy.

Comencemos poniendo algunos números sobre la mesa. Los trazados y circuitos incluidos en MotorStorm: Apocalypse están divididos en doce áreas, y cada área a su vez cuenta con hasta cuatro modificaciones que las fraccionan en un número similar de trazados. Así, en MSA contaremos con nada más y nada menos que 40 trazados diferentes en los que competir. Siete de ellos son pistas más o menos abiertas y lineales que forman parte importante y exclusiva del Modo Historia, por lo que nos quedan 33 circuitos cerrados en los que podremos competir tanto en el mencionado Modo Historia como en el resto de la amplia oferta de modalidades monojugador y multijugador que ofrece MotorStorm: Apocalypse. Y ojo, que no nos encontramos ante circuitos al uso. Olvidad cualquier cosa experimentada tanto en anteriores MS como en cualquier otro juego de conducción, ya sea el arcade más movido o la simulación más realista. Aquí no deberemos preocuparnos solo del trazado, las curvas o los rivales, ya que estamos compitiendo en una ciudad constantemente sacudida por fuertes temblores, en la que además se ha desencadenado una guerra sin cuartel, por lo que el peligro llegará de cualquier lugar y en todo momento.

mainline_001.jpg Captura de pantalla

Edificios que se vienen abajo como fichas de dominó puestas en fila; terrenos que se dividen en dos y dejan al descubierto abismos insondables; tuberías de gas subterráneas que saltan por los aires; túneles de metro que se derrumban constantemente; helicópteros bombardeando desde las alturas todo lo que se mueve bajo ellos; ciudadanos lanzando improvisados cócteles molotov; mercenarios abriendo fuego con sus rifles de asalto… Todo esto y mucho más es lo que sucede en cada circuito mientras competimos con otros quince corredores por llegar los primeros a la meta. Cada carrera en MotorStorm: Apocalypse es más que una aventura o un desafío; es un auténtico chute de adrenalina que pone al límite nuestros reflejos y agudeza visual. El espectáculo pirotécnico que Evolution Studios ha puesto en los circuitos de nuestras PS3 es más que digno de mención. Vaya por delante que MotorStorm: Apocalypse es además el MS más rápido de la franquicia, ya que ahora el turbo cobra mayor importancia que antes. Las reglas instauradas en MS Pacific Rift siguen estando presentes (el turbo se enfría más rápido cuando nuestro vehículo entra en contacto con el agua, y se sobrecalienta si conducimos cerca del fuego, venga éste de una estación de gasolina que acaba de explotar o de un misil aire-tierra lanzado desde un Harrier), aunque pronto nos daremos cuenta de que a grandes rasgos el turbo en Apocalypse se regenera a una velocidad mucho mayor que en anteriores juegos, por no mencionar que podremos enfriarlo al instante si soltamos el acelerador mientras saltamos grandes distancias.

Así, serán más numerosas las ocasiones en que activaremos el turbo (y más nos vale hacerlo si queremos ganar cada carrera), por lo que toda la acción transcurrirá a una velocidad vertiginosa, como pocas veces habremos podido siquiera intuir en anteriores títulos de conducción. Y ello ni mucho menos significa que Evolution Studios haya tenido que sacrificar rendimiento gráfico para garantizar la fluidez de todo lo que acontece en pantalla, como sí sucedió en títulos como el Blur de la tristemente desaparecida Bizarre Creations. MotorStorm: Apocalypse es un título exclusivo de PS3, desarrollado por una de las principales first party de dicha consola, así que aprovecha al máximo la potencia técnica de la plataforma para la que ha sido ideado. No importa la velocidad a la que transcurra la acción, ya que el despliegue gráfico seguirá siendo simplemente fastuoso sin que la fluidez de la tasa de frames por segundo se vea en ningún momento amenazada.

mainline_005.jpg Captura de pantalla

Como perfecto ejemplo de todo lo que decimos puede sin duda valer el que es a todas luces el circuito más espectacular del juego. Dicho trazado transcurre a lo largo de la zona marítima de la ciudad (una urbe que, por cierto, está claramente basada en San Francisco, aunque dicho nombre no llega a mencionarse en ningún momento), bajo un tremendo aguacero y los constantes temblores a los que a esas alturas del juego estaremos más que acostumbrados. La diferencia es que aquí entra un nuevo elemento en la ecuación, que no es otro que un tornado de clase 1 que se desencadena en plena línea de playa. Imaginaos lo que es competir a toda velocidad en una zona cuyas edificaciones están siendo arrasadas, con la visibilidad reducida a causa de la fuerte lluvia, y con barcos que el tornado alza por el aire y arroja por todas partes como si fueran simples maquetas de Scalextric. Todo en tiempo real y sin que nuestra PS3 dé muestras de flaqueza en ningún momento. Lo dicho, ni siquiera el mismísimo Michael Bay (director de películas como Armaggedon, Pearl Harbor o la trilogía de Transformers) podría poner en pantalla algo tan espectacular como la montaña rusa que nos ofrece Evolution Studios con este MotorStorm: Apocalypse.

mainline_004.jpg Captura de pantalla

Siguiendo con los elementos jugables, permanecen aquí dos de las principales virtudes y señas de identidad de la franquicia como son la variedad de vehículos a elegir y las múltiples rutas en las que se divide cada circuito. Es más, no solo permanecen sino que incluso se potencian. En el apartado de vehículos entran en juego nuevas clases que dan un total de 13 diferentes. Clasificadas de menor a mayor peso, son las siguientes: moto todoterreno (la motocicleta ya vista en las entregas anteriores de la franquicia), superbike (una veloz moto de competición con la que tomaremos con gran facilidad cualquier curva), chopper (la clásica moto de carretera estilo Harley-Davidson, potente y fiable), quad (estabilidad gracias a sus potentes amortiguadores; gran agilidad debido a su tamaño no mucho mayor que el de una moto), buggy (vehículo ligero con el que alcanzaremos grandes alturas al saltar desde una rampa), supermini (el más pequeño y maniobrable de los coches), coche de rally (rey en terrenos de tierra o en superficies embarradas), supercoche (un deportivo dotado de la mejor aceleración gracias a su construcción aerodinámica), muscle car (voluminoso coche dotado del mejor equilibrio entre potencia y velocidad punta), ranchera (al igual que el coche de rally, el rey en terrenos escarpados, solo que sacrifica velocidad a cambio de una mayor estabilidad), 4x4 (todoterreno que, aunque no destaca sobre ninguna superficie, se desenvuelve con soltura en cualquier situación), camión (para arrasar con todo lo que se nos ponga por delante, aunque pagando el precio de una mala aceleración y su clara desventaja al transitar por sitios estrechos) y monster truck (mala aceleración y peor maniobrabilidad, pero nadie osará molestarnos mientras corremos, ni siquiera los camiones).

mainline_003.jpg Captura de pantalla

Como ya es clásico en la franquicia, cualquier vehículo de entre estos trece puede participar en una misma carrera. Y aun así el equilibrio es total; contaremos con las mismas posibilidades de ganar escojamos el vehículo que escojamos a pesar de las grandes diferencias existentes entre ellos. ¿Cómo se consigue esto? Fácil, gracias a las múltiples rutas con las que cuentan los circuitos. Cada ruta será más fácil o difícil de transitar dependiendo del vehículo que conduzcamos, por lo que nos corresponderá a nosotros memorizar qué ruta es más conveniente tomar en cada momento. Y en Apocalypse estas rutas además cambian constantemente a causa del caos que se desencadena a nuestro alrededor, por lo que cada vuelta es distinta a la anterior. Lo único seguro mientras corremos es que nada es seguro, ni siquiera la estabilidad del terreno bajo nuestras ruedas, por lo que deberemos adaptarnos constantemente a los cambios que no dejan de surgir por todas partes.

msa_skyline_milehigh_002.jpg Captura de pantalla

Por desgracia, aquí reside uno de los principales puntos flacos de MotorStorm: Apocalypse, y es que dichos cambios no son aleatorios, sino que siguen un guión preestablecido. Por poner un ejemplo, si un edificio se derrumba en mitad de una carrera y nos impide el paso, al repetir dicha carrera por segunda vez nos encontraremos con que el mismo edificio vuelve a derrumbarse exactamente en el mismo lugar y en idéntico instante. Lo mismo ocurre con la guerra que está teniendo lugar a nuestro alrededor. Si un helicóptero de Dusklite derriba un puente a base de misiles, en una carrera posterior que tenga lugar en el mismo trazado nos encontraremos con que el helicóptero vuelve a hacer lo mismo que ya realizó en la anterior partida. Así, a poco que juguemos acabaremos aprendiéndonos de memoria cuándo y dónde tendrán lugar los temblores, los derrumbes y los ataques, por lo que se perderá esa impagable sensación de caos, imprevisibilidad y desconcierto que nos atrapará irremediablemente en las primeras horas de juego. En definitiva, que en lugar de guiarnos por nuestro instinto, reflejos y capacidad de adaptarnos a cualquier imprevisto, a la larga nos limitaremos a esquivar aquello que ya sabemos de antemano que acabará teniendo lugar mientras corremos. Una verdadera lástima, ya que la rejugabilidad del título habría ascendido hasta el infinito si los daños y eventos en carrera se hubieran mezclado de forma aleatoria en lugar de seguir un orden fijado de antemano.

Aquellos aficionados que se estén preguntando qué ocurre con la IA de los vehículos rivales, hay que decir que sigue más o menos igual, por lo que se comportará de la manera peligrosamente humana que ya vimos (y sufrimos) en anteriores MotorStorm. Así, los vehículos controlados por la consola cometen los errores que podría cometer cualquier jugador de carne y hueso (empotrarse contra una pared al tomar las curvas a demasiada velocidad; saltar por los aires al exprimir el turbo más de lo recomendable; precipitarse al vacío tras transitar por una ruta errónea…), pero también hace gala de las virtudes de un jugador profesional de MotorStorm (si lleva un vehículo más pesado que el nuestro y no puede adelantarnos, no dudará en echarnos de la pista o pasar por encima de nosotros; buscará las rutas más indicadas para su medio de transporte; aprovechará los atajos que se le presenten, etc.), por lo que nos costará sangre, sudor y lágrimas hacernos con la victoria en no pocas carreras. Bien es verdad que ahora existen tres niveles de dificultad (los anteriormente mencionados aprendiz, profesional y veterano), por lo que al menos los recién llegados a la franquicia tendrán más posibilidades de avanzar y desarrollar su juego.

msa_skyline_milehigh_007.jpg Captura de pantalla

Siguiendo con las virtudes del Modo Historia, es conveniente mencionar las 150 tarjetas coleccionables dispersas por los diferentes circuitos, las cuales deberemos localizar y recoger simplemente pasando sobre ellas. Dichas tarjetas nos ofrecen multitud de datos y secretos sobre personajes, localizaciones y vehículos de los cuatro juegos que hasta ahora forman la franquicia MotorStorm, y no son ni mucho menos fáciles de conseguir ya que la mayoría de ellas están muy bien ocultas. ¿Podrás hacerte con todas? Otro dato a tener en cuenta es que, aunque podemos avanzar en el Modo Historia si nos clasificamos en segundo o tercer lugar (incluso hasta en quinta posición si jugamos en el nivel Aprendiz), tendremos que quedar en cabeza en cada una de las 33 carreras principales si queremos desbloquear sus correspondientes eventos especiales en la sección denominada Festival Experto, consistente en una serie de carreras contra el crono en las que además competiremos contra rivales aún más rápidos y brutales que los que podemos encontrar en el Modo Historia normal.

msa_skyline_milehigh_006.jpg Captura de pantalla

Antes de acabar con todo lo que nos ofrece el Modo Historia, un aviso a navegantes: permanece atento hasta que terminen los títulos de crédito finales, ya que aún te aguardará una última sorpresa. Y es que cuando todo haya acabado, la bandera a cuadros descienda definitivamente y toda carrera llegue a su fin, será el momento de partir hacia el último ocaso para ganar el trofeo definitivo. Y como diría aquel, hasta aquí podemos leer…

msa_skyline_milehigh_005.jpg Captura de pantalla

Dos son compañía, tres multitud, 16 una legión

'Duerme tranquilo, es probable que tus enemigos ya estén muertos'- Eslogan publicitario extraído del anuncio televisivo de Dusklite Corporation.

Tras completar el Modo Historia, será el momento de entrar en el apartado denominado Diversión Violenta, dentro del cual residen el resto de modalidades tanto monojugador como multijugador de MotorStorm: Apocalypse. Carrera Rápida nos permitirá competir en cualquier pista del juego según nuestras propias reglas (vehículo a escoger, modalidad a la que entrar, número de vueltas, nivel de la IA rival, activar o desactivar los incidentes en carrera…), contando además con la posibilidad de invitar hasta a tres jugadores para que se unan a la fiesta bajo una misma consola (la pantalla se dividirá en cuatro secciones). Y por supuesto, el multijugador online. Hasta 16 usuarios de cualquier parte del mundo podrán competir por Internet, e incluso podremos mezclar jugadores de modo local u online (es decir, dos en pantalla dividida en una misma consola y 14 por Internet, etc.).

msa_skyline_milehigh_004.jpg Captura de pantalla

Podremos unirnos a una partida en curso o montar nuestro propio punto de encuentro con las reglas que mejor nos parezcan. Y será aquí donde entre en juego la personalización de vehículos, ya que contaremos con toda clase de elementos estéticos para hacer de nuestro medio de transporte un vehículo único en la red. También hay que tener en cuenta los iconos de ventaja. Existen tres clases diferentes: de manejo (mejorar el agarre, los frenos, la aceleración…), de impulso (mejorar el enfriamiento del turbo, mantener el motor más tiempo en estado crítico antes de que explote…) y de combate (crear una onda de choque al sufrir un siniestro, soportar más daño antes de sucumbir…). Sólo podremos equipar uno de cada clase, e iremos desbloqueando nuevos iconos conforme progresamos y aumentamos de rango. Competir en multijugador nos dará además la clave para desbloquear nuevos modelos de motos y coches para cada clase de vehículo, así como medallas tras cumplir una serie de condiciones.

Tal y como mencionamos en el avance publicado unas semanas atrás, Evolution Studios ha puesto mucho esfuerzo para poner fin a una de las grandes lacras sufridas en el multijugador de anteriores MotorStorm. En dichos juegos, los jugadores abandonaban la carrera en curso a medida que perdían la esperanza de alcanzar al corredor que iba en cabeza, por lo que las carreras comenzaban con más de diez corredores pero solían terminar con menos de tres. Para evitar esto, Evolution ha implementado un sistema de apuestas. Así, nos jugaremos una cantidad determinada de puntos de rango contra otro corredor de nuestra elección (siendo conveniente que se trate de uno de igual o menor habilidad a la nuestra). Si perdemos la carrera pero quedamos por delante de dicho corredor, ganaremos jugosos puntos de rango extra. En caso contrario, lo perderemos todo. Así, incluso quedar en quinceavo lugar puede tener premio, por lo que ahora será raro que los corredores acaben abandonando la partida a mitad de la carrera.

motorstorm_apocalypse_02.jpg Captura de pantalla

En cuanto a la fluidez del juego online de MotorStorm: Apocalypse, no podemos decir mucho ya que en el momento de redactar el presente análisis los servidores no se han abierto aún al gran público. En nuestro caso hemos sufrido cuelgues constantes al jugar con nuestra versión review, aunque desde Evolution nos aseguran que la versión del juego que se ponga a la venta en las tiendas se encontrará libre de cualquier clase de problema a la hora de jugar online. Incluso existirá una actualización gratuita que proveerá al título de diversas mejoras encaminadas a ofrecer una experiencia multijugador más completa. Y si hablamos de experiencias completas, jugar a MSA en una televisión con capacidad para emitir imágenes en formato estereoscópico es algo que merece ser experimentado. El juego que nos ocupa es uno de los primeros que ha sido desarrollado desde el principio con la inclusión de dicha característica en mente, por lo que el resultado es simplemente magistral.

motorstorm_apocalypse_01.jpg Captura de pantalla

Incluso al jugar en una pantalla 2D de las de toda la vida uno llega a intuir que todo aquel fastuoso despliegue audiovisual que se muestra ante nosotros crecerá exponencialmente a la hora de disfrutar del juego en una televisión 3D. En otras palabras, es el propio título el que te pide a gritos que des el salto al formato estereoscópico. Es una pena que al principio pocos usuarios puedan disfrutar de esta característica, dado que las pantallas 3D aún son escasas en la inmensa mayoría de los hogares. Unos consumidores esperan a que bajen de precio, mientras otros prefieren aguardar al lanzamiento de las pantallas estereoscópicas que, haciendo gala de una filosofía parecida a la de Nintendo 3DS, permitan disfrutar de una experiencia completa sin el uso de las molestas gafas. Algunos de los principales fabricantes de televisores ya han lanzado pantallas así en Japón, aunque por supuesto a precios por ahora prohibitivos para el común de los mortales. El caso es que si puedes disfrutar de MotorStorm: Apocalypse en formato estereoscópico puedes considerarte afortunado, ya que vivirás una experiencia inolvidable.

motorstorm_apocalypse_11.jpg Captura de pantalla

Despliegue musical al borde del abismo

'Solo uno de los dos saldrá de esta ciudad con vida'- Tyler, dispuesto a hacer justicia tras lograr al fin vencer sus miedos.

Todo el mimo y cuidado que Evolution Studios ha volcado a la hora de dotar a MSA de una jugabilidad endiablada y un sobrecogedor despliegue gráfico se ha trasladado también a la banda sonora del juego. En anteriores MotorStorm se había optado por bandas sonoras construidas a base de canciones licenciadas. El primer título contaba con 21, mientras el número en Pacific Rift ascendía a 46, todas ellas provenientes de grupos y cantantes tan afamados como Nirvana, Megadeth, David Bowie o Fatboy Slim. Dichas BSOs han sentado como un guante a los tres juegos de MS lanzados hasta ahora, pero MotorStorm: Apocalypse requería un trato distinto a nivel musical. Algo más grandioso, épico e incluso legendario; algo al estilo de lo que suele escucharse en los grandes blockbusters cinematográficos. Dicho y hecho, Evolution ha fichado a un compositor de primer nivel proveniente del séptimo arte para que dote al apartado sonoro de Apocalypse de toda la intensidad que se le presupone a un festival celebrado en el fin del mundo.

motorstorm_apocalypse_10.jpg Captura de pantalla

Nos referimos a Klaus Badelt, colaborador habitual de otros grandes músicos de la actualidad como Hans Zimmer o Harry Gregson-Williams (compositores muy conocidos por los jugones gracias a sus partituras destinadas a sagas como Metal Gear o Call of Duty). Obra de Badelt son las BSO de películas como Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra (2003), La Máquina del Tiempo (2002) o The Promise (2005). Pues bien, él ha sido el encargado de componer los principales temas orquestales que conforman la banda sonora de MotorStorm: Apocalypse, partituras que exhalan adrenalina y vértigo por cada uno de sus poros. Así mismo, tres grandes nombres de la música electrónica (DJ Shadow, Noisia y Elite Force) han tomado los temas de Badelt como punto de partida para elaborar varias remezclas que ensalzan aún más el espectáculo melódico. El resultado: 25 temas electrizantes que acompañan e incluso engrandecen aún más el espectáculo que está teniendo lugar en nuestras pantallas.

motorstorm_apocalypse_09.jpg Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
motorstomer
Lun, 03/03/2014 - 02:38
La carrera contra Muerte, uno de los mejores duelos de los videojuegos.
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Cómpralo al mejor precio

Motorstorm Apocalypse (PlayStation 3)

PAL/ES 22.98 € Sin Stock
PAL/ES 31.95 € Sin Stock
Desarrolla: 
Evolution Studios
Género: 
Conducción
Subgéneros: 
Arcade
On-line: 
16 Jugadores
Lanzamiento: 
17/04/2011
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
+16Violencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad