Skip to main content
Publicidad
Killer is Dead

Killer is Dead, Análisis

review_game
| |

Un asesino a sueldo, una rubia y unas misiones en mundos, por así decirlos, locos. Estos son los ingredientes habituales de los juegos de Goichi Suda y algunos de los elementos que dan forma KILLER IS DEAD, su última propuesta para Playstation 3 y Xbox 360. Llega a España tras su estreno en Japón y lo analizamos katana en mano.

 killer-is-dead_ipo04-199x146.jpg IPV     killer-is-dead_ipo05-199x146.jpg IPV     killer-is-dead_ipo02-199x146.jpg IPV     killer-is-dead_ipo-199x146.jpg IPV

Pocos diseñadores del videojuego son conocidos por su nombre propio. Casi que se pueden contar con los dedos de las manos y alguno del pie los diseñadores que trascienden a la calificación de “autor” porque sus obras rezuman una serie de elementos característicos. El título que ahora nos ocupa, KILLER IS DEAD, es uno de esos juegos que definen la visión creativa de un autor, la manera que un profesional de las historias digitales tiene para crear mundos peculiares, un apartado visual propio y un tratamiento de temáticas en ocasiones valiente y hasta osado e impertinente. Suena el nombre de Goichi Suda, alias Suda51, y el jugador hardcore, el que está metido en el sector con pasión, identifica todos estos elementos.


La obra del japonés despuntó especialmente con Killer7 para Game Cube y Playstation 2 de la mano de Capcom; más tarde llegó No More Heroes para seguir la estela. Su secuela, menos sorprendente, no se quedó atrás. Y así Suda51, de quien repasamos su trayectoria con un reportaje, cultivó un diferente Shadow of the Damned junto a Shinji Mikami y un impertinente y estridente Lollipop Chainsaw. Tras estos dos cambios de tercio, KILLER IS DEAD vuelve a las andadas con los elementos inconfundibles del diseñador, especialmente con su pasión por las armas blancas, el estilo visual lleno de sombras y contrastes, y la sangre a borbotones.

El estilo gráfico de los juegos de Suda51 se mantiene.
El estilo gráfico de los juegos de Suda51 se mantiene.


Asesinar es justo

La labor de Grasshoper Manufacture llega a España de la mano de Koch Media, firma que a través de Deep Silver ha querido apostar por el título en el mercado europeo. Y no es un camino fácil aceptar el reto de distribuir un juego de estas características tan peculiares. Mondo Zappa, el protagonista, es un asesino a sueldo experto en el uso de la katana y con un brazo cibernético capaz de disparar y de mutar en otras armas. Viene a ser una versión madura del adolescente Travis Touchdown, un asesino serio que mata por justicia. Es precisamente el opuesto al protagonista de No More Heroes, y un personaje tan opaco que necesita de varias horas de juego para que sea aceptado por el ojo del jugador.

Poco a poco y tras completar los primeros 20 minutos de juego, que pueden resultar algo lentos y hasta faltos de ritmo, Mondo irá desplegando su filosofía de “matar a toda costa” sin cuestionar las órdenes. La jugabilidad es similar a la vista en No More Heroes, con una katana en manos del protagonista que asesta cortes a los rivales, algunos cargados con el medidor de fuerza, golpes cuerpo a cuerpo para desestabilizar a los enemigos, aunque sin ser tan relevantes como en otros juegos de Suda51, y contraataques especiales. La ciber-mano de Mondo disparará desde la distancia y ayudará a curtir a los rivales, que en esta ocasión son robots. Tanto las habilidades con la espada como los estados de Mondo y la potencia de su brazo se pueden mejorar con puntos.

Hasta Rusia viaja Mondo en una de las misiones.
Hasta Rusia viaja Mondo en una de las misiones.


Como juego de acción, el planteamiento está más pensado para el cara a cara que para los combates con múltiples rivales, como suele suceder con otros juegos de Goichi Suda, y limitado por las barreras propias del “mata enemigos para avanzar en el nivel”, aunque con pequeños giros de mecánicas casi anecdóticos que potencian la búsqueda de objetos, o rivales con protección que se deben desestabilizar antes. KILLER IS DEAD es un juego de acción sin vueltas de tuerca al género -tampoco las pretende- donde pulsar el botón justo a su debido tiempo para desmembrar a un enemigo es placentero por el resultado, pero para nada exigente de cara al jugador (los golpes cargados de Mondo le convierten prácticamente en inmortal).

La estructura de KILLER IS DEAD se basa en misiones principales, las de asesinato que nos llevarán a recorrer el mundo por encargo, y las secundarias, que repetirán zonas de escenarios previamente visitadas para cubrir otros objetivos. Las misiones de encargo las recibimos directamente en la agencia, la Bryan Execution Firm, una especie de ente privado que vive a expensas de lo que cobra al gobierno por cubrir su misión. Aquí es donde entran el propio Bryan, jefe de la agencia, Vivian, una suerte de secretaria-asesina pesetera que lleva las cuentas, Mika, la veinteañera arquetípica de Suda51 y asistenta del protagonista.

Jessica Nigri, cosplayer y musa de Suda51.
Jessica Nigri, cosplayer y musa de Suda51.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Grasshopper Manufacture
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
30/08/2013
Plataforma: 
PS3
También en:
360
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad