Skip to main content
Publicidad
Hyperdimension Neptunia Victory

Hyperdimension Neptunia Victory

review_game
| |

La guerra de las CPUs antropomórficas regresa con una tercera entrega para PlayStation 3 que nos devuelve al particular mundo de Gamindustri, ambientada esta vez en plena época ochentera de píxeles y sistemas clásicos. Regresemos a la época dorada de las 2D y la SD de la mano de una Neptune que no puede parar de meterse en líos

Paradoja Virtual
Otrora auténticos dioses y reyes indiscutibles del género, los conocidos como Japan Rol Play Games han tenido que ceder en esta generación el estatus al rol occidental que brujos solitarios e hijos de dragones dominan desde hace tiempo. A ello se le suma una crisis creativa como nunca se conoció en la cuna del videojuego moderno, más los nuevos sistemas y las tendencias que estos han ido creando. Todo ello dio pie a un título que podía ser interpretado o como un simple entretenimiento cargado de mucho humor autoparódico y referencial constante, o como una paradoja de la situación actual y la guerra entre Nintendo, Sony y Microsoft, entre Wii, PlayStation 3 y Xbox 360, entre propuestas de movimiento y jugabilidad más tradicional. Hyperdimension Neptunia, exclusivo de PS3, nos narró una odisea en un mundo llamado Gamindustri (Industria del Videojuego), con personajes que representaban no solamente a las editoras y sus sistemas de la actual generación en forma de diosas antropomórficas basadas en las tres consolas de sobremesa citadas, sino que sabiamente, en vez de tomar partido por alguna de las editoras actuales, Compile Hearts cedió el protagonismo a un sistema tan mítico como la Neptune de SEGA, uno de esos hardware que nunca vio la luz, pero que tampoco lo necesitó para entrar a formar parte de las leyendas del sector.

Plagado del más puro estilo, humor, guiños y tradición de juego japonesa, el primer Hyperdimension generó una secuela, mk2, tan exitosa a su vez que ha derivado en una tercera entrega y un salto de la saga este verano al terreno portátil con un Hyperdimension exclusivo para PS Vita. Pero ahora vamos a centrarnos en este Hyperdimension Neptunia Victory –HNV- que llega hoy a las tiendas, y en el que la fórmula con respecto a su antecesora se enriquece en algunos apartados. Pero antes de entrar en aspectos más detallados, vamos a repasar de forma concisa quienes son cada una de las CPUs y qué ocurrió en HN mk2:

Neptune, basada en la mítica consola de SEGA, regresa por tercera vez junto a sus compañeras antropomórficas
Neptune, basada en la mítica consola de SEGA, regresa por tercera vez junto a sus compañeras antropomórficas

Gamindustri… Una tierra en la que las CPUs gobiernan y las mascotas de juegos viven ajenas al mundo de los humanos. Gamindustri está dirigida por cuatro CPUs que presiden desde cuatro naciones distintas: la CPU White Heart gobierna la nación de Lowee [Nintendo]; la CPU Black Heart dirige la nación de Lastation [Sony]; la CPU Green Heart manda en Leanbox [Microsoft]; y la CPU Purple Heart manda en Planeptune. Estas cuatro naciones pelean por la supremacía, y los constantes cambios en el control mantienen el mundo estable. Aunque los recuerdos de la Deidad de Sin –Arfoire, clara representante del mal de la piratería en el sector- y su malvado plan siguen recientes en la memoria de Gamindustri. Las cuatro naciones se unieron juntas, y rebatieron sus ambiciones con éxito. El tiempo ha transcurrido… Y Gamindustri, una vez más, se ha convertido en un reino pacífico. Aunque esa paz no duró mucho. Ahora, el telón se alza sobre cuatro CPUs que se van a ver envueltas en una nueva guerra…”.

PixelTime
Tras un inicio jugable que nos brinda lo más básico del combate en una de esas peleas iniciales en las que da igual lo que hagamos porque tenemos que perder, el dramatismo del momento se rompe cuando vemos que en realidad las diosas están echando una partida competitiva multijugador a cuatro. A través de los tutoriales de Histoire, la oráculo de Planeptune al que apodan ‘Histy’, nos adentramos en los elementos de la jugabilidad como la exploración de las ciudades o las mecánicas del sistema de combate, debiendo pasar algunas horas –la extensión del juego es enorme- para que la trama en sí comience. Neptune, de vuelta al nivel 1, debe realizar Quests con Nepgear para ‘levelear’ un poco, encontrándose en una de estas con un agujero negro que la catapulta a una versión de Gamindustri distinta a la actual. Una versión que nos retrotrae a la época dorada de las primeras generaciones de videojuegos en los años 80 y en la que las CPUs son distintas de las que Neptune conoce. Recuperar su poder, derrotar a un grupo conocido como los Seven Sages y hallar la forma de volver con sus hermanas diosas a su época serán los elementos principales de la historia.

Hyperdimension Neptunia Victory (PS3) Captura de pantalla

Una historia que a pesar de la duración no está demasiado bien concebida, dando la impresión sus creadores de haberse centrado más en lanzarnos un verdadero torrente de referencias sobre decenas de juegos y personajes, parodias y situaciones cómicas antes que hilar un arco argumental estable. La narrativa de HNV vincula por acumulación antes que por calidad de escritura, siendo más un complemento a la cantidad de bromas que Compile Hearts quiere soltarnos. Y es que el humor en el juego es constante, con situaciones y personajes –de nombre Copypaste o Pirachu- absolutamente tan descacharrantes como Pururuto, nueva diosa con una personalidad bipolar tan extrema como la que podemos ver en su forma humana y en su forma de diosa.

Lo mejor de su ambientación retro es que ahora la cantidad de bromas videojueguiles sobre el sector incluyen muchas dedicadas a las primeras generaciones. Pero el problema viene derivado del constante interés de extender las bromas en ocasiones lo más posible, algo que entronca directamente con la narración que el estudio ha escogido, y que se apoya en cuadros de texto tan numerosos que en ocasiones es fácil desear pasarlos de un plumazo con Start. En pequeñas dosis, en diálogos cortos, las puyas constantes entre las CPUs –aquella que representa a Xbox es una fanática absoluta de los MMO- son geniales, pero la extensión de los cuadros de diálogo en ocasiones rompe esto intentando alargar la diversión y cansando, arruinando el humor conseguido, sobre todo con el detalle particular de estar completamente en inglés, texto y voces.

Los cuadros de diálogo serán una constante a lo largo del juego, estando todos en inglés
Los cuadros de diálogo serán una constante a lo largo del juego, estando todos en inglés

Lowee
La cuarta pared se rompe muy a menudo con alusiones constantes a sistemas, a juegos e incluso a magazines –hay una NPC llamada Famitsu que lanza “información sobre juegos cada semana” y una de las chicas tiene un ataque mitico ya en la saga que pone en pantalla a varios Keiji Inafunes-, con ejemplos como la propia Neptune diciendo tras su primer combate: “me siento como si me hubieran hackeado, yo era totalmente nivel 99 y mira ahora…”, ya que ella debe empezar desde su nivel 1 y Nepgear está en el 10. Puramente un JRPG, sus toques fan service se dejan traslucir en añadidos como navegar por la ciudad, escoger un icono de personaje de un fan con una cámara y visualizar un video musical con las CPUs Neptune y NepGear bailando una coreografia con trajes similares a los de su versión CPU al servicio de un tema Japan-Pop.

 

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Compile Heart
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
15/03/2013
Plataforma: 
PS3
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad