Skip to main content
Publicidad
Gran Turismo 6

Gran Turismo 6

review_game
| |

Con el tiempo y la dedicación que un título de estas características necesita para su análisis, es hora de descubrir todo lo que nos ofrece la última gran obra de Kazunori Yamauchi en PlayStation 3.

Lejos queda ya aquel año 1998 en el que Kazunori Yamauchi (Director de Polyphony Digital y padre de la franquicia) presentaba al mundo el primer Gran Turismo en exclusiva para PlayStation. Quince años después volvemos a encontrarnos en la misma situación pero ahora todo ha cambiado. La simulación está plenamente depurada, los gráficos son más realistas y las posibilidades y licencias han aumentado exponencialmente para ofrecernos todas las sensaciones posibles sobre las cuatro ruedas. Sin embargo, pese al inexorable paso del tiempo, hay algo que permanece intacto después de quince años: la pasión por los coches. En Polyphony Digital existe una pasión desmedida que nos intentan transmitir con el único objetivo de hacernos sentir pilotos reales con un volante entre las manos. Iniciativas como GT Academy han demostrado que las diferencias entre lo real y lo virtual se reducen al mínimo cuando conducimos en Gran Turismo.

Siéntete un verdadero piloto
Antes de comenzar a analizar todos los detalles y cambios presentes en la simulación de Gran Turismo 6, es importante recordar que para garantizar la experiencia más completa y detallada se ha utilizado un volante oficial. Otro aspecto importante para poder analizar el juego como se merece es desactivar todas las ayudas a la conducción que Polyphony Digital implementa de forma eficiente para que el juego sea accesible a todo tipo de usuarios. Con estos dos puntos claros y teniendo en consideración que estamos ante un simulador automovilístico, es hora de descubrir las novedades jugables de GT 6.

Durante las carreras el nivel de exigencia sin ayudas nos hará conducir de forma muy técnica si no queremos acabar contra las protecciones.
Durante las carreras el nivel de exigencia sin ayudas nos hará conducir de forma muy técnica si no queremos acabar contra las protecciones.

Aunque el cambio no es revolucionario, en el nuevo Gran Turismo vamos a disfrutar de unas físicas mejoradas de los neumáticos sobre el asfalto. Sentiremos cómo nuestros neumáticos derrapan sobre el asfalto y cómo las diferentes superficies y velocidades repercuten de manera directa en la tracción de nuestras ruedas. Aunque, lógicamente, en los coches menos potentes este factor no será determinante, cuando conduzcamos un superdeportivo o un coche de competición vamos necesitar de un gran tacto en nuestro pie para conseguir la conducción más rápida. Algo semejante sucede con la aerodinámica. En esta nueva entrega el flujo de aire generado por nuestro coche modificará las cargas aerodinámicas del mismo y nos permitirá sentir los cambios de adherencia en tiempo real.

Especialmente importante a la hora de conducir es la forma en la que entramos y salimos de las curvas. En Gran Turismo 6 vamos a necesitar de un tacto muy preciso del freno para no acabar haciendo un recto contra el muro, de la misma forma, al salir de los virajes tendremos que conocer perfectamente las características de nuestro coche para saber cuándo y cuánto tenemos que acelerar para salir lo más rápido posible sin hacer un trompo. Todo este aprendizaje se volverá mucho más complejo cuando entren en acción variantes tan determinantes como el tipo de neumático, su desgaste o las condiciones meteorológicas. Cada uno de estos factores modificará completamente nuestra experiencia de juego y tendremos que ser muy hábiles para adaptarnos rápidamente a los cambios.

La perfecta recreación de todos los coches nos permitirá conocer al milímetro su comportamiento y adaptar nuestro pilotaje a cada circuito.
La perfecta recreación de todos los coches nos permitirá conocer al milímetro su comportamiento y adaptar nuestro pilotaje a cada circuito.


Esta perfecta simulación nos permite sentir el coche en cada curva y conocer con una precisión milimétrica el punto en el que se encuentra el vehículo según las características del asfalto y de los neumáticos. Para poder mejorar aún más la simulación, existe un nuevo sistema de suspensión dinámica que transmite en tiempo real y de forma eficiente todo lo que sucede. Gracias a esta mejora, cada coche y configuración mecánica serán determinantes a la hora de conducir y deberemos tener muy claro qué coche se adapta mejor a nuestra forma de pilotar para poder disfrutar plenamente de Gran Turismo 6. Con esta perfecta recreación del balanceo del coche y con una simulación en el agarre de los neumáticos que hace palidecer a muchos otros "simuladores", la horas de dedicación será la única manera de ir al límite.

Una de las grandes deficiencias de Gran Turismo 5 era su escasa sensación de velocidad. Aunque en la anterior entrega los coches más potentes sí presentaban una buena recreación visual de la velocidad, los vehículos más sencillos no terminaban de transmitir todas las sensaciones necesarias. Haciendo uso de la cámara a ras del suelo o desde la cabina del piloto, el juego consigue transmitir una sensación de velocidad mucho más realista en todo tipo de vehículos. Esta mejora no es beneficiosa simplemente por poder disfrutar más de la experiencia de juego, sino que también es determinante porque vamos a poder valorar con mayor verosimilitud los puntos de frenada y aceleración incluso en los coches menos potentes.

La sensación de velocidad ha aumentado considerablemente en los coches menos potentes y se mantiene igual de eficaz en los vehículos de competición y alta gama.
La sensación de velocidad ha aumentado considerablemente en los coches menos potentes y se mantiene igual de eficaz en los vehículos de competición y alta gama.

Con la obsesión por el realismo que ha caracterizado siempre a la saga y las mejoras que ha incorporado el sistema de conducción, Gran Turismo 6 nos ofrece un control total e individualizado sobre cada uno de los coches presentes en el título. Sin embargo, muchos usuarios no buscan una experiencia tan exigente y optarán por las ayudas de conducción para poder disfrutar sin preocupaciones. Entre las ayudas que ofrece el juego se encuentran el ABS, que evita que se bloqueen las ruedas al frenar bruscamente; el control de tracción, que impide que patinen las ruedas al acelerar; la trazada dinámica, que nos marca la mejor trazada y los puntos de frenado; o el indicador de punto ciego, una novedad muy interesante que nos muestra en pantalla los coches que dejamos atrás para evitar que colisionemos contra ellos. Aunque estas son algunas de las ayudas más importantes, este nuevo título también permite controlar otros aspectos como: transmisión, antiderrape o estabilidad. Con todas estas ayudas GT 6 se vuelve un "simulador" mucho más accesible, aunque pierde su verdadera esencia.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,3
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 18.90 € Comprar >
PAL/ES 18.90 € Comprar >
PAL/ES 20.90 € Comprar >
Desarrolla: 
Polyphony Digital
Género: 
Conducción, Simulación
On-line: 
16 Jugadores
Lanzamiento: 
06/12/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad