Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Echochrome

Una nueva generación de puzles
Una nueva generación de puzles
review_game
| |
27454 visitas
Puede que Echochrome pase por un título inadvertido para el gran público, pero la genialidad demostrada bien merece el reconocimiento de todos aquellos que buscan originalidad y nuevas ideas en el mundo de los videojuegos. Descubre uno de los puzles interactivos más brillantes de los últimos años.

Analizar un juego como Echochrome, o tratar de explicarlo, es una tarea considerablemente complicada. La idea básica es, como todos los buenos puzles, muy sencilla, llevar a una figura humanoide de un sitio a otro a través de una estructura tridimensional. Profundizando un poco más, encontramos que no hay control directo sobre la figura, que avanza inexorablemente en línea recta por las superficies a sus pies, por lo que el control se aplica al entorno, o para ser más exactos, a la perspectiva que se usa para visualizar el entorno. Aquí los detalles empiezan algo más complejos, pero el verdadero corazón de este juego reside en un concepto tan brillante como complicado de imaginar: la realidad en el mundo de Echochrome depende de la perspectiva que se usa.

10_196.jpg Captura de pantalla

Para entender Echochrome hay que entender sus orígenes. Oscar Reutersvärd es un artista que pasó el siglo XX investigando lo que se ha acuñado con el término de "figuras imposibles", un tipo de figuras tridimensionales que no pueden existir físicamenete y sólo pueden ser representadas en dos dimensiones, de forma que engañen nuestras percepciones para que intenten dar  un "sentido" de realidad a las mismas. Al mirar estas figuras, uno sabe que algo va mal, pero aún así inconscientemente intenta que encajen, por lo que se obtienen interesantes efectos ópticos, e incluso diferentes interpretaciones de la misma figura según el punto donde se ponga la atención en la misma.

9_155.jpg Captura de pantalla

Los objetos imposibles generaron un gran interés e influyeron a otros artistas como el bien conocido M.C Escher, que llevó este concepto a un nuevo nivel, utilizándolos parar crear paisajes imposibles. Este tema ha generado interés en los campos más diversos: matemáticos, militares, artísticos e incluso sobrenaturales, aprovechando el efecto desconcertante que irremediablemente se crea en nuestros cerebros al mirar estas figuras con un poco de atención. El secreto de las figuras imposibles radica en centrar la atención en una parte u otra, lo que crea una imagen mental distinta según el punto donde se mira; ese es el secreto que alimenta Echochrome, junto a una serie de reglas que da sentido a este magnífico puzle.

5_227.jpg Captura de pantalla

Obedeciendo una serie de cinco reglas, el mundo de figuras geométricas de Echochrome cambia sus propiedades según el punto en el que la cámara esté situada. Si hay un agujero entre dos espacios, puede que no lo haya una vez que rotes la cámara, o coloques un objeto en tu punto de vista que "tape" ese agujero, si no se ve, no existe. La maleabilidad del mundo usando estas reglas es simplemente impresionante, lo que lleva a que las soluciones no estén preestablecidas y a que conseguir llevar al personaje de un lado para otro no sea una simple cuestión de encontrar una solución fijada de antemano; hay varias soluciones, así como muchas posibilidades de fallar y caer al vacío.

1_850.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
SCE Japan Studio
Género: 
Puzle
Lanzamiento: 
01/06/2008
Plataforma: 
PS3
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad