Skip to main content
Publicidad
Deadly Premonition: The Director's Cut

Deadly Premonition: Director's Cut

review_game
| |

Uno de los juegos más divisivos de los últimos tiempos, un gran juego atrapado en una ejecución lamentable y una nueva versión para que los usuarios de PS3 puedan descubrir uno de los títulos más chocantes de la generación.

Pocas veces un juego con unos valores de producción tan bajos y un apartado técnico tan terrible ha sido tan interesante. Deadly Premonition se ha convertido en uno de los juegos de culto más extraños de esta generación, un juego que sólo se puede querer y disfrutar estando dispuesto a perdonarle sus muchos defectos, pues lo que hace mal lo hace rematadamente mal, lo que hay que combinar con una estructura de juego que requiere altas dosis de pacieni Los que consiguen ir más allá, descubren un universo brillante, una narrativa potente, personajes memorables y una historia que no deja de sorprendernos a cada momento, todos elementos que han justificado que pese al desastre que es en ciertos apartados, se haya convertido en un juego del que se sigue hablando lo suficiente como para recibir esta tardía conversión a PS3.

En Deadly Premonition tomamos el rol del agente del FBI Francis York Morgan, que debe viajar hasta la población ficticia de Greenvale, en los Estados Unidos, para investigar un macabro asesinato. La influencia de Twin Peaks en la premisa y el argumento está muy presente en el juego, pero el modesto estudio japonés ha conseguido idear algo que supera ampliamente el surrealismo de David Lynch, lo que es mucho decir. La historia y los personajes son tan retorcidos y las situaciones son tan estrambóticas que es imposible predecir qué pasará a continuación, lo que nos deja pegados a una trama que nunca defrauda. El propio protagonista es uno de los personajes más memorables que se puedan encontrar en el videojuego, en parte por sus propios atributos -un tipo que se pasa el juego hablando con un Zach que sólo él ve ciertamente llama la atención-, pero también es chocante por las limitaciones del estudio a la hora de crear animaciones y expresiones faciales, lo que hace que nos encontremos unos gestos que van desde lo tétrico a lo hilarante.

2.jpg Captura de pantalla

Si hay una cosa que destacar de Access, el pequeño estudio japonés encargado de este proyecto, es que tienen agallas, empezando por el propio director de Deadly Premonition, Hidetaka Suehiro “Swery”. Su primer trabajo como director fue el olvidable Spy Fiction, un juego tremendamente mediocre y en la línea de lo que muchos videojuegos de acción ofrecían en PS2, pero peor. La cancelación de la segunda parte le hizo reflexionar: “hemos hecho todo siguiendo las indicaciones y consejos de la Productora, siguiendo las reglas para crear un juego comercial, y aún así nos lo han cancelado. Si seguimos así, el ciclo se repetirá, así que vamos a hacer algo distinto, vamos a ser ingenuos y ambiciosos con los conceptos y a hacer algo que realmente queramos hacer”. Esa filosofía se sigue al pie de la letra en este juego, un ambicioso concepto en el que se mezclan elementos de Survival con Sandbox, con elementos de terror psicológico y acción. En un mundo donde ejércitos de desarrolladores en estudios de élite se ven limitados a juegos que son literalmente un pasillo, el pequeño estudio se lanzó a crear un amplio microverso en una aventura plagada de contenido que puede ocuparnos más 40 horas alegremente si nos sumergimos en las actividades secundarias y exploramos a nuestro aire.

Suehiro ha podido hablar bastante de su obra en los últimos tiempos y es interesante ver de donde vienen algunas de las decisiones que han formado el juego. Uno de los aspectos emblemáticos del mismo es que,originalmente, cuando el juego era una aventura para PSP, el pueblo en el que se iba a basar era pequeño, con un estilo europeo. Pero Suehiro realizó varios viajes a Estados Unidos y entendió una realidad de la vida rural estadounidense: las distancias son enormes y el coche es imprescindible, así que Deadly Premonition incluye largos paseos en coche -se puede conducir varios modelos de hecho, habiendo coches mejores y peores-. Y puesto que Suehiro notó que cuando iban en coche con su compañeros siempre estaban “hablando o comiendo” introdujo las célebres conversaciones de York con su amigo Zach, conversaciones en las que el protagonista comparte impresiones sobre viejas y desconocidas películas y otros temas que dan un aire realmente diferente e íntimo a los momentos de conducción.

1.jpg Captura de pantalla

El aspecto sandbox de Deadly Premonition está muy trabajado y se aprecia la influencia de clásicos como la serie Ultima. Un detalle del que nos damos cuenta rápido es que Greenvale es realmente un escenario virtual dotado de vida propia. Todos sus habitantes tienen sus rutinas y sus quehaceres, van de acá para allá y puedes seguirlos incluso cuando piensas que uno de los habitantes puede ser sospechoso. Además, York tiene que comer, cambiarse de ropa e incluso asearse o aparecerá con barba y rodeado de moscas -literal-. Se pueden realizar actividades como pescar y hay muchas misiones secundarias que se pueden emprender si hablas con alguien en el lugar y en el momento adecuados, dándole un fuerte componente de exploración al juego. Pero junto a ese aspecto realista y cotidiano también hay múltiples elementos sobrenaturales, que es donde se desarrolla la acción con York atrapado y disparando a toda clase de criaturas sobrenaturales, incluyendo algunos “jefes”.

Aquí entramos en los elementos que aporta el Director’s Cut a la versión original de 360, ya que dos de los cambios principales tienen que ver con la parte de acción. Una es que se han eliminado directamente los niveles de dificultad para evitar que los jugadores se equivoquen. Vamos a ser claros, uno no juega a Deadly Premonition por las bondades de su combate, uno aguanta el combate del juego porque no tiene más remedio y es parte del pack para disfrutar de lo realmente bueno. El original tenía un modo de dificultad difícil que era simplemente absurdo y una frustración para los que trataban de acometerlo, así que lo que el equipo ha hecho es eliminarlo y dejar el juego a una dificultad asequible, algo más fácil que el modo Normal anterior. Al hecho de que sea más fácil contribuye notoriamente el renovado sistema de control, que tiene mucho más sentido y permitirá que los tiroteos no se conviertan se conviertan en una desesperada lucha para que el protagonista vaya a donde tiene que ir.

3.jpg Captura de pantalla

Ahí acaban las buenas noticias. El Director’s Cut ahonda en el talón de aquiles de la entrega original: el aspecto técnico. Una de las novedades promocionadas de esta nueva versión es que iba a ser en “HD” -la versión de 360 tenía una resolución por debajo de los 720p-. Y sí, se ha escalado la resolución al formato prometido, produciendo de paso una bajada en la tasa de frames que ralentiza la acción. ¿Cuál es exactamente la ventaja de hacer un poco más nítida la imagen de un juego visualmente horroroso? es un misterio y cualquiera que sea el motivo no ha merecido la pena. Pero lo que resulta verdaderamente alucinante es que, teniendo el juego los gráficos que tiene, se haya apostado por incluir compatibilidad con 3D. Si ya es un juego poco agraciado, el efecto en 3D, ofreciendo unos dientes de sierra en la imagen que pueden cortar, ya termina de rematar el conjunto -pudimos hacer la prueba con las gafas 3D en el televisor de testeo LG 55lw98 en nuestras oficinas-. La experiencia sigue plagada de bugs, glitches y otros problemas, a los que además se han sumado otros nuevos en PS3 que se están tratando de solucionar -un problema con el audio se hace particularmente molesto durante la partida-.

Otra opción de control en esta reedición para PlayStation 3 recae en PSMove. El dispositivo por movimiento de Sony hace más natural el apuntado directo a pantalla o algunos comandos QTE reinterpretados para este manejo. Pero la sensación no es del todo satisfactoria en la función más importante, la del disparo apuntando a pantalla. Al contrario que en los mejores ejemplos de manejo mediante Move como puede ser Killzone 3, aquí el cursor no se mueve con plena suavidad ni rota de forma limpia el ángulo de visión, hay que tirar un poco de los bordes de la pantalla lo que no lo hace práctico, al menos a priori y sin dominarlo. Esta sensación ya la hemos vivido en otros shooters, pero el inestable framerate de Deadly Premonition en PS3 fomenta aún más esta incomodidad inicial. Por otra parte, las acciones mediante movimiento sí están perfectamente implementadas y pueden suponer un enfrentamiento distinto a quien ya conozca el original.

Conclusión: 

Si alguien estaba planteando recomprar el juego para disfrutar de las novedades, se lo puede plantear, las nuevas escenas tampoco aportan demasiado a la historia y el nuevo final es interesante, aportando algunas claves a la intrincada historia, pero no lo suficiente para justificar el gasto de un nuevo juego. Hubiera sido más apropiado tratar de pulir los problemas del lanzamiento original en la medida de lo posible, pero el resultado ha quedado igual o incluso peor por el problema de la tasa de frames. Por el contrario, para los usuarios noveles en la experiencia de Deadly Premonition, la pregunta es otra ¿pueden aguantar un juego ténicamente lamentable para acceder a un juego único, como hay pocos en el mercado? Si estás cansado de pasillos y trenes de la bruja en el que el concepto de terror está limitado a ver lo grotesco que es la criatura a la que tienes que acribillar a balazos, Deadly Premonition tiene algo que ofrecerte. Si está aburrido de héroes e historias tópicas hasta el aburrimiento, Deadly Premonition tiene también algo para ti. Si eres un jugador veterano y echas de menos esos juegos como los Ultima en los que se trataba de simular un mundo y no se te empujaban por carriles invisibles para forzarte a la aventura, dejándote a tu aire para explorar y experimentar, Deadly Premonition también lo ofrece. Es un juego diferente, singular y único, y aunque en ocasiones hay que sufrirlo para disfrutarlo. El hecho de que sus fans le perdonen lo mucho malo o mediocre que tiene es el testamento de lo bueno que es en su interior.

Lo MejorLo Peor
Estructura de juego libre en un mundo abierto y dinámico.
Técnicamente un completo desastre.
Historia y personajes memorables.
Peor tasa de frames que la versión de 360 y algunos bugs nuevos.
Las mejoras en el control hacen el combate más llevadero.
El número de novedades del "Director's Cut" no es suficiente.
Tensión, drama, terror y humor en un cocktail único.

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

El nuevo sistema de control facilita las cosas en el combate, lo que es un alivio. Lo de eliminar los modos de dificultad es un acierto que hace la parte mecánica más llevadera.

Gráficos

Desastrosos como siempre, la versión en PS3 añade nuevos problemas como una tasa de frames peor que la de Xbox 360, así que los gráficos hay que sorportarlos más bien para disfrutar del resto.

Sonido

Una buena y singular banda sonora contrasta con la pobreza de los efectos de sonido y las voces, en inglés, a lo que hay que sumar un molesto bug del sonido en PS3.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Access Games
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
26/04/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS3
También en:
PC
+18Lenguaje soezMiedoViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad