Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Brothers: A Tale of Two Sons

Brothers: A Tale of Two Sons, Impresiones
Brothers: A Tale of Two Sons, Impresiones
preview_game
| |
10633 visitas
- Impresiones

Dos hermanos en busca de la salvación de su padre y un precioso mundo por delante para llegar hasta ella. Starbreeze se desvincula esta primavera de los FPS y la acción habituales en el estudio para adentrarse en un relajado viaje donde el doble control, los puzles, la coordinación y la estética son la única guía. Así es el paseo de la mano descargable en Xbox 360, PlayStation 3 y PC.

Las experiencias coordinadas, donde un jugador tiene que mantener la unión entre dos personajes que cooperan y se cuidan mutuamente, ya han contado con títulos históricos de prestigio hoy. Ico o Journey son dos buenos ejemplos, de hecho referencias explícitas para Brothers: A Tale of Two Sons, lo nuevo de Starbreeze Studios para esta primavera, descargable en Steam, PlayStation Network y Xbox Live. La desarrolladora sueca del no del todo bien parado Syndicate pero más brillante Las Crónicas de Riddick: Escape from Butcher Bay trabaja por primera vez alejada de la acción armada y "con una libertad creativa que deseábamos y nos deja plena autonomía", según el director del juego, Josef Fares, también director de cine y un autor siempre muy involucrado con lo emocional. El viaje hacia la madurez y la unión entre dos jovencísimos hermanos en busca del agua divina que cure a su padre, en lo alto de un monte místico, marcan esta experiencia, pues hay que llamarla así más que videojuego.

No obstante, pese a mirar de cerca a Ico y Journey en su creación, lo cierto es que Brothers: ATOTS no cuenta ni mucho menos con unos presupuestos similares a aquellos para su producción, ni un equipo artístico tan crucial y arriesgado. El ascenso de los niños ayudándose en situaciones donde la inteligencia y el trabajo en equipo dictan la solución a cada rompecabezas o atasco es un paseo precioso, a través de un mundo de cavernas, troles, molinos de agua, atardeceres, duendes y magia, pero con un componente genérico y menos inspirado indudable. El jugador asume el control de los dos hermanos, uno en cada stick en consolas y con un único botón de acción para cada uno, el gatillo izquierdo para el mayor y el derecho para el pequeño. Con semejante simplicidad de controles, el reto reside más bien en saber coordinar el manejo de ambos simultáneamente y buscar la vía de avance e interacciones en los diversos obstáculos del camino.

Brothers: A Tale of Two Sons (360) Captura de pantalla
Un viaje hacia la cima y un camino lleno de magia. Pero no será demasiado largo ni desafiante, sencillo de hecho en su manejo y opciones.

Será un juego corto pero intenso, el propio game director reconocía que la intención no ha sido nunca hacer una aventura inolvidable, sino más bien una fábula mágica distinta y original donde el jugador pueda interactuar con el entorno y disfrute de sus vistas, su relajante aspecto, el tono zen de todo el periplo y la sensación de jugar satisfactoriamente con dos personajes que se ayudan para avanzar y no pueden dejarse atrás el uno al otro. La unión de ambos no quita a que en determinadas acciones uno tenga mayor destreza que el otro, aunque en general se comportan de forma muy similar, también en animaciones, expresividad y gestos, lo que menos destaca del título visualmente ya que no mantiene el nivel de los sí más sugerentes escenarios. No es comprensible que una historia tan centrada en los dos niños no haya aspirado a un diseño más estilizado y fluido en movimientos o comportamientos. Los entornos, sin embargo, son brillantes, llenos de detalles, sombras, iluminación sugerente...

El nivel probado corresponde al segundo capítulo de la historia, una subida por la falda de la montaña protagonista con un vistoso atardecer de fondo y diversos aldeanos descansando, animales correteando, ríos que bajan con cascadas y remolinos en rocas, y un enorme trol al final que ayuda a los pequeños a llegar hasta un punto más elevado. Diversos eventos salpican este camino, guiado y con pocas zonas abiertas, como un perro que vigila el trigo en una granja, o un conjunto de conejos negros que da de lado a uno rosa. El asunto del perro guardián es de los primeros puzles del juego, significativo puesto que refleja la mecánica básica, y consistente en distraer con un personaje al agresivo animal mientras que el otro avanza, y una vez a salvo este segundo hacer lo mismo para que también alcance la meta el primero. El grupo de conejos es un acertijo opcional, pudiendo el jugador coger al rosado para pasarlo por un montículo de cenizas cercano y devolverlo con sus semejantes.

Brothers: A Tale of Two Sons (360) Captura de pantalla
Algunos acantilados, ríos, desfiladeros y zonas rocosas exponen algo de plataformas y escalada. Eso sí, totalmente automatizadas y solo desafiantes en el control dual.

Este tipo de interacciones opcionales podrán tener repercusiones más adelante o ayudar a desbloquear alguno de sus 12 trofeos o logros. Por ejemplo, hay animales enjaulados que se pueden liberar. También hay partes de atasco donde conjugar habilidades, como dejar al pequeño girando una noria para bajar una pasarela mientras que el mayor va a por una oveja para meterla en esa rueda y ya juntos cruzar. También hay algo de plataformeo y escalada automatizados, pero que exige tener buen control sobre cada menor, sin líos. La sencillez del manejo es quizá exagerada, en una clara mirada a todo tipo de públicos y una búsqueda de las sensaciones por encima del juego en formato tradicional. Un último control se queda en los gatillos secundarios, que sirve para girar las cámaras alrededor de la constante vista cenital de todo el viaje.

A Tale of Two Sons tiene aspiraciones moderadas, pero no cabe duda de que será una experiencia diferente y puede que un viaje emocional finalmente muy respetado. La sencillez de su propuesta jugable se conjuga con una estética colorista y muy marcada que si bien trata de maravilla a los escenarios y la atmósfera pacífica de todo el viaje, no se ha esforzado tanto en las animaciones o diseños de los NPCs del camino ni la de los niños protagonistas. Con el único incentivo de exploración marcado por los trofeos/logros y un plantel de rompecabezas no demasiado exigente -según sus propios creadores para llegar a todo el mundo-, Brothers ya es considerado por muchos el Journey de este año, título al que no parece que vaya a igualar pero idónea clasificación para explicar su propuesta, distinta, original y entrañable.

Brothers: A Tale of Two Sons (360) Captura de pantalla

Regístrate o haz login para hacer un comentario
santi_bs
Dom, 10/03/2013 - 20:51
Estos son los juegos que me gustan!!!! emotivos, bellos, artisticamente diferentes... lo compro!
luckpro
Dom, 10/03/2013 - 12:42
motor unreal? te parece malo? creo que deberias pasarte por aqui y ver lo que se ha hecho con el. http://www.unrealengine.com/en/showcase/ otra cosa es que 505 no sepa aprovecharlo, pero no vale decir que el motor es malo.
amstrad128k
Vie, 08/03/2013 - 13:53
motor unreal y 505?WTF!me suena a truñazo del 15!
9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Starbreeze Studios
Género: 
Aventura
Lanzamiento: 
28/08/2013
Plataforma: 
PS3
También en:
360 PC
+16Violencia

Add to my games

publicidad
publicidad
publicidad
publicidad
Publicidad
Publicidad