Skip to main content
Publicidad
Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea

Atelier Shallie: Alchemists of the Dusk Sea

review_game
| |

La sub-saga Dusk cierra su trilogía con este Atelier Shallie, un capítulo con novedades radicales frente a las dos entregas anteriores, pero también con ese aire único que Gust sabe imprimirle a sus obras, ajenas a los mandatos de la industria. Vamos una vez más al mundo del Crafting de la mano de las dos Shallie

El Mar del Anochecer

atelier-shallie-alchemist-of-the-dusk-sea.jpg Captura de pantalla

Lo hemos dicho varias veces, pero no nos cansamos de decirlo: Vaya catálogo de exclusivos se ha creado PlayStation 3 para aquellos fans del Japan RPG más puro, más clásico, tradicional y a la par distintivo. Tenemos a Bandai Namco con sus Tales, NIS America que no se queda atrás, y Gust con sus sagas, destacando la prolífica Atelier. En este caso, y aunque está claro que un Ayesha o un Escha & Logy no pueden competir contra un Final Fantasy moderno, tampoco lo necesita, ya que por algo sus creadores se esfuerzan en crear un universo propio en el que muchos adoran sumergirse al margen de lo que dicte la industria en cuanto a estándares jugables o gráficos. Todas las citadas lo hacen. Y siempre es un placer abandonar un poco toda la marabunta de la actualidad 1080p e irse a juegos con personalidad y sus propias reglas.

Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla

1398612353-1.jpg Captura de pantallaHa pasado todo un año desde que comprobamos el tono más maduro y menos alegre que Atelier Escha & Logy implementaba en su aspecto visual y narrativo, con un sistema de Crafting más accesible. Y ya con la idea de mirar a PlayStation 4, Gust cierra la subsaga Dusk de su serie Atelier en PS3 con una tercera entrega con cambios muy evidentes respecto a los capítulos anteriores, pero indudablemente un Atelier en toda su concepción. Pero empecemos por su historia, que como saben los fans de la ahora trilogía Dusk nos sitúa en un mundo crepuscular que ve llegar su fin de manera inexorable. Situado una década después de Ayesha –que hace poco salió porteado para PS Vita- y 6 años tras los acontecimientos de Escha & Logy, solo la ciudad de Stellard parece aguantar ante la oscuridad reinante, pero incluso este baluarte parece condenado. Esta vez no nos toca manejar a funcionarios gubernamentales, sino a dos alquimistas radicalmente opuestas en personalidad: De un lado la comedida Shallistera, alias Shallie, hija de un líder tribal que quiere encontrar a su padre enfermo; del otro la más enérgica Shallote, alias Shallie, que sigue peleando por el éxito de su pequeña tienda familiar de alquimia.

Tras su hipnótico opening -nada de guitarras aceleradas, solamente una voz realmente etérea susurrando- y el prólogo, nos toca decidir con cuál de las dos queremos afrontar la aventura. Y aunque está claro que sus destinos acaban coincidiendo en un momento dado de la trama, durante los primeros capítulos el elegir a una u otra nos llevará por aventuras distintas. Aunque eso sí, compartiendo elementos comunes como personajes secundarios y a veces una de las dos Shallie en el fondo mientras llevamos a la otra –pero apenas las vemos juntas en los capítulos iniciales. De la elección depende el final que veremos, ya que el juego cuenta con varios.

Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantallaAtelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla

La experiencia de jugar un Atelier de la sub-saga Dusk se mantiene casi igual a sus sucesores. Y decimos casi igual porque esta vez nos hemos encontrado con una decisión radical de diseño que afecta de lleno tanto a la duración como a la forma de jugar del usuario. Para los que no conozcan los Atelier, el estudio Gust les dio una personalidad única en base a dos elementos: Su sistema de Crafting o Creación de Objetos y una mecánica de tiempo de juego regida/limitada por un calendario dividido en años, meses y días al que las acciones in-game afectaba. Por ejemplo el salir a recolectar ingredientes y volver a casa, o viajar de un sitio a otro y cumplir con una tarea. Eso consumía días, y aunque organizándose no era difícil el pasarse el juego en el tiempo dado, lo cierto es que obligaba a no descuidásemos el calendario.

Pero eso se acabó, ya que Shallie prescinde del sistema de tiempo y a cambio nos deja explorar, combatir y crear sin límite de días ni años alguno. En materia del tiempo tenemos todo el que queramos para invertir en el juego, por lo que, como decimos, la experiencia de juego cambia considerablemente en este apartado. Un cambio radical que a algunos gustará al permitirles una experiencia menos encorsetada, aunque seguro que otros lo echarán de menos. Pero no os creáis que ahora todo será libertad sin más. Seguimos teniendo que cumplir una serie de cosas, y para ello ambas Shallie contarán con un listado de tareas –Life Task se llama- muy similar al panel de tareas que se nos asignaba como funcionarios en Escha & Logy.

Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla
Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantallaAtelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla

indice.jpg Captura de pantallaEn cada uno de los capítulos en que se divide el juego tenemos una serie de objetivos que cumplir. Lográndolos tenemos libertad para que ambas Shallie dediquen el tiempo a otras cosas. En esta lista tenemos desde objetivos serios como ir cumpliendo metas en el sistema de Alquimia y logrando mejores items, hasta dedicarnos simplemente a disfrutar de la vida pegando una serie de saltos solo por el placer de hacerlo. El sistema Life Task, por tanto es algo así como organizarle la vida a las protagonistas, lo que quieren hacer, las Main Quest a cumplir. Concedámosles a las chicas sus deseos, cumplámoslos, y las mantendremos felices y de paso le daremos un buen impulso a sus estadísticas.

Lo divertido cuando se lleva unas horas jugando es darse cuenta que esta vez los combates no nos dan tantos puntos de experiencia como el cumplir los objetivos principales y secundarios del Life Task. Aseguraos de tener una buena cantidad de tareas cumplidas, entrad en combate, lograd unos buenos extras por daño infligido al rival, y a subir varios niveles de golpe en el llamado Growth System de los personajes, el sistema de subida de atributos y características. Y hablando de combates, Atelier Shallie presenta un sistema de batalla más simplificado que los anteriores, aunque lleno de posibilidades.

20140602102011614.jpg Captura de pantalla

Con un grupo de tres en pantalla y otros tres en retaguardia para ayudarnos, los combates son rápidos y accesibles con la opción del Ataque Asistido que se nos abre cuando contamos con al menos 1 personaje de reserva.Sigue siendo por turnos, pero el cambiar de posición ya no es tan importante, y sí el procurar encadenar una técnica con otra. Los items y elementos que hayamos creado con el sistema de alquimia son tan esenciales como en otras entregas, y de ellos dependerán nuestro éxito o fracaso –atención a los Jefes Finales, que eso no son tan fáciles de pasar. Pero Shallie se guarda una novedad en cuanto a un medidor de Burst que cuando se rellena entero nos permite desencadenar mejores ataques, a la par que influir en los compañeros mejorado su defensa, ataque, salud y demás.

Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantallaAtelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla

atelier-shallie-alchemists-of-the-dusk-sea_2014_03-30-14_026.jpg Captura de pantallaNo nos olvidamos de su principal reclamo, aquello que ha definido a la serie Atelier frente a otros JRPGs: Su sistema de Crafting o creación de items. En Escha & Logy nos encontramos con una versión más simplificada que en anteriores Ateliers. Y Shallie no es una excepción en esto, ya que no resulta tan complicado/completo como en anteriores títulos, pero sigue divirtiendo y recompensando a quién le gusta la opción de poder crear/combinar y equipar sus propios items y equipo. Como siempre es tarea nuestra salir al mundo del juego y recolectar los ingredientes necesarios, aprender nuevas recetas, buscar las mejores combinaciones, mantener un ojo en la calidad de lo que estamos haciendo, ver si podemos potenciar a nuevos niveles algo que ya dominemos, y disfrutar de la síntesis en estado puro. Pero cuidado, ya que esta vez el nuevo Sistema de Entornos hace que si acudamos demasiado a una fuente de materiales, esta se agote y el material en sí se vuelva más escaso y por tanto más cara su compra si tenemos que recurrir a las tiendas. Un añadido estupendo para obligarnos sutilmente a que nos movamos a nuevas zonas.De hecho parte de las misiones secundarias son encontrar nuevas zonas de recolección, materiales, limpiar estas zonas de enemigos para poder hacernos con ellos

A nivel gráfico hay que reseñar una vez más que la saga Atelier es modesta en comparación con otros RPGs. No os esperéis un Inquisition o un FFXV, pero sí que es verdad que Shallie luce mejor que Escha & Logy a todos los niveles en este aspecto, presentando un diseño de personajes con su toque cel-shading que entra constantemente por los ojos. Y aunque es cierto que los escenarios siguen parcos en texturas, su composición artística en algunos de ellos suple el músculo técnico con belleza conceptual, pudiendo verlos esta vez en toda su extensión ya que no dependemos de la cámara, sino que Gust nos ha escuchado e implementado la opción de rotarla manualmente aparte de incrementar el tamaño de los mapas. No hay que olvidar las cinemáticas ocasionales con las que el juego nos recompensa –como la deriva del barco al inicio-, mezcla de anime tradicional y elementos CGI que en HD lucen potentes.

Atelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantallaAtelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantallaAtelier Shallie: Alchemist of the Dusk Sea (PS3) Captura de pantalla

Y a nivel sonoro, aunque la saga sigue llegándonos sin localización de textos y menús al castellano, solamente al inglés, tenemos la siempre agradecida opción de poder elegir entre las voces en inglés o en japonés. Pero es en su parte musical donde Gust cierra la trilogía Dusk echando el resto. La idea de contar con dos protagonistas jóvenes, con la presencia del agua como bien preciado, aporta un toque de delicadeza y quietud a la BSO que la convierte en un placer sonoro. Por descontado tenemos temas simpáticos, mezcolanza exótica de estilos como música de los Andes y Celta, y los temas intensos de batalla, pero es en sus piezas a piano donde el trabajo musical de Shallie conquista, sobre todo por ese Opening de gran densidad, pero vocalidad pianissimo. Una delicia que recomendamos complementar con el disco de versiones vocales para el que le guste al escucharla en el juego.

Conclusión: 

Nos ha sorprendido bastante este capítulo, puesto que lo afrontamos pensando cómo Gust nos iba a sorprender de nuevo. Atelier Shallie es un Atelier casi puro, ya que indudablemente pertenece a la serie y se asemeja a sus hermanos de la sub-saga Dusk, pero el hecho de haber quitado el corsé del sistema de Tiempo lo hace diferente en parte. Es una sensación curiosa, para algunos extraña, para otros liberadora. Es una nueva forma de afrontar una historia y mecánicas Japan RPG clásicas, con su exploración, combates y objetivos, pero enriquecida con los toques de esta serie. Adentrarse en un Atelier es hacerlo en una saga que te enseña sus propias reglas, en este caso un ritmo pausado en ocasiones, un estilo propio que aceptar. Dusk cuenta una historia con dos personajes diferentes y aporta el toque de nostalgia que la presencia de personajes ya conocidos y el saber que es el cierre de la trilogía otorga, que hace 2 años ya que lo iniciamos con Ayesha. Es un viaje  hecho para los fans, al tiempo que suficientemente accesible a todos los niveles para aquellos que se acerquen por primera vez a la serie, una de esas pequeñitas que no juega en la liga de los grandes, pero que tiene su público fiel. Nos vemos en PS4, Atelier.

Lo MejorLo Peor
Los diseños de personajes con el toque cel-shading y las cinemáticas, mezcla de anime tradicional con elementos CGI
…Aunque su ausencia se nota y rompe con la mecánica tradicional Atelier
Los escenarios son más grandes y la cámara puede rotarse
Su duración, que a pesar de pasar de la veintena de horas con mucho sigue siendo corta para los estándares del género
Dos personajes diferentes para potenciar la rejugabilidad y la vuelta de otros de las dos entregas anteriores
La historia sigue siendo demasiado básica y no tan densa como aspira
La banda sonora, el sistema único de Crafting y el ritmo de las batallas
Para algunos la sensación de no estar ya limitados por el sistema de tiempo mejorará la experiencia…

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

En el cierre de la trilogía Gust quita una de las señas de identidad de la saga, el sistema de tiempo, y lo convierte en una experiencia más libre. Muchas cosas que hacer, variedad de misiones, sistema de batalla accesible y el regreso del mejor sistema de Crafting del sector

Gráficos

Los escenarios son más grandes, sencillos a nivel gráfico pero bonitos a nivel artístico. Gran diseño de personajes y estupendas secuencias anime. Al fin podemos rotar la cámara y verlo todo

Sonido

Doblaje en inglés o japonés a escoger, los textos siguen en inglés. La BSO del equipo GUST es tan bonita como variada y sentida por momentos. Quizás la mejor de las tres

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,9
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Gust
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
13/03/2015
Voces: 
Inglés, Japonés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS3
+16Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad