Skip to main content
Publicidad
Atelier Ayesha: The Alchemist of Dusk

Atelier Ayesha: The Alchemist of Dusk

review_game
| |

Alquimistas, naturaleza y una chica solitaria que busca a su hermana son algunos de los elementos del nuevo RPGen la saga Atelier. Toca desempolvar el herbolario, ya que nos tocará hacer unas cuantas pociones con la encantadora Ayesha.

Unique
Hay algo especial en la saga Atelier, algo único. Una especie de seña de identidad propia que los diferencia de otras sagas. La serie de Gust se permiten el lujo de mirar a los tiempos actuales y no echar cuenta a lo que se considera el estilo imperante en un RPG, ni tampoco a las mecánicas. Cierto es que hay combates, una historia grande en cuanto a personajes y hechos y características innegables de los Japan RPG. Pero está muy claro que Gust tiene su propio estilo de hacer las cosas y le gusta permanecer cuanto menos fiel a él. De esta manera, quien venga buscando quizás un RPG estilo Final Fantasy XIII o Tales of, no se va a encontrar lo con ello, sino con un universo propio que a poco que le de una pequeña oportunidad, seguro que quizás le acaba enganchando sin tener que recurrir a lo último en potencia gráfica ni combates de climax agotador, sobre todo si el término ítem-crafting de buscar y crear objetos le gusta.

Y es que de esto ha ido siempre Atelier desde aquellos tiempos del Atelier Marie en la primera PlayStation, en el que el uso de ingredientes tanto para salir con entereza de los combates como para progresas en nuestras Quests ha sido el eje cuasi principal de su gameplay. La fórmula –termino nunca mejor dicho- continúa con la nueva protagonista de la serie, Ayesha Altugle. The Alchemist of Dusk, tras la gran trilogía anterior de Arland compuesta por los Atelier Rorona, Totori y Meruru, se percibe como algo más que una mera secuela a estos, sentando las bases de lo que suponemos será la nueva trilogía Dusk. Una trilogía que se diferencia en determinados aspectos, aunque sigue permaneciendo fiel a sus bases. Pero no adelantemos acontecimientos, y vamos a empezar como debe iniciarse todo relato por su inicio.

Ayesha, protagonista del juego y alquimista en ciernes
Ayesha, protagonista del juego y alquimista en ciernes

Ayesha
A pesar de su colorista estética, Atelier Ayesha comienza en un olvidado y distante rincón del mundo, en un lugar de marcada estética post-apocalítptica –aunque no penséis ya en Fall Out 3- que lo diferencia de sus antecesores. Se trata de un mundo de ruinas milenarias que antaño sufrió verdaderamente, las cuales forman un paisaje extraño que mezcla desolación con campos de rosas y demás contraposiciones en un entorno en el que la población existente intenta hacer su vida diaria. Como Ayesha, una simpática experta en crear todo tipo de medicinas que vive una feliz existencia ajena a sus recuerdos anteriores. Entrenada por su abuelo, desconoce totalmente su pericia en la Alquimia y solo sabe que es buena creando ítems y medicinas, lo que la convierte en una mezcla entre las heroínas Atelier que empiezan no sabiendo nada de sus habilidades y de las que sí conocen lo básico de la Alquimia. Será durante la primera hora de juego en la que sabremos que tiene una hermana atrapada en una dimensión desconocida, dando inicio a la Quest motivacional del personaje.

Pero es en la historia en sí en la que se notan algunos cambios con respecto a antecesores. Para empezar en un mundo más vasto y oscuro de lo normal, en el que la muerte es algo tristemente real y común. Ayesha no está tan protegida como otras protagonistas. Aunque esto no se perciba a simple vista por la capturas, lo cierto es que Gust ha querido seguir utilizando el característico estilo anime colorista y vitalista para el entorno visual, contraponiéndolo con escenarios que tenderán a reflejar más este aspecto de oscuridad, con localizaciones de aspecto imponente en las que suceden cosas misteriosas o por las que algunos monstruos parecen tener tanta preferencia que las defienden a costa suya. Por supuesto que el toque visual y sonoro no se convertirán en este Alchemist of Dusk en algo más propio de un Dark Souls, aunque la contraposición con elementos más oscuros asemeja a una especie de progresiva pérdida de la inocencia de Ateliers anteriores. La recuperación de los recuerdos de la joven alquimista será constante durante la historia, lo que abrirá más posibilidades a la hora de crear ítems.

El mundo de Ayesha estará lleno de ciudades que visitar
El mundo de Ayesha estará lleno de ciudades que visitar

Pero para poder disfrutar de todo lo que la historia escrita –que apuesta más por dejar a la imaginación que por explicarse a sí misma- por los desarrolladores tiene que ofrecer tendremos que estar dispuestos a explorar y hablar con decenas de NPCs y personajes secundarios, ya que limitarnos a seguir el hilo principal no desvelará todas las sub-tramas del cast secundario, algunas realmente divertidas. El reparto que nos acompañará y que iremos encontrando por el camino contará cada uno con su propia personalidad, aunque en algunos será más interesante el pasado que su forma de ser y acciones parecen sugerir, antes que el personaje en sí mismo. Así conoceremos por ejemplo al misterioso Keithgriff el alquimista; a Odileia, una autómata concebida por la alquimia que trabaja como bibliotecaria y que será la que nos conceda acceso a algunas de las colecciones de su librería; a Linca, guardaespaldas femenina de imponente espada;  a Tanya Folta, niña de 11 años y larga melena negra a la que conoceremos buscando un tipo de flor específico; a la bruja en proceso Winbell; a Kayle Tarenbert, dueño en apariencia abstemio del bar The White Crow en la ciudad de Hornheim al que Ayesha resulta ser una clienta habitual.

Lo mejor sin duda, ese toque Atelier que brinda personalidad propia, es el hecho de que ‘solamente’ tenemos tres años de tiempo dentro del juego para lograr nuestro objetivo, que en el caso de esta entrega es el de salvar a la hermana de Ayesha. Esto puede parecer a muchos una auténtica eternidad jugable, y de hecho es más que suficiente para lograrlo y terminarnos Atelier Ayesha, pero en caso de querer alcanzar el mejor final posible no lo es tanto, ya que casi cada acción que realicemos consumirá tiempo –de hecho podemos pasarnos varios días para crear tres ítems. Pelear contra monstruos consumirá tiempo. Recolectar materiales para ítems consumirá tiempo. Viajar de una localización a otra ya sea a pie o en medios como un globo consumirá tiempo. Sintetizar medicinas y demás, eso sí que consumirá tiempo. El juego es permisivo al permitirnos ‘perder’ por llamarlo así horas y días por ahí, pero pronto establece un ritmo básico para que el tiempo invertido sea tiempo productivo. De hecho, en ocasiones que se requieran nuestros servicios de alquimistas, los emolumentos estarán sujetos a una fecha de entrega. En caso de que esta pase, la remuneración recibida a cambio será mucho menor.

Escenas estáticas irán narrando el juego, en combinación con otras animadas
Escenas estáticas irán narrando el juego, en combinación con otras animadas

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,4
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Gust
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
08/03/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PS3
+16Violencia

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad