Skip to main content
Publicidad
Army of Two: The Devil's Cartel

Army of Two: The Devil's Cartel

review_game
| |

Doble o nada. Visceral Games y EA se ponen su par de máscaras en el Army of Two más cargado de acción, crudo y violento de Xbox 360 y PS3. The Devil's Cartel recurre al Frostbite 2 para llevar hombro con hombro a Alpha y Bravo a través de la peor cara del negocio de la droga en México. Acción incesante, cooperación, adrenalina y testosterona, pero poco más.

En los third person shooters cooperativos, además de las brillantes campañas compartidas de Gears of War y algunas otras buenas ejecuciones, la serie Army of Two dijo muchísimo desde principios de la generación. Salem y Ríos fueron de los primeros personajes en enseñar su cara menos amable pero coordinada y contundente en los disparos desde cobertura en títulos HD, dejando en la mano de los jugadores decisiones como los repartos zonales, los flanqueos paralelos, la distracción mientras se prepara un ataque sorpresa, la apertura de puertas con apoyo o la protección constante del compañero. Este tipo de mecánicas habituales hoy en shooters cooperativos dieron vida y gran calado a la primera entrega, se retomaron en su secuela The 40th Day y ahora buscan un último filón en este AoT: The Devil's Cartel, el tercer episodio y ya el menos sorprendente o irresistible.

Con dos nuevos personajes y entorno, el mundo más violento de la lucha contra los cárteles de droga mexicanos pone en pie esta ensalada de tiros tan espectacular como lineal y poco inspirada. The Devil's Cartel no aspira a probar novedades ni a crear tendencia, se conforma con ser un TPS intenso, sólido y divertido, tres atributos que sin lugar a dudas posee y son su mejor baza. El incondicional de la franquicia tiene ante sí un nuevo reflote de adrenalina y testosterona militar sostentado en la nueva unidad TWO, los enmascarados Alpha y Bravo, sucesores de Salem y Ríos en la que quizá sea la última operación del escuadrón. Violencia, camaradería fanfarrona, espectáculo y ritmo al servicio del gatillo fácil y la comunicación entre dos súper soldados, dos hombres que van a recorrer los rincones más inhóspitos de México en busca de acabar con La Guadaña y su líder, Esteban Bautista, un peligroso y poderoso narcotraficante sin escrúpulos. Pero hay un nombre más en toda esta historia repleta de tópicos y estereotipos, el de ella, Fiona...

Las calles de México dan cobertura a Alpha y Bravo, los sucesores de Salem y Ríos que tendrán que enfrentarse a todos los matones bajo el dominio de Bautista.
Las calles de México dan cobertura a Alpha y Bravo, los sucesores de Salem y Ríos que tendrán que enfrentarse a todos los matones bajo el dominio de Bautista.

Operación de ataque

Como comando especializado en tareas de rescate, limpieza de guaridas, salvamento de civiles y agresión a células criminales, los nuevos TWO empezarán a hacerse al gatillo y la puesta a cubierto junto a Salem y Ríos, sus mentores y quienes incluso les acompañarán en los primeros actos. Es en la primera misión donde conocerán a Fiona, una joven mexicana que está al tanto de los movimientos de la cúpula narcotraficante del país y puede enterarse de los planes de los cárteles, ultra poderosos tras una situación de desequilibrio que ha llevado a varias ciudades a guerras civiles en sus calles. En medio del conflicto y para poner paz -en el sentido más norteamericano, matando enemigos- entrarán Alpha y Bravo en escena, los dos personajes controlables y desde donde viviremos la trama, jugando en solitario o con un acompañante, en la misma pantalla (dividida) u online.

Herramientas como el satisfactorio chat de voz o las indicaciones con gestos de los personajes y comandos de órdenes nos dejarán jugar a distancia con el mismo perfecto flujo de la partida que si compartimos pantalla. Sin duda, el trabajo de EA Montreal por lograr una experiencia cooperativa plena ha vuelto a dar sus frutos, estamos ante un shooter muy cuidado en este sentido. No es para menos, aunque la IA de nuestro acompañante en caso de jugarlo en singleplayer es coherente y ágil, como en los anteriores Army of Two el gran incentivo es recorrer todos sus acompañados, compartiendo los mejores momentos, las mejoras del equipo, la poderosa traca final o la relación comunicativa que el juego busca para determinadas situaciones donde repartir tareas que deben resolverse de forma simultánea -yo cuido de que no se acerquen al rehén mientras tú te cargas esa torreta que no nos deja avanzar-. Los caminos, como antaño, llegan a bifurcarse en ocasiones, y habrá que decidir quién hace qué.

El Frostbite 2 añade destrucción a muchas partes de los escenarios. Ya estar a cubierto no es una garantía, en cualquier momento ese escondite se puede venir abajo.
El Frostbite 2 añade destrucción a muchas partes de los escenarios. Ya estar a cubierto no es una garantía, en cualquier momento ese escondite se puede venir abajo.

The Devil's Cartel superpone una misión tras otra a medida que se esboza su no del todo imaginativo argumento, tampoco sorprendente ni con giros espectaculares. Los tópicos y el humor desenfadado se intercalan en una historia de crimen y valores bastante básicos, de buenos contra malos, de soldados contra delincuentes. Las bajas humanas parecen no significar nada y las armas son simples herramientas de trabajo en un título donde matar y matar es lo esencial, lo divertido y lo que pone a prueba los reflejos. Pero hay un factor que ha determinado los anteriores y vuelve en este episodio, el Aggro. Jugar a pecho descubierto, con destrezas como hacer una cadena de muertes cuerpo a cuerpo o ir por el centro de una calle con una ametralladora y lanzando granadas tiene premio aquí, suponiendo más puntos de experiencia y mejores resultados tras cada nivel que si apostamos más por un avance con sigilo, escondite constante, preparación minuciosa de los ataques...

Esto no viene más que a demostrar el enorme interés de Army of Two: The Devil's Cartel por la acción desenfrenada, sin parones y poniendo al máximo las capacidades de puntería y movimiento de los jugadores. Dentro de la partida, lo verdaderamente importante más que saber colocarse y aguantar sin recibir ni un rasguño es atinar. Hacer headshots, respaldar una baja que estaba haciendo el compañero, matar cuerpo a cuerpo pulsando el stick derecho o destrozar una cobertura por sorpresa suponen más puntos que limitarse a acertar. Y estos puntos son esenciales no solo para mejorar las armas en el nuevo y completo menú de evolución de equipo, sino también para poner en práctica la Aniquilación (Overkill), un modo revisado que pone todo a cámara lenta, hace a nuestros personajes invulnerables, les da granadas infinitas o convierte cada bala en explosivo. Una locura ultra poderosa que desataremos en dos escalas: Individual o Doble.

El modo Aniquilación saca toda la ira de los protagonistas y regala las estampas más viscerales y crudas. Es importante reforzar el Aggro para conseguir llenar rápido la barra semicircular.
El modo Aniquilación saca toda la ira de los protagonistas y regala las estampas más viscerales y crudas. Es importante reforzar el Aggro para conseguir llenar rápido la barra semicircular.

Si esperamos al compañero para activar la Aniquilación, a que su barra de ira se llene como la nuestra, podremos disparar la Doble, generándose uno de los mejores espectáculos del juego con dos sobrenaturales destrozando todo a su paso y llegando a desmembrar a los enemigos que manchan todo de sangre y enfatizan el tono visceral y gore del título, tono que ha llegado a censurarlo en su versión alemana. El efecto es más duradero y se tienen determinadas ventajas que activando la Aniquilación de forma individual no se consiguen. Pero no siempre merece la pena esperar, a menudo el otro jugador lleva otros niveles en la barra de ira y es más práctico lanzar individuales. Esta inserción le da un nuevo aire a Army of Two, pero no termina de ser suficiente para que lleguemos a hablar de un The Devil's Cartel que cambia los cánones establecidos en la marca. Algo similar ocurre con la destrucción de los escenarios, la gran razón para apostar por el Frostbite 2 como motor que mueva toda esta lluvia de balas y explisiones.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,3
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Visceral Games
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos
Lanzamiento: 
29/03/2013
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PS3
También en:
360 PC
+18Lenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad