Skip to main content
Publicidad
Total War: Rome II

Total War: Rome II

review_game
| |

Creative Assembly regresa a los gloriosos comienzos de la república romana. Más facciones, más diversidad y más espectáculo en un juego en que el estudio británico busca profundizar en su capacidad de crear los títulos de estrategia más visualmente impresionantes que se pueden encontrar en PC.

Desde que apareció la segunda parte de Medieval: Total War sabíamos que este momento llegaría, y el hecho de que hubiera un Shogun 2 no hacía más que confirmarlo. Hay muchos períodos históricos interesantes para fijar un gran juego de estrategia y no vamos a negar que hay muchos escenarios muy poco explorados en contraste con los más populares, pero tampoco podemos ignorar la gran atracción que supone el universo romano clásico para este género. Pero más allá de eso, Roma también tiene un significado especial para Creative Assembly, siendo el juego que cimentó definitivamente la fama del estudio británico y un salto de calidad importante gracias a un nuevo motor. Shogun y particularmente Medieval habían puesto al equipo en el mapa, pero con Rome llegaron mucho más lejos en todos los aspectos, un esfuerzo que les valió curiosos reconocimientos como presencia televisiva en el Reino Unido -fue utilizado para ilustrar el programa “Decisive Battles” del History Channel y protagonista de un curioso programa llamado “Time Commanders” en la BBC2-.

Posiblemente Rome sea el juego más exitoso de toda la línea de Total War, en más de un sentido, y por ello no extraña demasiado que sea también el segundo proyecto que se acometió una vez que se estrenó el último motor del estudio, estrenado con Shogun 2. Era una gran oportunidad de visitar de nuevo el ascenso de la república romana, o de dar a los jugadores la oportunidad de moldear la historia de las diferentes culturas alrededor de la latina. Sólo Roma por sí misma ya es fascinante, pero la diversidad que había en la época propuesta, poco después de la caída en desgracia de la Macedonia de Alejandro Magno, era notable. Esa diversidad es lo que se ha querido recoger en este juego, una diversidad cultural y militar que se traduce en culturas bastante diferentes y por tanto en una mayor variedad de estilos de juego, así como de contrastes, choques, sinergias y antagonismos que enriquecen la campaña y nuestras opciones de juego.

Total War: Rome II (PC) Captura de pantalla

Desde el mismo comienzo de la campaña está claro que esa variedad es algo que se ha buscado a fondo. Las cosas han cambiado desde el Rome original cuando había que desbloquear las otras facciones completando primero la campaña. Ahora, nada más empezar encontramos 8 culturas distintas, 7 jugables y una, los Estados Griegos, disponible por DLC o incluida si se ha reservado el juego. Cada cultura tiene un par de atributos generales, y  su vez está dividida en una, dos o tres facciones que añaden sus propias ventajas ( e inconvenientes). Las culturas en total son: Roma, Cartago, Imperios Orientales, Tribus Britanas, Reinos de los sucesores, Tribus Germánicas  y los mencionados Estados Griegos. Además de los atributos, las culturas cuentan con unidades base comunes y comparten lo que se denomina “afinidad cultural” un pequeño bonus a la simpatía que sienten por los miembros de su misma cultura, lo que contribuye a las relaciones diplomáticas.

Sólo repasar las ventajas e inconvenientes de cada cultura y facción dentro de la misma ya nos da para un rato y para dibujar distintas posibilidades. Roma por ejemplo cuenta con los atributos generales de Pan y Circo (+1 a los alimentos de todas las provincias) y Legiones Romanas (+1 a la experiencia de los reclutas de infantería). Dentro de esa cultura encontramos tres facciones, que en este caso son tres familias: La Gens Cornelia, La Gens Julia y La Gens Junia. La familia Cornelia cuenta con atributos a la diplomacia en sus relaciones con las culturas helénicas y su tradición de familia fundadora los convierte en buenos administradores, dándoles un +3% a la recogida de impuestos, pero en su contra tienen la soberbia y el desprecio por la plebe, que hace que el orden público bajo su presencia se resiente. La familia Julia por otro lado cuenta con bonus a la romanización, que es la capacidad de asimilar una cultura extranjera, muy útil para imponer la Pax Romana en territorios conquistados fuera de la influencia latina, y además las tropas comandadas por miembros de esta familia obtienen un extra de moral al luchar contra bárbaros. No son cosas determinantes pero ayudan a decantarse por uno o por otro.

Total War: Rome II (PC) Captura de pantalla

Pero eso es para Roma, las otras culturas tienen sus propias características y peculiaridades. Por ejemplo, Cartago tiene su Tradición Comercial Fenicia, que le da un 10% extra de ingresos a las rutas comerciales, y al mismo tiempo obtienen un 40% de rebaja a la hora de mantener a los mercenarios -lo que es un plus bastante interesante ya que los mercenarios tienen un coste de mantenimiento mucho más alto que las unidades regulares-. También cuentan con tres facciones, en este caso Dinastías, cada una también con dos ventajas y una debilidad que les da la necesaria personalidad. Otras culturas sin embargo tiene sólo una facción, como las Tribus Britanas, que sólo cuentan con los Icenos, o las Tribus Germánicas, compuesta exclusivamente por los Suevos, así que ahí hay poco donde elegir.

Repasando las características de cada cultura, encontramos ventajas muy atractivas que realmente dan peso a nuestra decisión, así como variedad a futuras campañas. Cosas como la condición de “Bandidos” de los Suevos, que aumentan el dinero obtenido por asaltos y saqueos, facilita adoptar ciertos comportamientos. Con esta cultura por ejemplo, es más adecuado tener un centro establecido en Germania y dedicar nuestras incursiones militares al saqueo y a la destrucción -además, los Suevos tienen como defecto lo que se denomina “Desprecio por las culturas foráneas” que hace que aumente la inestabilidad cuando se trata de gobernar sobre culturas ajenas a la propia. No es imposible ir contracorriente ya que las bonificaciones y penalizaciones no son determinantes, pero está claro que se busca cierto “sabor propio” a cada cultura.

Total War: Rome II (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
The Creative Assembly
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
03/09/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad