Skip to main content
Publicidad
Tomb Raider (2013)

Tomb Raider

review_game
| |

Al borde de la muerte, el naufragio de la reimaginada Lara Croft en el Triángulo del Dragón busca recursos en los géneros acertados. El nuevo Tomb Raider más que sobrevivir hoy como mito le permite ofrecernos una gran aventura para PlayStation 3, PC y Xbox 360. Así renace una heroína, así se consolida un símbolo.

Dura, tremenda, ácida, chula, envalentonada... y ágil, sobre todo ágil. Lara Croft es la arqueóloga por antonomasia, la Indiana Jones de los videojuegos y todo un fetiche para una Crystal Dynamics que vuelve a llevar los pantalones de su mejor personaje. Y qué suerte. El icono más sexy de las aventuras en los templos poligonales vuelve a intentar -tras muchos designios notables pero inútiles- recuperar su posición líder en esto de la arqueología desventurada. Nathan Drake y su serie Uncharted han marcado la mejor tónica en esta generación en este tipo de producciones, marca que recogió muchísimo de los primeros hallazgos de Lara y que supo evolucionar el universo de los viajes repletos de saltos, Historia y tiroteos. Ahora Tomb Raider toma de la franquicia de Naughty Dog tanto como aquella recibió en su momento, y lleva a un nuevo plano las aventuras de acción, añadiéndole un determinante factor de exploración y supervivencia.

Eidos ha llevado Tomb Raider por muchos derroteros, hasta un curioso hack and slash cooperativo en El Guardián de la Luz. Se había probado de todo y la señorita Croft con los años perdía fuelle y ganaba competencia. Cuando Square-Enix absorbió la editora, las cosas empezaron a cambiar, destinando una importante suma al que iba a ser el reboot de la saga Tomb Raider y poniendo a la cabeza del desarrollo a una preparadísima Crystal Dynamics que ha  acabado demostrando que en este nombre propio ellos tienen la mejor palabra. Retrasos, un largo desarrollo y mucha información, tres pilares que sustentan a casi todas las grandes producciones de las plataformas actuales que acaban en calidad sobresaliente. Se veía venir la brillantez lograda, que sus creadores no tenían miedo a enseñar más demos, niveles, vídeos y posibilidades. Llevamos mucho tiempo recibiendo píldoras de información de Tomb Raider, muchas tomas de contacto, mucho hype. El producto final está a la altura.

Lara se irá haciendo poco a poco todoterreno. De la niñita frágil a la cazadora. Evoluciona y desarrolla junto al jugador y según las elecciones de éste.
Lara se irá haciendo poco a poco todoterreno. De la niñita frágil a la cazadora. Evoluciona y desarrolla junto al jugador y según las elecciones de éste.

Los aciertos no vienen solos, también hay puntos menos duchos o boicoteadores de la sensación de sorpresa. No es ninguna aberración decir que esta obra hoy ya innova muy poco, que tiene determinados desperfectos o que su modo multijugador no es más que un añadido en duración pero convencional y genérico. Tomb Raider tiene la virtud de manejar de forma superlativa todo lo que conjuga, de regalar a Lara su aventura más épica y espectacular mientras que al jugador se le dan vibrantes experiencias a los mandos y una interesante sensación de libertad de actuación sin sacrificio del ritmo por ello. Está bien acabado de principio a fin y es sólido y variado en sus propuestas. Ahora bien, nadie que venga de Uncharted se va a sorprender. Tampoco quien sea devoto de otros third person shooters de peso actual con modo online respetado como Max Payne 3 o Gears of War 3. Tomb Raider simplemente se encarga de hacer girar con suavidad todos sus engranajes para que la maquinaria general de este mecanismo atemporal funcione. Llama al pasado y mira al presente en esto de las aventuras de acción.

La ambientación y el poderío técnico aúnan esfuerzos para colocar a Lara y el resto de personajes en un dramático naufragio en el Triángulo del Dragón, archipiélago -referente e las Bermudas- con enorme isla central que recoge el grueso de la campaña. La arqueóloga tiene 21 añitos en esta reinterpretación del personaje, ha dejado su carácter chulesco y fatal para presentarse ahora como una débil adolescente que tropieza, grita con cada rasguño y va a aprender que la muerte y la violencia también son parte del mundo, va a descubrirlo en una desagradable y muy salvaje odisea a través de los restos de una civilización perdida. Llega a caer mal al principio, es torpe e inexperta, miedosa y quejosa con las desgracias -no pocas y bastante viscerales- por las que va pasando. No es la Lara Croft que recordábamos los habituales, la de la doble pistola, pechos turgentes y labios carmesí. Pero pronto se va ganando el respeto de sus compañeros supervivientes disgregados por la isla y, lo más importante, el respeto y cariño del jugador. Va pasando de superviviente frágil a cazadora heroína.

Cada enfrentamiento y tiroteo plantea una situación concreta. Aquí las flechas de fuego son el mejor recurso, debido a la abundancia de elementos incendiarios y coberturas blandas.
Cada enfrentamiento y tiroteo plantea una situación concreta. Aquí las flechas de fuego son el mejor recurso, debido a la abundancia de elementos incendiarios y coberturas blandas.

Luchadora a prueba de heridas

Tomb Raider comienza con una obsesiva búsqueda al resto de supervivientes de la expedición de Lara, pero a medida que avanza la trama el personaje se ve obligado a resistir en soledad, a buscar armas y mejoras, y salir de situaciones extremas aunque tenga que asesinar para ello. Mientras en la primera hora de juego pide perdón a un cervatillo por cazarlo para alimentarse, en el último tramo la protagonista es un cabreado soldado dispuesto a todo. Los desquiciados habitantes de la isla no son nada amigables y van a ponerle las cosas realmente cuesta arriba, con constantes secuestros e intervenciones en el escape de ella y su equipo del archipiélago maldito. De esta forma, la faceta shooter del singleplayer va in crescendo, lo que sirve a Crystal Dynamics para jugar con el aumento paulatino de dificultad y desafío, realmente solo determinado por la exigencia del combate. Hay selector de dificultad inicial, y éste solo determina la resistencia de los rivales y el daño que recibe Lara. Por lo demás la aventura es similar.

Por supuesto hay picos, momentos descompensados donde un intenso y abarrotado tiroteo o un puzle que parece no tener solución pueden suponer un atasco. Pero no aparecen en exceso y son leves dentro de un juego creado para todo tipo de jugadores, inexpertos y tradicionales. Es aquí donde hay que hablar de uno de los componentes que pueden resultar polémicos en Tomb Raider, el Instinto de Supervivencia, un indicador ingame que se dispara voluntariamente en cualquier momento y que pone toda la pantalla en blanco y negro salvo los elementos interactivos, items a recoger y camino a seguir. Es una ayuda desmesurada, que disparar opcionalmente pero que rompe por completo la exploración o la prueba y error que puedan suponer los rompecabezas y búsquedas para salir de una determinada sala, delatando qué tocar y por dónde ir. Es uno de esos comandos impensables en los juegos de antaño y que hoy parecen imprescindibles para no atascar al impaciente, pero que a los que somos jugadores habituales nos chirría hasta entenderse su inclusión como una total equivocación.

Los templos y las tumbas siguen siendo la gran especialidad de Lara. Se las verá con puzles de entorno, saltos imposibles para poder acceder a las cámaras más secretas.
Los templos y las tumbas siguen siendo la gran especialidad de Lara. Se las verá con puzles de entorno, saltos imposibles para poder acceder a las cámaras más secretas.

Tomb Raider es un juego de acción y saltos que narra una historia lineal y muy cinematográfica -bajo el esquema Uncharted- solo que abriendo bastante determinadas zonas para incentivar la exploración, la búsqueda de desafíos opcionales o el descubrimiento de tumbas y salas secretas con algo más que contar sobre el pasado y presente de la isla. Este esquema de juego cerrado con aperturas controladas permite narrar con fluidez y presentar cómodamente la evolución de los personajes y giros repentinos de los acontecimientos dramáticos, no siempre coherentes con la personalidad de los participantes y presentando algunas inconsistencias argumentales que hacen algo planas y predecibles las actitudes clave. Es quizá un resbalón de un producto, por lo general, absolutamente sobresaliente, especialmente en lo jugable como veremos a continuación.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,9
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 5.14 € Comprar >
PAL/ES 26.95 € Comprar >
PAL/ES 25.75 € Comprar >
PAL/ES 47.49 € Comprar >
Desarrolla: 
Crystal Dynamics
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
05/03/2013
Plataforma: 
PC
También en:
360 PS3
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad