Skip to main content
Publicidad
Publicidad

The Dark Eye: Chains of Satinav

The Dark Eye: Chains of Satinav
The Dark Eye: Chains of Satinav
review_game
| |
21051 visitas

Tras maravillas visuales como The Whispered World, Deponia y A New Beginning, Daedalic Entertainment se reta a sí misma con The Dark Eye: Chains of Satinav. ¿El resultado? Algo que parecía imposible: superarse y establecer un nuevo listón de belleza gráfica. Leed con nosotros los augurios que esos cuervos del Norte traen consigo...

Das Schwarze Auge
Todos aquellos que llevan ya unos añitos en esto del rol seguro que en la época de lápiz y papel oyeron hablar de The Dark Eye, el más popular RPG de Alemania; capaz de batir en ventas al pionero Dungeons & Dragons y que seguro más de uno lo conoció por el nombre Realms of Arkania. Desde su publicación en 1984 hasta ahora, la mitología de su universo propio no ha hecho más que crecer y crecer y crecer, estableciendo unos pilares de los que ahora se alimenta Chains of Satinav, el videojuego más reciente que ha salido de las tierras de Aventuria. Demostrando un nivel de respeto considerable, y no pagando meramente una licencia para corromperla como hacen muchos, los alemanes de Daedalic Entertaiment hacen suya la creación del reverenciado Ulrich Kiesow, escogiendo razas, entornos, lugares e historias del universo del Ojo Oscuro para brindarnos su siguiente joya en el terreno de las aventuras gráficas. Una historia que de un viaje mágico, una cruzada épica que, como suele ser habitual por estos lares del rol, comienza con un personaje marcado por un estigma que es más de lo que la aldea en la que vive quiere hacerle creer que es...

"Quemado en la estaca..."
Conozcamos al pobre Geron, un chico de trece años -aunque la voz de doblaje lo haga mayor- que desde su nacimiento fue estigmatizado como el portador de una gran catástrofe que se ceñiría sobre el reino de Andergast. Tamaño augurio fue hecho por un adivino tan odiado como temido, que lanzó su última profecía justo al arder clavado en una estaca. Más de una década después, Geron sobrevive cazando pájaros y con el sueño de ganar una competición que incluye varias hojas de roble y un gran premio del mismísimo rey. Pero el viento del Norte trae funestos vaticinios en forma de inesperadas bandadas de cuervos que incluso devoran a valerosos caballeros. Tras encargarnos el rey que los cacemos, para que no interrumpan un festejo diplomático de paz con el reino vecino, la Quest del joven Geron comenzará tras encontrarse con un hada del bosque, la delicada y bella Nuri, que no sabe nada de los humanos -magnífica la huida de la ciudad de Anderghast a los gritos de una turba enfurecida de "¡Bruja!".

The Dark Eye: Chains of Satinav (PC) Captura de pantalla
Geron y Nuri, dos personajes destinados a encontrarse


Aqui nos encontramos con uno de los elementos que destacan del juego: su guión, realmente conseguido en cuanto a ritmo creciente, aunque el final de la historia no termina de ser tan colosal como debiera (pero tampoco defrauda en absoluto, siendo realmente bello de experimentar). El escenario de CoS no es tan bucólicamente bonito como el de The Whispered World o tan autoparódico como el de The Book of Unwritten Tales. El tono de esta fábula se rodea de parte de ese aire de oscurantismo y realidad sucia y sangrienta -hay detalles sangrientos en el juego- de la verdadera Edad Media. Y, de hecho, basta la presentación de nuestro personaje para comprobarlo: sujeto por un matón que lo aprisiona y mete su agua en el bevedero de una porqueriza en la que un cerdo -dando el culo a la cámara- disfruta del barro, mientras otro personaje nos increpa sin que podamos hacer nada. O eso cree el usuario hasta que descubre ese medallón que hay en la parte izquierda del inventario pop up, que surge al arrastrar el puntero hacia la parte inferior de la pantalla.

Almas Perdidas
Pero resulta que he ahí, con un ánfora llena de vino de un rival en la competición por las hojas de roble, que descubrimos el secreto de Geron justo al inicio del juego: tiene el poder de romper objetos con la mente. Este mágico componente brinda un toque novedoso a la clásica fórmula Point & Click que The Dark Eye posee. Un toque arcano que se entremezcla con el poder de Nuri, capaz de arreglar los objetos, siendo usados ambos durante todo el desarrollo del juego quizás no tan a menudo como muchos hubiésemos querido -¿cuándo fue la última vez que controlamos a dos telépatas en una aventura gráfica de corte Espada y Brujería?-, aunque esta mecánica se implementa en los últimos tramos del juego de forma brillante y muy ingeniosa. La narrativa del juego nos lleva de una situación a otra, de una localización a otra, alternando situaciones que nos arrancan de repente una sonrisa con, de repente, una set piece de acción realmente tensa o una prueba angustiosa en un escenario más angustioso aún. Daedalic busca adelantarse al jugador en todo momento, lográndolo con una historia que, en el fondo, y aunque malvadas fuerzas y oscuras intenciones dominen la trama, es sobre todo una historia de dos: de Geron y Nuri, de cómo esta descubre no solo un mundo que desconocía, sino así misma. La relación de ellos se deriva como el alma de una narración que en ocasiones -por desgracia muy puntuales- alcanza un nivel de belleza en su discurso y prosa que exceden la ambientación fantástica de esta, regresando después a este particular cuento de hadas y elegidos por el destino.

satinav_2.jpg Captura de pantalla
El diseño de los personajes secundarios es, en casos como este, digno de encomio


Puede que la historia de este cuento no termine de fluir durante las 10-12 horas que nos tendrá atrapados tan uniforme como querríamos, por culpa de algunos altibajos en su trama, pero es en esos pequeños instantes que hemos mencionado donde Chains of Satinav sorprende, haciendo que recordemos tal conversación, tal escena o tal gesto por separado más que todo el conjunto de personajes que conocemos y la historia que vivimos. Un desarrollo ágil, quizás demasiado ágil y no por la habilidad de los guionistas, sino porque los puzles no han sido diseñados para mantenernos demasiado tiempo dando vueltas -aunque aseguro que más de una vez un veterano en estas lides se pondrá a probar un objeto tras otro y a pasear el ratón a la caza del pixel. La mayoría de puzles requiere de una solución lógica con lo que tenemos a mano, por lo que solamente exigirán pararse unos instantes a meditar el conjunto de objetos que tenemos y la acción que hemos de llevar a cabo.

En general, su dificultad es radicalmente menor que las obras anteriores del estudio como The World Whisperer o A New Beginning -que contenía más de un destroza-cerebros de la vieja escuela-, aunque conforme avanzamos iremos siendo retados a pruebas más variadas e imaginativas de resolver -aunque no muy habituales-, como un escenario en particular que hace uso de colores, estaciones y dimensiones, además de las leyes de la física, para plantearnos varios dilemas. Pero lo mejor viene en determinados puzles que requieren o bien usar los poderes de Geron y Nuri, o bien a los propios personajes del entorno, con los que tendremos que hablar, que dar pequeñas órdenes y, sobre todo, averiguar su relación para con el entorno, el escenario en el que estemos y cómo usar esta para lograr el objetivo que tenemos que alcanzar, componiendo estos puzles la mejor parte de su clásica jugabilidad que ojalá se hubiera repetido más veces a lo largo de toda la aventura.

The Dark Eye: Chains of Satinav (PC) Captura de pantalla
La variedad en los escenarios es una constante

Al inicio de la partida se nos brindará la opción de elegir entre una dificultad Casual y otra más para aventureros con experiencia. La casual será la ideal para los recién llegados al terreno de las aventuras gráficas, ya que contiene ese socorrido para muchos -denostado por otros- sistema de pistas que revela todos los puntos del escenario con los que interactuar, y si tal objeto combina con ese otro o no del que muchos usuarios huyen y dejan desactivado. Pero, si algo bueno tiene este sistema de ayuda, es que da pistas antes que resolver el puzle por completo, por lo que aún hay que soltar el ratón y razonar un poquito antes de continuar, aunque ya conociendo más detalles y elementos para dar con la solución. El personaje se mueve con rapidez por el escenario incluso si está andando, algo que contribuye a no hacer pesado el ritmo de juego. En cuanto a las transiciones entre escenarios, estas son rápidas por lo general, aunque en ocasiones veamos algunos segundos de fundido a negro más que en otras.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
Guybrush 3pwood
Mar, 19/03/2013 - 11:28
Por el poder que se me ha concedido, declaro este juego: ¡Bueno del carajo! 8,9
Zeigon
Jue, 28/06/2012 - 17:42
Espero que salga de alguna manera. Y si no viene habrá que pillarlo por Steam o por donde corresponda. Tiene una pinta muy buena. El arte está muy bien y la historia no pinta mal. Últimamente salen (o se ven más) aventuras gráficas. Me gusta :-D
Ian_Bishop
Mié, 27/06/2012 - 18:09
Espero que FX nos lo traiga como hizo con sus hermanos de la saga "Drakensang".
8
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Daedalic Entertainment
Género: 
Aventura gráfica
Lanzamiento: 
22/06/2012
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad