Skip to main content
Publicidad
Publicidad

The Chaos Engine

The Chaos Engine
The Chaos Engine
review_game
| |
4174 visitas

Estética Steampunk y un mundo post-apocalíptico aguardan en The Chaos Engine, una remasterización del original de Amiga que sin grandes novedades aparece nuevamente en el mercado a través del servicio Steam

The Chaos Engine vio la luz por primera vez a principios de la década de los noventa en plena vorágine de las consolas 16-Bits y con la siguiente generación de máquinas a la vuelta de la esquina, con PSOne y Saturn a la batuta. Debutó originalmente en Commodore Amiga para poco más tarde hacer lo propio en otras plataformas de menor éxito, obteniendo un buen puñado de premios que pretendían recompensar la magnífica labor realizada por The Bitmap Brothers. La compañía de origen británica, conocida principalmente por estar detrás del desarrollo de Speedball o Z, apostó fuerte por un proyecto que en poco tiempo se convertiría en un clásico. Cuando se cumplen dos décadas de su lanzamiento, Chaos Engine vuelve al panorama de la actualidad con una remasterización en la que se actualiza la mecánica de juego a los tiempos que corren y, en cierto modo, también la interfaz gráfica, aunque ésta bebe del espíritu retro de los clásicos. 

Chaos Engine se dio a conocer por su vista 'top-down' o aérea, tan popular en aquella época, que permite al jugador explorar escenarios con un grado limitado de visibilidad. Su principal premisa es ofrecer la posibilidad a dos jugadores de disfrutar de la acción de forma cooperativa, con la misión de eliminar a los monstruos que aparecen en los escenarios post-apocalípticos por lo que se compone la aventura y con claras referencias a la cultura Steampunk. A diferencia de otros títulos de la época, Chaos Engine cuenta con un aspecto visual desenfadado en el que se dan de la mano una buena definición de personajes y la presencia de escenarios laberínticos y de construcción cada vez más compleja. 

The Chaos Engine (PC) Captura de pantalla
La estética Steampunk impone el estilo de los protagonistas.

La estructura del juego se compone por un total de cuatro mundos, divididos a su vez en cuatro niveles distintos. Cada dos niveles se ofrece la posibilidad de mejorar los atributos de los dos protagonistas invirtiendo el dinero obtenido tras eliminar a los enemigos que tratan de frenar nuestro avance, además de potenciar otros aspecto como la cadencia de fuego de las armas o la duración del ataque secundario. La mecánica de juego es tan sencilla que no requiere de la presencia de un tutorial propiamente dicho: basta con disparar a todo lo que se mueve procurando recibir el menor daño posible. En cada escenario existe un número predeterminado de nodos que debemos activar para desbloquear la salida, tarea para la que nos podemos ayudar de recargas de energía, bombas e incluso de poderes especiales que nos otorgan una ventaja temporal con respecto a nuestros enemigos. 

Existe asimismo un nexo argumental que sirve como justificación para vivir los eventos que aquí se dan cita: la aparición de una máquina capaz de alterar la materia y de jugar con las dimensiones del espacio-tiempo. Tras una serie de desdichas, la máquina produce el efecto contrario al deseado y trae consigo la aparición de terribles criaturas que en cuestión de meses amenazan con la estabilidad mundial. La humanidad decide abandonar las islas británicas a su suerte. Esto genera la aparición de mercenarios dispuestos a adentrarse en el foco del problema por una módica suma de dinero. En total son seis los que se ofrecen como personajes controlables, cada uno con sus ventajas e inconvenientes, en un claro intento de equilibrar las fuerzas humanas con las enemigas. 

The Chaos Engine (PC) Captura de pantalla
Subir de nivel y mejorar nuestros atributos es fundamental para sobrevivir.

Al comenzar la partida es necesario escoger a uno de estos seis personajes y a un compañero que controlará la CPU con escaso gusto por la IA. La principal novedad que descubrimos en este apartado con respecto al original es la posibilidad de disfrutar de la partida con un compañero a través de Steam, a lo que se añade la opción de juego local. No es difícil apreciar que Chaos Engine es una aventura pensada para el disfrute entre dos jugadores, aunque no por esto la experiencia en solitario deja de ser aconsejable. Existe cierto factor competitivo pero también estratégico, ya que sin la ayuda de un compañero resulta realmente difícil terminar la aventura sin reiniciar la partida en más ocasiones de las que podríamos desear. Chaos Engine es un beat 'em up a la antigua usanza como bien atestigua la presencia de códigos para "guardar" la partida, en uno de los muchos ejemplos que dan a entender que esta remasterización no pretende cambiar la filosofía del original, ni tampoco realmente "adaptarla" a nuestros tiempos, en tanto que no se reduce en nivel de dificultad ni se ofrecen extra ayudas al jugador. 

De hecho, los cambios más significativos que encontramos en esta edición son dos: el remozado gráfico y el movimiento de 360 grados (además de poder disfrutar del cooperativo a través del Online, como se explicaba anteriormente). Como sucede en otros ejemplos similares, Chaos Engine ofrece la posibilidad tanto de jugar con la interfaz renovada como de hacerlo con la clásica, decisión que depende fundamentalmente de nuestros gustos. El nuevo sistema de control permite utilizar un pad (en nuestra experiencia, el controlador de Xbox 360) en el que el joystick ofrece un movimiento más fácil de controlar. Más allá de estos cambios es difícil hablar de novedades significativas, un hecho que parece querer decir que Chaos Engine sigue siendo una experiencia de los noventa que no pretende adaptarse a las mecánicas de juego actuales. 

The Chaos Engine (PC) Captura de pantalla
El cooperativo es el modo por excelencia de esta aventura. La estrategia, fundamental para sobrevivir.

Aunque probablemente exista un núcleo de jugadores que agradezca que se mantenga el espíritu clásico del juego, existen algunos aspectos que no hubiese estado de más revisar, como la presencia de códigos numéricos para guardar nuestra posición en la aventura o la constante repetición de una misma melodía durante los cuatro niveles por los que se compone cada mundo. Si nos quedamos sin vida durante la aventura nos veremos obligados o bien a comenzar la partida de nuevo o simplemente a reiniciar el nivel en concreto; un paso en falso puede tirar por la borda el esfuerzo realizado durante los quince minutos que puede llevar finalizar una misión. De una forma u otra, el avance se acaba reduciendo a memorizar la ubicación de los enemigos y, en caso de jugar con la CPU, de que sea nuestro compañero el que tome la delantera para evitar sufrir sorpresas desagradables que merman la mitad de nuestra barra de energía

Chaos Engine es una experiencia difícil de digerir pero de rica degustación, por lo que no tendría mucho sentido criticarla por su nivel de dificultad. Sin embargo, sí echamos de menos la opción de poder guardar la partida en cualquier momento o incluso la presencia de algún que otro personaje controlable más, que hubiese ofrecido una nueva perspectiva a un clásico. Este es, no obstante, el procedimiento que se suele emplear cuando se busca ofrecer un clásico a la nueva generación de jugadores, acostumbrados a otros estilos de juego. Esta aventura puede resultar frustrante si no se toma con la paciencia adecuada y sobre todo si no se aplica algo de estrategia en los momentos de mayor exigencia. Sin embargo es innegable que este aspecto será uno de sus mayores atractivos a ojos de los jugadores que buscan experiencias tan divertidas como exigentes. 

Conclusión: 

Chaos Engine es una obra exigente que se disfruta mejor entre dos jugadores. El remozado gráfico al que se ha sometido le otorga una apariencia más llevadera, en uno de los pocos cambios que encontramos en esta remasterización. La obra es básicamente todo lo que pudimos disfrutar hace dos décadas, primero en Commodore Amiga y luego en consolas de 16-Bits. El argumento queda relegado a un segundo plano para que la acción se convierta en la única protagonista, a lo largo de cuatro mundos que ofrecen un buen par de horas de diversión, dando por sentado que tendremos que repetir la partida un buen puñado de ocasiones para llegar a su resolución final. El nuevo sistema de control y la posibilidad de jugar en cooperativo a través del online son las dos principales novedades de esta versión, junto a su nueva apariencia. Aunque echamos en falta más cambios, parece obvio que la intención del remake es ofrecer un clásico de los noventa en los tiempos que corren. Y si bien es cierto que el tiempo no pasa en balde, Chaos Engine se deja disfrutar ahora tanto como su homónimo original.

Lo MejorLo Peor
Muy divertido cuando se juega en cooperativo local u online.
La presencia de passwords para recuperar nuestra posición en la partida.
Una aventura relativamente larga y muy exigente con el jugador. -
Se echan en falta más novedades.
La estética Steampunk y en general el aspecto estético.
La banda sonora es excesivamente repetitiva.

Puntuación

Bueno
Cumple las expectativas de lo que debe ser un buen juego dentro de su género. Su calidad general es buena aunque le falten detalles que nos gustaría ver incluidos. Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Acción al estilo beat 'em up con vista top-down o aérea. Es fácil hacerse con la mécanica de juego, que se resiste a los cambios para ofrecer uan experiencia digna de los años noventa. 

Gráficos

El motor gráfico original se ha remozado, ofreciendo texturas más nítidas. Existe opción de jugar con la diposición gráfica original.

Sonido

Melodías extremadamente repetitivas que se mezclan con los sonidos de la "naturaleza". Muy desfasado. 

Multijugador

Cooperativo local u online a través de Steam. Este es el punto fuerte del título, aunque encontrar compañeros de juego no resulta fácil. 

Regístrate o haz login para hacer un comentario
Lavos
Lun, 02/09/2013 - 23:22
Yo tenia este juego en la Mega Drive y era un vicio y bastante dificil, aunque con el tiempo llegue a aprenderme las pantallas de memoria XD
tactica
Lun, 02/09/2013 - 18:45
Yo no jugué al original pero dudo que un juego de Amiga creado por los Bitmap merezca un 4 en sonido si todo lo demás se puntúa con un 7 y por tanto se han tenido en cuenta las circunstancias que luego se deciden ignorar con el aspecto sonoro. Ya puestos, haberle dado un 4 también en gráficos para acabar de rematarlo.
SergioTorrij
Lun, 02/09/2013 - 10:31
Meristation, ¿le estáis dando un 4 en sonido? El sonido es, junto con la jugabilidad, lo mejor del juego. Se respira un ambiente retro, esa música machacadora, esos sonidos de los juegos de los 80. En ese caso, ya puestos, hay tantos juegos de la época que tienen mal sonido...
7
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Bitmap Brothers
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Disparos
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
29/08/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Alemán, Español, Inglés
Plataforma: 
PC
+12Violencia

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad