Skip to main content
Publicidad
The Banner Saga

The Banner Saga

review_game
|

The Banner Saga es otro de los proyectos que han visto la luz gracias al apoyo de más de 20.000 usuarios, que consiguieron sumar más de $700.000 para financiar este ambicioso proyecto ideado por 3 antiguos trabajadores de Bioware. Ahora, con la versión final a la venta, nos disponemos a analizar este título de estrategia táctica y rol que conseguirá sumergirnos en una historia digna de las más épicas narraciones de la mitología escandinava. Una historia de héroes, sacrificios y duras decisiones, en las gélidas tierras nórdicas.

Muchos tuvimos la oportunidad de conocer The Banner Saga a través de la versión que sus responsables, Stoic, pusieron a disposición de todos vía Steam. The Banner Saga: Factions es un título gratuito de estrategia táctica con algunos elementos de rol, en el que comandábamos un grupo de vikingos y gigantes en interesantes combates multijugador. Aquella primera aproximación a lo que es el título que hoy analizamos, tenía un atractivo indudable... pero no rozaba ni tan siquiera la superficie del juego que finalmente ha llegado a la plataforma durante esta misma semana. No cabe duda de que se trataba de una declaración de intenciones que, con la versión final en la mano, tocaba únicamente uno o dos aspectos del título. Características vitales de su jugabilidad, sin duda, pero que sin el sabor que el trasfondo y la línea argumental aportan a la mezcla se quedaban bastante cortos. Y es que, The Banner Saga, es un poco más grande que la suma de sus partes, como podremos comprobar tras los primeros minutos de juego.

The Banner Saga (PC) Captura de pantalla

El juego une de forma exquisita tres mecánicas que son la fórmula básica para que un título de este género pueda considerarse bueno: Sistema de combate, evolución de los personajes y línea argumental con interacción por parte del usuario, aunque si examinamos cada uno de ellos por separado apenas encontramos características que sean levemente revolucionarias. Las mecánicas de rol se reducen al incremento de una limitada serie de valores y habilidades, así como equipar los objetos convenientes. El sistema de combate no cuenta con complejos cálculos y estadísticas, reduciendo muchísimo lo visto en otros títulos similares. La narración que nos acompaña durante el juego no está formada por una infinidad de giros de guión y consecuencias trascendentales asociadas a cada una de las decisiones que tomemos. Y, sin embargo, cuando estos tres elementos se colocan juntos en The Banner Saga terminan encajando de una manera tan perfecta y pulida que elevan la calidad del juego a niveles realmente altos. Algo a lo que los indies nos están malacostumbrando.

La historia nos traslada a una época sin precisar, a un conjunto de tierras nórdicas que a todos nos recordarán los típicos entornos que asociamos a los vikingos y sus hogares. Los Dioses han perecido. Sin su figura sobre la de los mortales y resto de criaturas, los hombres y los gigantes -varl- cesaron cualquier hostilidad para apoyarse en una frágil alianza contra las criaturas llamas dredger. Con el esfuerzo conjunto, consiguieron desplazarlas hacia los congelados páramos del norte, poniendo a salvo las tierras que son su hogar. Nada ha cambiado, y solamente el Sol se ha detenido. Sin más dilación, The Banner Saga nos catapulta directamente al primer momento de acción -a modo de tutorial- en el que aprenderemos los detalles básicos del sistema de combate táctico por turnos. En la ciudad de Strand, dos gigantes guerreros se enfrentan a un caudillo humano y tres de sus guerreros... Nosotros controlamos a los dos varl, parte de un grupo mayor que llegaban a la ciudad como recaudadores, con el antaño glorioso luchador -y ahora retirado- Ubin al frente.

The Banner Saga (PC) Captura de pantalla

Cada personaje del juego pertenece a una de las dos razas principales -hombres o gigantes- y a una clase. En función de la misma, dispondrá de unas Habilidades u otras. Los atributos que definen a cada actor son Armadura, Fuerza, Voluntad, Esfuerzo y Penetración. Durante los combates tácticos, se mostrará sobre cada personaje un pendón partido en azul y rojo -azur y gules, que dirían los expertos en heráldica- para la Armadura y la Fuerza respectivamente. Sobre la bandera se mostrará el valor número actual de cada atributo, y el porcentaje coloreado de su partición del blasón dependerá de lo que se haya reducido dicha cantidad durante la pelea. La primera indica la protección, y la segunda es una medida que combina la salud con el daño que puede producir el personaje al atacar. De esta manera, cuanto más débil esté, menos potentes serán sus golpes... aunque si no conseguimos penetrar la armadura, tampoco causaremos demasiado daño. El movimiento se realiza por una cuadrícula superpuesta al escenario, y dos personajes deben estar al alcance de sus armas para empezar a combatir.

A la hora de atacar, podemos escoger si el golpe lo lanzamos contra la Fuerza del enemigo -reduciendo su salud y ataque- o contra su Armadura -sumando posibilidades para que los próximos golpes sean más efectivos. Si optamos por lo primero, causaremos daño en función de nuestra Fuerza comparada con la Armadura del defensor. Si optamos por lo segundo, reduciremos la protección del oponente en función de nuestro valor de Penetración, o Rotura. Simple, ¿verdad? Bueno, pues a esta premisa básica, The Banner Saga introduce un par de aspectos adicionales que son la Voluntad y las Habilidades. La primera nos permitirá llevar a cabo acciones "sobrehumanas" (que en el caso de un gigante varl suena raro) como movernos un poco más lejos de lo que nos permitiría nuestra capacidad básica, o realizar golpes más potentes de lo normal. Esto se indica marcando una o varias estrellas sobre la acción de ataque, o moviendo a nuestro personaje más allá de lo permitido, a la distancia marcada con recuadros dorados. Por supuesto, esto agotará nuestra Voluntad.

The Banner Saga (PC) Captura de pantalla

Por este motivo, es imposible realizar estas proezas continuamente. Además, nuestro valor de Esfuerzo será el que indique la cantidad máxima de Voluntad que podemos aplicar a una acción -es decir, las estrellas que podremos marcar para un único ataque o las casillas adicionales para un movimiento- si tenemos suficiente disponible. Una vez agotada nuestra Voluntad, no podremos realizar acciones especiales hasta que pasemos un turno entero reposando, sin tan siquiera movernos... y eso implica perder un asalto completo o quedarnos expuestos. Por otro lado, las Habilidades: Todos los personajes cuentan con dos en su haber, una habilidad activa y una pasiva. Estas cubren desde defensas férreas hasta ataques de remolino, pasando por la capacidad de movernos por casillas ocupadas. El sistema de combate es simple en apariencia, pero lo extremadamente concienzudo. Salvo durante algunas batallas muy concretas -sobre todo las iniciales- en rara ocasión tendremos una clara superioridad sobre el enemigo... e incluso en dicho caso, las cosas se pueden torcer.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Stoic
Género: 
Estrategia, Rol
Subgéneros: 
Basado en turnos, Táctico
Lanzamiento: 
14/01/2014
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad