Skip to main content
Publicidad
Teslagrad

Teslagrad

review_game
| |

En un castillo repleto de trampas, mecanismos y extraños utensilios, un muchacho deberá desafiar el peligro y dominar la electricidad para encontrar las respuestas que busca. Nuevo puzle/plataformas de calidad para PC.

Desde que Braid se convirtiera en un gran éxito, los plataformas-puzles se han convertido -de nuevo- en una constante en nuestras vidas. El género era enormemente popular en la época de los ordenadores de 8 bits, aunque de una forma algo distinta a como lo vemos hoy en día. Hoy en día, la tecnología permite concebir toda clase de trucos que moldean las mecánicas básicas del juego, lo que permite concebir diferentes tipos de ideas que no han sido demasiado exploradas. Ya sea la manipulación del tiempo, la simulación física, los cambios de perspectiva o el uso de clones, los juegos de plataformas/puzles actuales tienen un sinfín de posibilidades.

Teslagrad viene a unirse a esta creciente familia incorporando su propio giro. Con una estructura libre pero limitada por nuestro rango de movimientos, nuestro protagonista se refugia en una ominosa fortaleza para escapar de unos soldados. Los motivos de esa persecución no están claros, pero se irán desvelando de forma progresiva a lo largo del juego. Una vez dentro de la fortaleza y gracias al hallazgo de ciertos dispositivos, el joven protagonista adquiere ciertas habilidades, que son las que le permiten avanzar entre la compleja maquinaria que hay en el interior. Tienes completa libertad para moverte por cualquier parte del edificio, pero algunas partes son sólo accesibles una vez que tengas las habilidades adecuadas. Por otro lado, no hay combate como tal -aunque sí enemigos, que muchas veces forman parte de los puzles-, ni tampoco más elementos adicionales. En vez de usar el socorrido “metroidvania” para describirlo, sería bastante más apropiado decir que es un juego de puzles con una estructura abierta.

Teslagrad (PC) Captura de pantalla

Nuestras capacidades básicas son saltar y correr, pero pronto encontraremos nuestro primer complemento: unos guantes con los que podremos golpear, aunque no enemigos. En realidad con esos guantes adquirimos dos tipos de golpes: uno azul, otro rojo, colores que coinciden con algunos de los elementos que vemos en nuestros primeros momentos de exploración. Pegando puñetazos a algunos objetos podremos cargarlos con uno u otro color, por lo que empezarán actuar con cierta lógica: los objetos del mismo color se repelen, los objetos de colores distintos se atraen. Esto implica que con nuestra primera capacidad especial podemos hacer que ciertos objetos se muevan bajo esta lógica, lo que tiene su aplicación en los primeros puzles.

Lo siguiente que encontramos son una botas, cuya habilidad es bien simple pero muy útil: nos permite convertirnos en energía, lo que por un lado nos permite movernos muy rápidamente durante un segundo -un corto teletransporte- y por otro nos permite pasar a través de rejas. No todo depende de nuestras habilidades, el escenario tiene elementos que debemos usar para cosas como aprovechar ciertos campos de fuerza para llegar a sitios donde no podríamos llegar. En un principio contamos con unas extrañas flores que nos darán por unos segundos el campo de fuerza necesario para utilizar estas “corrientes”, pero eso será hasta encontrar un tercer e importante objeto: una capa. Mediante su uso podremos dotarnos a voluntad de un campo de energía de uno u otro color, por lo que los puzles suben en cuanto a nivel de dificultad -tanto de resolución como de ejecución-.

Teslagrad (PC) Captura de pantalla

A partir de aquí los puzles empiezan a jugar con ese concepto de magnetismo e inercia que forma la columna vertebral del juego. Algunos puzles son “mecánicos”, en el sentido de que sólo hay que procurar mover cosas para conseguir que las piezas encajen -generalmente este tipo de puzles aquí son muy simples, cosas como conseguir que un robot vaya de un sitio a otro moviendo unas cuantas piezas-. Otros son puzles de habilidad, en los que hay que tener cierta maña, alternar entre campos de fuerza, utilizar el movimiento eléctrico en el momento justo, o usar los impulsos y atracciones que puedes lograr para llegar de un punto a otro. Generalmente las resoluciones de los puzles suelen estar más o menos claras, pero muchas veces es algo más complicado la ejecución que otra cosa. Teslagrad es un juego de morir, mucho y muchas veces seguidas, a veces de forma constante hasta que encuentras la tecla adecuada. Los puzles no son tan enrevesados como los de otros títulos recientes -The Swapper por ejemplo, que sí tiene puzles auténticamente desquiciantes-, pero aún así hay que echarle paciencia porque algunas pruebas tienen  sus particularidades.

A pesar de la estructura “libre”, la progresión de Teslagrad es bastante lineal en la práctica. Lo que sí que tiene son unas capsulas diseminadas por todas la zona, generalmente de muy difícil acceso. Si quieres conseguir el final completo, debes de conseguirlos todas, lo que añade un plus de dificultad al juego y unas cuantas horas más. No es una experiencia demasiado corta, aunque su duración depende por supuesto del tino que tengas a la hora de resolver cada habitación; puede durar entre 5 o 7 horas fácilmente, incluso algo más si quieres conseguirlo todo y no eres el más habilidoso resolviendo puzles. Los controles y el movimiento en general está bien planteado, de modo que resulta satisfactorio cuando consigues superar una secuencia particularmente compleja. El sistema de checkpoints automático funciona bien y nos deja siempre cerca del punto en el que morimos para volverlo a intentar.

Teslagrad (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Rain Games
Género: 
Plataformas, Puzle
Lanzamiento: 
13/12/2013
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
OSX PS3 PSV WiiU
+12Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad