Skip to main content
Publicidad
TERA: The Exiled Realm of Arborea

TERA

review_game
| |

Después de correr todo tipo aventuras en Arborea, llega el momento de evaluar la experiencia y poner sobre la mesa lo que TERA aporta al MMORPG. Bajo la promesa de un sistema de combate diferente y en tiempo real, se esconde un juego con un sentido de la acción y la progresión muy distinto, que da aire fresco al género y abre una muy interesante alternativa.

Tras la llegada de Star Wars: The Old Republic y a la espera de los inminentes The Secret World y Guild Wars 2 llega TERA, el segundo de los MMORPG que durante tiempo vaticinábamos como posibles bombazos para este año en el género. The Exiled Realm of Arborea, de Bluehole Studio, irrumpe en el mercado occidental un año después de su exitoso estreno en oriente y nos propone un masivo clásico en su concepción pero ciertamente revolucionario en su ejecución, gracias a un sistema de combate que olvida las premisas que hasta ahora definían a la mayoría the "themeparks" nacidos de la escuela de Everquest. ¿Aportará lo suficiente como para hacerse un hueco en el cada vez más competitivo género de los MMORPG? Ya comentamos en profundidad ciertos elementos del juego referentes a clases y razas en nuestro preanálisis, y ahora finalizamos ese trabajo después de haber pasado muchas horas de aventuras y estar debidamente familiarizados con lo que el título coreano puede ofrecernos.

Como decimos, la principal innovación que propone TERA para el género radica en su sistema de combate, claramente enfocado a la acción tal y como se desprende del eslogan utilizado en la campaña de marketing "True Action Combat". Pero no solo del combate vive el juego de Bluehole, y es que presenta además uno de los mundos más vistosos y espectaculares vistos hasta la fecha y prácticamente todas las funcionalidades que se esperan de un MMORPG hoy en día: mazmorras, PVP, "crafting", sistema de comercio... entonces, ¿lo tiene todo TERA para convertirse en el nuevo bombazo? Sí y no, como veremos a continuación.

La llegada a Velika desde Isle of dawn marca el comienzo de la aventura de verdad, una entrada realmente épica y visualmente espectacular que define bien la experiencia con TERA.
La llegada a Velika desde Isle of dawn marca el comienzo de la aventura de verdad, una entrada realmente épica y visualmente espectacular que define bien la experiencia con TERA.


Como en todo MMORPG que se precie, lo primero que nos toca es crear un personaje a personalizar entre las 7 razas (Aman, Baraka, Castanics, Elins, Elfos, Humanos y Popori), las 8 clases disponibles (Archer, Berserker, Lancer, Mystic, Priest, Slayer, Sorcerer y Warrior) y un buen número de "sliders" mediante los que determinar el aspecto físico de nuestro personaje (aunque la mayoría de ellos centrados en el aspecto de la cara), que si bien no nos permiten un nivel de personalización tan alto como el visto en Aion, sí están a la altura de lo exigible. Tras crear el personaje, tenemos la posibilidad de participar en un tutorial en el que aprender las características básicas del juego y algunas de las mecánicas avanzadas de la clase, algo que nos ha parecido especialmente acertado tanto para aprender a jugar a TERA como para poder echar un vistazo a cada clase sin vernos en la obligación de subir los primeros 20 niveles. Una vez superado el tutorial, empieza la verdadera aventura en Isle of Dawn (pese a que puede entenderse en sí mismo como otro tutorial, pues es una isla alejada de los dos continentes que componen el mundo), desde nivel 1 y siguiendo el clásico desarrollo de los "themepark".

Gráficamente, tal y como os adelentábamos, TERA puede ser a día de hoy uno de los MMORPG más espectaculares e inmersivos, gracias a la excelente implementación de un Unreal Engine 3 que no tiene ningún problema a la hora de plasmar un mundo masivo sin zonas de carga intermedias y extensiones de terreno realmente raras de ver hoy en día en un género cada vez más encasillado en la linealidad, como vimos en Star Wars: The Old Republic. El mundo de TERA, al igual que los de World of Warcraft o RIFT con anterioridad, transmite esa sensación de naturalidad tan necesaria para que nos sintamos partícipes en todo lo que pasa a nuestro alrededor. Nos ha gustado mucho que el terreno y la ambientación varíe incluso dentro de la misma zona (con diferentes paletas de colores, iluminaciones, ecosistema...), evitando el tedio visual de estar viendo, por ejemplo, siempre el mismo bosque durante todo nuestro paso por la zona. Tal y como podéis ver en las capturas adjuntas, destaca tanto técnica como artísticamente, siempre y cuando os guste la estética anime que desprenden prácticamente todos los elementos que visten al juego. Mención especial merecen las animaciones, tan realistas como espectaculares, y el detalle de los modelados tanto a nivel de poligonaje como de texturizado. Y todo ello sin excederse en cuanto a requisitos mínimos, otra de las ventajas de usar un motor gráfico tan explotado y optimizado a día de hoy como es el de Epic. El único punto negativo que podamos reprocharle a Bluehole es que por el momento no se haya implementado un sistema climatológico que simule el transcurso del día a la noche y plasme tormentas, nevadas u otros fenómenos en tiempo real.

Los paisajes en TERA son muy variados y ricos, además de enormes. En una misma zona puedes encontrar ambientes muy distintos según el punto donde estés, lo que ayuda a mantener el interés visual.
Los paisajes en TERA son muy variados y ricos, además de enormes. En una misma zona puedes encontrar ambientes muy distintos según el punto donde estés, lo que ayuda a mantener el interés visual.


También merece mención el apartado sonoro del juego, y en especial todo lo referente a los efectos de sonido. Los espadazos suenan letales, en los barrios de comercio se escucha a los herreros crear sus armas y armaduras, y a lo largo del mundo se oye a la naturaleza. Si a ello le sumamos un reparto de melodías de corte épico (con algunas francamente emotivas, como las que suenan en las batallas con jefes finales de mazmorra y enemigos de alto nivel repartidos por el mapeado) que acompañan a la perfección la agresiva y fantástica dirección artística que rige al apartado gráfico, se redondea un apartado audiovisual posiblemente sin rival a día de hoy en el género de los MMORPG. Las voces, dobladas al inglés, están a la altura del conjunto.

No vais a encontrar en TERA un desarrollo que escape mucho de las reglas establecidas por la mayoría de masivos, y quizás sea este el mayor hándicap para los que busquen una experiencia radicalmente diferente. Ir de aquí a allá completando misiones cuyos objetivos raramente varían del "mata X de tal tipo", "recoge X de tal otro" o "habla con ese NPC". En ese sentido, el juego de Bluehole es demasiado conservador. Del mismo modo, y pese a lo amplio y abierto del mundo, seguimos un camino "marcado" que nos lleva de zona en zona, y de pueblo en pueblo dentro de cada una de ellas. Aceptamos misiones, las completamos en la proximidad, obtenemos experiencia y recompensa a cambio, y así hasta nivel máximo. Si bien el apartado gráfico y el sistema de combate son propios de un juego 'AAA', TERA no innova en lo referente al desarrollo normal de misiones, algo que por otra parte compensa con el gran ritmo del combate y lo sumamente entretenido que resulta.

Aunque se echa en falta más control a la hora de definir cuerpos y otros detalles, lo cierto es que da gusto ver a los personajes en TERA, especialmente gracias al cuidado diseño de trajes y armaduras.
Aunque se echa en falta más control a la hora de definir cuerpos y otros detalles, lo cierto es que da gusto ver a los personajes en TERA, especialmente gracias al cuidado diseño de trajes y armaduras.


La juego está estructurado en capítulos, cada uno de ellos formado por una serie de misiones que se desarrollan en una misma zona y que normalmente acaban derivando a un objetivo final que nos invita a completar una mazmorra, momento en el que entra en juego el combate en equipo. Aquí, TERA vuelve a mostrarnos la clásica cara de las "dungeons" del género, espacios cerrados con enemigos de alto nivel que requiere de cierta coordinación entre los roles del tanque, el curador y los dañadores. Se nos intercalan secuencias de vídeo en los momentos más álgidos de la trama, y pese a que no abundan ni tienen el énfasis cinematográfico de Star Wars: The Old Republic, sí aportan la epicidad suficiente como para que nos importen los objetivos por los que seguimos aniquilando oleada tras oleada. De nuevo, un apartado que no destaca por su innovación, pero que se torna en atractivo gracias al susodicho combate en tiempo real. Veamos ya pues, cuales son las principales características del componente que hace de TERA un MMORPG diferente.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 22.39 € Comprar >
PAL/ES 44.64 € Comprar >
Desarrolla: 
Bluehole Studio
Género: 
Acción, Rol
Subgéneros: 
Juego masivo multijugador
On-line: 
+64 Jugadores
Lanzamiento: 
03/05/2012
Plataforma: 
PC
+12

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad