Skip to main content
Publicidad
SimCity

SimCity

review_game
|

Ha tardado más de 10 años, pero la nueva entrega de SimCity ya está en nuestros ordenadores desde hace unos pocos días. Días que, sin embargo, no han sido tan placenteros como uno podría augurar a un lanzamiento tan escudado, y las críticas han ocupado las primeras planas de los medios especializados. Echemos un vistazo a todo lo que ha acontecido en sus primeros días de vida.

Sitio fuera de linea | MeriStation.com

MeriStation.com

Sitio fuera de línea

MeriStation está ahora mismo en mantenimiento. Volveremos en unos momentos. Gracias por vuestra paciencia.
MeriStation Magazine, S.L.

Este Análisis corresponde a la experiencia que ofrece Sim City a fecha de hoy y estado actual de los servidores. Realizaremos una revisión una vez EA complete las prometidas mejoras en el servicio.

Es casi imposible comenzar un análisis de estas características sin dejarse llevar por el disgusto general de gran parte del público. SimCity es una de las sagas más respetadas del género, incluso de la historia de los videojuegos. Un veterano que se ha curtido en millones de equipos durante más de 20 años, permitiéndonos soñar con ciudades que evolucionaban y crecían según nuestros designios. Son muchos los que han intentado crear sistemas parecidos, que pudieran llenar el amplio vacío que el simulador había dejado durante la última década... y a pesar de los logros, la tarea de sustituir a un clásico de estas proporciones nunca ha sido del todo resuelta. La técnica y el estilo pueden imitarse, incluso mejorarse, pero seguro que la nostalgia tiene mucho que decir en estos casos.


Pero la añoranza es, a su vez, un arma de doble filo. A la mirada del que ansiaba el retorno de la saga, cualquier leve síntoma de decaimiento y el más mínimo apunte de una promesa rota, pueden llegar a transformar toda la comprensión y paciencia en la más absoluta de las iras. Esta era el primero de los oponentes dispuestos a lidiar contra Maxis y EA, y la victoria ha quedado bien lejana. Comenzando por la integración de una filosofía completamente innecesaria, que no aporta verdaderas ventajas al juego, unida a una terrible previsión del alcance que podría tener el producto. La mezcla de todos estos elementos ha tenido por resultado un desastre proporcional a los que pueden azotar las ciudades creadas en el mismo simulador, y ha dejado tocado a un juego que, de otro modo, sería considerado excepcional.

SimCity (PC) Captura de pantalla

Es cierto que EA ha reaccionado, prometiendo compensaciones y apresurándose para aumentar la cantidad de servidores, que se había demostrado más que insuficiente, pero el daño ya está hecho. Podemos intentar dejar parte de lo ocurrido al margen, centrarnos únicamente en lo que realmente compete al contenido del juego, pero es imposible desglosar completamente las dos partes puesto que van estrechamente unidas. A una semana del lanzamiento, los problemas comienzan a ser simbólicos, a falta de pequeños ajustes, y no pasarán demasiadas horas hasta que podamos decir que todo funciona con normalidad. Lo ocurrido tiene que convertirse en un ejemplo para lo que no hay que volver a hacer, y en una demostración evidente de que ciertas filosofías, no importa lo que queramos pensar sobre esta plataforma, no pueden imponerse al sentido común, y nunca oponerse a los deseos de los clientes, que somos los jugadores.

Pensando para estar permanentemente conectado a los servidores de Electronic Arts, el juego se integra directamente con nuestras cuentas de Origin. No existe otra manera de hacerlo, por la total ausencia de modo 'offline', y este es uno de los grandes errores de concepto. Y uno garrafal, por otro lado, cuando es perfectamente posible que la inmensa mayoría de los usuarios no esté, en absoluto, interesada en permitir que otras personas se inmiscuyan en los asuntos de sus gobiernos. Por supuesto, Maxis y EA han querido aprovechar la coyuntura para introducir, junto con SimCity, un ligero cambio de tendencia que bien podría haber seguido acompañando a sus futuros productos... incluso puede que lo haga, si no hemos aprendido nada de lo ocurrido. Es imposible examinar lo que ha pasado sin sentir que algo se nos viene encima.

SimCity (PC) Captura de pantalla

La excusa principal para esta nueva filosofía, es la introducción del concepto de regiones. Si en versiones anteriores nos limitábamos a construir nuestra urbe, o como mucho teníamos la posibilidad de crear ciudades adyacentes que estuviesen conectadas por algún medio de transporte... en el nuevo SimCity solamente tendremos esta última opción. Maxis ha dispuesto distintas zonas predeterminadas, en las que se ubican los espacios necesarios para levantar ciudades, que estarán conectadas automáticamente con el resto de localidades de la misma región mediante algún medio de transporte. Las regiones más pequeñas pueden albergar hasta 3 ciudades, y las más grandes llegar a más de 15. Un usuario puede controlar una o varias ciudades de la misma región, incluso todas.

Esta posibilidad es la única manera que tenemos de disfrutar de una partida 'offline', y no en el sentido de no estar conectados con los servidores (que no hay otra manera) si no más bien con el significado de no estar "conectados" con otros usuarios. Gestionaremos cada una de las ciudades de la región... una por vez, aunque el salto entre ellas es muy rápido, y la unión de todas ellas es lo más parecido a una mega-ciudad de las entregas anteriores. Si nuestra región es pública, o invitamos a alguien, este proceso se comparte con otras personas, lo que no deja de ser interesante, pues seguro que cada uno tiene una idea distinta del papel que quiere tener en la región. Es aquí donde tenemos que recalcar que el fondo de este concepto no es desacertado, ni mucho menos, pero si la obligatoriedad de adoptarlo.

SimCity (PC) Captura de pantalla

Otra de las novedades principales, es la especialización de las ciudades, que a su vez es uno de los pilares fundamentales para que el sistema de regiones se mantenga en pie. La idea es que, en una misma zona, cada localidad pueda caracterizarse por ofrecer ciertos servicios, y sea capaz de tomar los que necesite de las ciudades adyacentes. Así, podemos crear una urbe altamente industrializada y extractora de recursos, en la que tendremos un evidente déficit en otros aspectos, como zonas residenciales o comerciales. Para evitar la hecatombe, una ciudad vecina puede asumir la tarea de acoger toda la mano de obra necesaria para mantener la primera ciudad en funcionamiento. Y esto mismo se puede aplicar a cualquiera de los elementos del sistema RCI (Residencial Comercial Industrial) tan famoso en la saga.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Maxis
Género: 
Simulación
Subgéneros: 
Gestión
Lanzamiento: 
14/02/2013
Plataforma: 
PC
+12

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad