Skip to main content
Publicidad
Silence

Análisis de Silence, The Whispered World 2

review_game
| |

Han tenido que pasar más de siete años para que viera la luz la continuación de la excelente aventura gráfica The Whispered World, una de las principales culpables del resurgir del género tras años de dolorosa sequía. Tras un desarrollo complejo, Daedalic ha lanzado finalmente Silence con una propuesta jugable excesivamente simplificada y carente de demasiado reto, un soberbio apartado visual verdaderamente majestuoso y una emotiva historia que atrapa pero que se antoja muy corta.

Durante la década de los noventa, el género de las aventuras gráficas fue uno de los principales baluartes del catálogo de Pc en la época, un bastión inexpugnable que nos ofreció muchos de los títulos más recordados entre los jugadores de compatibles de aquel entonces para los cuales dicho género era uno de los predilectos y más queridos. Desde que Sierra diera el pistoletazo de salida al género de la aventura gráfica en 1984 con el primer episodio de su aclamada saga King´s Quest, hasta que LucasArts le pusiera un broche majestuoso en 1998 a la época dorada del género con el irrepetible Grim Fandango, el catálogo de Pc recibió infinidad de aventuras gráficas fantásticas e inolvidables. Precisamente las citadas Sierra y LucasArts protagonizaron un titánico duelo como pocas veces se ha visto en el sector, enfrascándose en una colosal batalla por ver cuál de las dos nos ofrecía la mejor y más original aventura gráfica. Contienda a la que se fueron uniendo compañías míticas como Infogrames, Revolution, Westwood o la añorada Psygnosis entre muchas otras y de la que los verdaderos vencedores fuimos los afortunados jugadores de la época que recibimos una vorágine de títulos de calidad dentro de un género tan especial como es la aventura gráfica.

Por desgracia, con el cierre de la década de los 90, la popularidad de las aventuras gráficas comenzó a disminuir de forma alarmante. El definitivo asentamiento de las 3D en los videojuegos, a las que las aventuras gráficas no terminaban de adaptarse, y el auge de otro tipo de géneros entre el gran público como los first person shooters supusieron el declive de la aventura gráfica como género mayoritario. Con la entrada del nuevo milenio dicho género comenzó una dolorosa travesía del desierto, durante la cual se le llegó incluso a dar por muerto y enterrado, para inmenso pesar de los que tuvimos la enorme fortuna de crecer con nombres tan ilustres como Guybrush Threepwood, Larry Laffer, Roger Wilco o Bernard Bernoulli.

20161222112541_1.jpg Captura de pantalla

Por suerte, las ascuas del género no llegaron a apagarse por completo, ya que títulos de tanta calidad como fueron The Longest Journey o la saga Syberia se encargaron de ello. Y así llegamos al final de la primera década del siglo 21, donde la llama de la aventura gráfica comenzó a ganar renovados bríos, hasta el punto de estar viviendo una auténtica segunda juventud en la actualidad. El emergente sector indie tuvo gran parte de culpa en el resurgir de las aventuras gráficas, pero sin duda la compañía desarrolladora de este Silence que nos ocupa tuvo un papel determinante en dicho resurgir.

Fundados en Alemania en 2007, Daedalic Entertainment han sido uno de los principales impulsores del género en los últimos años, tanto desarrollando sus propias aventuras gráficas como distribuyendo las de terceros, entre ellas las producciones españolas Dead Synchronicity en 2015 o la reciente y sobresaliente Candle. Tras un buen inicio con dos aventuras gráficas de notable factura, en 2009 lanzaron el extraordinario The Whispered World, una soberbia historia de fantasía que devolvía el género de la aventura gráfica a los valores de producción de antaño, con un apartado visual colosal que ofrecía unos gráficos 2d dibujados a mano detalladísimos. La enorme belleza del título, junto con unos intrincados y complejos puzles característicos del género, calaron hondo entre los jugadores que añoraban un título de estas características. The Whispered World demostró definitivamente que el género de la aventura gráfica había vuelto para quedarse, y supuso un éxito tremendo, tanto a nivel de críticas como de ventas.

20161222020527_1.jpg Captura de pantalla

Con estos precedentes, resulta fácil entender el enorme revuelo formado en diciembre de 2013 cuando Daedalic anunció Silence: The Whispered World 2, con un impactante tráiler cinemático.  En un principio el título estaba previsto para 2014, pero el desarrollo del juego se complicó alargándolo mucho más en el tiempo, llegando incluso a no dar prácticamente señales de vida durante casi un año. Finalmente, el pasado septiembre se anunció el lanzamiento del juego para noviembre de este año.

Lo complicado del desarrollo del juego queda patente en muchos aspectos, y muchas son las cosas que Silence ha perdido por el camino con respecto a su concepción inicial. La primera y más evidente es la coletilla de The Whispered World 2, quedándose el título simplemente en Silence. Probablemente esta medida venga a colación de la decisión de Daedalic de lanzar Silence en consolas, donde The Whispered World no es un título excesivamente conocido entre sus usuarios al ser exclusivo de Pc. De cara a no lastrar las ventas de XboxOne y Playstation 4, plataformas que reciben Silence junto con PC, Daedalic ha eliminado la referencia al anterior juego del título de esta su continuación.

20161221235904_1.jpg Captura de pantalla

Por desgracia, en su afán de llegar a la mayor cantidad de público posible, Silence ha tenido que sufrir concesiones más radicales que afectan a su propia propuesta. Para esta continuación, Daedalic ha apostado por un acercamiento de aventura gráfica excesivamente simplificado, donde la jugabilidad está sometida al fluir de la narrativa. Lejos quedan los complejos e intrincados puzles de The Whispered World, donde había que devanarse los sesos a fondo para avanzar en la aventura. Silence apuesta por un enfoque mucho más sencillo, donde superaremos los retos que nos propone sin excesiva dificultad y sin tener que darles muchas vueltas. Lo que sí conserva Silence de su predecesor son unos altísimos valores de producción, especialmente en un soberbio apartado visual de excelsa belleza, y una historia que atrapa al jugador hasta completarla, cosa que por desgracia le llevará un número de horas excesivamente reducido.

La Magia del Silencio

Los acontecimientos narrados en Silence transcurren tras lo ocurrido en The Whispered World. Pese a ello, no es necesario haber jugado a dicho título para entender y disfrutar la historia de Silence plenamente. Eso sí, nada más comenzar, Silence nos destripa el sorprendente e inesperado giro final que daba el guión de The Whispered World, por lo que no es recomendable jugarlo si tenemos la mínima intención de jugar a su totalmente recomendable predecesor si todavía no lo hemos hecho.

20161221223327_1.jpg Captura de pantalla

La historia de Silence comienza con una pareja de hermanos refugiándose en un búnker del bombardeo al que está sometida su ciudad durante una terrible guerra. En medio de dicho bombardeo, ambos son transportados al misterioso mundo de Silence, un mágico mundo de fantasía a medio camino entre la vida y la muerte. Comenzamos la aventura acompañando a Noah, que debe buscar a su hermana pequeña Renie perdida en Silence. A lo largo del juego conoceremos a un pequeño grupo rebelde que busca recuperar la libertad perdida de su mágico mundo, sometido a la tiranía de la Reina Falsa, y viviremos peligrosas aventuras en un universo lleno de ensoñación y fantasía.

La historia de Silence atrapa al jugador desde su comienzo, resulta muy emotiva y engancha de principio a fin. Por desgracia, dicha historia no dura demasiado. Esta es una de las principales lacras de Silence, el cual puede ser completado en torno a las 5 horas, según nuestra pericia como aventureros, incluso menos.  El problema de la escasa duración se ve acentuado por la sensación de que Silence es un mundo con mucho más que contar. Cuando mejor se ponen las cosas, cuando el jugador está totalmente sumergido en el mágico universo de Silence, el juego se acaba de forma un tanto abrupta, dejándonos con ganas de más, mucho más. Realmente da la sensación de que ha habido algún tipo de problema durante el desarrollo del juego que ha limitado lo que finalmente han plasmado los creadores del juego en su historia. Y es una verdadera lástima, porque lo que ofrece Silence a nivel argumental consigue sumergirnos totalmente en su mágico universo de fantasía, pero por desgracia la aventura dura un suspiro y nos deja con la sensación de que tenía muchísimo más que contar.

20161222111856_1.jpg Captura de pantalla

Unos de los puntos fuertes de Silence es su trío protagonista. Por un lado tenemos al joven Noah, un tristón pesimista al que sin embargo no le falta el arrojo necesario para lanzarse a la búsqueda de su hermana con todas sus fuerzas. La combinación de su negatividad con ciertos aires de socarronería le da un toque especial a su personaje. Por otra parte tenemos a la entrañable y adorable Renie, una jovenzuela despreocupada cuya aparente ingenuidad esconde una gran audacia, como pronto descubriremos al acompañarla en este mundo de fantasía. Finalmente tenemos a Spot, una oruga polimórfica de la que rápidamente nos encariñaremos a medida que nos sorprenda con sus curiosas habilidades y su crucial participación en el devenir de la trama. Por desgracia, el escaso elenco de personajes secundarios no está a la altura del trío protagonista, ya que en ningún momento se ahonda en sus motivaciones o personalidad, por lo que acaban siendo bastante olvidables.

Aventura gráfica, sí pero menos

Como ya se ha comentado, la propuesta de Silence se ha simplificado excesivamente con respecto a la que vimos en su predecesor, y a lo que ofrece una aventura gráfica en general, tanto en su época clásica como en la actualidad. El reto que ofrece en ningún momento presenta demasiada dificultad, resultando el avance en la aventura demasiado sencillo y libre de trabas. En líneas generales, Silence sigue los patrones del género. Debemos investigar por sus escenarios interactuando de formas adecuadas con los objetos necesarios para superar los obstáculos a los que el juego nos enfrenta. Tenemos un cursor interactivo cuya forma se adapta a las posibles interacciones de cada objeto cuando lo situamos sobre él, de forma que probando diferentes posibilidades lograremos avanzar en la aventura.

20161222011805_1.jpg Captura de pantalla

Una de las más graves concesiones de Silence es la ausencia de inventario como lo conocemos habitualmente en el género. Los escasos objetos que recogemos en la aventura se almacenan y usan automáticamente al interactuar con los objetos o zonas del escenario pertinentes.  El número de objetos a emplear es muy reducido, y normalmente cada zona del juego está limitada a un par de estancias o pantallas, por lo que resulta excesivamente sencillo encontrar la función de los objetos que debemos emplear para avanzar en la aventura. Otro de los problemas del título es que entre esas pantallas tenemos unos molestos tiempos de carga, y en varias ocasiones debemos alternar de una pantalla a otra de forma constante, lo que corta el ritmo de la aventura en exceso.

Otro de los pilares de una aventura gráfica, las conversaciones entre los distintos personajes, también se ve seriamente limitado en Silence. No abundan demasiado, y resultan bastantes intrascendentes. Salvo situaciones especiales, las conversaciones son automáticas y sin posibilidad de elección de diálogos. Y en dichas ocasiones especiales, simplemente se nos dejará elegir entre dos opciones de respuesta, y pese a que dan la sensación de que nuestra elección condicionará el transcurrir de los acontecimientos, casi nunca será así, llegando incluso a ocurrir exactamente lo mismo independientemente de cual sea nuestra elección.

Silence (OSX) Captura de pantalla

En general, los puzles son escasos, poco inspirados y carentes de reto, aunque en determinados puntos encontraremos alguno más imaginativo que sí destaca entre los demás. Cabe resaltar las partes de la oruga Spot, cuya habilidad para cambiar de forma sí que hará que nos enfrentemos a algún puzle más inspirado, aunque estos abusan algo del ensayo y error. También tenemos puzles en los que tendremos que mover objetos bajo determinadas condiciones, y algún minijuego muy simple para resolver ciertas situaciones. En general resulta muy decepcionante como desafío intelectual, en contra de lo que es habitual en el género.

A lo largo de la aventura manejaremos a 3 personajes, los hermanos Noah y Renie que no presentan diferencias jugables entre ellos, y la mencionada oruga Spot, cuyas posibilidades de cambio de forma sí tendrán incidencia en la jugabilidad. En varias situaciones, podremos intercambiar el control del personaje que manejamos para resolver situaciones independientes de la trama con cada uno de ellos, alternando el control del personaje en cualquier momento interactuando con una curiosa ave presente en el escenario. Esto posibilita ir resolviendo distintas partes de la aventura a nuestro gusto en el orden que más nos plazca y si por ejemplo nos atascamos con un personaje siempre podemos elegir al otro para seguir avanzando con su parte mientras se nos ocurre la solución el entuerto en el que está atrapado el otro personaje.

Silence: The Whispered World 2 (OSX) Captura de pantalla

Silence está fenomenalmente adaptado para ser jugado con mando de control. Daedalic ha realizado un excelente trabajo posibilitando que los jugadores de consola, o incluso los de Pc, disfruten de la aventura sin que el empleo de un pad de control suponga el más mínimo obstáculo. En caso de optar por el control tradicional con ratón, movemos a los personajes clickando sobre las zonas del escenario a donde queremos que se dirija, e interactuaremos con los distintos objetos y partes de los escenarios pulsando el botón izquierdo del ratón sobre ellos. Si optamos por jugar con mando, manejamos a los personajes directamente con el stick izquierdo, y seleccionamos con el stick derecho aquellos puntos con los que deseamos interactuar. Realmente resulta muy cómodo y natural el control con pad, por lo que los usuarios de consola pueden estar tranquilos al respecto.

Al igual que en The Whispered World, tenemos la posibilidad de resaltar los puntos del escenario con los que podemos interactuar, conocidos como hot spots, de manera que el tan poco apreciado proceso de pixel hunting habitualmente presente en el género no suponga un problema. Pulsando la tecla  de espacio, la rueda del ratón o R3 en el mando de control, aparecerán resaltados en pantalla los posibles puntos sobre los que podemos interactuar. Por defecto, a ello va asociada la aparición en pantalla de pequeñas pistas sobre qué hacer a continuación, característica que podemos desactivar desde el menú de opciones correspondiente. Como ya se ha comentado, la dificultad de Silence es baja, y no es recomendable el empleo de dichas ayudas, especialmente si tenemos en cuenta lo limitado de su duración, aunque siempre es positivo que se incluya como opción.

Silence (OSX) Captura de pantalla

Silence está disponible con una correcta traducción de sus textos al castellano, junto con muchos otros idiomas, por lo que la barrera lingüística no será obstáculo para disfrutar del título como en otras ocasiones ha ocurrido con juegos de Daedalic. Por desgracia el castellano no está incluido entre los doblajes disponibles, limitándose estos a inglés, alemán, polaco y chino.

Visualmente, de otro mundo

Donde sí ha sabido Silence recoger el testigo de su predecesor ha sido en el apartado visual, y no solo se ha conformado con eso, si no que lo ha elevado a nuevas y altísimas cotas. The Whispered World era un título soberbio a nivel visual, pero definitivamente con Silence Daedalic nos ofrece un apartado gráfico ante el cual se agotan los calificativos. El enfermizo nivel de detalle y la excelsa dirección artística de la que hace gala Silence lo convierten en un título que entra irremediablemente por los ojos y deja multitud de estampas de bellísima e imborrable factura que nada tienen que envidiar a ningún título visto hoy en día, por momentos parece una auténtica película de animación.

Silence: The Whispered World 2 (PC) Captura de pantalla

Silence combina a la perfección fondos bidimensionales dibujados a mano con un mimo, un cariño y un nivel de detalle como pocas veces se han visto, con unos personajes creados a partir de modelos tridimensionales perfectamente animados y recreados. Esta perfecta simbiosis entre fondos 2d y personajes 3d es uno de los grandes triunfos de Silence. Donde muchos otros títulos han fracasado a la hora de integrar de forma natural elementos 2d con 3d, Silence sale victorioso uniendo lo mejor de ambos mundos de forma tremendamente orgánica y efectiva. La integración resulta perfecta y favorece tremendamente el espectacular trabajo visual del título.

Silence enamora a cada paso que damos en su mundo con imágenes de tremenda belleza, con paisajes bucólicos recreados con un buen gusto y un mimo realmente de mención, que dejarán multitud de bellísimas estampas en la memoria del jugador. Resulta increíble que un estudio reducido como son Daedalic pueda ofrecer un título con un nivel visual de semejante altura, que no tiene absolutamente nada que envidiar a ninguna producción de compañías mucho mayores. Especialmente destacable la dirección artística soberbia y tremendamente acertada, que realza lo mágico del mundo de fantasía de Silence.

Silence: The Whispered World 2 (PC) Captura de pantalla

El nivel de detalle puesto es los personajes también resulta altísimo. Las animaciones están trabajadas y resultan muy fluidas, mención especial al desparpajo con el que Renie se pasea por los escenarios. Sorprende también el trabajo en los rostros y expresiones faciales de los personajes, algo que queda patente en los primeros planos de las escenas cinemáticas donde vemos unos personajes tremendamente creíbles y que transmiten de forma perfecta un elevado cúmulo de emociones. Simple y llanamente, a nivel visual Silence es un título soberbio, un auténtico regalo para la vista que enamora de forma inmediata a través de los ojos. Es un placer volver a ver aventuras gráficas con estos niveles de producción tan elevados, que nada tienen que envidiar a productos de géneros mucho más mayoritarios.

Apartado sonoro de altura

Sin llegar a la excelencia de su apartado visual, en el plano sonoro Silence ofrece un nivel fantástico. La banda sonora consigue realzar la mágica atmósfera del mundo de fantasía de Silence de forma majestuosa. Todas y cada una de las piezas sonoras que nos ofrece el título consiguen conectar emocionalmente con el jugador de forma instantánea. Hay variedad y un derroche de calidad tremendo en dichas composiciones. Para los nostálgicos, se recupera la melodía principal de The Whispered World, la cual hace acto de presencia en repetidas ocasiones a lo largo de la aventura. La música de Silence encaja perfectamente con lo que muestra en pantalla y consigue realzar de forma impecable la emotividad de la aventura.
El trabajo de doblaje al inglés resulta en general muy acertado. Las voces de los protagonistas consiguen matizar sus personalidades haciéndolas más marcadas, y la elección de dichas voces casa de forma excelente con el elenco de personajes. Las actuaciones suenan naturales y no desentonan en ningún momento.

Silence (OSX) Captura de pantalla

Conclusión: 

Es inevitable tener una sensación muy agridulce tras jugar a Silence. Por un lado nos ofrece uno de los apartados visuales más cuidados y bellos que se hayan visto en muchísimo tiempo, junto con una historia que engancha y consigue sumergir al jugador en un precioso mundo de fantasía de forma encomiable. Por desgracia, dicha historia no dura mucho más allá de unas escasísimas 5 horas, y pese a que sugiere lo contrario, la rejugabilidad es muy limitada dado lo totalmente trivial de las decisiones que nos presenta en la aventura, la cual nos deja con la triste sensación de que tenía muchísimo más por ofrecer. Si a ello sumamos que el reto que presenta el título es demasiado ligero y simplificado, y que la jugabilidad propia del género hace demasiadas concesiones en pos de la narrativa y un acercamiento algo más cinematográfico, nos queda la sensación de que Silence debería haber llegado mucho más lejos.

Esta sensación agridulce será mucho más acentuada para los jugadores más curtidos de aventuras gráficas, especialmente aquellos que vengan de jugar a The Whispered World y esperen un desafío y una duración a su altura. El año de desarrollo durante el cual Silence estuvo desaparecido del mapa provocó malos presagios, que por desgracia, en parte, se han confirmado con el lanzamiento final. En cualquier caso, Silence ofrece una experiencia que engancha y se disfruta muchísimo, que enamora irremediablemente con su excelso apartado visual, pero que por desgracia dura un suspiro y nos deja con ganas de más, mucho más.

Lo MejorLo Peor
Apartado visual soberbio, que deja algunas de las estampas más bellas vistas en mucho tiempo.
Duración a todas luces excesivamente corta, podemos terminar nuestra primera partida en 4-6 horas.
Historia que engancha, tremendamente emotiva y que sumerge al jugador en un precioso mundo de fantasía.
Acercamiento jugable demasiado simplificado para lo que es habitual en el género de la aventura gráfica, ofreciendo un reto demasiado bajo y condicionado a la narrativa, con escasos puzles, poco inspirados y excesivamente sencillos.
Buen trío protagonista, especialmente Renie y Spot.
Rejugabilidad prácticamente nula, con toma de decisiones sin el menor impacto en la trama.
Nos deja con la sensación de que tenía muchísimo más por ofrecer, apresura en demasía las cosas para terminar de forma algo abrupta excesivamente pronto.

Puntuación

Correcto
No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.
Cómpralo si te gusta el género y te gusta tenerlos todos.
Jugabilidad

Demasiado simplificada y en ocasiones automatizada para lo que es habitual en el género. Posibilidades muy limitadas a la hora de plantear los retos, con unos puzles demasiado simples y escasos y unas conversaciones intrascendentes tanto por su poca presencia como lo nulo de su impacto en el curso del juego.

Gráficos

Apartado visual soberbio, con un altísimo nivel de detalle y una dirección artística majestuosa. Ofrece multitud de estampas de incomparable belleza, es un auténtico placer para la vista.

Sonido

Gran banda sonora que refuerza de forma excelente la emotividad de la historia y que sabe realzar los puntos álgidos de la aventura. Buen trabajo de doblaje al inglés con voces que remarcan y matizan las personalidades de los protagonistas con mucho acierto

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Daedalic Entertainment
Género: 
Aventura gráfica
Lanzamiento: 
15/11/2016
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
OSX PS4 XBO
+12Lenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad