Skip to main content
Publicidad
Shadow Warrior

Shadow Warrior

review_game
| |

El “remake” está de moda. Para bien o para mal, los actuales creativos no tienen ningún problema a la hora cambiar el envoltorio de un producto y volvérnoslo a vender, aduciendo que el cliente de entonces no coincidiría con el de ahora y que las nuevas tecnologías permiten hacer todo aquello que entonces no se pudo. Apostar por algo que ya ha triunfado años atrás puede reflejar tanto una alarmante falta de ideas como de ganas de asumir riesgos. Estos males son endémicos en dos de los grandes medios de entretenimiento, el cine y la música, aunque el remake de un videojuego no tiene que tener las mismas motivaciones, ni adolecer de estos males. El Shadow Warrior que ahora analizamos es prueba de ello.

Como es obligado, hemos de empezar con un poco de historia. El Shadow Warrior original data de 1997, en pleno boom de los juegos 3D en el que compartió estantería con otros clásicos como Quake o Duke Nukem 3D. Este último título fue el que hizo grande al estudio 3D Realms, la sección 3D de Apogee que acabaría fagocitando a su firma matriz. Shadow Warrior es el intento de esta compañía de hacer algo más grande y mejor que el Duke que en ese momento ya era considerado uno de los mejores y más carismáticos títulos de la historia. En su desarrollo echaron el resto, buscando innovar técnicamente en el diseño de los escenarios, armas y personajes, mientras intentaban mantener la carga de mala leche y humor negro que tan bien habían funcionado con Duke Nukem.

Según el análisis de Meristation de mayo de 1997, nos encontraríamos ante el mejor juego FPS hasta la fecha, destacando por innovar en cuestiones como los mapas con dos alturas practicables, agua transparente o por alcanzar los 800x600 en los PC más potentes, con una resolución recomendada  de 320x200. Incluso contaba con edición en CD, además de en disquete de 3.5”. Sin embargo por lo que pasó a la historia este Shadow Warrior fue por ser excesivo, en todo, pero principalmente en lo que se refiere a sangre y desmembramientos. Además de muy “gore”, aquel Shadow Warrior se concibió para ser grande y se le quiso dotar de todo lo que el gran público pudiera demandar. Una historia que mezclaba intrigas mafiosas con mitología fantástica, enemigos humanos y demoníacos y, sobre todo, armas para destrozarlos; muchas armas. No se quiso prescindir de nada. Desde armas blancas como la katana y los shurikens, hasta dobles metralletas, lanzacohetes… y por si fuera poco, magias a cada cual más destructiva. Por aquel entonces se apostaba por el exceso y el público respondía, por lo que 3D Realms no tuvo ninguna duda de por dónde ir. Tanto nostálgicos como aquellos que no han conocido los primeros pasos de los FPS, pueden disfrutar totalmente “free to play” del título original a través de la plataforma Steam.

Shadow Warrior (PC) Captura de pantalla

Dieciséis años después 3D Realms, de la mano del estudio Flying Wild Hog (Hard Reset) vuelve a apostar por la franquicia y reedita el clásico. Como no puede ser de otro modo, se trata de un desarrollo completamente nuevo, dado el tremendo salto tecnológico desde entonces. Al contrario de lo que ocurre con otras reediciones como la de Rise of the Triad, hijo también de 3D Realms y reeditado recientemente bajo el sello original Apogee, Shadow Warrior no es la adaptación literal del juego a nuestros sistemas. La actualización ha ido mucho más allá hasta el punto de que podría haberse vendido como cualquier otro título actual. Volviendo a la citada reedición de Rise of the Triad, esta recrea los escenarios, movimientos frenéticos, mecánicas de disparo, de salud, de inteligencia artificial... idénticos al juego de los 90, dando la posibilidad de jugar hoy exactamente como lo hicimos entonces. En cambio Shadow Warrior ofrece un producto cuyas mecánicas se corresponden con las más modernas, limitándose a rescatar del original la esencia de aquel sicario descuartizador de demonios.

Dentro de lo que ha permanecido inmutable tenemos la historia. Lo Wang, sicario tan mordaz en sus comentarios como hábil con las armas, se ve envuelto en la búsqueda de una todopoderosa katana capaz de detener la invasión de nuestro mundo por los horribles seres que lo están arrasando, mientras desenreda una historia en la que se mezclan organizaciones mafiosas, intereses empresariales y la venganza del maestro muerto, como en todo buena producción oriental. Como en la mayoría de los juegos de este tipo, la historia podría ser meramente anecdótica, pero es de valorar el acierto que supone la mezcla de la trama más seria, acontecida en el pasado y que da origen a los males actuales y donde se ensalzan todos los tópicos japoneses de sacrificio, honor y venganza, contrapuesta a la trama actual, donde el protagonista se toma a cachondeo todos estos tópicos y nos arrancará más de una carcajada, a lo “Duke”. El problema, de hecho, llegará por lo opuesto, por dar demasiado peso a esta historia. No serán pocos los que se salten las escenas cinemáticas intermedias, llegando al final del juego preguntándose qué demonios pasa (nunca mejor dicho) con Koji, nuestro demonio asistente, la espada de marras o el maestro de barbas blancas que siempre acaba muerto.

Shadow Warrior (PC) Captura de pantalla

Sea como sea, la historia sirve de excusa para darnos el control de un samurái capaz de manejarse igual de bien con armas blancas y de fuego, como con espectaculares conjuros mágicos de ataque y defensa, y dejarnos en medio de escenarios donde tendremos que acabar con todo lo que se mueva.

Lejos de la historia en sí, el verdadero interés del juego y que nos tendrá enganchado a lo largo de sus 17 capítulos, lo ofrece la evolución, tanto de los enemigos, cada vez más fuertes y letales, como del propio Lo Wang, que irá aprendiendo y perfeccionando nuevas técnicas de combate para hacerles frente. Es por esa razón que los primeros compases del juego resulten algo sosos. Este comienzo en el que sólo disponemos de la katana se ve compensado con la sorpresa que nos supondrá su uso. Podremos asestar dos tipos de tajo, más rápido o más contundente, mientras que con el movimiento del ratón podremos elegir en qué dirección darlos. Esto permitirá que podamos hacer ataques dirigidos a cortar una extremidad, hacer una decapitación o intentar partir literalmente al enemigo en dos.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Flying Wild Hog
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
Lanzamiento: 
26/09/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
PS4 XBO
+18Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad