Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Sam & Max 305: The City That Dares Not Sleep

El fin de la aventura
El fin de la aventura
review_game
| |
17015 visitas
Sam & Max ponen fin a su tercera temporada en un quinto capítulo épico y nostálgico lleno de sorpresas y reencuentros. TellTale cierra la tercera aventura episódica de los personajes de Steve Purcell de una forma elegante y con el sabor a clásico de la que sus últimas aventuras también disfrutan. Una despedida temporal para estos clásicos detectives.

Sam & Max, creados originalmente en formato cómic por Steve Purcell, son los protagonistas de una de las series más importantes para TellTale Games, no en vano tienen 3 temporadas a sus espaldas, convirtiéndose en una de las series más longevas dentro del estudio californiano. Tras una notable aunque repetitiva primera temporada, llegó una segunda mucho más completa que corregía los principales errores encontrados. La tercera temporada se hizo de rogar, pero por medio disfrutamos de las aventuras de Wallace & Gromit y el regreso de GuyBrush Threepwood con Tales of Monkey Island. Finalmente, en abril de este año llegó la esperada nueva aventura del revival de Sam & Max en cinco capítulos episódicos, y si bien ha tenido algún que otro altibajo, el resultado capítulo a capítulo ha sido magnífico.

sam_max_305_02.jpg Captura de pantalla

El presente análisis pone fin a esta tercera temporada e incluye algunos importantes spoilers de la misma. Si bien la segunda temporada tenía un arco argumental de fondo común, esta tercera aventura acentúa la importancia de la historia aun más. Una de las bondades heredadas de Tales of Monkey Island fue precisamente la de poner fin a capítulos individuales y centrarse más en una única historia dividida en episodios. The Devil's Playhouse, nombre de esta temporada, nos ha presentado a Max con la habilidad de usar poderes especiales en forma de juguetes: teleportación, lectura y control mental o transformación, por citar algunos de los más importantes que hemos usado en estos últimos capítulos. Esto ha permitido no sólo introducir conceptos nuevos en la jugabilidad de la serie, sino que también ha permitido elaborar una historia muy afín a la que nos podemos encontrar en los cómics de Purcell, con mucha ironía, humor ácido e impensables vueltas de tuerca.

sam_max_305_05.jpg Captura de pantalla

Cuando la historia de The Devil's Playhouse parecía completarse y resolverse en el cuarto episodio, un pequeño incidente cambiaba por completo el devenir de la aventura. Max se transformaba en una criatura gigantesca y saltaba de Liberty Island a la ciudad sembrando el caos a su paso. The City That Dares Not Sleep, nombre del episodio, nos presenta el plan de emergencia para detener a Max e intentar devolverle a su estado original. Por ello, en este desenlace Sam se las tendrá que ver sólo con el problema, aunque contará con la ayuda de algunos de los principales personajes secundarios que han ido apareciendo a lo largo de la serie, con alguna que otra aparición especial que sorprenderá. Gran parte de la aventura será dentro del interior del gigante Max, teniendo que arreglárnoslas para frenar el avance devastador visitando las diversas partes de su cuerpo: piernas, brazos, estómago y cerebro, junto a otras tantas sorpresas que preferimos no desvelar.

sam_max_305_06.jpg Captura de pantalla

Uno de las características que definen a las aventuras de TellTale es la originalidad que desprenden todas sus aventuras a la hora de diseñar y elaborar las diferentes situaciones con las que se enfrentará el jugador: diálogos, escenarios, puzles... Como no podía ser de otra manera, este último episodio vuelve a poner en manifiesto el buen hacer del estudio californiano en este aspecto, aunque le sigue pasando factura el nivel de la dificultad. Si comparamos las aventuras de TellTale con otras que van saliendo al mercado, nos encontramos que en líneas generales en las primeras los puzles no gozan de la dificultad apropiada y pocas veces nos tendrán distraídos intentando averiguar qué hacer como suele o debería ser en el género. En definitiva, puzles muy bien planteados y originales, pero una dificultad bastante sencilla, lógica o trivial. En total, serán cerca de cinco horas las que dure el episodio, que viene a ser lo que acostumbran las aventuras de TellTale. Una cifra bastante interesante cuando le sumamos además la del resto de capítulos previos, quedando en conjunto como una duración bastante interesante para una aventura gráfica.

snm_tdp_finale_flaming_max.jpg Captura de pantalla

Uno de los cambios importantes de esta tercera temporada, y también muy propensa a la crítica, ha sido la readaptación del esquema de control del juego. Mientras que las dos temporadas anteriores se basaban en el clásico sistema point'n'click puro, ahora el sistema es híbrido, dándole también importancia al teclado para controlar al personaje. Este cambio es una gran solución a la hora de llevar el juego a consolas debido a su control, pero un paso atrás en el PC pues se pierde la frescura y dinamismo que el ratón sabe ofrecer para este tipo de aventuras. A la larga, más al final de temporada, uno se adapta a los cambios para bien o para mal, pero desde luego este sistema de control no es el más cómodo para los jugadores de PC.

sam_max_305_01.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Telltale Games
Género: 
Aventura gráfica
Lanzamiento: 
30/08/2010
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
También en:
PS3
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad