Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Sacred Citadel

Sacred Citadel, Impresiones
Sacred Citadel, Impresiones
preview_game
| |
2985 visitas
- Impresiones

El universo Sacred da rienda suelta a la idea más imaginativa de Deep Silver aunque de mecánica trilladísima en los descargables de hoy. Citadel llegará en pocas semanas a Xbox Live Arcade, la Store de PSNetwork y Steam para preparar el próximo gran capítulo y reunir con destreza toques de hack and slash, plataformas laterales y RPG en un mismo viaje compartido por tres usuarios: guerrero, mago y arquero. ¿Te suena demasiado?

El terreno de los descargables, con los bazares y Steam repletos de juegos independientes y obras de bajo presupuesto, es complicado e inabarcable si lo que se quiere colar en él es una aventura lateral de acción y plataformas. Pero Deep Silver, y más concretamente su división Southend Interactive, van a jugársela en pocas semanas, con el lanzamiento en PlayStation 3, Xbox 360 y PC de un spin-off de la serie Sacred, al principio aclamadísima idea dentro del rol medieval y finalmente más explotada tras caer en nuevas manos. Sacred Citadel parece un producto de este segundo tipo, con intención de aprovechar el último filón de las consolas actuales y la moda indie de los juegos 2D laterales y con aire retro, solo que ambientado en el universo de la marca y con algunas ideas únicas o menos establecidas en el abarrotadísimo género de los saltos y las tortas simultáneos. Un nuevo código de preview demuestra que las previsiones más optimistas no se cumplen.

Guerrero, Cazador y Chamán

O lo que es lo mismo, bárbaro, arquero y mago. Si juegos como Trine 2 ya nos enseñaron que la cooperación entre tres clases de personajes es capaz de llevar a un montón de situaciones y puzles distintos sin dar de lado por ello a plataformas desafiantes y buenos combates en mundos preciosos, en Sacred Citadel no se alcanza prácticamente ninguno de esos puntos. Esta obra bebe más de su propia mitología para poner en juego a Safiri y sus acompañantes, ante situaciones más genéricas o convencionales y escenarios que se esfuerzan más en lo accidentado de su recorrido que en el diseño estético. Por lo recorrido hasta el momento, los niveles se diferenciarán bastante y es divertido, eso sí, pero no las exigencias que atesoran las fases. Los personajes evolucionan con el avance y se equipan con items, con una clara mirada al RPG que era primitivamente Sacred. Se aprecia el esfuerzo en términos de gameplay por encima de lo visual o innovador. Parece poco original y no tan sólido.

Sacred Citadel (360) Captura de pantalla
Pese a tener un aspecto general bidimensional, algunos jefes, monturas, enemigos y objetos son poligonales, lográndose una estética llamativa.

La historia de este título está enmarcada tras los acontecimientos de Sacred 2 y prepara los del siguiente gran juego. La tierra de Ancaria, ya conocida, está en peligro ante el ataque del imperio Ashen, que ha esclavizado a su población y utiliza al orco Grimmoc para acabar con los Seraphim. El viaje hasta la batalla final será un despliegue de aventuras no solo a pie, sino también sobre enormes monturas y diversos aliados o rivales que harán del juego cooperativo a tres la mejor experiencia de todo lo que puede ofrecer, pues jugado en solitario pierde gran parte del encanto, aunque es posible. Escoger a uno u otro personajes determina qué tipo de partida viviremos, siendo fundamental la colaboración para avanzar y los repartos zonales en las batallas, con rivales bastante resistentes y grandes. No tan numersosos como cabría esperar.

Safiri, el guerrero, utiliza potentes armas cuerpo a cuerpo, mandobles como mazas y martillos, con combos que le permiten hacer ataques giratorios de barrido o golpes de alcance con salto y para llevarse por delante a varias unidades enemigas. Su estilo de juego recuerda muchísimo a los beat'em up de los ochenta y los noventa, con encadenamientos que requieren machacar botones y moverse constantemente para no recibir impactos de proyectil o golpes de las exóticas criaturas a las que plantaremos cara, como dragones, orcos, enanos... Por otro lado está el Cazador de Ancaria, armado con puñal para el cuerpo a cuerpo rápido y poco dañino y arco de flechas infinitas para los ataques a distancia y su golpe especial, una lluvia de proyectiles en la zona a elegir.

Sacred Citadel (360) Captura de pantalla
Tiene mucho de RPG, en tiendas, cambios de equipo, atributos que mejoran... Jugarlo en cooperativo con otros dos jugadores le añade un cierto punto competitivo y de desafío.

Por último, Khukuri es la chamana del grupo, con varios hechizos de apoyo para los tres personajes y otros conjuros negros para dañar a los enemigos, incluso cuerpo a cuerpo con su daga (ataque básico) pero con menor efectividad que Safiri, claro. Su magia especial es una tormenta demoledora desde su pandereta mística, pero cuesta cagarla. Las armas y los objetos influirán sobre los daños y los movimientos de cada personaje, marcando las áreas de alcance o la rapidez, además de la unión entre golpes en los constantes combos. Como puede apreciarse por todo esto, la sensación de título retro es total. Recuerda mucho a obras como Golden Axe, Final Fight o Street of Rage, aunque es bastante más profundo en la dinámica de equipos, habilidades, atributos y situaciones. Los escenarios marcan la partida.

La posibilidad de cierto movimiento en profundidad -como en los antes mencionados- es lo que permite que no todos los combates contra las hordas enemigas sean frontales, y que haya cierto juego con la posición. También es importante el plataformeo constante, con escenarios bastante intrincados, y las criaturas a montar, que nos dan cierta potencia o velocidad con su propia gama de carreras, golpes, bloqueos y saltos. La colaboración entre los tres personajes no es tan determinante como en el también citado Trine 2, de hecho hay un puntito de competitividad con la recogida de items y las estadísticas y tablas finales que comparan cómo ha jugado uno y los otros usuarios, fomentando el pique al disfrutarse en una misma consola.

Sacred Citadel (360) Captura de pantalla
El combate es la parte central del juego, con un montón de combos, armas, posiciones... Los enemigos llegan en oleadas y no son débiles.

La violencia y la agresividad son parte de Sacred Citadel, que no debe engañar por su estética colorista y cartoon. En general es un título bidimensional con elementos 3D, como algunos enemigos más grandes, partes del escenario o el despliegue de los ataques especiales. Esta apariencia le consigue también ese aire a videojuego de antaño que parece que no quieren dejar de lado jamás sus creadores. Lo mismo ocurre con las barras de maná y vida o la sencillez de los objetos para rellenar vida o dar cierta invulnerabilidad temporal, muy al estilo clásico. Deep Silver traerá este experimento poco original pero llamativo para los fans de Sacred "en el segundo trimestre de 2013", probablemente en mayo. Una pequeña producción donde el principal atractivo recae en el combate y la unión de entregas "mayores". Según el precio de descarga con el que salga podremos hablar de un recomendado o una aventura bidimensional prescindible. Originalidad no desborda.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
SouthEnd Interactive
Género: 
Acción
Subgéneros: 
Beat'em up
On-line: 
3 Jugadores
Lanzamiento: 
17/04/2013
Plataforma: 
PC
También en:
360 PS3
+16Violencia

Add to my games

publicidad
publicidad
Publicidad
Publicidad