Skip to main content
Publicidad
Rising Storm

Rising Storm

review_game
| |

Tripwire Interactive nos propone alejarnos de las frías calles de Stalingrado para pasar un agradable verano en las bonitas playas del pacifico sur. Agradable si te gusta pasearte con el diablo por el infierno que supuso los combates por un puñado de arena entre las fuerzas norteamericanas y el imperio japonés.

Cuesta imaginar cuando alguien observa una foto de una isla idílica en el pacifico sur, con esas aguas cristalinas y el viento meciendo las palmeras sobre una  suave arena blanca, que hubo un tiempo que esos mismos lugares estaban más cerca del infierno de lo que miles de jóvenes desearían haber estado. Okinawa, Guadalcanal, Iwo Jima, no son capítulos de la infravalorada serie de la HBO “The Pacific” (cierto que salía perdiendo comparada a Hermanos de Sangre, pero aún así es de altísima calidad), si no que son islas donde se libraron algunas de las batallas más encarnizadas de la segunda guerra mundial. Un pequeño dato: en una isla de 13km cuadrados llamada Peleliu, se libró una batalla donde perdieron la vida más de 20.000 soldados, o en una isla un poco más grande que Ibiza, Okinawa, se estima que perdieron la vida cerca de 200.000 soldados y más de 100.000 civiles. Cuesta imaginar cuando paseamos por las alegres calles de la tropical isla japonesa en Yakuza 3 lo que debió ser un autentico infierno en la tierra. Jamás podremos alcanzar a entender lo que sufrieron los protagonistas.

Rising Storm busca acercarnos a la contienda desde la seguridad de nuestras casas. Compartir unos momentos de agonía dejando que la adrenalina fluya sin complejos por nuestro cuerpo mientras agazapados, observamos como el compañero a nuestro lado acaba de caer de un balazo en el pecho entre gritos y sollozos, y los soldados enemigos corren camuflados entre la espesura de la jungla dispuestos a rodearnos. Rising Storm es implacable, y es una de las mejores experiencias multijugador que hay ahí fuera sin duda alguna; la mejor en cuanto al escenario de la segunda guerra mundial, pero, y hay un pero, se echa muchísimo de menos una campaña para un jugador, o cooperativa, pero algo que añada emotividad a una contienda ya de por sí extremadamente realista.

Tus compañeros caen como moscas...y tú también
Tus compañeros caen como moscas...y tú también

Eso hubiera sido la guinda, porque Rising Storm sí consigue hacernos olvidar que hay un mundo ahí fuera que no está en guerra, pero que acertado hubiera sido explicar las vivencias de un soldado durante la campaña en el pacifico. Somos conscientes de que esa nunca ha sido la idea de Tripwire, ni con este ni con los excelentes Red Orchestra, en especial el Heroes of Stalingrad, pero teníamos que decirlo aunque probablemente sea simple añoranza de buenos shooters basados en la segunda guerra mundial, como los Call of Duty antes de iniciar su giro por los caminos que todos conocemos. El hueco sigue ahí, a la espera que baje la sobredosis de títulos de la segunda guerra que hubo unos años atrás. El éxito de juegos como Red Orchestra 2, tanto en critica como comercial claman para que la terrible guerra que sufrió el mundo hace algo más de medio siglo, regrese más pronto que tarde a nuestras pantallas.

A pasado largo tiempo desde  que un grupo de amigos presentaran en un concurso de Nvidia un mod para el Unreal Engine Tournament 2004, basado en la segunda guerra mundial llamado Red Orchestra: Combined Arms. El resultado fue inmejorable, ganando el primer puesto lo que significó el tener acceso a licencias de Unreal Engine 3.0 poniendo así la primera piedra de lo que sería Tripwire Interactive. No fue un camino fácil hasta que en 2011 sacaron un caballo ganador con Red Orchestra 2: Heroes of Stalingrad. Era una vuelta de tuerca a los multijugador bélicos que habíamos conocido, donde una bala te tumba sin miramientos y el realismo sale por todos sus poros. Lo cierto es que había demanda para un título de estas características, algo más accesible y directo que Arma, pero con un nivel de exigencia similar.

Cartas desde Iwo Jima, pero sin cartas
Cartas desde Iwo Jima, pero sin cartas


Dos años después en Tripwire han decidido sacar una expansión independiente centrada en la lucha en el pacifico. Igualmente al adquirir Rising Storm nos viene incluido el Heroes of Stalingrad, pero si decidimos instalar el Rising Storm únicamente, no hay problema; los dos se nos va a treinta y pico gigas. Rising Storm nos llevará a través de varios escenarios de las batallas más importantes que tuvieron lugar en ese apartado rincón del globo. Tenemos Peleliu, Guadalcanal, Saipan, el rio Hanto entre otras, diseñadas especialmente siguiendo el contexto histórico de aquel entonces. Peleliu, por ejemplo es una árida isla con apenas un aeropuerto que atacar o defender, todo ello bajo un sol de justicia. O por el contrario, luchar en la oscura noche de la jungla, sólo rota por la escasa luz rojiza de algunas bengalas.

Es la mezcla, de tensión y ambientación lo que hacen de la formula de Tripwire una formula de éxito, pero hay algo que sobre sale por encima de lo demás, y es el realismo. Pese a que incluye una modalidad de juego llamada “acción” hecha principalmente para atraer a los jugadores de otros juegos menos exigentes, donde somos más resistentes a las balas enemigas y podemos recuperarnos con rapidez. El problema es que si no venimos del Red Orchestra 2 con un buen nivel, deberemos jugar a esta modalidad hasta alcanzar el nivel 13 para poder jugar al modo realista, que sin ninguna duda, es el alma de esta serie y reparte miedo, frustración y disfrute por igual. En modo realista olvidaos de seguir corriendo si os alcanza una bala, o de recargas de armas en cero coma segundos. Sabréis lo que es tener que recargar vuestro fusil durante cinco segundos mientras las balas silban a vuestro alrededor.

Aquí el camuflaje es primordial
Aquí el camuflaje es primordial


Asimetría
Está palabra que está tan de moda en nuestro panorama político actual tiene una relevancia extrema en Rising Storm. Como asimetría entendemos que una de las facciones, en este caso el bando norteamericano dispone de un poder de fuego bastamente superior al japonés. Eso fue cierto en la vida real y los diseñadores han querido  ser fieles a la historia, el problema que se planteaban era como conseguir que esta asimetría no resultase frustrante para quien escogiera el bando nipón, ya que sus armas no aguantan la comparación en calidad y cadencia de fuego a las americanas. Así pues, la opción escogida fue que como soldados veteranos que eran (recordemos que cuando los americanos entraron en guerra en el pacifico, el soldado japonés llevaba ya unos cuantos años luchando en China, Filipinas y buena parte del sudeste asiático) tuvieran ciertas ventajas casi de carácter psicológico.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,6
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Tripwire Interactive
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
64 Jugadores
Lanzamiento: 
30/05/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
+16Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad