Skip to main content
Publicidad
RIFT: Storm Legion

Rift: Storm Legions

review_game
| |

Rift convenció en su primera aparición con un juego cuidado, algunas ideas muy interesantes, un sistema de clase atractivo y unos gráficos a la altura de lo que se pide de un MMO de esta época. Ahora llega su primera gran expansión, que suma mucho más a un mundo con mucho que ofrecer al jugador online.

Como decimos siempre en el lanzamiento de cada nuevo MMORPG, tan importante es para su devenir un estreno estable como el apoyo incondicional por parte de la compañía a través de nuevos contenidos pasadas las primeras etapas de vida del juego. En esta segunda premisa, a priori tan evidente, es donde tienden a estrellarse la mayoría de desarrolladoras, incapaces de satisfacer la necesidad por parte de los jugadores de nuevos retos y posibilidades que justifiquen la cuota mensual que se desembolsa para seguir jugando. Age of Conan, Warhammer Online, Vanguard: Saga of Heroes... todos fueron capaces de convencer a cientos de miles gracias a su potencial pero ninguno fue capaz de explotarlo, viéndose sentenciados en un mercado con un World of Warcraft cargado de contenido y ampliado de forma constante.

De la misma forma, dejamos muy claro en su momento que el de RIFT había sido un lanzamiento claramente satisfactorio: llegó estable, cargado de contenido y con buena aceptación inicial por parte del público. Y advertimos, una vez más, que estaba en las manos de Trion que acabara haciéndose un hueco en el sector o que cayera en el olvido como el resto de MMORPG nacidos de la escuela del veterano Everquest. Bien, pues a día de hoy, podemos ya despejar esa duda de forma tajante: RIFT es, con diferencia, el MMORPG del mercado que más apoyo ha recibido en los últimos años, y prueba de ello es este Storm Legion, primera expansión oficial que nos llega tras 11 parches de contenido lanzados en poco más de un año y medio. Trion no ha dejado ni un solo momento de responder a las peticiones de los suscriptores, y durante todo este tiempo ha ido añadiendo funcionalidades redondeando uno de los MMORPG más completos. Ahora, y tras perfeccionar la base del juego original, nos presenta Storm Legion, que no solo pretende brindar nuevos contenidos a los suscriptores actuales, sino también a atraer a nuevos adeptos con inéditas mecánicas y posibilidades. ¿Está Storm Legion no solo a la altura de los últimas expansiones y lanzamientos vistos en el género, sino del legado que ha dejó el propio RIFT?

RIFT: Storm Legion (PC) Captura de pantalla

Como ya sabréis los que hayáis jugado al título original, el lore de RIFT es de los más ricos y originales de cuantos se puedan encontrar en este tipo de juegos. En Telara se nos narra una perfecta simbiosis argumental de fantasía medieval y tecnología futurista, tan bien cohesionada como sorprendente. En Storm Legion, los acontecimientos narrados durante este año y medio desembocan a un conflicto entre Crucia y Regulos, dos de los seis dragones dispuestos en esta expansión a someter a su propio juicio el futuro de Telara, y los jugadores, encarnando el rol de Guardians o Defiants para proteger al mundo de semejante amenaza. El desarrollo de la historia se narra a través de las misiones principales, que nos guían hasta el nivel 60 (el nuevo máximo permitido para la expansión) y cuyo desenlace se irá resolviendo a través de las nuevas raids y con los parches de contenido que irán llegando a partir de ahora.

La acción de Storm Legion se desarrolla a lo largo y ancho de los dos nuevos continentes, Brevane y Dusken, cuya extensión triplica a la del juego original. Aquí es donde encontramos el primero de los grandes aciertos de Trion con la expansión: uno de los problemas de RIFT fue el camino único e invariable que ofrecía para alcanzar el nivel 50. Con cada raza y clase nos veíamos obligados a seguir la misma ruta, completando las mismas misiones y acabando con los mismos enemigos, siendo un problema capital para los que disfrutan subiendo "alters" y desviarse de la ruta marcada. Sin embargo, Brevane y Dusken son dos continentes independientes y ambos ofrecen múltiples rutas y posibilidades para subir de nivel, lo que nos otorga el grado de libertad que añorábamos entonces. Otro de los grandes aciertos, y que unido a esto que comentamos completa una experiencia mucho más amena y desestresante a la hora de progresar con nuestro personaje, es el abandono casi total de los conocidos como "hubs" de misiones, de los que tanto nos quejamos hace bien poco con Mists of Pandaria. En un género que, desde siempre, ha apostado por la libertad de acción y decisión en un mundo persistente, resulta frustrante ir saltando de poblado en poblado, de forma secuencial, y siempre con la condición previa de haber completado todas y cada una de las misiones que nos han dado en el último lugar de interés visitado.

RIFT: Storm Legion (PC) Captura de pantalla

La progresión bajo esas pautas se acaba convirtiendo en predecible, y por lo tanto, aburrida. Guild Wars 2 revolucionó el género dinamitando esos "hubs". Storm Legion no llega tan lejos, pero se esfuerza en amenizar el camino a nivel 60. Sí, se nos sigue ofreciendo alguna que otra misión en los lugares más concurridos, pero en esta ocasión, la mayoría de misiones las encontramos explorando el mapa. Puede que ningún NPC nos haya pedido ir a visitar esa colina de allí arriba, pero si decidimos ir, muy posiblemente encontremos en el suelo un objeto que abra un nuevo objetivo que completar. Y pese a que en nuestro diario de misiones no esté especificado que sea necesario acabar con ese nuevo enemigo que acabamos de encontrar, lo más seguro es que al hacerlo accedamos a una nueva 'quest' centrada en ese reciente descubrimiento. Se sigue repitiendo en exceso el patrón de misión "mata X y recoge Y para hablar con Z", pero lo hace de una forma más agradable e invitando al jugador a explorar el entorno. En definitiva: la experiencia en Storm Legion es mucho más variada y amena, y da una vuelta de tuerca más al empeño de algunas compañías por acabar con el tedioso desarrollo que ha caracterizado durante años a los 'themepark'.

El siguiente aspecto a destacar de Storm Legion, una vez introducidas las nuevas tierras que podremos visitar, es la calidad gráfica con la que están recreadas. Construido sobre el motor gráfico Gamebryo (el mismo que el de Oblivion o Fallout 3, entre otros), RIFT es un juego que sigue sorprendiendo a fecha de hoy gracias a su impecable acabado artístico. Más allá del aumento de detalle en texturas y de la mejora de los efectos gráficos aplicados a la iluminación, sombras y partículas, Storm Legion hace gala de un diseño de criaturas y entornos de lo más sorprendentes que se pueden ver hoy en día en MMORPG alguno. Brevane y Dusken son, al igual que Telara, amplias tierras sin tiempos de carga intermedios ni muros invisibles, y mantiene esa filosofía de que si hay un sitio que se puede ver, también se puede llegar. Gracias a esa curiosa mezcla de ambientes que comentábamos antes, podemos encontrarnos con parajes que mezclan de forma creíble los más exóticos bosques con las imponentes estructuras tecnológicas, apuntalando un mundo que no deja de sorprendernos a cada paso. Tempest Bay, la nueva capital compartida por Defiants y Guardians, es una de las más grandes que recordamos, y solo Guild Wars 2 puede alardear de presentar un centro de reunión tan amplio y vivo como el de Storm Legion.

RIFT: Storm Legion (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Trion Worlds
Género: 
Rol
Lanzamiento: 
13/11/2012
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+12

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad