Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Jungla de Cristal: 25 Aniversario

 

Die Hard Trilogy
PlayStation, Saturn, PC – 1996

Se habían adaptado las cintas de forma individual. Se había hecho incluso un arcade en el que la licencia era más bien una excusa comercial –como la adaptación de La Liga de los Hombres Extraordinarios de Moore-, pero el sueño de muchos de nosotros que ya encarábamos la adolescencia por partida doble, tanto en la vida real como en la gamer con la entrada de los sistemas de 5ª Generación, se haría realidad en el verano de 1996 con un juego para Saturn, PC y la primeriza PlayStation que se ha convertido en uno de los más recordados del sistema de Sony. Directa como una bala en la cabeza era como se presentaba Die Hard Trilogy, un título que muchos convertimos en nuestro favorito porque se atrevió a mezclar tres géneros en un solo CD, aunque sin contaminarlos, sino cada uno en estado puro. Englobando las tres películas hechas hasta la fecha, Fox Interactive nos regaló el mejor título de John McClane, y uno de los más gozosamente violentos que se han visto.

diehard.jpg Captura de pantalla

Comenzamos por la primera película, adaptada en formato de shooter en tercera persona difícil como él solo. Encarnando al mejor y más parecido McClane virtual hasta la fecha –incluso sale descalzo como en Commodore 64-, el estudio Probe nos reta a 15 fases de puro disparo e infarto. Con niveles cuasi laberínticos, la limitación del engine gráfico hacía que los fuésemos descubriendo conforme avanzábamos por ello. El mapa no estaba en la interfaz por estar, sino que nos indicaba en todo momento la cantidad de enemigos restantes, los obstáculos del nivel en el que estábamos y demás. Dado su adrenalítico desarrollo, la munición volaba en segundos, contando siempre con nuestra Beretta de base que debíamos recargar cada diez tiros. Las granadas, las ametralladoras, dónde colocarnos, el liberar rehenes, o cuándo sorprender al enemigo –cada vez que se abría un ascensor cargado de tropas de Hans Gruber ahí debíamos estar para tirarles un granadazo y matarlos de una sola vez en una orgía de sangre poligonal- eran tácticas a aprender si queríamos sobrevivir más allá de la segunda fase. Comenzando desde el garaje, lo mejor de todo era que cuando terminábamos cada nivel, aún debíamos de localizar una bomba que llegaba en uno de los múltiples ascensores de cada planta. Tras resistir el infierno balístico, el no encontrarla a tiempo nos arruinaba por completo el día.

La segunda cinta, La Jungla 2, se convertía en un shooter sobre raíles similar a genialidades como Virtua Cop 2. Más difícil todavía que el anterior –una sola vida y listo-, era desde luego el que mejor se manejaba en ordenadores –gracias al ratón- y el que peor en consolas, siendo la versión de PSX particularmente infame por ser de los poquísimos juegos de disparos sobre raíles que no eran compatibles con la GunCon/G-Con 45 de Namco, aunque en Saturn sí que podíamos usar l Stunner Light Gun de Sega. Comenzando con la pistola base, si sabíamos dónde buscar –abatir el helicóptero de policía nada más empezar, cargarse y recoger todas las armas del pasillo aéreo en el tiroteo de la cinta transportadora, pronto podíamos cambiar la Beretta por dos, siendo una gozada disparar a dos manos estilo John Woo, y pasando luego a armas como rifles semiautomáticos. Fiel al guión de la cinta –como siempre alguna que otra excepción- como el Die Hard 2 de 1992, comenzábamos en la entrada del aeropuerto, salíamos disparados de asientos eyectores, nos montábamos en motos de nieve para una persecución frenética y nos subíamos a un avión en pleno vuelo para acabar con el general Esperanza y el Coronel Stuart. Lo mejor sin duda es la posibilidad de destruir partes enteras del escenario –el caos que organizábamos en el aeropuerto dándole gusto al bazooka- que incluso usábamos para matar a los enemigos, como tirarles planchas del techo encima para literalmente reventarlos. El nivel de violencia aumentó incluso más, ya que esta vez podíamos ver morir cara a cara a los terroristas, cuyas caras eran fotografías de los programadores del juego.

Llegamos al último de los juegos del disco, que adaptaba Jungla de Cristal: La Venganza, cinta que usaba Nueva York al completo como escenario principal. Desde luego, la forma de Probe de acometerla no pudo ser más original, brindándonos un desenfrenado arcade de velocidad en una suerte del Crazy Taxi en versión ultra-gore (la película tampoco se cortaba precisamente en este aspecto). Usando todos los vehículos que McClane y Zeus conducían en el filme –el taxi, el mercedes, incluso el camión en las alcantarillas- y algunos nuevos como una furgoneta con un perrito caliente gigante en el techo, el objetivo era el de desactivar a golpetazos todas las bombas de cada nivel que Simon Peter Gruber había plantado. Usando un radar para guiarnos, las bombas normales solamente debíamos golpearlas, pero otros objetivos incluían vehículos que teníamos que ir destrozando a golpes y cuya IA enemiga era realmente acertada en cuanto a girar en seco, coger rutas alternativas constantemente y siempre difícil de anticipar sus movimientos. Teníamos turbos que se agotaban en un santiamén y la posibilidad de usar los gatillos para girar de 45º en 45º grados, ya que de la forma tradicional solamente servía para hacernos perder tiempo debido a los controles, que estropeaban el conjunto convirtiendo a cada vehículo en un mismo ladrillo a la hora de girar, algo que no ayudaba cuanto intentábamos no atropellar peatones para que no nos ralentizasen. Difícil, realmente difícil por su jugabilidad –daba igual teclado que mando-, que en determinados momentos lo convertía directamente en frustrante por habernos quedado atascados al no frenar el coche cuando se lo indicábamos, Die Hard 3 se convertía en un caos adrenalítico visual y sonoro musicado a golpe de rap, con Zeus ladrándonos en el oído constantemente y la sangre a chorros de pacíficos peatones salpicando tantísimo el parabrisas que incluso saltaban los limpiaparabrisas para dejarnos ver si usábamos la cámara interior, pudiendo ver el rastro de sangre en el asfalto en la exterior.

La versión de PlayStation fue la primera en desarrollarse, siendo porteada después a Saturn y PC, beneficiándose esta última de las tarjetas Aceleradoras 3D para mostrar un conjunto gráfico más estable y detallado.  Con buenas críticas y éxito de público, la ultra-violencia del juego lo llevó a ser prohibido en países como Alemania, ya que a todo lo narrado debemos añadir detalles tan macabros como que el recuento de puntos tras cada fase se mostraba mediante terroristas y civiles que salían ardiendo o explotaban. Y en la pantalla para registrar nuestro nombre al haber logrado una puntuación considerable, las letras las escogíamos disparando a personajes que cargaban con carteles mostrando el abecedario. Una salvajada que solamente contaba con CGs al inicio y final de cada uno de los títulos y para la pantalla Game Over de cada uno que se grabó a fuego en más de uno de nosotros, sobre todo por una BSO constante que en la Jungla 1 bebía del techno con samplers de tempo rapidísimo, en la Jungla 2 era un poco más relajada e incluso con toques de fanfarria militar, y en la Jungla 3 se enriquecía con samplers vocales raperos. Un juego único que no estaría mal que fuera remakeado o siquiera revisado en HD, ya que casi 20 años después sigue siendo divertido, intenso, frenético y sangriento como pocos.

die-hard-trilogy-playstation-_.jpg Captura de pantalla

Die Hard Trilogy 2: Viva Las Vegas
PlayStation, PC – 2000

Después del éxito de crítica, de público y sobre todo del recuerdo, Fox Interactive quiso acertar de nuevo y puso al estudio n-Space (Duke Nukem Time to Kill y Land of the Babes, los Call of Duty para DS) a desarrollar una secuela cuatro años después. Basándose en una historia original que transcurría después de las películas, John MClane acepta la invitación de un antiguo amigo que se ha convertido en el alcaide de una prisión en Las Vegas. Durante el evento, un prisionero se libera de sus ataduras y abre todas las celdas, provocando un motín gigantesco. El resto de la historia nos lleva por un desarrollo que volvía a repetir los tres estilos de juego, alternándolos fase tras fase. Aunque también, al estilo Batman Returns de Mega CD, podíamos escoger la opción Arcade en el menú principal y jugar todos los niveles de shooter en tercera persona, en shooter sobre raíles o de conducción de forma seguida. A nivel visual se notaba el avance de la generación, ya que visualmente se denota más robusto en detalles, texturas y elementos que el anterior Die Hard Trilogy. El acierto del juego era saber mezclar las fases y cambiar la jugabilidad en el momento preciso, por ejemplo alternando el TPS con el FPS en los primeros niveles dentro de la cárcel, dando pie después a una persecución en coche por el desierto de Nevada.

 Los detalles violentos se mantuvieron, aumentando si cabe con detalles tan macabros como ir con MClane por los pasillos de la prisión en la primera fase, entrar por una puerta, encontrarnos en la sala de la Silla Eléctrica, en la que está atada un pobre desgraciado, y hallar el interruptor que la hace funcionar, pudiendo ejecutar mediante electrocución al desdichado y contemplar su cadáver achicharrado y humeante. La jugabilidad en esta parte en 3ª Persona incluyó más elementos de puzle, y no solamente ir disparando de aquí a allá, pero, aunque nos encontramos ante un juego de calidad para la primera PlayStation, el conjunto se resiente al no contar con los elementos que ayudaron al éxito y el recuerdo de la primera Die Hard Trilogy como son la fidelidad y el estar basado en las películas originales y las toneladas de locura arcade y diversión desenfrenada. El desarrollo de este Viva Las Vegas es más estándar, se trata de repetir la fórmula asentando más las bases, dándole toques de seriedad dentro de su supuesto caos de acción para narrarnos esta vez una historia con escenas de video intermedias, cosas que el anterior juego carecía más allá de las pantallas de carga de PSX que nos enseñaban en qué nivel de la Torre Nakatomi nos encontrábamos en la Jungla 1.

De nuevo el shooter sobre raíles se jugaba mejor con el ratón en PC que con el Dualshock en PSX, aunque esta vez sí que teníamos unos controles para el coche mejorados, más acordes con pilotar un vehículo, aunque tampoco tan afinados como deberían estar. Defendido por muchos, es una buena secuela que se molesta en narrar una historia y lograr un desarrollo variado, mejorándola en el plano técnico, pero que no está a la altura del Die Hard Trilogy original salvo en un detalle. Un detalle en el que superaba de lejos a la creación de Probe y que fue su mejor baza en España: Contar con un doblaje al español pagado por Fox Interactive y encabezado por el mismísimo Ramón Langa, la voz oficial de Bruce Willis desde tiempos inmemoriales, siendo una maravilla el escucharle entonar el “¡Yipi ka Yei!” al terminar los niveles. Solamente por escuchar esa voz y la partitura de Brian Transeau, alias BT (A Todo Gas Stealth, Zoolander), merece repasar de nuevo el juego.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
darkvader1982
Lun, 25/02/2013 - 15:56
ya toca hacer un nuevo juego a la altura de las peliculas y a la altura de las nuevas consolas. Eso si, solo si van a hacer un buen juego y se lo toman en serio, de lo contrario, que ni se molesten en hacerlo.
Senegio
Mar, 19/02/2013 - 10:30
Mc Klein jajajaja, ¿Eso es la nueva hamburguesa de Mc Donalds? Jajajaja, qué triste por dios. Vienen a trollear, a soltar spoilers (no entro si es verdad o no, porque estaría spoileando un poco de peli diga lo que diga). Yo la verdad es que no he jugado a ninguno de La Jungla de Cristal. Nunca me llamaron
Famicom2
Lun, 18/02/2013 - 11:56

meri, cuanto te pagaron para q con el pretexto de hacer una revision de los juegos y las pelis de duro de matar promocionar su nueva cinta? a por cierto en la la nueva pelicula MUERE JOHN MCKLEIN


Sin comentarios...Si al menos supieras escribirlo correctamente, tendrías algo de credibilidad X-D
g_o_k_u
Dom, 17/02/2013 - 13:03
Mi favorito, el maravilloso Trilogy de PSX. También hay una versión para TG16 que sólo salió en Japón.
Imagen Enviada
Imagen Enviada
Imagen Enviada

Os ha faltado comentar una versión de die hard para NES! El juego, en vista cenital, me mantuvo pegado en su día y no está nada mal.


La única que hay está comentada, ¿no?:question:

meri, cuanto te pagaron para q con el pretexto de hacer una revision de los juegos y las pelis de duro de matar promocionar su nueva cinta? a por cierto en la la nueva pelicula MUERE JOHN MCKLEIN


No les pagaron nada, llevan haciendo esto cuando sacan algo en el cine desde hace tiempo.
Aquí "Duro de matar" es una peli de Jackie Chan, majete, el único Klein que hay en la peli es el de la marca de moda y por tu falso spoiler, está claro que no has visto la peli y lo dices sólo por fastidiar.....
tomdark360
Dom, 17/02/2013 - 12:29
Os ha faltado comentar una versión de die hard para NES! El juego, en vista cenital, me mantuvo pegado en su día y no está nada mal.
haruhiiroc
Dom, 17/02/2013 - 09:44
meri, cuanto te pagaron para q con el pretexto de hacer una revision de los juegos y las pelis de duro de matar promocionar su nueva cinta? a por cierto en la la nueva pelicula MUERE JOHN MCKLEIN
artuditu
Sáb, 16/02/2013 - 19:54
El Die Hard Trilogy fue diversión pura en su momento, eran casi 3 juegos en uno, aunque era demasiado arcade y no tenía historia ni narrativa hay que entenderlo, salió 2 años antes que Metal Gear Solid nada menos.
El Die Hard Arcade era entretenido, pero visto hoy es demasiado genérico.
El Die Hard Trilogy 2 me lo compré y no me gustó la verdad, le di muy pocas oportunidades; el concepto de juego en ese momento era demasiado arcade, y quedaba desfasado en el año 2000 ya había juegos de acción narrativamente muy trabajados como Half Life, Sin, Kingpin, Soldier of Fortune...
El Nakatomi Plaza jugué a la demo unos minutos y no me gustó nada, pasé de él enseguida.
SirRuso
Sáb, 16/02/2013 - 17:50
VETO_11
Sáb, 16/02/2013 - 17:22
Que juegazo ese Die Hard Arcade (o Dynamite deka) de recreativa. Me lo pase infinidad de veces vaciando mis bolsillos, jajajaj. En saturn no lo he jugado, pero la reedicion de PS2 mantiene la esencia del original (y trae modo saturn)
Su secuela en recreativa y Dreamcast, Dynamite Cop, tambien es divertidisima, aunque sigue pecando de poca duracion.
Estos dos juegos hicieron que recientemente me hiciera con ambas consolas de sega solo por jugarlos de nuevo, jajajaj
Que recuerdos...
Jroniac
Sáb, 16/02/2013 - 16:38
Que peliculas mas buenas, y que juegos mas malos XD.
urotsukido
Sáb, 16/02/2013 - 14:41
Nunca jugué a ningún juego de la saga que estuviese a la altura de las películas. Pero tampoco me sorprende, ni siquiera A Good Day To Die está a la altura del resto, y mucho me temo que van a seguir con infinidad de productos. Que si La Jungla 6, que si más videojuegos...

Si de mi dependiese, dejaría la saga como está.
Crean De Bourivan
Sáb, 16/02/2013 - 13:45
Desde luego que los mejores, al menos para mí, son el Die Hard Trilogy y el Die Hard Arcade. Buenos vicios en PSX y Saturn respectivamente.
También jugué al Die Hard en MS-DOS cuando salió, pero la verdad es que se podría decir que era un truñaquer de los buenos. ¿Espectacular? Quizá. Pero malo de cojones en jugabilidad.

Mención también al juego que protagonizó Bruce Willys para PSX APOCALYPSE: un juegazo de acción muy directa y muy cañero !

GAMEPLAY APOCALYPSE


Sin duda un juego excelente :D
NAvAjA
Sáb, 16/02/2013 - 11:30
Mención también al juego que protagonizó Bruce Willys para PSX APOCALYPSE: un juegazo de acción muy directa y muy cañero !

GAMEPLAY APOCALYPSE
NAvAjA
Sáb, 16/02/2013 - 11:30
repeat

MiniJuegos

Publicidad
Publicidad