Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Commodore 64: 30 Aniversario

Commodore 64: 30 Aniversario
feature
| |
22505 visitas
- C64 PC - Regreso al pasado

Treinta años, nada menos que tres décadas es lo que en este caluroso agosto de 2012 cumple otro de esos sistemas míticos cuyo nombre no hace más que recordar gloriosas tardes dejándonos la vista en pantallas pequeñísimas SD, sin apenas definición y con píxelacos gordos formando lo que ahora difícilmente se le llamaría personaje. Celebremos la onomástica de Commodore 64, aparte de con una tarta virtual, con estos treinta títulos que hemos escogido del vastísimo catálogo del sistema

Regreso al pasado

Historia
En los instantes finales de la genial En Busca del Arca Perdida (Steven Spielberg, 1981), el iconico Indiana Jones estaba a punto de volar con un bazooka el arca de la alianza, pero su némesis Bellocq se lo impide, apelando a su debilidad como arqueólogo. Poniendo la mano sobre la reliquia, le dice una frase para el recuerdo: "Nosotros solo pasamos por la Historia. Esto... [dice aludiendo al arca] Esto es Historia". ¿Qué sensación tenemos ahora mismo si ponemos la mano en nuestras PlayStation 3, Xbox 360, 3DS, PS Vita o Wii? Por lo general será buena, porque son nuestros sistemas, las consolas del momento, las piezas de hardware del presente y de la actualidad. Pero, ¿qué ocurre cuando deslizamos un dedo sobre una Atari 2600, una Magnavox Oddisey, el cabinet original de Dragon's Lair...? ¿Qué sentimiento nos brinda eso? No se a vosotros, pero yo me siento igual que el malvado arqueólogo francés Bellocq, tocando, sintiendo un pedazo de Historia de este nuestro sector. Estamos palpando los orígenes, los antepasados si queréis llamarlo así de un universo que apenas es un cuarentón de edad real, pero que ha evolucionado en esas cuatro décadas como la Humanidad durante millones de años, atravesando épocas de prosperidad, de crisis, de descubrimientos, innovaciones, rechazo, renovaciones, expansiones. Para un fan de los videojuegos, tener en su mano un sistema como el Commodore 64 puede provocarle el mismo sentimiento que estar en un museo y contemplar el Kinetógrafo y el Kinetoscopio, antecesores y pilares del cine. O quizás el Autogiro de Juan de la Cierva, elemento antecesor para la creación posterior del Helicóptero. O el módulo LEM del Apollo 11, primero en la historia en posarse sobre la superficie de la Luna, y que abrió una senda culminada hace unos días con la misión MARS Rover.

En nuestro condensado universo virtual particular, 30 años pueden equipararse perfectamente a un siglo o 500 años en el tiempo real de la Tierra. Incluso más. Por ello, que un sistema que es algo más que un simple hardware de entretenimiento los cumpla, es todo un acontecimiento. Nombrar a Commodore 64 es algo más que mentar un puñado de maravillas jugables ya consideradas vintage en estos tiempos HD en los que se nos da prácticamente todo hecho. Es recordar un puñado de píxeles que espoileaban nuestra imaginación, ayudándonos de ella como si de un moderno aparato de Realidad Aumentada fuese, y convirtiendo a esas toscas formas básicas de bruscas animaciones en adustos aventureros de carne y hueso, universos espaciales sumergidos en épicos conflictos, sensuales señoritas que rescatar, o tenebrosos castillos en reinos de monstruos y dragones. Jugar y usar la imaginación al mismo tiempo para expandir el propio concepto que veíamos en pantalla era lo que ha hecho que a muchos, lo que ahora no es más que montoncitos pixelados SD de resolución ínfima y jugabilidad arcaica para los ojos actuales de la tecnología, se grabasen a fuego en nuestro recuerdo, porque se alimentaban de nuestra imaginación y no solo de las ganas de jugar que teníamos. Esos personajes, los escenarios, sus atrayentes y evocadoras portadas, se quedaban con nosotros una vez que retirábamos el cassette. Ese es el verdadero prodigio que las generaciones clásicas consiguieron. Y en el que Commodore 64 jugó nunca mejor dicho un papel esencial. Vamos, como otras tantas veces, a festejar una onomástica tan señalada no hablando de frías cifras, capacidades técnicas o guerras de precios, sino de aquello por lo que verdaderamente se recuerda a un sistema de entretenimiento virtual: sus juegos. Por supuesto no están ni por asomo todos los que deberían, ya que podéis comprobar por vosotros mismos el enormísimo catálogo de juegos que la máquina posee, vasto e imposible de resumir en estas páginas. Así que hemos seleccionado treinta títulos de varios géneros, conocidos o relativamente desconocidos, clásicos o ya olvidados, de este genial sistema.

Commodore 64: 30 Aniversario Captura de pantalla

Paradroid
Hewson Consultants - 1985

Creado por Andrew Braybook, autor de otros grandes títulos para el sistema como Iridium, Paradroid presentó un curioso y desafiante gameplay que mezclaba a pares iguales elementos de shooter y puzle. Bajo una perspectiva cenital, el juego nos metía en la carcasa metálica de un droide llamado Dispositivo de Influencia -marcado con el número 001. Nuestra misión consistía en avanzar por las cubiertas de una nave espacial poseyendo/destruyendo a otros droides. Una vez entrábamos en contacto con uno -cuyo número marcaba su nivel de vida-, comenzaba el mini-juego para meternos dentro de él, un puzle basado en diagramas de circuito que representaba una serie de conectores de energía que teníamos que activar. Quien proporcionase más energía al circuito, ganaba. Una vez dentro del droide enemigo, podíamos usar sus armas en vez de recurrir de nuevo al minijuego para derrotar a los enemigos, aunque solamente podíamos permanecer un tiempo limitado dentro de estos droides rivales. La extensión del juego, con varias habitaciones por cada cubierta, interconectadas con ascensores, puertas y terminales, era considerable, ya que cuando limpiábamos la última nave espacial, volvíamos a esta para enfrentarnos a droides de mayor nivel.Uno de los grandes de C64 que ha salido hasta en la Consola Virtual de Wii europea en 2008.



Summer Games 1 y 2
Epyx - 1984/1985

A pesar de no contar con la licencia oficial, Summer Games estuvo disponible el mismo año de las Olimpiadas de los Angeles 84. Dándonos la opción de elegir entre practicar, escoger un evento o participar en todos sucesivamente, disciplinas como Natación, Gimnasia, Salto de Trampolín o Tiro al Blanco -las pruebas diferían un poco entre cada versión de cada sistema-, Summer Games se convirtió en uno de los títulos más populares del sistema, sobre todo gracias a su modo multijugador, que nos permitía 'picarnos' con un amigo a ver quién obtenía más medallas. Fue seguido un año después por su secuela, que incluyó pruebas como ciclismo, Kayak, Hípica, Salto de Altura o Esgrima. Lo mejor de Summer Games II es que permitia conectarse con su antecesor, para así aumentar la cantidad de pruebas que disputar y medallas que colgarnos. SG II contenía además toda una sorpresa en forma de la inclusión de las ceremonias de Apertura y Clausura, con detalles como el apagado de la antorcha una vez las Olimpiadas habían terminado coronado con fuegos artificiales, todo ello con detalles sonoros tan magistrales como samplers de La Cabalgata de las Valkyrias de Richard Wagner, o la Sinfonía Inacabada de Franz Schubert.



Turrican
Rainbow Arts - 1990

Un diseño de Manfred Trenz y una BSO del sinpar Chris Hülsbeck solo podían derivar en una maravilla jugable como lo era y lo es Turrican, portento gráfico en su momento que muchos no creyeron posible en una época, los 90 ya, en que C64 se staba quedando atrás a nivel de potencia con respecto a nuevos competidores. Puede que quizás el nivel de la versión posterior para Atari ST fuese más colorista y detallado, pero el mérito de Rainbow Arts en Commodore en innegable. Con una fuerte influencia del clásico Metroid, Turrican nos sumergía en un arcade de disparos y plataformas lateral en el que manejábamos a un guerrero modificado genéticamente con el que combatíamos para recuperar una colonia espacial perdida a manos de MORGUL, nada menos que una red generadora de ecosistemas que adquiría inteligencia y se volvía contra sus creadores. Además del detalle de poder transformarnos en bola como Samus Aran, Turrican no era un mero mata-mata 2D, sino que nos permitía explorar cada nivel para hallar secretos. Con varias secuelas y ports posteriores, un año después llegó Turrican II, juego con una de las mejores bandas sonoras que se han podido oir en el sector.


The Last Ninja 1 y 2
System 3 - 1987/1988

Acción, investigación, exploración, combates y resolución de puzles. Lo que hoy en día suele ser una mezcla normal en un juego en tercera persona, a finales de los años 80 no era tan habitual verlo, y mucho menos con la calidad que The Last Ninja -editado por Activision- rezumaba por todos sus Bit. Malvados shogun sedientos de poder, venganzas con juramentos de sangre, espadas, nunchakus, shuriken y bombas de humo, The Last Ninja era todo lo que los fans de la corriente del cine de artes marciales que floreció en esa década pedíamos. Bajo una perspectiva isométrica, y con una BSO sencillamente soberbia que sigue sonando igual de bien más de 20 años después, detalles como arrodillarnos ante efigies de Buda, un sistema de combate que nos permite apuntar a partes específicas del cuerpo del enemigo o entornos con obstáculos y elementos que descubrir, lo auparon como el juego de más éxito de Commodore 64, ganando premios por doquier, las alabanzas de la crítica y vendiendo más de dos millones de copias. Su secuela no solo estuvo a la altura del original, sino que para muchos fue incluso capaz de superarla, narrándonos una historia que nos transportaba del Japón clásico a la Nueva York de los años 90.



Bruce Lee
Datasoft Inc - 1984

El cine de artes marciales y la atracción por todo lo oriental sufrió un boom en los ochenta que contribuyó a títulos que más de uno vimos una y otra vez de peques, como las películas de Jean -Claude Van Damme, Jackie Chan, Sho Kosugi, Chuck Norris o Michael Dudikoff (la legendaria productora Canon) y hasta John Carpenter con su Golpe en la pequeña China, pero, a pesar de que no estaba, Bruce Lee seguía siendo el rey del género. Con una mezcla entre plataformas y beat 'em up 2D, el juego para C64 homónimo nos permitía controlar a Lee mientras este se abría paso durante las 20 habitaciones de una torre controlada por un mago obsesionado con la inmortalidad. Ninjas con espadas y luchadores de sumo verdes eran nuestros enemigos, a los que despachar con una patada voladora era una gozada increíble antes de enfrentarnos al Mago de Fuego en la vigésima estancia. Y además con un modo multijugador en el que un segundo player podía controla a dicho sumo. A pesar de que ahora puede considerarse como algo realmente arcaico producto de su época, lo cierto es que en su momento Bruce Lee recibió muy buenas críticas, además de tener su importancia en el sector por ser el primer título que se atrevió a combinar los géneros de las plataformas y recolección de objetos con el del beat 'em up, popularmente conocido como Yo contra el Barrio.



Maniac Mansion
Lucasfilm Games - 1987

La incursión de Lucasfilm en la edición y distribución de videojuegos se saldó con todo un pilar del género de la aventura gráfica como lo fue Maniac Mansion, referente absoluto de una era dorada de juegos que se tradujeron en títulos como Monkey Island, The Dig o Indiana Jones & The Fate of Atlantis. Buscando innovar un paso más allá de las aventuras conversaciones, el mítico Ron Gilbert y Gary Winnick crearon una novedosa interfaz en las que ya no había que escribir comandos, sino seleccionarlos, cediendo todo el protagonismo al ratón y permitiendo sumergirse más aún en la historia y puzles, una historia la de este Maniac Mansion que mezcla el cliché de serie B de la época como grupo de adolescentes investigando en una misteriosa mansión -el propio edificio principal del rancho Skywalker de George Lucas-, en la que hay desde asteroides y tentáculos hasta científicos locos, terror y humor a partes iguales. Varios personajes, cada uno con sus habilidades, se unían a un desarrollo que permitía varias formas de afrontar los puzles, mientras el revolucionario motor gráfico SCUMM nos regalaba continuas escenas de video, o cutscenes (término acuñado por el propio Ron Gilbert). Debido a la ambición del juego, la versión de Commodore 64 obligó a los desarrolladores a adaptarse al hardware de la máquina, sacándole un rendimiento altísimo. Un título que pasó a la historia virtual, obligado para cualquier aventurero que se inicie en el género, y al que siempre apetece volver a echar una sonrisa con su delirante historia, con elementos de La Familia Addams, Psicosis, Viernes 13, Scooby-Doo y hasta The Rocky Horror Picture Show.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
magnus87
Mar, 14/08/2012 - 19:58
Aun la tengo, y amo :D
diablojf2001
Lun, 13/08/2012 - 18:03
¡Guau! ¡Qué recuerdos! Faltan muchos juegos como Ghouls and Ghost (increíble su música), Wonderboy in Monster Land, Rambo III, Target Renegade, etc. Nunca olvidaré este mítico ordenador, y la música que Ocean ponía en sus juegos mientras cargabas las cintas.
thailog
Dom, 12/08/2012 - 09:16
Gracias por este reportaje Meri! k recuerdos, sobretodo con el pirates!. Un juego k tenia mas de 30 minutos de carga antes de poder jugar y al k yo considero el primer Sandbox de los videojuegos. Incluso cuando ya tenia la Master system o Megadrive de vez en cuando recuperaba el commodore solo por ese juego.
Alec Trevelyan
Dom, 12/08/2012 - 08:51
A mí estos ordenadores nunca me gustaron, no me gustaba aquello de las cintas, que te tenías que pasar un buen rato esperando y encima cuando ya casi estaba, se cargaba mal o no se qué, y ala! a volver a empezar, yo tenía una Magnavox Odyssey 2 y la prefería. Otra cosa ya fue cuando salieron los disketes, menudo cambio, mi primer ordenador (bueno de mi padre, y alguna vez me lo dejaba usar) era un Amstrad PC 1512, eso sí que me gustaba más
valdo_82
Dom, 12/08/2012 - 03:03
yo no fui de esta generacion yo fui la del nintendo, hasta ahora escucho leyendas sobre esta consola, que sus interminables tiempos de carga, me imagino que esto diremos dentro de 30 años sobre la 360 ps3 y la wii XD
Task65
Sáb, 11/08/2012 - 23:45
Cada vez que leo el título de The Sentinel, lloro cual magdalena. La de horas que pasaba delante de la pantalla de la tv intentando pasar de un nivel a otro. Y algunos eran imposibles. Nada más empezar había varios centinelas más pequeños que absorbían tu energía y adiós...
dayzcrimson7
Sáb, 11/08/2012 - 17:44
Genial reportaje porque a los mas puretas del lugar siempre nos gusta que se recuerden estos juegos de la infancia.Muy buen trabajo y me ha soprendido la cantidad de personas que han hecho eco del commodore 64 en estas ultimas semanas, el otro dia colgaron en ZDP el video en español de un chaval de youtube que estaba tambien currado currado, lo comparto aqui para los nostalgicos http://www.youtube.com/watch?v=aQMmWkTM170
Flishbee
Sáb, 11/08/2012 - 17:07
Que pequeño que era yo la primera vez que entro uno de estos en mi casa... con sus tiempos de carga de 10 minutos con el casete, y rebobinando las cintas con un boli bic. Y luego aparecian 3 manchas en la pantalla y FLIPABAS en tuberias. Hoy nos fijamos hasta en la sombra de ojos de los personajes xD Ah y yo también recuerdo el Stunt, pero si no recuerdo mal, ese juego era ya de PC.
Task65
Sáb, 11/08/2012 - 16:07
Muchos de esos juegos patean en jugabilidad a unos cuantos de los actuales. No tuve el C64, pero sí disfruté cual gorrino en el barro de mi spectrum 128k con su lector de cassette incorporado.
jowysan
Sáb, 11/08/2012 - 14:38
Buff, me siento un fósil, eso si, ahora juego alguno de estos juegos y los saco a los 2 minutos, lo siento soy nostalgico pero realista (por muy buenos que fueran en su época, esta ya pasó) es mi humilde opinión. Me falta el stunt (un juego de coches), me lo pasé en grande con esos gráficos vectoriales que en ese entonces me parecia super realista, esos circuitos imposibles..., no se como definirlo, brutal. También me falta el rygar, no se si són juegos destacados, pero supongo que la nostalgia pesa mucho y los recuerdo como títulos realmente divertidos.
Xabdeth
Sáb, 11/08/2012 - 14:03
Excelente reportaje, recuerdo haberlo jugado por el 92-94 junto con la NES que tambien adquiri, que recuerdos...

Minijuegos

Publicidad
Publicidad