Skip to main content
Publicidad
Renowned Explorers: International Society

Renowned Explorers, Análisis

review_game
| |

Renowned Explorers y su recién estrenada expansión, The Emperor’s Challenge, invitan al jugador a adentrarse en un mundo de piratas, exploradores y aventuras, todo ello revestido de un sistema de juego profundo. 

20170528171252_1.jpg Captura de pantalla

La vida pirata, la vida mejor

Ron, barcos y espadas; mundo vasto, enemigos a espuertas y exploración sin freno. Renowned Explorers aúna todos esos atributos y los lleva a su terreno en una propuesta tan fresca como atractiva. Además, introduce un sistema de juego complejo repleto de opciones que el jugador deberá dominar con maestría para no acabar en el cementerio o en las fauces de un hambriento lobo de los bosques. 

“Somos un grupo de monjes currantes que hacemos videojuegos”. Así se define el estudio detrás de Renowned Explorers en su sitio web. No creemos que trabajen ataviados en hábito religioso, ni siquiera estamos convencidos de que los rezos matutinos formen parte de su modus vivendi. Lo único cierto es que esta desarrolladora enclavada en Utrecht responde al nombre de Abbey Games y cuenta con un logo de lo más peculiar: una vidriera bajo la luz de la luna perfila la imagen de un sacerdote con la mirada fija en la pantalla de un ordenador. Su mano izquierda descansa sobre el teclado, al tiempo que la derecha lo hace junto al ratón. 

20170528171449_1.jpg Captura de pantalla

Sean devotos piadosos o no, Abbey Games no se dedica a escribir sermones ni a exponerlos sobre el altar de una iglesia, aunque algunos de sus personajes hagan gala de la verborrea suficiente como para convencer al más incrédulo de los mortales. El estudio trabaja en videojuegos que nada tienen que ver con el Vaticano, Jesucristo, San Pedro, Rouco Varela o los derrochadores papas del Renacimiento. Su anterior proyecto, Reus, es una producción muy original donde el jugador maneja a un gigante con poderes de dios. Gracias a sus habilidades es capaz de construir montañas, océanos y bosques. En ese mundo de fascinante ingenio, no basta con que el coloso moldee a su gusto, sino que debe cuidar a los seres vivos y evitar que personas y animales sufran más inclemencias de las necesarias.  

Un roguelike con combates estratégicos

Han pasado dos largos inviernos desde el lanzamiento de Renowned Explorers en PC. El título firmado por Abbey Games se comercializó durante el último cuarto del año 2015 sin hacer demasiado ruido, como tantos otros indies. Ahora, se acaba de publicar una expansión que añade nuevos elementos, historias y expediciones. Aquellos que apartaron el juego en su momento tienen nuevos alicientes para volver a él; los que no lo probaron, pueden aprovechar para hacerse con la experiencia completa.  

Encuadrar un videojuego dentro de un género concreto no siempre es tarea sencilla. Renowned Explorers cumple en esencia los requisitos para ingresar en la categoría de juego roguelike, ya que el elemento procedural y de dificultad está bien presente. Ahora bien, las obras de este tipo se ramifican en productos totalmente diferentes. Por ejemplo, existen shooters en primera persona y juegos de habilidad que a simple vista no tienen nada que ver, pero que encierran ciertas características comunes. 

20170528134253_1.jpg Captura de pantalla

La última producción del estudio holandés es una aventura de exploración táctica con toques RPG. Como en casi todos los títulos roleros, el combate se pone en primer plano y sirve de engarce para conectar el conjunto de mecánicas. Al principio, el jugador se puede sentir algo intimidado. Los primeros minutos al teclado son de aprendizaje puro y duro. Para ello, Abbey Games ha confeccionado una serie de tutoriales con el objetivo de enseñar los entresijos de la jugabilidad. El problema es que no están integrados en la aventura y se hacen demasiado pesados. Seguramente hubiera sido mejor que el usuario aprendiera poco a poco mientras juega.

En Renowned Explorers tomamos el control de un grupo de aventureros. La acción se desarrolla durante el siglo XIX, una época de muchos cambios donde la piratería todavía era una realidad, aunque el guion no siga ninguna clase de acontecimiento real. De hecho, el tinte sobrenatural impregna la narración, y el humor y la estética desenfadada dejan bien claro que el marco histórico elegido es el molde para dar rienda suelta a la imaginación.

20170528134056_1.jpg Captura de pantalla

El argumento es intrascendente a pesar de la ingente cantidad de textos que se pasean por la pantalla. Lo que mueve a los personajes es la ambición de triunfar sobre el resto de exploradores, con el afán de atesorar riquezas, fama y conocimiento. El guion fluye a través de la palabra escrita por medio de la pluma de un narrador que cuenta la historia en tercera persona. Los diálogos se suceden en cursiva, mientras que las decisiones aparecen aquí y allá, como explicaremos a lo largo de la crítica. El mayor “pero” es que ni lo que dicen los personajes ni lo que se cuenta es excesivamente cautivador. Sin calificarla de aburrida, el adjetivo que define la narrativa es el de “anodino”. Sin carisma, sin alma, sin vida. Tiene ese toque de juego rol de mesa: “El personaje encuentra una cueva escondida. ¿Quieres explorarla?”; “Los aldeanos ofrecen su hospitalidad sin pedir nada a cambio”; “Unos bandidos se cruzan en tu camino y les amenazan con sus espadas”. Todos estos ejemplos son inventados, pero reflejan la clase de situaciones que podemos hallar en el juego. 

El punto fuerte de Renowned Explorers es su jugabilidad. Es en este apartado donde brilla más. Todo comienza con la selección de personajes. Nuestro grupo está compuesto por dos exploradores y un capitán. Los héroes se dividen en varias clases, cada una de ellas con sus atributos positivos y negativos: luchadores, científicos, oradores y exploradores. Para que la expedición resulte exitosa, el jugador debe elegir un grupo lo suficientemente equilibrado como para que los miembros del mismo puedan hacer frente a todas las situaciones que se les presentan. Por ejemplo, el científico posee mejores características para el estudio, mientras que la labia de los oradores es importantísima para salir al paso de situaciones comprometidas. 

Uno de los aspectos diferenciadores de los roguelike con respecto a otra clase de videojuegos es su dificultad. La idea es que el usuario complete secciones enteras sin guardar la partida. Naturalmente, siempre hay gente que por una u otra razón desecha esa forma de jugar y no está dispuesta a perder lo conseguido si su personaje muere en mitad de la partida. En esos casos la frustración suele aflorar con relativa facilidad. 

20170528133532_1.jpg Captura de pantalla

En Abbey Games parecen ser perfectamente conscientes de esa situación, y por esa razón han tomado la decisión de implementar las opciones necesarias para que el propio usuario elija de qué forma quiere disfrutar de la experiencia. Por un lado, el Adventure Mode solo permite grabar la partida al salir del juego o al completar la expedición, de manera que si morimos o nos quedamos sin recursos el resultado será Game Over. Por otro lado, el Discovery Mode es más amable y nos brinda la posibilidad de guardar en cualquier momento y de repetir el enfrentamiento si el devenir del combate no es favorable. Adicionalmente, es posible seleccionar entre cuatro modos de dificultad distintos, que van desde el más fácil hasta la modalidad más compleja. Son los siguientes: fácil, normal, clásico e imposible. Lo que regulan estas cuatro opciones es el grado de habilidad y el potencial de los enemigos. Asimismo, si activamos el Cheat Mode ningún combate se nos resistirá, pues aparecerá la opción de ganar la batalla automáticamente.

A la hora de recabar información para escribir el presente análisis, hemos probado todo tipo de combinaciones. La conclusión es que el Discovery Mode no es ni de lejos tan satisfactorio como la modalidad más complicada. El hecho de poder volver atrás y de deshacer lo que ha salido mal es una tentación constante, pero no deja de ser una manera de trampear la experiencia de juego. El reto es lo que hace de Renowned Explorers un videojuego realmente entretenido. Sin eso se queda en poco más que un paseo agradable. Ahora bien, es cierto que los jefes finales son duros en las modalidades de dificultad más altas. A veces, injustos también, pues el componente de suerte tiene algo que decir. 

El título se divide en tres secciones bien diferenciadas. Antes de llevar a cabo una expedición es necesario realizar los preparativos pertinentes. Contratar a los ayudantes que nos ayudan a conseguir habilidades especiales o comprar el equipamiento adecuado es crucial para sobrevivir. Tampoco hay que olvidar los trabajos que el equipo realiza para mejorar sus atributos. Una vez gestionados estos recursos, el usuario puede elegir la expedición gracias a un mapa en el que visualizamos los distintos países y las misiones disponibles, cada cual marcada con las estrellas que corresponden al grado de dificultad.

20170528171610_1.jpg Captura de pantalla

La segunda sección se corresponde con el mapeado de la expedición. Manejamos el grupo a través de casillas en las direcciones que se abren ante nuestros ojos. El objetivo último es llegar a la zona donde se esconde el gran tesoro, lugar que se marca al iniciar la misión. Sin embargo, explorar los escenarios, buscar objetos y hacerse con oro es vital para seguir avanzando y mejorando a los personajes. Obviamente, casi todos los desplazamientos consumen suministros. Así las cosas, en todo momento debemos estar ojo avizor, gestionar los movimientos con seso y rastrear los escenarios en busca de más suministros para continuar explorando. Si lo hacemos mal y nos quedamos sin ellos la expedición fracasará y habrá que empezar de nuevo o cargar una partida anterior (solo disponible en el Discovery Mode). 

Decíamos sobre estas líneas que Renowned Explorers se apoya en la narrativa para sostener las mecánicas de juego. El diálogo es parte intrínseca de la arquitectura jugable, puesto que en muchas ocasiones tendremos que seleccionar entre diferentes líneas de texto para que el argumento vaya en una dirección u otra. Las características propias de los exploradores cobran en este punto una importancia capital, ya que algunas opciones figuran acompañadas por un porcentaje que va a determinar la probabilidad de éxito o fracaso de una acción concreta. 

El tercer aspecto central son los combates. Se presentan de una forma similar a los de muchos RPG, aunque con particularidades que los hacen especiales. Pasamos a una pantalla de batalla donde héroes y villanos se mueven por turnos, primero el grupo y luego la facción enemiga. Tanto los exploradores como sus rivales se desplazan individualmente a través de casillas, pero no lo hacen de una en una, sino que en cada movimiento tienen la posibilidad de pasar por varias casillas y trasladarse en cualquier dirección.  Lo más curioso del sistema es que más allá del habitual enfoque ataque-defensa-magia, Abbey Games ha puesto sobre la mesa unas mecánicas frescas que se basan en una especie de piedra, papel, tijeras. Así, el equipo de exploradores tiene tres formas de abordar las luchas de acuerdo con las habilidades que se engloban dentro de tres categorías distintas: aggressive (agresivo), devious (taimado) y friendly (amistoso). Ante personajes amigables, la aproximación lógica es la espada, ya que las gentes de bien pronto se verán atemorizadas cuando el filo se acerque a sus cuellos. En cambio, un enemigo taimado será susceptible a ser afectado por palabras melosas y promesas de amistad. Esa misma gente retorcida, de lengua viva y burla fácil, podrá dejar en ridículo rápidamente a los antagonistas más agresivos. Sobre el papel, todo parece muy sencillo. No obstante, este esquema básico que hemos dibujado depende de las características de cada personaje. Por lo consiguiente, si uno de nuestros exploradores no posee suficiente poder de ataque, es lógico pensar que sus golpes no van a ser tan efectivos, incluso si el rival es amistoso. 

20170528133745_1.jpg Captura de pantalla

Otro aspecto a subrayar son las emociones grupales. A medida que se desarrolla el combate y dependiendo del enfoque por el que optemos, las emociones individuales del personaje pueden variar, lo que se traduce en la modificación de ciertos atributos. Un héroe asustado no responderá de la misma forma que otro feliz y contento. Asimismo, durante el transcurso de la batalla, se producirán cambios en las emociones grupales, de manera que la situación puede decantarse hacia nuestro lado (con un aumento de la defensa, por ejemplo) o del lado del enemigo. 

El sistema funciona bien y termina enganchando. Aunque depende del modo de dificultad, algunos combates, especialmente contra jefes finales, pueden resultar algo injustos. Como en todo roguelike que se precie, el componente suerte también juega un papel prominente.  Cabe destacar que las situaciones y los combates se generan de forma procedural. Habida cuenta de ello, cada partida se convierte en una experiencia diferente, hecho que invita a la rejugabilidad.

20170528133639_1.jpg Captura de pantalla

Los exploradores mejoran sus estadísticas y refuerzan su gama de habilidades a medida que el grupo descubre objetos, investiga y lucha contra enemigos y jefes finales. Al aumentar de nivel, es posible desbloquear nuevas técnicas del árbol de habilidades para fortalecer al héroe. En las batallas más duras es de agradecer tener a un explorador bien entrenado y dispuesto a utilizar sus mejores armas contra el enemigo.  

La expansión: The Emperor’s Challenge

El nuevo paquete de contenidos lanzado recientemente en Steam nos traslada a tierras orientales. En ese lugar remoto, nuestro grupo de exploradores compite directamente contra Rivaleux con el fin de conseguir el favor del emperador y sacar lustre a sus nombres. Esta expansión no solo incorpora nuevas expediciones, sino que también debutan cuatro personajes: Suh Min-Jeon, una jovencita de doce años que pese a su corta edad ya es una científica de relieve; Hojo Fumiaki, un japonés natural de Kioto con problemas para controlar la ira; Wan Yu, luchadora aficionada a los fuegos artificiales y con una personalidad explosiva y, por último, Phailin Boonyasak, una muchacha tailandesa que exhibe su destreza como bailarina. 

En términos jugables, la única novedad es la inclusión de un sistema de trofeos. Competimos contra Rivaleux para completar los distintos objetivos que se van generando ingame. Cuando logremos superar uno de esos retos conseguiremos un punto que se añadirá a la clasificación general. El objetivo es superar a Rivaleux. 

20170528133619_1.jpg Captura de pantalla

Apartado técnico

El aspecto audiovisual de Renowned Explorers es discreto. Los diseños cartoon son agradables a la vista sin resultar sorprendentes en ningún caso; los mapas y escenarios son correctos sin mayores singularidades. Está claro que el equipo ha optado por crear unos gráficos funcionales que ayudan a sostener todas las ideas planteadas. 

Si bien el apartado gráfico es discreto, el de sonido cae más abajo y acaricia el suspenso. Las pocas melodías que resuenan durante la aventura son aceptables y acompañan sin estridencias. En definitiva, se echa en falta más variedad musical. Por otra parte, no pedimos que se doblen todos los textos, pues entendemos perfectamente que se trata de un videojuego de bajo presupuesto. Sin embargo, no habría estado de más grabar, aunque sea, un par de voces para dar vida a los personajes. Comprendemos que hay muchos exploradores en plantilla y que los costes de contratar actores no son moco de pavo, pero si nos centramos en el juego per se, le habrían venido muy bien para dar un poquito de color a un apartado que ha quedado un tanto parco y apagado. 

Conclusión: 

La última obra de Abbey Games no es sobresaliente ni mucho menos, pero aporta originalidad y conceptos renovadores. Sin inventar la rueda, el sistema de combate se sale de la tangente y ofrece ideas curiosas y varias horas de entretenimiento. Es verdad que no es excesivamente largo y que en los modos más sencillos la duración se reduce a un par de horas, pero atesora la virtud de la rejugabilidad. Por añadidura, The Emperor’s Challenge incorpora nuevas expediciones que alargan un poco más la vida útil del producto. Por el contrario, la narrativa se presenta de forma poco inspirada y apenas tiene minúsculos retazos de interés. Dominar el inglés, aunque sea de un modo más o menos básico, es prácticamente indispensable, puesto que el videojuego no ha sido traducido al español y la cantidad de texto es muy elevada. 

Lo MejorLo Peor
Ideas innovadores y un sistema de combate con personalidad propia.
El aprendizaje por medio de los tutoriales se hace denso y aburrido.
Las opciones de juego se adaptan a las necesidades de cada jugador.
La historia falla tanto en la forma como en la ejecución.
El factor rejugabilidad.
El sonido no está a la altura
La expansión añade una especie de competición en forma de retos durante el juego.

Puntuación

Bueno
Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.
Cómpralo sin miedo.
Jugabilidad

Renowned Explorers goza de un sistema de juego fresco y divertido. Los combates enganchan y están bien pensados, lo que confiere al conjunto una personalidad propia. Falla quizá en la forma en la que se enseñan esas mecánicas, pues el tutorial es algo farragoso y está apartado del juego principal.

Gráficos

Como otros productos indie de este estilo, los gráficos son funcionales y simpáticos. El diseño en general es agradable, sin ninguna pretensión de trascender.

Sonido

Un par de temas escuchables y pegadizos. Más allá de eso no encontramos ni voces ni efectos que nos llamen la atención. El doblaje, aunque sea para algunas frases, le habría venido bien.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
7
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Abbey Games
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
02/09/2015
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+7

Añadir a mis juegos

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad