Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Redshirt

Redshirt
Redshirt
review_game
| |
4108 visitas

Redshirt llega a nuestros ordenadores con una intención más o menos clara: Demostrar que aún quedan cosas por inventar. Mientras que nos parece que ya no hay nada que pueda denominarse original -también en este mundo del videojuego- todavía quedan ideas muy atrevidas con las que poder disfrutar un rato. Busca tu uniforme estelar, y conviértete en un "redshirt" más, a bordo de una estación espacial de última generación.

Positech publicaba hace pocas semanas la tercera entrega de Democracy. Pero, en lugar de tomarse un descanso, rápidamente han vuelto a la carga con su última y original producción: Redshirt. El estudio independiente se saca de la manga un simulador social con una mecánica que pocas veces hemos visto, pero que nos resultará extremadamente familiar. Para entender la premisa con la que nos invitan a disfrutar de su título, es necesario entender el significado del término que da nombre al juego. Redshirts es como se denomina a todos esos personajes secundarios que no cumplen más papel que el de hacer de carne de cañón. Se trata de todos esos personajes aliados de los protagonistas de la historia, que aparecen prácticamente el tiempo justo como para morir de forma violenta y desdichada. Con este recurso, los guionistas o escritores intentan mostrarnos que sobre los protagonistas se cierne un gran peligro, usando al redshirt como ejemplo. Menos en la obra de George R. R. Martin, donde todos pueden pertenecer a esta categoría.

Redshirt (PC) Captura de pantalla

El término proviene de la famosa saga espacial Star Trek, donde es habitual que aparezcan personajes secundarios acompañando a los protagonistas, muriendo casi al comienzo de cualquier misión. Dado que solían vestir una camisa roja como uniforme, esto propicio que fuesen conocidos como redshirts. Y es ahí donde nos quiere situar el juego de Positech, en el papel de uno de estos personajes cuyo único fin parece ser una muerte horrible y explícita. Pero tranquilos, que acabar finados no va a ser el objetivo principal de Redshirt. El juego nos traslada a una estación espacial, Megalodon-9, en la que ingresamos como nuevo recluta. Allí iremos realizando distintos trabajos, mejorando nuestras habilidades y creciendo profesionalmente, llevando a cabo misiones en tierra y relacionándonos con otros habitantes de la estación. Este último aspecto es uno de los más importantes del juego, y responsable de que lo englobemos dentro del género de los simuladores sociales. La forma de relacionarse, es lo que proporciona la originalidad: La red social SpaceBook.

SpaceBook es, como podréis imaginar, el equivalente a FaceBook en Megalodon-9. Se trata de una página en la que los distintos habitantes de la estación espacial pueden intercambiar mensajes, publicar pensamientos y estados de ánimo, quedar para llevar a cabo distintos eventos y, por supuesto, ligar. Puede que en el espacio nadie pueda escuchar tus gritos, pero seguramente pueda leer tus comentarios en SpaceBook... y por eso se ha convertido en una herramienta fundamental para los trabajadores de la estación. En cuanto subimos a bordo de Megalodon-9, crearemos nuestro propio perfil para la red social, siendo este el equivalente en Redshirt a la creación de nuestro personaje. Debemos escoger sexo, especie alienígena, distintos elementos de nuestro aspecto físico, ... lo habitual en estos casos. Acto seguido, Redshirt nos permite cierto nivel de configuración de la partida mediante el ajuste de algunos parámetros que definirán el comportamiento general de los habitantes de Megalodon-9, hacia nosotros y también con el resto de compañeros.

Redshirt (PC) Captura de pantalla

Cada día dispondremos de una serie de acciones, antes de tener que acudir a nuestro descanso de obligado cumpliento. Esto nos deja espacio para realizar una acción en SpaceBook antes de tener que acudir a nuestro puesto de trabajo, después viene la resolución de nuestro tiempo desempeñando nuestras tareas en la estación espacial, y concluiremos con otros pocos turnos para actuar en SpaceBook. Como podéis observar, la red social es el centro de nuestros movimientos en Megalodon-9. El coste de estas acciones, es distinto según su tipo. Prácticamente todas las actualizaciones de estado, indicaciones de que nos gusta una publicación, mensajes privados, solicitudes de amistad o de cambiar una relación... cuestan una única acción. Después están los eventos, cuyo coste varía en función de la complejidad del mismo, y las compras online, que también tienen como coste un único punto de acción. Una vez agotemos todos nuestros puntos, tendremos que ir a dormir o bien usar Karmacréditos -moneda de Megalodon-9- para conseguir más acciones.

Evidentemente, todo esto tiene que tener algún objetivo o consecuencia... y así es. Cada acción que realicemos repercutirá en nuestro grado de relación con el resto de habitantes implicados. Si decimos que un comentario nos gusta, su autor se sentirá complacido... o decepcionado, según lo que contase ahí. Si establecemos una nueva amistad, algunos de nuestros viejos agregados se pondrán aún más felices, y otros nos mirarán con malos ojos por habernos relacionado con una nueva persona que no sea de su agrado. Según el tono de nuestras actualizaciones de estado, los compañeros tendrán nuevas impresiones sobre nosotros... y lo mismo puede aplicarse a los mensajes privados. Este grado de amistad vendrá representado por una barra de color que se sitúa bajo la foto de perfil de cualquier personaje, en tono verde si nos llevamos bien o rojo si nos odiamos, y de color azulado si hay neutralidad. Pero esta no es la única manera de cambiar la opinión que el resto de habitantes de la nave tienen de nosotros, como veremos a continuación.

Redshirt (PC) Captura de pantalla

El simple hecho de acudir a nuestro puesto de trabajo, cambiará nuestra relación con los compañeros de tarea y los responsables del departamento. Esto nos permite conocer nuevas caras, sobre todo cuando cambiemos de profesión, e ir mejorando la relación con habitantes con los que apenas podemos tratar en otras condiciones. Además, llevarnos bien con el responsable de una tarea nos facilitará el hecho de promocionar más adelante, lo que debería entrar en nuestros planes de futuro dentro de la estación espacial. Otra posibilidad, son los eventos. Podremos acudir a los que seamos invitados, por parte de otros miembros de la tripulación, o bien crear los nuestros propios. Para ello, elegiremos entre distintos tipos de reuniones... siempre que tengamos los puntos de acción suficientes como para llevarlos a cabo. Estos eventos varían en la cantidad de invitados que pueden participar: Algunos son para nosotros mismos -todos necesitamos tiempo para pensar- y otros permiten que nos acompañen varios personajes.

En función del tipo de evento, los asistentes y los gustos de cada uno, mejoraremos o empeoraremos nuestra relación con cada uno de los personajes que acudan al encuentro. También puede darse el caso de que alguno decida no acompañarnos, ya sea porque nuestra relación con él no es lo suficientemente buena, porque le ha surgido alguna complicación o porque no le gusta alguna de las compañías que asistirán. Llegados a cierto grado de amistad, podemos invitar a un personaje a formalizar una relación amorosa con nosotros, sin importar sexo o especie alienígena. Esto conlleva ciertos beneficios, y ciertas complicaciones: Cualquier pequeña interacción con nuestra pareja es bienvenida, pero puede haber celos por parte de otros personajes. Además, si no atendemos correctamente nuestras obligaciones sentimentales, nuestra pareja puede hartarse de nosotros... Una pequeña imitación de la vida real, pero a través de una red social y en forma de estación espacial futurista, aunque hay cosas que apenas parezcan cambiar.

Redshirt (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
6
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Positech
Género: 
Simulación
Subgéneros: 
Vida virtual
Lanzamiento: 
13/11/2013
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+7

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad