Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Pride of Nations

Pasión por lo complejo
Pasión por lo complejo
review_game
| |
31462 visitas
Ageod vuelve a la carga con un nuevo título, Pride of Nations. Habiendo dejado atrás conflictos como la Guerra Civil en Estados Unidos o las campañas de Napoleón, ahora le toca el turno a la última mitad del siglo XIX y los principios del siglo XX.

Pride of Nations es la nueva apuesta de estrategia por parte de AGEOD, compañía especializada en este tipo de productos, cuyo nivel de realismo es extremadamente alto. No en vano, la desarrolladora fue fundada por uno de los principales diseñadores de los primeros juegos de Paradox, llevando la especialización en el género un paso más allá. Con la idea de trasladarnos hasta algunos de los eventos más decisivos de la época colonial, la oferta de AGEOD, avalada también por Paradox, llega a nuestras tiendas.

De 1850 a 1920, este es el periodo histórico englobado por Pride of Nations. Nos encontramos ante unos años en los que las principales potencias mundiales luchaban entre sí o contra sus propias colonias, con el fin de mantener su dominio sobre tierras alejadas de sus fronteras originales. La campaña principal ocupa esas 7 décadas, pero hay otros cuatro escenarios disponibles. El primero transcurre entre 1857 y 1859, en la que Inglaterra se enfrenta a la India, mientras que la segunda posibilidad nos traslada a 1859 para disputar las confrontaciones que desembocarían en el nacimiento de la nación Italiana, con Austria contra Cerdeña y Piamonte apoyadas por Francia. En tercer lugar tenemos la II Guerra Boer, desde 1859 hasta 1903. Para acabar, la guerras ruso-japonesas de 1904, en las que ambas potencias se disputaban la influencia sobre ciertas áreas de China.

an_pon_9.jpg Captura de pantalla

Aunque las naciones son predefinidas en cada escenario, en la campaña total podemos elegir entre Austria, Prusia, Sardinia-Piamonte, Rusia, Japón, Inglaterra, Estados Unidos o Francia. Cada una de ellas comienza con una serie de territorios en su poder y áreas de influencia basadas en la realidad histórica del momento, haciendo gala del magnífico trabajo de investigación que conllevan los juegos de AGEOD. Pulsando F2 entraremos en el resumen de la nación, donde se nos presentan los datos sobre los gobernantes (presidentes, reyes o reinas) y primeros ministros, cada uno se define por tres parámetros (imperialismo, administración y diplomacia) valorados de 1 a 9. Imperialismo se aplica a la hora de calcular nuestras fuerzas militares máximas, administración para el coste de las estructuras y diplomacia para obtener nuevos políticos y embajadores cada 3 meses en términos de juego.

an_pon_17.jpg Captura de pantalla

Otro apartado de suma importancia son los atributos nacionales, que también pueden encontrarse pulsando F2. Existen 12 atributos, con 4 posibles estados por cada uno de ellos, simbolizados con 48 iconos que se muestran en la pantalla citada. En función del que se encuentre activo para nuestro bando, recibiremos ciertas bonificaciones y desventajas de acuerdo con el significado del icono. Por ejemplo, podemos tener una capacidad de investigación muy alta pero a gran coste, o libre-comercio en nuestras fronteras sin recibir impuestos por aranceles. Estos atributos resumen tanto nuestra forma de gobiernos como políticas económicas, militares o en materia de educación, y un rápido examen de los mismos nos servirá para decidir qué tipo de acciones tenemos que emprender y cómo podemos evitar vernos excesivamente perjudicados por la situación de nuestra política.

an_pon_1.jpg Captura de pantalla

Una mención especial para los tipos de gobierno, ya que si nos encontramos en uno democrático tendremos elecciones periódicas que pueden dar como resultado un cambio de los dirigentes. Podemos elegir tomar parte en el proceso electoral apoyando a un candidato u otro, favoreciendo sus posibilidades de resultar elegido. Al final, en el caso de que alguna de las figuras políticas cambie, veremos actualizados los datos de la nación en la ventana de resumen. En el caso de gobiernos totalitarios, o sin elecciones, no vamos a permanecer ajenos a los cambios, dado que los personajes pueden fallecer para dar paso a otros nuevos políticos. Estos cambios de dirigente traerán consigo la posibilidad de ver como los atributos de la nación se modifican, siendo la muestra más evidente de la evolución política y social de la facción que estemos controlando en ese momento.

an_pon_14.jpg Captura de pantalla

Uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de controlar un país es la Moral Nacional. Este índice refleja el bienestar o malestar de los ciudadanos, de forma que se ve claramente afectado por eventos militares, como perder o ganar batallas. En Pride of Nations las derrotas cuestan algo más que hombres y recursos, porque la moral de nuestros conciudadanos se verá mermada y puede desembocar en acontecimientos que nos alejen del poder, o pongan en serias dificultades la evolución del país. En caso de contar con un índice bajo, 60 o menos, sufriremos penalizaciones a la producción, a la cohesión de las unidades y a la cantidad de reclutas cuando formemos nuevos destacamentos. Solamente el tiempo o las grandes glorias militares podrán recuperar el corazón de los ciudadanos de una nación, así que especial cuidado con entrar en guerras absurdas cada dos por tres.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
Desarrolla: 
Ageod
Género: 
Estrategia
Subgéneros: 
Basado en turnos
Lanzamiento: 
07/06/2011
Voces: 
Inglés
Texto: 
Inglés
Plataforma: 
PC
+3

Add to my games

publicidad

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad