Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Lost Planet 2

Caza en compañía
Caza en compañía
review_game
| |
22161 visitas
Han pasado diez años desde los acontecimientos de Lost Planet. El mundo conocido como E.D.N. III ha cambiado por completo, y los humanos luchan por facciones mientras la amenaza Akrid crece como nunca. El cambio de tercio de la franqucia llega, sin novedades respecto a la versión consolas, seis meses más tarde en PC.

Medio año después de su salida en consolas, Lost Planet 2 aparece por fin en PC. Lo hace con las mismas características que sus primeras versiones, algo que nos trae ventajas y buenas maneras junto a otros elementos que tampoco han acabado de funcionar en esta segunda entrega de la nueva franquicia de Capcom. Antes de ver qué tiene pensado el mandamás Keiji Inafune para relanzar una saga que consideran potencialmente importante dentro de la compañía, nos adentramos en esta versión para compatibles llegada recientemente a la venta. Es la hora de iniciar otra caza de Akrids.

killzone_02.jpg Captura de pantalla

Lost Planet 2 cogió un rumbo distinto al de su primera parte que no gustó a todo el mundo. La entrega inicial presentaba una aventura principal divertida e intensa, con cierto hilo argumental y una trama interesante que seguir. Acción en solitario donde en cada nivel teníamos que avanzar para salvar un planeta, y una raza, en peligro. La humanidad, al final, lo agradeció. Junto a esto, un multijugador entretenido en el que los variados modos de juego y la presencia de vehículos como robots y demás era un gran añadido. Un juego notable por su propuesta y, sobre todo, por el equilibrio que mosttraba tanto a nivel offline como online.

lp2_ep05_03.jpg Captura de pantalla

La versión para PC, además, llegaba con un apartado técnico más que vistoso respecto a las de consolas, pero con problemas de optimización. Unas especificaciones demasiado altas y un framerate que no respondía como debe no ayudaron a un juego que también llegó tarde. Como pasa con este Lost Planet 2. Esta vez, eso sí, parece ser que el trabajo de Capcom en temas de optimización han mejorado -sin llegar ser perfectos como veremos más adelante- y las especificaciones ya no son tan sangrantes como antaño. Su principal problema, seguramente, es que a pesar de detectar el pinchazo con los usuarios, no se haya replanteado la fórmula de alguna manera seis meses más tarde.

lp2_ep04_04.jpg Captura de pantalla

Diez años después
La acción transcurre una década después de los acontecimientos que pudimos ver en la primera entrega. Esta vez no hay un hilo argumental claro con un solo protagonista, sino que se fragmenta la acción en seis episodios, cada uno visto desde distintas perspectivas. Conoceremos a todas las facciones que están presentes en EDN y veremos, en un último capítulo, como sus acciones por separado se acaban fundiendo al final. Este cambio afecta mucho más de lo que parece, ya que el juego pasa a perder la personalidad de la primera parte debido al control de unos personajes que parecen simples mercenarios o soldados anónimos cumpliendo parte de su misión.

lp2_ep04_03.jpg Captura de pantalla

El mundo que nos encontramos ya no es un planeta gélido como antes, sino que tendremos la ocasión de movernos por lugares secos como un desierto, húmedos como una jungla o industriales como pueblos habitados. La vida en EDN ha cambiado, y eso permite ver la acción de la primera entrega en lugares de lo más variopintos. Se pierde entidad a favor de una experiencia enfocada al cooperativo y al multijugador, algo que acaba haciendo mella en el resultado final. Aunque lo cierto es que no todo son malas noticias para esta secuela. Ni mucho menos.

lp2_ep03_03.jpg Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Capcom
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
15/10/2010
Plataforma: 
PC
También en:
360 PS3
+16

Add to my games

publicidad

Vídeos (1)
Ver todo >

25/02/2009
Visto 4979 veces

Metacritic

publicidad
Publicidad
Publicidad