Skip to main content
Publicidad
LEGO: The Hobbit

LEGO: The Hobbit

review_game
| |

El viaje de Bilbo hasta toparse con las fauces de Smaug tiene una nueva cuadriculada y juguetera reinterpretación. Los sandbox LEGO y su particular humor despiezado llegan con LEGO: The Hobbit al universo de Tolkien y Peter Jackson, en una aventura ya muy poco sorprendente pero tan entretenida y duradera como siempre, con versiones para absolutamente todas las plataformas actuales, también portátiles.

Traveller's Tales ha reinterpretado bajo el sello LEGO montones de licencias, quizá demasiadas ya. Star Wars, Piratas del Caribe, Batman, Indiana Jones, Harry Potter, o las más recientes El Señor de los Anillos y la vasta plantilla de héroes Marvel no se han librado del estilo satírico y desenfadado de las figuritas de cabeza achatada y manos cóncavas. Regresando al inagotable universo de J.R.R. Tolkien y con la homologación de la última trilogía de Peter Jackson, LEGO: The Hobbit resume las dos primeras películas hasta la fecha (Un Viaje Inesperado y La Desolación de Smaug) y las traslada hasta un juego de acción y aventura con mucha exploración y hasta mecánicas de construcción y gestión de recursos donde el mayor incentivo vuelve a ser el sentido del humor incesante y el estilo gráfico caricaturesco revisando cada elemento, momentazo, personaje, canción, paisaje, etc. de los filmes.

Escalera de versiones de lanzamiento y escalera de precios, 29,90 euros en PC, 39,90 euros en 3DS y Vita, 49,90 euros Wii U, PS3 y 360 y 59,90 euros en PS4 y One. Warner rebaja levemente el precio estándar e intenta colar su nuevo título en el catálogo de cualquier jugón, tenga la consola que tenga. LEGO: The Hobbit es un videojuego absolutamente comercial y de licencia pero no por ello un mal videojuego, en absoluto. La serie ha demostrado durante todos estos años que sabe esbozar experiencias de juego férreas y hasta con un particular estilo muy suave, accesible y que invita a buscar todos sus secretos y personajes. En esta aventura sucede igual, y se introducen ciertas leves novedades para darle una fisonomía única. que no sorprendente tras semejante sarta de juegos LEGO.

Magia y hechicería, también en el lado de los villanos. Habrá apariciones estelares.
Magia y hechicería, también en el lado de los villanos. Habrá apariciones estelares.

Las más importantes aventuras de Bilbo Bolsón y el resto de enanos a través de la Tierra Media, en compañía de Gandalf, Thorin Escudo de Roble o Légolas, se recogen en este primer LEGO: The Hobbit que tiene pinta de ampliarse con un DLC de pago una vez que se lance la última entrega cinematográfica esta Navidad, El Hobbit: Partida y Regreso. O al menos esos son los planes iniciales de sus creadores. El comienzo del viaje desde La Comarca y negativa inicial de Bilbo en Bolsón Cerrado recibiendo a los barbudos acompañantes, el enfrentamiento de los gigantes en las Montañas Nubladas, las tensiones de Rivendel el frenético descenso en barriles por el Río del Bosque flanqueado por los elfos arqueros o la espectacular llegada a las Minas en Erebor y la Fundición tomada ahora por el temible dragón negro Smaug son solo algunos de los acontecimientos que reviviremos en este videojuego

Es un producto absolutamente fiel a la película y menos respetuoso con el libro, como era de suponer al responder al sello cinematográfico de Warner Bros y New Line Cinema más que a los acontecimientos originales, algo que no es para nada negativo pero que no debe llevar a nadie a creer que este LEGO: The Hobbit se sale de las líneas argumentales y estéticas marcadas por los dos largometrajes de Jackson y Guillermo Del Toro. Los cambios que imponen los filmes sobre el libro están aquí tal cual, también los muñecos LEGO emulando el rostro de los actores o el diseño artístico de lugares míticos como Rivendel o la Fragua guarida de Smaug. Cómo no, la duración vuelve a ser generosa si se quiere obtener todo lo que el videojuego esconde, más de 30 horas para completarlo del todo, menos de un tercio para llegar simplemente al final yendo rápido, siendo ése uno de sus incentivos una vez más, pues invita de verdad a coleccionar todas las piezas, personajes, construcciones, etc.

El descenso de los enanos y Bilbo en barriles por el río, uno de los grandes momentos a mitad del juego aproximadamente.
El descenso de los enanos y Bilbo en barriles por el río, uno de los grandes momentos a mitad del juego aproximadamente.

Camino a Erebor

Como en la mayoría de los LEGO, The Hobbit utiliza una estructura clásica por niveles intercalada con una base de operaciones que sirve para ir registrando el progreso, acceder a contenidos extra, recursos, piezas y, en este caso, el nuevo modo de construcción mediante un divertido y sencillo minijuegos. Llegar hasta el gigantesco Smaug para recuperar la ciudad de los enanos no será tarea fácil si dejamos semejante responsabilidad solo al combate y movimiento del grupo de protagonistas, distintos todos ellos entre sí en habilidades y golpes. También es necesaria cierta organización en recursos y sacar partida a todos los bloques y ladrillos que encontremos por el camino para crear nuevas bases e infraestructuras que nos den ayudas y ciertos soportes o potenciadores. Esto se había visto antes pero en este LEGO alcanza una nueva dimensión que nos animará a ir dando forma a los edificios mediante editores algo aleatorios y herramientas de construcción clásicas, a nuestro gusto pero buscando la funcionalidad y jugando con la suerte.

Bilbo, Thorin, Fíli, Kíli, Óin, Glóin, Dwalin, Balin Bifur, Bofur, Bombur, Dori, Nori y Ori forman la compañía y misiones de campaña principal, mientras que Gandalf se desmarca en su ruta importantísima -como en las películas- u otros nombres propios intervienen y se hacen jugables, como Légolas y alguna sorpresa más. No son tantos como en otros LEGO y no se descuida tampoco la presencia de villanos, como Gollum y su indecisa bipolaridad en busca de su tesoro o los trasgos con su rey armado imponiendo el caos. Hay sorpresas y cameos de El Señor de los Anillos. Como decíamos, cada personaje tiene sus particularidades pero no llegan a abundar en exceso ni crear un gameplay variado, solo los usos que les podemos dar frente a los puzles, esta vez más abundantes que en las fórmulas sandbox de la marca como LEGO Marvel Super Heroes o LEGO City Undercover.

Los enanos tienen todos habilidades diferentes que tendremos que saber encajar en determinadas situaciones y puzles.
Los enanos tienen todos habilidades diferentes que tendremos que saber encajar en determinadas situaciones y puzles.

Puzles sencillos, como mover unos bloques en orden para llegar hasta un saliente o encontrar la llave a una sala que da acceso a una segunda llave son algunas de las mecánicas rompecabezas intermitentes entre la acción beat'em up y las suaves secciones de plataformas que frecuentan el título. Llegar a ciertos resquicios altos colocando a Bombur como muelle sobre el que saltar e impulsarse con su barriga, o aprovechar los trucos de Bilbo con el anillo para salir airosos de las situaciones más peliagudas son algunas de las decisiones y posibilidades que se ofrecen en esta propuesta donde cambiar de personaje sigue siendo muy frecuente y bastante ágil, con un solo botón y un panel de nombres de los controlables. Cada enano tiene una habilidad y juntos pueden formar torres o hacer ataques poderosos. Se queda algo más simple que en otros LEGO, donde podíamos equipar muy distinto equipo a todos los protagonistas, unirlos para hacer un ataque especial, o editarlos físicamente para cambiarlos de ropa y aspecto.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
7,8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Género: 
Acción, Aventura
Lanzamiento: 
11/04/2014
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
360 3DS OSX PS3 PS4 PSV WiiU XBO
+7Violencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad