Skip to main content
Publicidad
League of Legends

League of Legends

review_game
| |

Después de 3 años de parches con nuevos campeones, objetos, habilidades, modos de juego y mejoras gráficas, League of Legends se ha consolidado como el rey absoluto no solo de los MOBA, sino de los juegos online. Es momento de repasar la evolución del juego, y ver si el juego de Riot está preparado para combatir también con lo que se avecina.

El campeón de la Liga

De ser un mero desconocido a convertirse en el juego más jugado del mundo. No se nos ocurre un mejor argumento que justifique el volver a adentrarnos a día de hoy en el mapa de League of Legends para reanalizar, ahora con mayor perspectiva de lo que realmente tenemos entre manos, el mayor fenómeno videojueguil del momento para plataforma alguna. Lanzado como un simple clon evolucionado del veterano mod Dota para Warcraft 3 hace poco más de 3 años, Riot no ha dejado de actualizar, mejorar y ampliar las posibilidades de su autodenominado 'MOBA' (Multiplayer Online Battle Arena) hasta convertirse en el rey de las partidas online a lo largo y ancho del mundo. ¿A qué se debe su éxito? ¿Está justificado? ¿Sobrevivirá a lo que está por venir en un género en pleno auge? Veámoslo.

Como decíamos, League of Legends se concibió como el heredero espiritual del primer Dota, el auténtico padre del género (sin contar con el mapa Aeon of Strife para Starcraft). El título fue diseñado por algunos de los miembros que desarrollaron dicho mod (aunque se quedó por el camino el gurú del género, "Icefrog", absoluto líder en el desarrollo de Dota 2 junto a Valve), y su idea no era otra que la de adaptar las mecánicas del título original a un escenario mucho más amigable y accesible. El de los MOBA posiblemente sea uno de los géneros más complejos, profundos y competitivos de cuantos se pueden encontrar en el mercado, y Riot quiso que League of Legends fuera ese juego capaz de satisfacer tanto al público "hardcore" como al "casual", acabando con el muro de frustración que normalmente echa para atrás a los del último grupo que han intentado introducirse en este tipo de juegos con productos como Heroes of Newerth o el propio Dota, mucho más exigentes en el ámbito jugable.

League of Legends (PC) Captura de pantalla

Para los que no hayáis jugado nunca a un MOBA, la objetivo es simple: encarnamos a un campeón que, con la ayuda de otros 4 controlados por compañeros, forma parte de un equipo que combatirá contra 5 oponentes con el único fin de destruir su base principal, mientras el equipo contrario trata de acabar con la nuestra. A esa simple ecuación, obviamente, le faltan variables y matices, que enriquecen la experiencia de juego. El mapa donde se desarrollan las partidas es simétrico para uno y otro equipo, y está compuesto por tres caminos principales (top, mid y bot) que conectan una base con la otra y en las que desarrollamos nuestro campeón a base de matar oponentes del equipo rival, torres de defensa que nos dificultan nuestro avance hacia la base enemiga y enemigos controlados por la CPU (minions), además de varias zonas de densa jungla que ofrecen una vía alternativa para progresar durante la partida. Como campeones, y antes de tener alguna posibilidad de destruir la base enemiga, debemos subir de nivel para mejorar nuestras habilidades (en el caso de League of Legends cada campeón tiene 4, siendo la última la más letal de todas, además de una pasiva propia y dos adicionales a elegir compartidas entre todos), estadísticas y equipo con la experiencia y el oro que obtenemos al acabar con los objetivos antes comentados. A grandes rasgos, en eso consiste League of Legends, y prácticamente cualquier otro título del género.

League of Legends (PC) Captura de pantalla

Puede parecer sorprendente que un concepto tan simple pueda haberse convertido en el fenómeno que es hoy en día, y la razón es que, detrás de esa simple fórmula, se esconde mucho más. Existiendo más de 100 campeones distintos, todos diferentes entre sí, y teniendo en cuenta que cada campeón tiene sus propias características, habilidades y rol dentro del campo de batalla, las posibilidades en un escenario competitivo online son casi infinitas. Todos destacan en una determinada función y carecen de potencial en otra, y es ahí donde entra el juego en equipo con el resto de compañeros. Existen campeones idóneos para el combate cuerpo a cuerpo, especialistas en el uso de magia, expertos en el asesinato o resistentes al daño, pero ninguno de ellos es lo suficientemente autosuficiente, valga la redundancia, como para no necesitar de las virtudes de sus compañeros para paliar sus defectos. El trabajo en equipo es vital, y el error de uno no solo afecta al resto, sino que puede llegar alterar el transcurso de la partida y decantar la balanza hacia un lado u otro. Si somos los encargados de mantener una línea y no somos capaces de parar las acometidas del enemigo, las torres de defensa caerán, y el equipo rival se irá acercando a nuestra base por ese flanco, obligándonos a defenderlo y dejando, por lo tanto, otras vías de acceso menos protegidas durante el proceso. A medida que jugamos partidas vamos aprendiendo además sobre el llamado "meta-game", que en League of Legends, está bastante definido: 1 campeón a la línea superior, 1 en la del medio, 2 en la inferior y un último merodeando por todas ellas mientras se centra en subir de nivel matando los enemigos controlados por la máquina que hay repartidos en las junglas.

League of Legends (PC) Captura de pantalla

Introducidas las bases que definen a League of Legends y al resto de MOBA como tales, es momento de entrar a detallar qué diferencia al juego de Riot del resto. Y es en esa responsabilidad por parte de cada jugador para llevar la batalla a buen término donde se levanta ese muro del que os hablábamos antes. Dado que el fallo de uno afecta directamente al resto, las primeras partidas con un MOBA suelen ser frustrantes. Y es por eso que, al desarrollar League of Legends partiendo de la base establecida en Dota, Riot decidió adaptar algunas de sus mecánicas para que la curva de aprendizaje fuera más suave y, en definitiva, ofrecer una experiencia de juego mucho más accesible. Así pues, Riot acabó con el "deny" (poder matar a nuestros propios minions para que el equipo rival no obtenga ni oro ni experiencia), con la pérdida de oro al morir (con ello se atenúan las consecuencias de morir en combate), con el "courier" (un animal de carga controlado a la vez por todos los miembros de un equipo que nos permitía llevar objetos de un lado a otro del mapa sin abandonar nuestra línea) y redujo el nivel máximo de 25 a 18, evitando así que un jugador pudiera destacar en exceso respecto el resto durante demasiado tiempo.

League of Legends (PC) Captura de pantalla

Gracias a esos cambios, los primeros pasos en League of Legends son mucho más llevaderos, invitando al no inciado a seguir experimentando, aprendiendo y mejorando. El único problema derivado de estos cambios, como os podéis imaginar, es la reducción de la profundidad y complejidad a alto nivel, dejando a League of Legends como una propuesta mucho más directa y a priori sin complicaciones que la del resto. A su vez, Riot implementó un sistema de progresión ajeno a las partidas en sí en el que los jugadores van subiendo de nivel (hasta 30) a medida que participa en partidas online, y por lo tanto, a la hora de buscar partidas públicas se organizan grupos de nivel similar.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Riot Games
Género: 
Acción, Estrategia
Subgéneros: 
Tiempo real
On-line: 
10 Jugadores
Lanzamiento: 
30/10/2009
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
+12DrogasJuego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad