Skip to main content
Publicidad
Publicidad

Guild Wars 2

Guild Wars 2: Impresiones Sylvari
Guild Wars 2: Impresiones Sylvari
preview_game
| |
6983 visitas
- Avance

Los hijos del Árbol Pálido son la raza más joven de Tyria y nacen con un fuerte sentimiento de nobleza así como la determinación de acabar con la sombra de los grandes dragones que amenza con reducir el mundo a cenizas y muerte.

Ya queda menos, con una fecha sólida ya en nuestras manos, afrontamos la recta final del largo trayecto que nos llevará de nuevo a las tierras de Tyria en lo que ha sido un viaje largo y en el que además se aprecia que ArenaNet quiere hacer las cosas bien y con pies de plomo. Pocos MMOS han aparecido con la cantidad de betas abiertas, cerradas y eventos previos que tiene ya en en su haber Guild Wars 2 y todavía queda un evento final de Beta el próximo fin de semana, en el que se harán las pruebas finales con un número importante de jugadores. A poco más de un mes para el que será uno de los mayores acontecimientos del año para el aficionado al MMORPG y afrontando esta recta final, accedemos en exclusiva a un pequeño evento cerrado para conocer  la última raza que faltaba por verse en detalle: los Sylvari.

La raza más joven de Tyria es sin duda algo alienígena y extraña al resto. Aunque se podrían confundir con la versión de este mundo de los elfos por sus formas, en realidad son algo bastante distinto. Los Sylvari son hombres y mujeres plantas, nacidos de semillas del llamado “Árbol pálido”, un enorme árbol luminoso cerca del mar de las lamentaciones. La historia cuenta que el guerrero humano Ronan encontró en sus viajes una extraña semilla custodiada por poderosas criaturas-planta. Después de muchas penalidades, Ronan regresó a su hogar sólo para ver como su familia y todo su pueblo había sido asesinado y reducido a cenizas por los Mursaat. Ronan plantó la semilla sobre las tumbas de sus seres queridos y juró no volver a tomar la espada. Le acompañó Ventari, un centauro harto de la incesante guerra. Hombres y centauros cansados del incesante conflicto encontraron refugio en el asentamiento que crecía a la par que la semilla se convertía en un majestuoso árbol que no se parecía a ningún otro.

Con el tiempo, tanto Ronan como Ventari fallecieron, pero este último dejó grabadas las enseñanzas de una vida dedicada a una paz que parecía imposible. El árbol siguió creciendo y de sus primeros frutos aparecieron una primera generación de Sylvari, que a partir de ahí se conocerían en su pueblo como los “primeros nacidos”. El árbol pálido había tomado consciencia de sí mismo y había aprendido de las experiencias de sus “progenitores”, tomando para si los ideales, de paz, justicia, nobleza y caballerosidad que transmitiría a su vez a sus hijos. Así, los Sylvari son una gran familia unida por la figura madre y que comparten un origen común, un sueño que aglutina las experiencias más intensas y reveladoras de todo un pueblo, experiencias que son compartidas y experimentadas por los nuevos nacidos. De ese sueño compartido, los nuevos Sylvari nacen con ideales predefinidos, aunque cada Sylvari es autónomo y tiene su propia manera de ver las cosas. Por norma general son amables, noble y fieles, con un punto de inocencia y mucha curiosidad, aunque no están más allá del rencor y de la desconfianza -no olvidan fácilmente su conflicto con los Asura, especialmente dado que cada nuevo Sylvari comparte los recuerdos de su pueblo-. Consideran que su lugar en el mundo tiene mucho que ver con la nueva ascensión de los dragones, una respuesta de la naturaleza a la corrupción y muerte que traen consigo estas colosales criaturas -de hecho, los Sylvari son extrañamente inmunes a las fuerzas corruptoras de los dragones, por lo que no hay Sylvari-Zombies ni nada similar-.

A pesar de sus rasgos refinados, complexión delgada y orejas puntiagudas, los Sylvari tienen poco que ver con los elfos, tal y como descubrimos en el sistema de creación de personajes. Para empezar, su pelo está compuesto de hojas o ramas, así que sus peinados pueden bastante curiosos. En su cara y en su piel se pueden encontrar trozos de madera incrustados, lo que permite tener un gran abanico de posibilidades muy personales de esta raza, permitiendo crear robustas interpretaciones que parecen árboles andantes o delgados y pequeñas versiones con pinta de duende de los bosques. Como sucede en las demás razas, Guild Wars 2 impresiona por la gran cantidad de alternativas que ofrece para la creación de personajes, que va a hacer prácticamente imposible encontrar a dos personajes iguales. Se pueden configurar hasta los patrones de la piel o entretenerse en pequeños detalles faciales, además de múltiples opciones de tonalidades de ojos, piel o pelo. Muy completo.

También igual que el resto de clases, el proceso incluye una serie de alternativas que definen algunos puntos básicos de tu nacimiento y visión de la vida. En concreto, los personajes Sylvari deben elegir en qué momento del día nacieron -algo que les predispone a ciertas actitudes-, un símbolo representativo que vieron en su sueño previo al despertar, una actitud general ante la vida y una actitud específica ante los problemas. Esas decisiones alteran sus historias personales y la naturaleza de sus diálogos, una forma de definir un poco mejor la personalidad de nuestro personaje. Por descontado, la elección de clase es la misma que para las otras razas, por lo que las ocho opciones están disponibles. Una vez vista la introducción, el jugador Sylvari empieza su aventura, pero no lo hace en la misma Tyria sino en el llamado “Sueño de Sueños”, el lugar onírico donde todo Sylvari aprende de la experiencia del Árbol Pálido antes de nacer.

Fiel al estilo del juego, el comienzo no es precisamente aburrido. En el estudio están muy interesados en que el jugador empiece con algo de impacto y en el caso de los Sylvari, ese algo es un ataque de pesadillas dentro del juego. El árbol pálido retiene las experiencias suyas y de sus hijos, por lo que una parte de su sueño también está invadido por sombras de aquellos que amenazaron en el pasado a su pueblo: criaturas salvajes, Asari o una gran sombra que viene a ser una representación de los grandes dragones. Así, nuestros primeros compases del juego consistirán en atender una emergencia al lado de Caithe, una de las primeras nacidas y personaje emblemático de esta raza. En el corazón del sueño se alza un enorme dragón elemental capaz de escupir veneno que no nos pondrá las cosas fáciles ni aunque estemos aprendiendo todavía los primeros pasos de nuestra clase. Es un arranque visualmente espectacular y que nos pone en buena predisposición para comenzar nuestra aventura.

En nuestras primeras horas de aventura como Sylvari conocimos mucho de su sociedad, visión del mundo y amenazas naturales. Por un lado, la cercanía del pueblo al mar de las lamentaciones dentro de la conocida como Tarnished Coast hace que sea una zona en constante asedio por hordas de muertos vivientes. Como se ha comentado, esta raza es inmune a los efectos corruptores de los dragones y cuando mueren lo hacen definitivamente, lo que no quita para que tengan que defenderse de hordas de criaturas corruptas que habitan en las inmediaciones. Como se espera, la zona inicial está compuesta de frondosa vegetación, plantas imposiblemente grandes y flores de colores radiantes que han crecido al amparo del Árbol Pálido, pero eso hace que el contraste con las zonas corruptas de las inmediaciones sea mayor y se genere un fuerte sentimiento de protecció. El jugador conoce rápidamente la belleza del mundo en el que ha despertado, pero también lo sumamente amenazado que está su hogar.

Además, los muertos vivientes no son las únicas amenazas. Los Trolls también son enemigos naturales de los Sylvari en una lucha puramente territorial en el que no es posible el entendimiento mutuo pese a que ambas razas luchan por su lado contra la amenaza de la corrupción. También hay criaturas salvaje que pueden acabar fácilmente con cualquier Sylvari lo suficientemente descuidado -la curiosidad natural de esta raza hace que muchos de sus miembros sean poco cuidadosos cuando van a explorar su entorno-. Hay también otra amenaza más propia para esta clase: la Corte de las Pesadillas. Estos Sylvari, liderados por una de las primeras nacidas, son una rama que ha decidido que el Árbol Pálido está “corrupto” por las enseñanzas y experiencias de Ronan y Ventari, lo que hace que tenga una visión demasiado amable y equivocada de otras razas de Tyria. Consideran que su madre debería tener una visión más realista del mundo y ansiar el poder necesario para proteger a su pueblo de cualquier amenaza exterior, una especie de “nacionalismo” extremo. Para lograr sus objetivos, han abrazado las pesadillas del sueño y se han lanzado a cometer actos de extrema crueldad con la esperanza de que la intensidad de sus emociones negativas acaben influyendo al Árbol Pálido y este se amolde a su visión del mundo.

405px-pale_tree_concept_art.jpg Captura de pantalla

Así el comienzo de los Sylvari, una lucha entre la pureza del sueño original y la corrupción que lo amenaza, una guerra que se libra tanto fuera como dentro del sueño. Durante las primeras horas conoceremos la belleza del hogar Sylvari, visitaremos la gran ciudad en la que se ha convertido el Árbol Pálido, lucharemos contra las amenazas más inmediatas a nuestro hogar e iniciaremos nuestro largo viaje por Tyria en la búsqueda de defender los ideales de nuestra raza codo con codo junto a otros pueblos -incluso los Asasi, un pueblo antagonista y con un pasado de conflicto- Las amenazas naturales de nuestro pueblo nos acompañarán en toda nuestra historia personal y se convertirán también en amenaza para el resto de los pueblos libres de Tyria. Son tiempos difíciles y toda ayuda es poca, por lo que la aportación de los Sylvari será vital en este mundo inmerso en un conflicto por su supervivencia. Este fin de semana, los jugadores con acceso a la última beta podrán experimentar por primera vez tanto con los Asura como con los Sylvari, pudiendo crear personajes de estas razas. Será el paso previo a la recta final de esta gran aventura que nos espera a los amantes del MMO. La era de los dragones se aproxima.

Regístrate o haz login para hacer un comentario
RKILLER
Lun, 16/07/2012 - 16:21

una guerra que se libra tanto dentro fuera como dentro



Bien meri, bien, remarcando que es un conflicto muy acentuado e intenso XD
9,2
Regístrate o haz login para votar

Cómpralo al mejor precio

Guild Wars 2 (PC - Windows)

PAL/ES 35.99 € Comprar >
PAL/ES 52.98 € Comprar >
PAL/ES 42.45 € Sin Stock
Desarrolla: 
ArenaNet
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Juego masivo multijugador
On-line: 
+64 Jugadores
Lanzamiento: 
28/08/2012
Plataforma: 
PC

Add to my games

publicidad
publicidad
Publicidad
Publicidad