Skip to main content
Publicidad
Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn

review_game
| |

Después de cerrar los servidores que albergaban al fallido primer Final Fantasy XIV, Square Enix vuelve a la carga con una revisión completa del mismo lanzada bajo el nombre A Realm Reborn. ¿Será ésta la secuela que esté a la altura de la undécima entrega, o volverá a fracasar la compañía de Wada en su intento de hacerse un hueco en los masivos online de nueva generación?

Olvidad todo lo que dijimos hace 3 años de Final Fantasy XIV. Olvidad la desastrosa interfaz, la falta de contenido, los errores de diseño y concepción y, en definitiva, olvidad todo lo que convirtió al segundo MMORPG de Square Enix en uno de los más sonados fracasos que se recuerdan en el género. A Realm Reborn es la mayor y más sincera disculpa de una compañía que asumió la culpa del despropósito que lanzó al mercado como secuela espiritual de Final Fantasy XI y se puso a trabajar a contrarreloj para ofrecer a los usuarios el Final Fantasy masivo online de nueva generación que la histórica saga merecía. Y vaya si lo han conseguido. Olvidaos de la 1.0. Bienvenidos al verdadero y renacido Final Fantasy XIV.

Pocas veces se había visto algo parecido a lo que ha pasado con Final Fantasy XIV: A Realm Reborn. La competencia hoy en día en el género de los MMORPG es feroz, y no deja sitio a productos mediocres. Son muchos los que intentan hacerse un hueco en el mercado, y pocos los que consiguen sobrevivir tras los primeros años (o incluso meses) de vida. Se prometen las mil y una durante la fase de desarrollo, se lanza el producto final, y el público dicta sentencia. Los costes de desarrollo y mantenimiento para un proyecto de estas características son tan altos como el riesgo que implica apostar por un nuevo MMORPG. Lo habitual, cuando la cosa no funciona, es el cierre de servidores y fin del servicio como pasó con Tabula Rasa o Star Wars Galaxies, o el abandono absoluto por parte de la compañía, como fue el caso de Warhammer Online. Es muy difícil recuperar la confianza de los usuarios a los que has decepcionado en un mercado con tantas alternativas consolidadas y que no dejan de crecer con nuevo contenido a través de parches y expansiones. En resumidas cuentas, si empiezas mal, acabas peor.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PC) Captura de pantalla


Pero Square Enix no podía permitirse que Final Fantasy XIV muriera de esa forma y marcara de por vida a la saga mancillando su nombre. Había que solucionar el desaguisado costara lo que costara para que el costoso proyecto pudiera resultar rentable a largo plazo. No olvidemos que Final Fantasy XI lleva 11 años de ininterrumpido servicio, y para los directivos de la compañía era inaceptable que su secuela cayera en el olvido al primero. Por lo tanto, en un acto que honra y dignifica a Square Enix, asumió la responsabilidad y tomó decisiones drásticas para garantizar el futuro del proyecto. Yoichi Wada, presidente de la compañía, fulminó a los responsables de la catástrofe Nabuaki Komoto y Hiromichi Tanaka y dio plenos poderes a Naoki Yoshida, experimentado jugador de MMORPG's. Se eliminaron las cuotas mensuales hasta que el juego no alcanzara unas cotas mínimas de calidad y se trazó una hoja de ruta que, básicamente, tenía dos objetivos: cuidar lo máximo posible a los jugadores que aún quedaban en la antigua Eorzea a través de parches mientras, paralelamente, se desarrollaba una versión 2.0 del juego rediseñándolo desde los cimientos para un relanzamiento del mismo en PC y PlayStation 3. Así pues, se conectó al Final Fantasy XIV original a una máquina de respiración asistida y el grueso del equipo se puso a trabajar en el renacimiento del título bajo el nombre de A Realm Reborn. Y lo que tenemos entre manos hoy en día es el fruto del titánico trabajo llevado a cabo durante los últimos dos años: un excelente MMORPG.

Como dijimos en el análisis de la versión 1.0, Final Fantasy XIV no podía corregirse únicamente a base de parches. Estaba mal estructurado, mal concebido desde sus cimientos. La base no era buena, y por eso dudábamos que Square Enix fuera capaz de enderezar el título salvo con un desarrollo que partiese casi desde cero. Y eso es lo que se ha hecho con A Realm Reborn. La compañía no podía permitirse un segundo traspiés, así que ha dejado a un lado los experimentos raros y nos presenta hoy un masivo online de corte clásico (basado en la escuela "themepark" de Everquest) que solo reaprovecha el excelente sistema de clases del juego original y alguno de los diseños. Es un MMORPG nuevo. Y es un MMORPG que, ahora sí, funciona.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PC) Captura de pantalla

En A Realm Reborn encarnamos a uno de los supervivientes de la destrucción de Eorzea a manos de Bahamut (la conclusión del primer Final Fantasy XIV), en una Eorzea alternativa situada cronológicamente 5 años después de aquellos acontecimientos. Deberemos escoger una de las 5 razas disponibles (Hyur, Lalafell, Elezen, Miqo'te y Roegadyn) para iniciar una nueva aventura que nos llevará hasta nivel 50 siguiendo una misión principal y completando cientos de objetivos secundarios que salden a nuestro paso. Como decíamos, el desarrollo de este MMORPG es clásico, pero no escatima a la hora de ofrecer sistemas de juego únicos y originales que lo dotan de identidad propia en el género. El grueso de la aventura lo completamos realizando "quests", la mayoría de ellas con objetivos que no difieren demasiado a lo que estamos habituados en el género (aunque breves, difuminando la sensación de "grindeo" propia de los masivos orientales). Matar a una cantidad determinada de enemigos, recolectar otra cantidad concreta de objetos, y hablar con éste y aquél otro. Sin embargo, A Realm Reborn ofrece una gran variedad de sistemas alternativos con los que obtener experiencia y subir de nivel.

Por un lado están las FATE, o lo que es lo mismo, eventos dinámicos al más puro estilo RIFT o Guild Wars 2. Se van activando de forma aleatoria en cada zona, y proponen objetivos que completar con el resto de jugadores que participen en ellas. En unas deberemos matar a un jefe, y en otras resistir a oleadas de enemigos o incluso proteger a determinados NPC's en su camino hacia un lugar seguro. Son una fuente importante de experiencia, y uno de los métodos más eficaces para subir de nivel. Además, su concepción deja vía libre para que Square Enix añada de forma fácil nuevas FATE a través de eventos, como el que se ha anunciado próximamente en el que Lightning, de Final Fantasy XIII, será la protagonista de una de ellas. También tenemos a nuestra disposición un "Hunting Log", que nos pide localizar y dar caza a unos determinados de enemigos a cambio de experiencia. La mayoría de ellos no se encuentran fácilmente, lo cual fomenta la exploración por el basto mundo de Eorzea.

Final Fantasy XIV: A Realm Reborn (PC) Captura de pantalla

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8,5
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 8.34 € Comprar >
PAL/ES 18.00 € Comprar >
Desarrolla: 
Square Enix
Género: 
Rol
Subgéneros: 
Juego masivo multijugador
Lanzamiento: 
27/08/2013
Plataforma: 
PC
También en:
PS3 PS4
+16Juego onlineViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad