Skip to main content
Publicidad
FIFA 13

FIFA 13

review_game
| |

EA vuelve a la carga con su archiconocida saga de fútbol. Con el principal rival ya en el terreno de juego, la nueva entrega de EA no quiere dormirse en los laureles. Todo sea por mantener el trono de la presente generación.

 


FIFA
es el último en llegar en la temporada futbolística de este 2012-2013. El segundo contendiente en esto de jugar al fútbol de manera virtual llega con la vitola de saberse como el dominador del deporte rey en la presente generación de consolas. Muchas fueron las novedades que se introdujeron en FIFA 12, cambiando por completo esquemas que se daban por intocables como puede ser la gestión de la defensa en el terreno de juego. FIFA13 no ofrece una revolución como la vista hace un año –mejorar lo que ya está bien es siempre complicado- pero si un producto consciente de los errores cometidos en los últimos doce meses y una propuesta que lejos de quedarse quieta entre los algodones del éxito vuelve a dar una vuelta de tuerca en diversos elementos. Todo sea por el fútbol.

EA Sports y FIFA llevan con nosotros desde hace casi veinte años. El estreno de la saga de fútbol del gigante norteamericano con un campo de vista isométrica en consolas de hace algunas generaciones tuvo su continuidad con propuestas exitosas a finales de los noventa. Todo el mundo tiene un buen recuerdo de FIFA 98: Road to World Cup o de FIFA 99. Juegos divertidos, cercanos al fútbol en lo que niveles de simulación se refiere dentro del contexto de la época, una gran cantidad de equipos, ligas, selecciones… una propuesta enorme que se quedó truncada durante los primeros años 2000, con cambios en la jugabilidad que no acabaron de cuajar. Menos todavía cuando al otro lado, Konami estaba escapando con su ISS Pro y su posterior Pro Evolution Soccer. Fueron tiempos negros para EA, que no dio con la tecla durante más de un lustro (a pesar que algunos como FIFA 2003 o FIFA 2005 ofrecían cosas interesantes). Hasta que en 2008 soplaron vientos de cambio.

FIFA 13 (360) Captura de pantalla

Con la nueva generación de consolas asentada, un listado de errores enorme por corregir y un claro referente delante de sí, EA se puso manos a la obra para conseguir no solo desarrollar un juego de fútbol interesante sino también intentar competir por el trono del rey del balón. La primera piedra llegó con FIFA 08, un juego que ofrecía un cambio brutal en todos los sentidos a lo visto anteriormente. Aunque fue insuficiente, en las entregas 09 y 10 se consagró FIFA como juego de fútbol de referencia por dos factores: los méritos propios y un rival que no encontraba su sitio. La consolidación llegó con FIFA11 y la entrega anterior quiso dar un paso adelante (motor de impactos, defensa táctica), no ser una mera actualización más. FIFA 13, a la venta el próximo 27 de septiembre, llega para convertir el atrevimiento de su predecesor en una fórmula de éxito real y de paso acercarse al fútbol de verdad con novedades que van más allá de la superficie, algo que se detecta rascando en el FIFA más completo de la generación.

Defensa-ataque
Los controles en FIFA 13 se mantienen casi inalterables respecto a la última entrega de la saga de fútbol de EA. Con el stick izquierdo controlamos al jugador, los botones principales mantienen sus acciones clásicas de disparo, pase, pase en profundidad y pase por alto/centro. Los superiores, uno para esprintar, otro para chutar con calidad o hacer pases ‘mágicos’, y a la izquierda un botón para cambiar de jugador en defensa y controlar con precisión el esférico y el último que permite hacer regates lentos y combinarse con el stick derecho, otra vez el eje central de todos los regates complejos. Con la combinación de todos estos botones podemos hacer autopases, lanzar balones a la olla, pases por altos, vaselinas, paredes, pedir a un compañero que se desmarque, recortes y todos los movimientos clásicos de la saga.

El ambiente a fútbol se respira desde un primer momento.
El ambiente a fútbol se respira desde un primer momento.

Uno de los elementos que se consolida en esta entrega es la defensa táctica (se puede poner defensa clásica si se desea, pero no en el online), que ha mejorado respecto a la entrega anterior. Ya sea por el movimiento general de los jugadores en defensa o por la respuesta de los controles, en FIFA 13 es más fácil presionar al equipo que tiene el balón. En su predecesor la sensación general era que como más aguantábamos con X/A, reculando con los defensas, más éxito teníamos. Robar el balón con cuadrado/X nos podía dejar muy vendidos, y la segada había que calibrarla bien. Se mantiene la contención (con la que podemos llamar un segundo jugador y correr hacia atrás combinando con un gatillo) pero los elementos para rebañar el balón han mejorado, sin dejarnos tan vendidos. Mención especial a la segada, bastante más útil que en entregas anteriores, donde podía hacerse excesivamente precipitada y al útil stick derecho para seleccionar con qué jugador defender (mandando a otro a presionar y nosotros pudiendo tapar con quién deseemos). 

En ataque no se han añadido movimientos nuevos propiamente dichos, pero sí elementos que facilitan nuestras transiciones y mejoran la experiencia general. Un avance importante que seguramente no tiene las dotes revolucionaras de la defensa táctica pero que sí ofrece una mejoría evidente. El equipo se mueve como tal en acciones ofensivas, dejando tiempos pasados donde a veces parecía que el único interesado en atacar era el que lleva el balón. Vemos a los extremos buscar el hueco por fuera o por dentro según el contexto, al mediapunta caer a las bandas para buscar la rotura de desmarque, el delantero centro aguanta en línea si ve que va caer en fuera de juego, los laterales se incorporan cuando el interior cierra al centro… todo el equipo es partícipe del ataque, algo que se nota en los primeros compases y que es básico cuando llevamos ya horas de juego. Esta fórmula sólo tiene un ‘pero’, y es que a veces los centrocampistas de corte defensivo se toman demasiadas libertades rompiendo marca cuando por ejemplo no es tan habitual ver a Busquets desdoblando por la banda (se puede ajustar en estrategia, en todo caso, si no queremos laterales o medios subiendo de manera abusiva).

Messi, portada y referente para el juego, ya que se ha mejorado el control del jugador con el balón en los pies.
Messi, portada y referente para el juego, ya que se ha mejorado el control del jugador con el balón en los pies.

Donde se respira una mejoría ofensiva, general en definitiva, es en el control del jugador y en sus posibilidades con el balón en los pies. El jugador tiene un margen mayor de maniobra para controlar y regatear con el stick izquierdo, con el movimiento.  De manera contextual, los jugadores pueden hacer movimientos y tener animaciones de regate que salen según cada momento. Así por ejemplo ante una segada frontal, si nuestro delantero es suficientemente hábil, con un solo movimiento sutil de stick izquierdo puede hacer una croqueta, pasarse el balón del pie derecho al izquierdo, y seguir su marcha hacia portería. A ello se le ha potenciado el control del balón pisando con LB/L1 para aguantar el uno contra uno, mientras que en los regates marca de la casa no hay novedades evidentes. Hay algunas novedades como una elástica exterior muy efectiva, pero el resto sigue teniendo su utilidad si se hace en el momento correcto. El sistema como tal está más que asentado, aunque ojo, cada vez hay menos jugadores con habilidad cinco estrellas para hacer todos los regates.

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
9,1
Regístrate o haz login para votar
publicidad

Comprar:

ver más tiendas
PAL/ES 6.60 € Comprar >
PAL/ES 9.49 € Comprar >
Desarrolla: 
EA Canada
Género: 
Deportes
On-line: 
2 Jugadores
Lanzamiento: 
27/09/2012
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
360 3DS AND IPD IPH PS2 PS3 PSP PSV Wii WiiU
+3

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad