Skip to main content
Publicidad
Borderlands: The Pre-Sequel!

Borderlands: The Pre-Sequel

review_game
| |

2K Australia recoge el relevo de Gearbox y lleva la acción, los tiroteos con mil balas por minuto y el looteo arramblando sin parar, a la ingrávida luna de Pandora. Cuatro personajes, cuatro clases diferentes, que flanquearán a Jack el Guapo desde su golpe dentro de la Corporación Hyperion hasta convertirse en el villano megalómano de Borderlands 2. Ojo, cabronazos.

Todo el mundo ama a Borderlands. Entre tacos, parodias, millones de balas escupidas, armas generadas aleatoriamente, cabronazos y cel-shading gamberro, ha conseguido convertirse en el estándar perfecto dentro de un género tan complicado como el shooter online persistente. Y ahí se ha mantenido firme en la cima, con sus diez millones de copias vendidas, pese a las embestidas de Destiny esta temporada, con su mezcla perfecta entre juego de acción en primera persona clásico, junto el potencial online, multijugador, de recolección y rejugable de un MMO. Una vez consolidada la fórmula con Borderlands 2 y cuando se esperaba un salto a la presente generación, 2K lanza esta Pre-Secuela como un título a precio completo en PlayStation 3, Xbox 360 y PC, apuntando claramente a su base instalada de jugadores y con un formato que podría perfectamente ser el de una expansión; nuevos personajes, localizaciones, historia, misiones, armas y equipo junto a una nueva historia, pero repitiendo las mecánicas jugables -con varias y acertadas novedades- que ya se vieron en la segunda parte. Otro daño colateral de no haber abrazado el formato expansión es la incompatibilidad de los personajes de Borderlands 2 aquí; al ser juegos independientes, ninguna de las seis clases anteriores ni los personajes que hayamos creado podrán utilizarse en esta presecuel. Esto crearía lógicamente incongruencias con la historia, pero para los jugadores que hayan invertido meses en personajes de nivel 72 supondrá un borrón y cuenta nueva.

Borderlands: The Pre-Sequel! (PC) Captura de pantalla

Gearbox, inmersos en Battleborn, ceden la franquicia a 2K Australia en un movimiento calcado al que la editora norteamericana realizó con BioShock 2, y que continúa aquí. Borderlands: The Pre-Sequel tiene un mayor número de herramientas para ser más divertido que Borderlands 2, lo cual son palabras mayores. El universo es instantáneamente reconocible, se explora la meteórica metamorfosis y alzamiento desde la candidez a la tiranía, de Jack el guapo, el más grande villano de toda Pandora, las cuatro nuevas clases exploran perfiles diferentes a los seis protagonistas previos, y la ingrávida luna Elpis es un territorio perfecto para desplegar un nuevo bestiario y catálogo de enemigos, aplicar los pequeños y divertidísimos cambios que aporta una menor gravedad, los jetpacks y las menos acertadas restricciones de los tanques de oxígeno, junto a dos nuevas armas; los lásers y el daño elemantal Cryo.

Borderlands: The Pre-Sequel! (360) Captura de pantalla

La dirección artística sigue igual de carismática. 2K Australia ha hecho un gran trabajo mimetizando las ideas de Gearbox y ampliando su universo de canallas dibujos animados. Desde las localizaciones, eminentemente espaciales, con laberínticas aeronaves, estaciones espaciales o superficies interplanetarias en Elpis, a Concordia, relevo natural de Sanctuary, ciudad que aglutina personajes no jugables, tiendas, máquinas expendedoras, trastiendas del mercado negro, transportadores y la imprescindible taberna de Mad Moxxi, a una civilización alienígena con razas y arquitectura influenciadas por los colores y formas de El Pacto en Halo. Las construcciones se hacen muy verticales para aprovechar las posibilidades de movimiento de los jetpacks, y de exploración mucho más libre. Eso sí, ahora es más fácil acabar fuera de los límites del fondo -por imprudencia nuestra o por la onda expansiva de una granada- con la consiguiente muerte. El planteamiento en 360 grados hace que en ocasiones la navegación sea complicada y el jugador se desoriente, no sabiendo muy bien por dónde continuar o en qué dirección desplazarse. En este aspecto no ayuda demasiado el diseño de niveles, que se convierte varias veces en un enemigo más a sortear.

Borderlands: The Pre-Sequel! (360) Captura de pantalla

Presidente ejecutivo de Hyperion

Sobre la mesa, la historia de esta pre-secuela narrada en flashbacks -a base de diálogos entre Athena y Lilith la primera vez, después con Tina Chiquitina y Brick- se basa en una idea magnífica; estar presente en la ascensión de Jack el Guapo hasta convertirse en el megalómano ególatra al frente de la Corporación Hyperion como uno de sus cuatro lugartenientes Buscacámaras. Tiene numerosos momentos icónicos, giros imprevistos, guiños a toda la saga, reencuentros, explicaciones de acontecimientos futuros y enfrentamientos épicos. También algunos momentos para el olvido, especialmente con secciones de relleno que el guión no necesitaba. El cierre resulta especialmente memorable, con un in-crescendo a base de enfrentamientos espectaculares con jefes finales en los que cada uno parece el que dará paso a la conclusión, algo que se alcanza en un clímax estilo vieja escuela con el mejor jefe de todo Borderlands. La mayoría de las misiones principales mantiene bien el tipo conforme conduce el hilo de la historia, aunque algunas acaban siendo tediosas, otras poco inspiradas, y en varias de ellas nos preguntamos porqué un personaje de nuestra entidad tiene que lidiar con tareas de relleno como las que nos tocará solucionar para avanzar en la aventura. Por lo general mantienen el descaro que Gearbox supo transmitir, pero los giros de guión no llegan a ser tan impactantes.

Los cuatro de Jack

Las cuatro clases que debutan en esta Pre-Secuela han sido todas personajes no jugables en otros títulos de la saga Borderlands, lo cual les añade cierta conexión con el guión y hace que no resulten intrusivos a la vez que un aliciente adicional. Al temible Wilhem ‘El Forzador’ le vimos como jefe final en Borderlands 2 tras el descarrilamiento del tren y le extraímos su núcleo energético para abastecer a Sanctuary, Nisha ‘La Justiciera’ apareció en el mismo juego como shérif de Lynchwood, Athena ‘La Gladiadora’ debutó en el DLC  del General Knoxx como asesina de la Corporación Atlas, y bueno, el Claptrap no necesita presentación; convertido en estridente, molesta y cansina marca de la casa desde que nos encuentra una vez pasada la nitro de Borderlands 2. Todas son bastante diferentes entre sí y ofrecen acercamientos diferentes. A estas cuatro clases hay que sumarle dos más que llegarán vía DLC en los próximos meses, a saber una de las dos siendo uno de los clones de Jack el Guapo, según adelantó Randy Pitchford.

Wilhem, el más roto

Borderlands: The Pre-Sequel! (360) IlustraciónSe define como un tipo sencillo. No tiene más motivaciones que el dinero. "Dime qué matar y cuánto me vas a pagar" le espeta a Jack al inicio del título. Y  así de simple resulta, aniquilando enemigos humanos, androides y alienígenas hasta llegar a hacer descuento; "he matado a tantos que estos te los voy a matar gratis" como apunta en la conclusión. En Pre-Sequel seremos testigos de los flirteos de Wilhem con la biomecánica, reforzando su cuerpo con mejoras prostéticas gracias al árbol de habilidad Cibercomando, que añade potenciadores en el daño, resistencia, regeneración, recarga de escudos, hasta finalmente terminar como el destructor que conocimos en Borderlands 2. Wilhem entra en combate con Lobo y Santo, sus dos drones, el primero ofensivo, defensivo el segundo. Lobo es una auténtica máquina de matar, mientras que Santo, de curar y reparar escudos. Ambos suben de nivel con el árbol Mole blindada que se centra en mejoras sobre los drones; aumento de la duración y frecuencia de uso, armadura o efectos curativos amplificados. Por último el tercer árbol, Cazador-Asesino, es el más contundente. Mejora a Lobo con proyectiles corrosivos de ácido, mayor velocidad, daño crítico creciente, autodetonación al agotarse su energía, fijación de objetivos vía láser, o la última habilidad: Omega Strike, lo más parecido a un ataque nuclear que veremos. En definitiva, no llega a ser como el Mecanomante y su Trampa Mortal, pero Wilhem va chetado. De lejos la mejor clase disponible en The Pre-Sequel.

borderlands-the-pre-sequel_td04-605x300.jpg TD

AnteriorSiguiente
Regístrate o haz login para hacer un comentario
8
Regístrate o haz login para votar
publicidad
Desarrolla: 
Gearbox Software
Género: 
Acción
Subgéneros: 
First Person Shooter
On-line: 
4 Jugadores
Lanzamiento: 
17/10/2014
Voces: 
Español
Texto: 
Español
Plataforma: 
PC
También en:
360 PS3
+18Juego onlineLenguaje soezViolencia

Añadir a mis juegos

publicidad

Metacritic

Más en la web

publicidad
Publicidad